Cronista de arquitectura. arte y ballenas de Sonora. México

yaquis

Waca, Waca: Guacabaqui yaqui en la Loma de Bácum

Escrito por arkisanchez 28-06-2010 en General. Comentarios (0)

 Estimados bloggers: Saludos y de nuevo por la web para subir esta nueva crónica sobre la visita de Cárdenas a un pueblo yaqui auspiciado por  el grupo de No al Novillo.

 

¡Waca, Waca, Guacabaqui yaqui en Bácum!

 

Esta crónica fue iniciada al cenit del 21 de junio para sentir en mi sensibilidad y talento artístico la energía del Padre Sol por motivos  del solsticio de verano,  mientras simulaba la posición de  “orante” del arte rupestre bajacaliforniano, ante la imposibilidad de viajar a la pirámide de Trincheras para escalar su cima y situarme donde estuvo el gigantesco monolito con petroglifos no descifrables.

El día más largo del año siguió su curso hasta la tarde calurosa propicia para pintar al aire libre  bajo la sombra de un limonero en medio de una contaminación por harina de maíz y polvo  para mirar extasiado la maravilla desértica: Al este, las primeras nubes anunciando la lluvia sobre la sierra Tarahumara, y por el oeste: El formidable atardecer rojizo- anaranjado de cósmica luminosidad motivando el recuerdo de mi amada difunta Lindsay: La de belleza nórdica, ojo azul, rubia y tez blanca bronceada  inmortalizada en mi obra plástica como musa del desierto. ¡Descanse en paz! Te extraño y no encuentro paz en mi ser desde tu muerte trágica.

Que me perdone  Felipe Calderón Hinojosa, por hablar mal de México, pero ya no aguanto tanto aficionado fauvista y surreal naco global en  los juegos de la Copa Mundial: ¡Qué naquería! TV Azteca y Televisa han achilangado la cultura del Waca Waca africano mostrándonos la euforia futbolística adoradora del semi dios con su ridículo “padre nuestro” y la profanación del 5 de Mayo al sustituirlo por el día en que México le ganó a Francia. ¡Qué ridiculez! Por motivos mercantilistas.

Por las ollas de guacabaqui hirviente  y los cientos de tortillas de harina echadas al comal por las señoras encargadas de la cocina comunal, presumo se esperaba a mucho yoreme a la reunión de la tribu yaqui con Cuahutémoc Cárdenas en la Comunila de la Loma de Bácum para firmar como testigo de honor,  “El Pacto del Río Yaqui” entre ellos y los oposicionistas al Sonora SI del gobernador Guillermo Padrés Elías signado en mayo del 2010.

 No hubo la tradicional pascoleada, pero el personal del Diario del Yaqui degustamos café de talega con sabrosas tortillas sobaqueras  para mitigar la espera de los actores. Opté por recorrer la amplia explanada gozando de la naturaleza del río, el espacio urbano y la arquitectura tradicional tomando fotografías de la iglesia moderna y de la nueva construcción estilo neo colonial campestre en sustitución de las bellas ramadas de horcón de mezquite y carrizo. ¡Lastima!

Sólo el gobernador de Bácum y representantes de otros tres pueblos asistieron a la reunión por parte de las autoridades tradicionales, notándose  la falta de la  tropa  y del pueblo mismo, pero eso sí, había muchos manifestantes yoris de Cajeme con propaganda “No al Novillo” y personal del Distrito de Riego Río Yaqui apoyándolos.

El asesor técnico y vocero  yaqui, Leobardo Flores Estrella,  pidió llevar agua a sus pueblos desde el acueducto Río Yaqui-Guaymas y leyó  un documento sobre la problemática territorial y del agua que por decreto del general Lázaro Cárdenas les corresponde el cincuenta por ciento de las presas, recibiendo tan  sólo un  diez por ciento de la misma, sufriendo niveles no de pobreza sino de miseria extrema, mientras que Cárdenas en su intervención estuvo muy huidizo dedicándose a la historia de la construcción de las presas, solicitando la unión de los yaquis, el reconocimiento cabal de su territorio y la dotación de agua.

De Bácum nos fuimos al Club Campestre abarrotado, donde, Cárdenas  otorgó  su apoyo a –sus amigos yaquis--, representados por el gobernador de Vícam, Bruno Ríos Jocmea, el de Pótam, Felipe Jesús Bacasewa y el portavoz de Belem, Aurelio Romero Ochoa,  y a –sus amigos agricultores del Valle del Yaqui--, dirijido a señoras, lideres políticos, de la cultura  y  agricultores identificados la mayoría como prisitas. Concluyendo su visita a la ciudad  solicitando prevalezca: --El estado de derecho  en la defensa del uso del agua entre ejidatarios y particulares, entre indios o no, y criticar la compra de los derechos del agua-- por el gobierno de Sonora. 

Me dio la impresión, por lo sustentado, que hay más interés en el manejo del  Plan Hidráulico del Noroeste para secar los ríos de Sinaloa y Nayarit  y traerse el agua al Valle del Yaqui que llegar a un acuerdo por el bien de la comunidad cajemense, sin querer resolver el agua desperdiciada, cara, contaminadora y dañina por el uso de miles de toneladas de agroquímicos, la quema de la gavilla y  plagas como la mosquita blanca ya invadiendo  los jardines urbanos.

--¡Voy  a ser Papá, mi esposa Susana está en espera de nuestro primer hijo (a)!--, me exteriorizó con desbordante felicidad, el diputado federal, Rogelio Díaz Brown, cuando lo saludé en el Campestre al preguntarle su opinión sobre la supuesta adjudicación de una reunión con el diputado  Faustino Félix  Chávez y los 8 gobernadores tradicionales yaquis para lograr un acuerdo ante el Congreso del Estado de Sonora sobre la problemática de la etnia: --Mira arquitecto, hubo un error de interpretación, porque   la noticia eran los 8 gobernadores y el resto de las autoridades yaquis que ni siquiera escribieron sus nombres... La reunión con ellos fue lo trascendental del evento: ¡No yo ni   Faustino! Se ignoraron a los yaquis que era lo más importante, no menosprecié a nadie--. Comentó con sinceridad.

Me dio gusto platicar brevemente con él  porque meses anteriores, en la plaza Álvaro Obregón, abordamos el tema de la cultura y mi explicación de su problemática actual e histórica,  sugiriéndome: --Me interesa mucho la cultura y el arte de Cajeme... Ayúdame con esto, tu que escribes en el Diario del Yaqui y te leemos en  casa: Junta a los artistas, cultureros, promotores, gestores y demás personas  para  una reunión conmigo donde me hagan conocer los proyectos y propuestas porque desde el Congreso de la Unión puedo bajar recursos económicos federales para la cultura... Ahí te lo encargo--.

No le respondí  afirmativa o negativamente, pero sí le comenté de  la urgente necesidad de un reglamento  legal para la conservación y protección de nuestro patrimonio natural, cultural, artístico y arquitectónico debido a su destrucción.

 --Estoy de acuerdo contigo, arquitecto: Ayúdame en la redacción de uno para estudiarlo con mis asesores y ver qué podemos conseguir para el bien del patrimonio de Cajeme porque me interesa mucho...--.

Pero como no tengo poder de convocatoria ante los 200 integrantes del sector cultura, no he realizado nada al respecto.

 

Pie de foto: El ingeniero Cuahutémoc Cárdenas signando como testigo de honor el “Pacto del Río Yaqui” en la pasada reunión con yaquis e integrantes del movimiento “No al Novillo”, en la Loma de Bácum. Don Plutarco Pérez lo mira mientras que el Alberto Vizcarra agarra las botellas con agua para que no se las lleven a Hermosillo. Ja. ja.

 

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me la roben!

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento por el autor,   mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Agrupación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México.

 

 

 

Programa "Animal Nocturno" de Ricardo Rocha en Cajeme.

Escrito por arkisanchez 17-05-2010 en General. Comentarios (2)

Estimados bloggers: Saludos he aqui la reseña del fantástico programa "Animal Nocturno" conducido por el periodista Ricardo Rocha y la artista hermosa y simpático Paty Llaca.

 

¡Pues, de la Llaca, ni modo que de Guzmán!

 

¡El Animal Nocturno en Cajeme!

 

Cada día aumenta la temperatura ambiental en la llanura costera del desierto de Sonora, nuestro menospreciado hábitat, donde, los camiones rojos del SUBA nos transportan como las sardinas enlatadas de Yavaros al alto calor por la ignominiosa actitud imperdonable de los ingratos propietarios que rehúsan refrigerar las unidades como mediada de presión contra el gobierno estatal y municipal para aumentar la costosa tarifa de su precario transporte, dañando la salud colectiva de las clases pobres. La municipalización de este servicio urbano vital para el desarrollo de la economía local, debe ser la respuesta gubernamental por el bien social a sus abominables acciones contra el sector de la sociedad que les da de comer plenamente.

Impresionantes están las instalaciones del Centro Intercultural y Deportivo Ingeniero Eduardo Bours Castelo, popularmente conocido como CUM-Yaqui, donde, el 12 de mayo, más de cinco mil personas gozaron de un fantástico  Homenaje a las Madres por el gobierno del Estado de Sonora con la presentación en vivo y a todo color del prestigiado programa televisivo “Animal Nocturno” con los conductores Ricardo Rocha y la bella y atractiva actriz Patricia Llaca en transmisión nacional por  TV. Azteca, del cual, soy televidente asiduo, y por el alto grado del aplausómetro y la entrega total a los artistas  de este espectáculo, les ganamos al público de Mérida, Yucatán para sorpresa de los organizadores.

 

Estaba en la banqueta esperando su inicio cuando vi llegar a la ecojuventud prisita entregando su publicidad contraria al Proyecto Sonora Integral y de repente me topé con el doctor en derecho Víctor Landeros Arvizu, director de la seguridad municipal acompañado por su gentil esposa y después de saludarlo, le inquirí: ¿De quién eres fan? Caminando unos pasos rumbo a la rampa de ingreso, volteó para contestarme: --¡Pues de la Llaca ni modo que de Guzmán! Soltando ambos, tremendas carcajadas por la ocurrencia, Ja, ja.

 

--¡Estoy encandilado!--, exclamó el conductor Ricardo Rocha ante su alegre público tapándose la cara con una hoja de papel  ante los blancos y multicolores reflectores: --¡Encandilado por la belleza de la mujer sonorense como todas ustedes aquí presentes!--. Para recibir ovaciones con júbilo cajemense por miles de nuestras  damas al sentirse aludidas y sentirse bellas entre las bellas. Un poco confundido como todo turista que nos visita o se avecina entre nosotros, preguntó: --¿Es Cajeme o Ciudad Obregón?--. Para luego recibir la inesperada respuesta a coro: --¡Es Cajeme!--.

 

El programa semanal trasmitido los viernes en la noche en el Distrito Federal, cambió de formato ya que primero salió el cantante rockero Enrique Guzmán cantando la balada “Cuando Tomo tu Mano”.  La noche se la llevó  la bella  conductora Patricia  Llaca por haber sido la más deseada, admirada y fotografiada por el público de todas las edades que queríamos una foto de ella o con ella: --¡Qué Calor!--, prorrumpió,  echándose aire a la cara con la mano... --Pero, más grande es el calor humano de todos ustedes--. Como gesto amistoso una señora le regaló un abanico negro usado localmente por las femeninas durante el verano desértico; sentada en el blanco sofá y acompañada de Rocha, nos declamó unas estrofas del corrido “Sonora Querida”.

 

El público femenino se le entregó,  vitoreó y coreó las populares canciones del rock “fresa” sesentero  por el cantante Enrique Guzmán,  interpretando, “Yo te seguiré”, “Con y por Amor”, “Acompáñame”, “Popotitos” y “La Plaga”.

 

La variedad musical continuó con la elegancia y belleza del trío  “Las Reinas”, formado por ex academistas  Aranza, Estrella y Erica sobresaliendo la presencia de la primera de ellas, al  cantar “Secreto de Amor”. Seguidas por el grupo “Old Days Band”, cantando “Don´t Break my Heart” (No lastimes mi corazón) y terminar la función con el versátil  grupo local “Bella Notta” de Michelle Quintero con dos melodías, según me lo comentó la guapa locutora de la Radio 100.9 Larsa Comunicaciones,  Semantha López de Quintero.

 

El también conductor Ricardo   reseñó al general Álvaro Obregón y el estimado Doctor Bolansky famoso por sus “Archivos Secretos”  con una máscara de chapayeca yaqui sobre su cabeza nos leyó un poema aludiendo: ¡Qué bonita es Sonora!

 

Entre el público me encontré a las estudiantes de Enfermería  del Instituto Mexicano del Seguro Social, Diana Enríquez Argüelles y Delia García Valenzuela y aprovechando la oportunidad, les curioseé:¿De quién son fans?; ambas, contestaron: --Venimos a ver a Paty Llaca por bonita, simpática e intelectual desde que la vimos en la película “Habitación Azul”... ¡Ricardo Rocha es todo un “Señorón”!.

 

Como una pareja de novios enamorados con pasión bajo arcada neoclásica, observé al Presidente Municipal, Manolo Barro Burgarro, estrechando la mano de su querida esposa  Laura Riemann de Barro mientras ambos disfrutaban la variedad del programa y riéndose ante un grupo de damas que bailaban una buena pieza de rock and roll al estilo cajemense: Todas formando una línea recta como la de Hornos. Junto al presidente vi por el lente de la cámara al señor Alejandro López Caballero, Secretario de Hacienda del Estado de Sonora, también gozando plenamente del evento musical pero no le quise hacer la misma pregunta para no ser tachado de inoportuno.

 

Lo reprobable e imperdonable fue el abucheo del público en contra del gobernador Guillermo Padrés Elías al mencionar el Acueducto El Novillo del proyecto Sonora Integral durante la conferencia en el interior del camión oficial otorgada al periodista Ricardo Rocha; inclusive, un músico tocó la batería que no dejó escuchar al patrocinador del Homenaje a las Madres. Esta fue una acción que estuvo fuera de lugar por la gente  afín a los agitadores que no quieren que se provea agua a la Ciudad de Hermosillo cuando con su discurso larouchista quieren secar y dejar sin agua a Sinaloa y Nayarit por medio de su discutido proyecto anti ecológico  Plan Hidráulico del Noroeste y tranzar  su millonario presupuesto. Sentados en el sofá, Rocha le preguntó a la Llaca el motivo del abucheo, ella, aproximándose a él, le comentó: ¡Es por el agua!

 

 

Pie de foto: Con razón se encandiló el periodista Rocha con la encantadora Elda Gómez digna representante de la belleza femenina cajemense. La acompañan Carla Peralta de García, Lisa Aldama de García y Graciela de Zazueta.

Pie de foto 2: Ricardo Rocha y Patricia Llaca conduciendo el programa Animal Nocturno para el público de Cajeme, superando al de Mérida, Yucatán.

 

Pie de foto 3: Bella y encantadora artista y conductora Patricia Llaca posando para miles de fotógrafos improvisados del público asistente.

 

Pie de foto 4: Mis bellas amigas estudiantes de Enfermería del IMSS y fans de la Llaca, Diana Enriquez Arguelles y Delia García Valenzuela y la mitad de Germán Gonzalez.

 

Fotografías por el Arq. Francisco Sánchez López. (No las roben por favor).

 

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento por el autor,   mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Agrupación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

 

 

Ecos culturales de la antigua Cajeme, hoy Ciudad Obregón, Sonora.

Escrito por arkisanchez 13-01-2009 en General. Comentarios (0)

 

Estimados (as) bloggers: Una vez más, estoy prendido en la web redactando attículos periodisticos culturales para ustedes sobre mi ciudad natal. Sucesos citadinos mostrándonos la cultura urbana muy al estilo cajemense. Disfrútenlo

 

¡Ecos culturales en Cajeme!

 

Nos llegó el “Norte” con sus vientos, días nublados y un sabroso  frío pero extraño las “Equipatas” de invierno. Ya pasó la Navidad y las fiestas de Año Nuevo pero la lluvia no llega. Formidable tiempo para la creatividad y recordar el arribo de las ballenas gris a la península de la Baja California en su milenaria ruta migratoria, suceso vital y necesario para la remotivación emocional provocada por el jubilo de la observancia  en estado libre y salvaje y no en cautiverio.

Durante el pasado Festival Cajeme de Fiesta para celebrar el 81 Aniversario del Municipio de Cajeme en la plaza Álvaro Obregón, gocé de la música de rock, de la exposición artesanal yaqui y mayo y una pequeña  muestra de la cocina tradicional yoreme, donde, bajo un yucateco, platiqué amenamente con la señora Concepción Castelo Molina, encargada de la misma y ahijada de la celebre curandera María Matus de Vícam Pueblo, quien, hace ya varias décadas, me hizo una “Limpia” contra la “sal y envidia” y un “mal puesto” causado en San Carlos por una mesera de Guaymas recentida y tal parece, por la situación actual  que necesito otra de urgencia.

Encauzamos la charla sobre las palabras y expresiones lingüísticas en su idioma que utilizamos los cajemenses, la danza del venado y su significado entre la comunidad  y la creatividad plásticas en el hermoso pueblo de  Pótam, el cual, visitaba durante recorridos turísticos con gente de Europa, Canadá y de los Estados Unidos, mientras saboreaba delicioso guacabaqui, carne con chile y tortillas sobaqueras servidas por la simpática señora Camila Valenzuela entre risas con las otras señoras en vestidos tradicionales yaquis torteando y tirando al comal sus famosas tortillas con esmero, precisión y gusto por el oficio.

¿Puede la mujer bailar la danza del venado o en su caso, vestirse como danzante venado? Le pregunté con mucha curiosidad porque entre los mayos de Sinaloa hay quien la baila y en el Baile Mexicano de septiembre una participante usa la vestimenta tradicional en forma sensual.

--¡No!, no puede, porque las leyes yaquis no  permiten que la mujer la baile por ser una ceremonia religiosa de mucho respeto y no es para divertir... Nos da mucha tristeza que sirva de diversión porque no respeta la tradición que hemos cuidado con mucho sacrificios--. Contesto con mucha seriedad y firmeza.

¿Cómo ven ustedes el uso del danzante venado en logotipos publicitarios? Le inquirí por el uso estilizado de esta figura tradicional como representativo de Sonora. Después  de despachar una orden de tortillas, me contestó: --No nos gusta porque dondequiera se pone y no se puede controlar--.

¿Hay  pintores en Pótam? Sí, tenemos a dos jóvenes: Isaac Amarillas haciendo rótulos y dibujos y Margarito Ramírez pintando paisajes y danzantes--.

La dejé atender el negocio para ir a platicar con integrantes del grupo de costura y bordado “Tutuli-sewa” (Bonita flor) quienes, en la calle bajo una carpa, mostraban su colorida y bellísima ropa tradicional hecha a mano por ellas mismas y algunas laboriosas mascaras pajkolas de algunos chamacos, ya que en la conversación anterior, doña Concepción, me indicó: --Nuestra vestimenta tradicional es admirada por otras gentes fuera de Sonora, aquí la miran en son de burla, pero la mujer yaqui la llevamos con orgullo porque nos identifica como la Tribu Yaqui, del Río Yaqui, Sonora--.

El señor Victoriano Moroyoqui Buichileme, su amable esposa María del Rosario e hijos Perla y Othoniel, me enseñaron que la palabra “nainari”, nada significa en su idioma Mayo, mientras me mostraba su bella y utilitaria artesanía de muebles rústicos de maderas regionales para salas y taburetes de piel de res. El señor Martín Ávila León expuso sus bellas piezas escultóricas de la artesanía seri reproducida en talleres de Hermosillo. Agregando mientras boleaba un águila con alas abiertas: --El palo fierro se está acabando y cada día es más difícil conseguir su madera--.

En Guaymas, después de recorrer el centro histórico  y los nuevos espacios urbanos de la marina Guaymas y el embarcadero turístico para los cruceros, que según artistas locales  con exposición  el día de la inauguración: --No hubo ventas—y algunos guaymenses me indicaron que los turistas solo miraban y exclamaban “Nice”, pero no compraron como se esperaba. Caminé por la avenida Serdán hasta llegar a la Casa de la Cultura para ver y criticar la exposición de desnudos femeninos por el pintor hermosillense Esteban Moreno, las cuales, tienen muy buen dibujo proporcional de las hermosas modelos, emanando mucha sensualidad en las poses artísticas, buen colorido a base de manchas y cuadros que distraen la observancia y el goce estético de cada una de ellas. Coleccionaría dos o tres de esos desnudos.

Al salir, visité a Clarita Quibrera, mi única guapa de ojo verde amiga guaymense que tengo y a su primo José Luis, de la Plomería Eléctrica Coliseo, para darles el tardío y sentido pésame por el deceso de mi amigo el doctor Quibrera, gran admirador de la obra del pintor empalmense Jesús Serna. Recuerdo como nos reíamos a carcajadas al contarme cómo obtuvo, por una apuesta amistosa, la pintura al óleo del “Quijote” que tanto admiro de este pintor. ¡Descanse en Paz! Mi fino amigo y a Clarita y a su mamá les deseo resignación.

En San Carlos me puse a caminar por las playas Las Coloraditas y del Crestón gozando del clima frío sin poder nadar por estar el mar casi helado, pero, observando hacia la isla La Raza con la esperanza de ver a mis delfines nativos de este hábitat que he cuidado desde 1994, cuando nació la primera cría en la bocana del estero El Soldado. No, no los observé. ¿Dónde estarán?

Con la interrogante sobre el destino de ellos, llegué a la galería de arte Bellas Artes,  para la presentación de un libro por autor norteamericano y de paso observar las pinturas y esculturas en venta, saludar a la vieja guardia de la ex Colonia de Artistas de San Carlos sobrevivientes que no estaban presentes y por medio de la gerente Rosita de García, me pude enterar que los pintores de moda y con más obras vendidas a pesar de la fuerte recesión porque las ventas están por los suelos, son: “Becris” (seudónimo) del pintor Becerra, Armando Becerril y Jorge Prieto de Tijuana. Después de recorrer las obras de variados temas y artistas, me gustaron “Seducción” y “La Danza”, del pintor Leonardo Mayén, por sus exquisitas modelos en vestido rojo y desnuda recostada en un sofá clásico. 

-Ha sido peor esta temporada que la del año pasado—. Me indicaron varios propietarios de negocios y lo comprobé porque no había turismo a quien venderle acuarelas y dibujos a la tinta china que llevaba conmigo. ¡Lastima!

 

 

 

Pie de foto: Doña Concepción Castelo Molina, orgullosamente portando su vestimenta tradicional yaqui de Pótam, Río Yaqui, Sonora.  Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Pie de foto: Aqui mirando como se hacen las toritillas de harina sobaqueras.

 

 

Pie de foto: Platicando con doña Concepción sobre el idioma yaqui.

 

 

Pie de foto: Todo un arte es el tirar las tortillas al comal.

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

Fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, colaborador cultural en crónica y crítica de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui, de Ciudad Obregón. Articulista de la revista Yuju Jeeka de la asociación APALBA.

 

Sivia Abalos con los niños yaquis de Cócorit.

Escrito por arkisanchez 24-05-2008 en General. Comentarios (0)

 Estimados Bloggers: De nuevo por la red para saludarlos y subir esta crònica sobre un gran acto humanitario como es la de regalar zapatos a los niños y niñas yaquis (estoy como Vicente Fox) de la Loma de Guamuchil que presenciè y me unì a la artista y demàs personas.

Estaba escribiendo sobre la estética del arte en Cajeme cuando llegó el arquitecto Pablo Machado para presentarme a la artista tapatía Silvia Abalos de fama internacional por su música latinoamericana y a quien  conocía por medio de mi blog en la Internet. Me complació  conocerla en persona ya que en su gira artística por el sur de México, se  vino a Sonora para deleitarnos con su canto en La Casa del Colibrí, de Esperanza junto a Pancho Madrigal.

Aproveché su visita para preguntarle: --También vienes  con un magnífico proyecto altruista, ¿Verdad?--.

“Sí, en el 2006, vine a cantar en las celebraciones del Centenario de Esperanza y al Festival Ortiz Tirado de Álamos y cuando entrábamos al pueblo de Cócorit, me llamó poderosamente la atención un grupo de  20 niños corriendo detrás de una pelota desinflada sin camisas y sin zapatos en un frío día febrero antes del atardece; pero, había tanto regocijo en su juego, en sus sonrisas y carcajadas que ¡Me tocaron fuertemente el corazón!”. 

Exclamó con cierto sentimentalismo, para agregar: “No es que no conozca la miseria y pobreza de mi pueblo; siempre he comentado que México es tan hermoso y tan castigado al mismo tiempo; de hecho, la dedicatoria de mi nuevo disco lo dedico a México...”.

“¡A esos niños les quiero comprar zapatos!  Me dije a mi misma y  en una cena con mis músicos, gente del festival y los esposos Machado Ruiz (a quien conozco desde 1980, en Guadalajara) lancé mi inquietud de aliviar un poquito a esos niños que son la esperanza de Sonora... No tengo hijos, Francisco, pero no es necesario tenerlos para que un niño te ablande el corazón”.

Afirmó con mucha seguridad, convicción y melancolía, para continuar su  relato: “Cuando regresé a Bruselas,  fui a las oficinas del AFAL (Asociación de Mujeres de América Latina, grupo de mujeres ricas dedicadas a obras de caridad) presidida por la Condesa María Teresa de Liderkeke, maravillosa mujer chilena casada con el conde  belga, quien  me preguntó sobre mi viaje a México.

 

Le manifesté lo visto en Sonora y  comenté: ¡Teresa, si hubieras visto a esos niños...! Yo quiero comprarles zapatos de fútbol”. Ella, conmovida, me preguntó: --¿Qué propones?-- y  le contesté: Los próximos conciertos que voy a hacer para ustedes, no me paguen en efectivo para que todo ese dinero se vaya para los niños de Cócorit... Juntamos escasos 2500 euros en dos conciertos como primer paso del  proyecto; porque para un niño: ¡No hay nada mas excitante que un buen par de zapatos de fútbol!”.  Me indico con  veracidad.

 

“Mucha gente me ha criticado, comentando que es una visión de mujer capitalista y yo contestaba en mi interior: ¡Pues que carajo! ¿Porqué no?

 A esta iniciativa se adhirieron mis músicos y otras gentes que ahora en Bélgica lo están entendiendo y tengo un ángel a mi lado llamado Estefan Wald quien está haciendo ruido en el mundo flamenco para aportar maquinas de cocer a las mujeres yaquis”.

 Como me invitó a unirme a su proyecto, al día siguiente la acompañé  a comprar uniformes y equipos deportivos para una lista de 182 niños y niñas de la escuela primaria y preescolar de la Loma de Guamúchil,  previamente entregada por el señor Miguel Ángel Cota Tortoli.

 El sábado pasado, durante  el cenit  y al ritmo de un tambor anunciándolo, llegamos  cargados con los regalos a la Guarida Tradicional del pueblo de Cócorit enfiestado por el Día del Espíritu Santo. Enclaustrada en una gran explanada con magníficas panorámicas al cauce seco del río Yaqui; bajamos la mercancía  e ingresamos al recinto donde nos esperaban las autoridades tradicionales, algunas mujeres  y más de un centenar de niños sonrientes e impacientes por recibir sus regalos.

 Nos sentamos en una banca frente a los cinco gobernadores: Juan Placido Valdés Castillo, Apolonio Valenzuela Matus, Teodulfo González Valencia, German Ibarra Moroyoqui y Dolores Matus Bacasewa; el Pueblo Mayor, Miguel Buitimea Flores; el secretario, Anselmo Franco Ibarra; Servando Juzacamea Matus, Capitán de la Autoridad Tradicional;  Maximiliano Álvarez García, Comandante de la tribu Yaqui y Arturo Valencia Juzacamea, coordinador Autoridades Tradicionales.

 Tomó la palabra    Miguel Ángel en su lengua nativa y después en español  presentando a la artista Silvia Abalos y a los testigos de honor: El arquitecto Pablo Machado, su esposa Soledad e hija Andrea, la profesora Silvia Domínguez, Jorge Moreno, comisario de Esperanza y su servidor.

 La cantante y actriz  Abalos, de pie, explicó los motivos de la donación  y cuantificación de lo otorgado altruistamente, exclamando:”Son para ustedes, niñas y niños, para que jueguen”. Mientras  mostraba las bolsas con uniformes,  cajas de zapatos con tenis y de fútbol, guantes,  bats y pelotas de béisbol, balones para básquetbol y voleibol y pelotas multicolores con un valor de 2700 euros (16 pesos por uno).

 ¡Júbilo y alegría! Mostraron los niños y las mujeres que presenciaban este  conmovedor acto humanitario por una artista que piensa: “El arte saca a los niños de la calle y si les damos música, teatro y les ponemos zapatos para que vayan dignamente caminando  por las callecitas a la escuela de arte, es una manera de ayudar a que la niñez no caiga en las drogas y otros vicios, porque creo, que la desesperación y la desilusión los pueden orillar a vivir e la calle”.

 El primer gobernador  Placido Valdés Castillo agradeció  la donación a la señora Silvia y nos invitó a presenciar  las celebraciones religiosas encaminándonos a una ramada donde se bailaba magistralmente  la Danza del Venado y la Pajkola, donde noté en la mirada de Silvia su extrañes y admiración por este bailable y de ahí, nos fuimos a la cocina para degustar sabroso wakabaki con tortillas de harina sobaqueras  servidas por  afables señoras  que estaban cocinando y torteando.

En el camino de regreso pensé en esta acción humanitaria tan noble de la cantante Silvia, venir desde Bélgica para entregar en especie esta donación a los yaquis  y después verla actuar cantando, es conmovedor, porque todavía hay gente como ella  y la  condesa Teresa de Liderkeke con gran corazón y humildad para con los demás e incluyendo a los señores Jaime Montero Sifuentes de la tienda Deportes y Novedades y Adrián Rivas Gallegos  de la zapatería Tres Hermanos por el descuento otorgado a esta noble causa.

“¡Los niños yaquis son mis ángeles!”. Comentó, Silvia Abalos con  mucha sinceridad, alegría y amor, al concluir su  visita  con la niñez yaqui que le partió el corazón. Para volar a la Ciudad de México y presentar sus conciertos musicales.

  Francisco Sánchez LópezEs arquitecto, fotògrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, colaborador cultural, cronista y critico de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui, de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Festival de Danza Tradicional de Etchojoa.

Escrito por arkisanchez 04-03-2008 en General. Comentarios (3)

Estimados (as) blogers: Los cordiales y para incluir esta reseña que espero les guste.

 

Las danzas vernáculas de la Wasuktia Pajko Etchojoa.

 

Me cuadro ante nuestra majestuosa Bandera Mexicana  cuando la veo  culebrear el cielo sonorense  y así, con este nacionalismo libre, oteando, como venado cola blanca los vientos de febrero con sabor a tierra y fuerte olor nauseabundo por los químicos fumigados sobre campos agrícolas desde una avioneta y la insoportable hediondez emanada por granja porcícola  contaminando el ambiente y dañando mis pulmones. Crucé en  camión  la espectacular cuadrícula verdosa del Valle del Mayo y Yaqui de la ruta cultural Cajeme-Navojoa-Etchojoa para asistir a la Wasuktia  Pajko Etchojoa, festival de danza vernáculas étnicas en las instalaciones de la Estación Indígena de los Tres Ríos para extasiarme de esta belleza cultural en la pajkoleada en su doceava edición. ¡Lo mejor en danzas de Sonora! Lo puedo asegurar.

Después del registro entré  a la explanada para curiosear entre las ramadas con exposiciones de pintura, artesanías, medicina tradicional y escuchando música en lenguas maternas por tríos, cuartetos y a la soprano oaxaqueña Edith Ortiz cantando melodías en  mixteco, zapoteco, náhuatl  con su magnífica voz operística educada en la Escuela Nacional de Música, quien, vino desde el Palacio de Bellas Artes donde cantó la opera “La Caballería Rusticana” y otros conciertos de gala con melodías mexicanas, llamando mi atención su semblanza debido a su ausencia en el Festival Alfonso Ortiz Tirado de Álamos. Tenor  a quien le gustaba cantar “China, dulce amor del alma mìa…”, según el trovador Santiago Heredia.

La inauguración del encuentro multicultural de los pueblos mayo, guarijío, yaqui,   pima, seri, pápago, pai-pai, raràmuri, tepehuano, huichol, cora, trique, mixteco y zapoteca estuvo espectacular con el desfile de los Santos Patronos y banderas multicolores por los fiesteros de San Cayetano del pueblo de Sinahuisa y de San Miguel Zapotilan de Bacorehui, Sinaloa, anfitrión el primero este año por acuerdo  de la estación de radio y la tribu mayo, como me informaron los Kobanaros de la iglesia de San Cayetano, Luis Mendívil Gil y de la Capilla del Sagrado Corazón de Jesús, Estanislao Granados Moroyoqui, del Rodeo, Etchojoa.

Los fiesteros mayos y fariseos caminaron desde la entrada al ritmo de  tambor hasta la ramada ceremonial con tres altares bellamente decorados con Santos y Vírgenes donde me santigüé  según los usos y costumbres. Para luego observar el acto protocolario por los pajkolas mayores y danzantes venados mayos y yaquis colocados en fila frente a la autoridad de la Comisión Nacional para los Pueblos Indígenas, presidentes municipales de la región y diputados que admirados quedaron por tanta belleza cultural de la Sonora-bampo, la cual, la pasada guerra de exterminio contra ellos por el yori sonorense  no pudo aniquilar.

Las docenas de cohetes que surcaron el cielo azul con blancas nubes despertaron a las divinidades antiguas del monte y anunciaron el inició de las danzas tradicionales en cada una de las ramadas de mezquite y carrizo. En la de los mayos de Sinaloa, observé su particular ejecución por hombres y   una bella joven danzante venado que recogía monedas sobre el suelo con los pies y boca.  Esperé a que terminara de bailar frente a los músicos de jícaras y raspadores para pedirle  permiso a sus padres y preguntarle: ¿Cómo te llamas, de donde eres y porqué bailas la  Danza de Venado?

--Me llamo María Isabel Soto Rivas y soy de la comunidad mayo de Los Ángeles del Triunfo, cerca de Guasave, Sinaloa; me nació bailar, solicité autorización y la comunidad aceptó que una mujer baile la Danza del Venado, me enseño los pasos un vecino mayor,  me consagré y debuté en la Semana Santa del año pasado... Siento muy bonito participar en la tradición de mi pueblo--. Me contestó mientras se colocaba su indumentaria para unas fotografías pero no resistí inquirir sobre ellas, mientras me las mostraba, contestó: --La cabeza me la fabricó un artesano del cerro Cabezón, la flor blanca es el saludo y es lo que comemos los venados; la carrillera son pezuñas de borrego en sustitución de las de venado; los tenébaris son capullos de  palomilla con piedritas y estas son las “ayalis” o maracas rojas... Son ofrendas a algún santo o a Cristo como manda y el son que bailé es sobre un venado nervioso, atento y alegre entre campos de melones para luego espantarse  escondiéndose del coyote--.

Admirando su bello rostro la dejé bailando de nuevo y caminé a la ramada de los yaquis de Vícam y de la Loma de Guamúchil para observar la Danza del Venado por Alonso Bacasewa Valencia y la de los pajkolas por el pajkola mayor Jerónimo Jiménez Valenzuela, Juan Valencia Flores, Fausto Bacasewa Somochic y Ramiro Sombra Molina, al ritmo fuerte armonioso como el corazón del venado ejecutado por músicos de jícaras y raspadores de madera sobre el suelo y por el tamborilero con flauta de carrizo Ponciano Espinosa de Bácum, informándome que los sones interpretados son relativos a las plantas en flor, aves en vuelo y el venado. Gracias a la traducción del locutor Onésimo Buitimea y de un señor bilingüe a mi lado, me reí a carcajadas por las bromas cómicas del pajkola al danzante venado con frases de doble sentido. ¡Ahí está, maravillosa!, comentó una señora a su hija  al mirar los ojos de la cabeza disecada de venado observándonos. En ese momento mágico comprendí  el secreto de esta hermosa danza tradicional. ¡Fantástica ejecución!.

Cómo tenía hambre fui a las ramadas-cocinas con hornillas de barro y caldos hirvientes  para degustar una exquisita torilla de garbanzo  de doña Armanda Vega Buitimea del Júpare, saborear sabroso cocido con los mayos de Sinaloa y tortillas sobaqueras de harina con los yaquis de Vícam.

La cultura plástica se mostró con la exposición del pintor  Cesar Barreras Duarte con óleos sobre  lajas del cerro de Bayójorit y su mitológica cueva. –Es un arte costumbrista que me nace pintar porque soy del Guaipari, en Bacobampo--, comentó él, al mostrarme algunas de sus bellas piezas. Me gustó la de una mujer danzante venado con monumental cuerpo. También visité el puesto del escultor  Macario Salas de Fundición para admirar los gigantescos  pies, bustos femeninos y otras esculturas talladas en madera de árboles endémicos.

En la ramada de artesanías seri admiré una hermosa cesta “corita” hecha por Elizabeth Morales Astorga y me percaté de los dibujos faciales “de fiesta”, por Lourdes Romero Astorga sobre rostro de bella yori y aprecié los collares de concha de Angélica Irene y Dora Adela Romero Montaño y Thelma  Anel Ibarra Montaño de Punta Chueca.

Ya de noche, abandoné este magnífico festival dancístico  libre de alcohol y ordenado porque los fariseos de La Cuaresma, con chicote al hombro y vara de mando, fueron la autoridad para más de seis mil visitantes. Otros, con variados diseños de mascaras tradicionales y modernas ejecutaban sus danzas con rítmicos movimientos de pies y tambores. La fría noche me hizo pensar sobre la imperativa necesidad de conservar los usos y costumbres de estos pueblos que en Etchojoa nos mostraron la belleza de su cultura tradicional.  Espero que nunca se extingan  nuestras etnias sonorenses.

 

Pie de foto: 1.- Inauguración tradicional del festival de danzas autóctonas por Pajkolas mayores mayo y yaquis en la Estación de Radio Indígena de los Tres Ríos de Etchojoa.

 

 

Pie de foto 2: Danzante venado yaqui de Vícam en ramada tradicional durante el mejor festival de danza en Sonora.

 

Pie de foto 3.-  María Isabel consagrada  danzante venado mayo  de Los Ángeles del Triunfo, Guasave, Sinaloa. Bailando durante la Pajkoleada de Etchojoa.

 

 

Pie de foto 4: Fariseos mayos en manda Cuaresmal bailando su particular danza durante la wasuktia pajko Etchojoa.

 

 Fancisco Sánchez López

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo màgico, ecologista protector de ballenas y delfines en el mar de Cortés, colaborador cultural en crònica y crítica de arte, suplemento Quehacer Cultural, periódico Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, MX