Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

su

Francisco I. Madero por el sur de Sonora

Escrito por arkisanchez 12-04-2010 en General. Comentarios (2)

Estimados bloggers: Saludos. Sigo con los reportajes sobre la historia de la Revolución Maderista por el sur de Sonora. Fantástica por sus acontecimientos apreciados desde otra perspectiva, la del arquitecto-periodísta relacionada al sitio, el urbanismo y la arquitectura de 1910.

 

¡Tras la huella de la Revolución Mexicana en Sonora!.

 

Francisco I. Madero en la región más porfirista de Sonora.

 

Continuo con los reportajes sobre Francisco I. Madero por Sonora como candidato del partido Antirreleccionista para la presidencia de México de 1910. Es mi tributo altruista para conmemorar  el Bicentenario de la Independencia de México y el Centenario de la Revolución Mexicana por habernos legado Patria, el Sufragio Efectivo y Libertad de escribir.

Según la historia, nuestro lugar de “nacencia” no tuvo participación  en  la  Independencia de México ni en la República, el Imperio Francés  ni en el Plan de Tuxtepec que llevó al general Porfirio Díaz a la presidencia de México: Pero, durante su  paz social  y desarrollo se  introdujo a Sonora  el teléfono, el telégrafo y el ferrocarril en terrenos de la hermosa llanura desértica costera  utilizada por la sus propietarios ancestrales para la caza, recolección silvestre y rudimentaria agricultura en las vegas del río Yaqui y  transformarla en fraccionamientos  Yaquis por la Comisión Científica de Sonora al mando del general Ángel García Peña en 1890 y concluida  por el general Bernardo Reyes en 1990.

Sin embargo, Sonora sufrió guerras de castas y de ideologías liberales contra  conservadoras por la privatización de los territorios seri, mayo y yaqui con sus  deportaciones a Yucatán para beneficio de  militares y empresarios porfiristas del triunvirato Torres-Corral-Izabal para explotar una agricultura estilo sureste de los Estados Unidos por  nuevos propietarios de la tierra indígena adquirida al quebrar, económicamente, la compañía de Carlos Conant y transferirla a las Compañías Irrigadora y Constructora  Richardson: hoy, nuestro Valle del Yaqui.

Después de su campaña en el Pueblo Viejo de Navojoa y Álamos, Francisco I. Madero, acompañado por su esposa Sara Pérez, Roque Estrada, Ezequiel de los Ríos y Enrique Bordes Rangel continuaron su  viaje a Guaymas: Desde la ventana del vagón de madera, Madero observó la formidable llanura  de la tribu mayo, la estación Fundición y el arroyo Cocoraque mientras meditaba sobre las muestras de adhesión a su causa  por los sonorenses inconformes con la dictadura sin notar su ingreso a la región más porfirista de Sonora que mantenía el tráfico de esclavos yaquis  por la  guerra de exterminio contra la tribu.

La historia no relata, si el 12 de enero de 1910, en la estación de banderas Cajeme fundada el 14 de diciembre de 1906, Madero fue recibido por los ricos agricultores y peones de los campos agrícolas, de Ontagota, Providencia y Pueblo Yaqui: Pero, hipotéticamente deduzco, que el candidato se bajó del tren para estirar las piernas y observar el tinaco circular con muros de piedra, la bomba, la “garza” abastecedora de agua  y  saludó al jefe de la oficina, al encargado de la bomba, a los norteamericanos que construían los primeros almacenes y a trabajadores en sus chinames al oriente de la vía.

Madero prosiguió su viaje a la antigua estación de madera de Cócorit Switch situada al lado poniente de la  ex“Dipot” y actual estación moderna  de Esperanza; importante asentamiento por el acarreo de materiales de construcción,  maquinaria y mano de obra para la construcción de  los canales Porfirio Díaz y Principal y el desmonte de mezquitales. No se sabe si los hermanos Richardson, los propietarios de las haciendas, la peonada, los trabajadores ferrocarrileros  y residentes de Buenavista,  Tesopaco o Nuri, lo recibieron por  estar prohibido cualquier discurso público y eran vigilados por el ejercito en los destacamentos de Esperanza y de Cócorit.

Varios kilómetros después, Madero llegó a  Estación Corral, fundada en 1906 y de Interesante arquitectura antigua y  urbanismo irregular entre la ex laguna del “Chopo” Vázquez, la loma de Corral, el cerro Tépari  y una  “I” griega formada por dos ex vías para “amarrar”  el ferrocarril Sudpacífico con el que transitaba al centro minero de La Dura, Buenavista, Cumurípa y Tónichi. Me informé con la  señora corralense Norma Leyva Cabrera, de 75 años de edad, sobre la estación observada por Madero, el campamento ferrocarrilero y el destacamento militar  para contener a los yaquis levantados en armas.

 Amablemente, contestó: --La estación sólo era de dos “Cochis” (vagones) de madera situados enfrente de la actual; años después, se construyó la “Dipot” y finalmente la que está ahí... Con nostalgia en su mirar, asentó: --Fue a finales de  los años ´40 cuando  Corral se  pobló con gente de Cumuripa desalojados de sus casas por la inundación de la presa el Oviachic, viviendo primero  en chinames y después en casas  de adobe como mi papá, Germán Leyva Mendoza y esposo, Manuel Moraga Villalobos (+) Cajemense Distinguido-2002--.

En la biblioteca pública, platiqué con  el Comisario Navarro, indicándome: --Tenían los “coches” una caseta de madera para el telegrafista que subía o bajaba la bandera indicando al conductor detenerse o proseguir... La garza antigua está a cien metros al sur--.

Madero siguió  su viaje por el territorio yaqui sin escuchar el grave sonido del tambor de guerra  de los yaquis  “Broncos” alzados en armas,  transmitiendo a sus guerreros, ¡Cate buy buitim!: ¡No tiren!, ahí  va el yori que lloró por los yoremes en Navojoa.

En 1911 y años posteriores,  la Revolución Maderista y la guerra civil  Constitucionalista   pasaron a la velocidad del tren y a lomo de caballo por estas estaciones  catalogadas como monumentos históricos por mí.

 

 Pie de foto 1: Antigua vía del Ferrocarril Sudpacífico por donde transitó  el tren de pasajeros  que  abordó    Francisco I. Madero  en su visita a Sonora

 

Pie de foto 2: Viejo tinaco de lámina. En su base está el  antiguo pozo-tinaco de agua edificado  con muro de piedra observado por Madero durante su corta estancia en Cajeme de ayer. Nuestro monumento histórico.

 

Pie de foto 3: La “garza” abastecedora de agua a la locomotora de vapor del viejo tren que trajo a  Madero a la antigua Estación de bandera Cajeme.

 

Pie de foto 4: Fachada norte de la antigua caseta del Ferrocarril Sudpacífico que vio Madero en la primera estación. Hoy casa habitación de los descendientes de don Serfín de la Mora.

 

Pie de foto 5:  Estación de Esperanza: En 1906,  fue  la estación de Cócorit Switch formada por una caseta de madera estilo sureste norteamericano situada enfrente de la actual. En 1930, se levantó la “Dipot” con muros de adobe y en 1966, se construyó la presente de material  con espacios de casa habitación de dos pisos, pequeña sala de espera y la oficina de boletos y carga, estilo funcionalista mexicano.

 

Pie de foto 6: Estación Corral: en 1906, sólo fue dos vagones como éste acondicionado como oficina y una caseta para el telegrafista situada enfrente de la actual.

 

Pie de foto 7: Estación Corral. En 1930, se levantó la “Dipot” con muros de piedra y techo de terrado, derrumbada en 1966, para construir la actual de material al  estilo funcionalista mexicano y similar distribución  arquitectónica a la de Esperanza. El poste negro es donde estaba la bandera.

 

Por favor no me roben las fotos.

 

Fotografías  por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento, mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

Página web: www.arqsanchez.8m.com 

 

 

 

 

Francisco I. Madero en Álamos, Sonora

Escrito por arkisanchez 23-03-2010 en General. Comentarios (2)

Estimados bloggers: Saludos. Subo este reportaje sobre la historia corta de Madero en la ciudad colonial de Álamos. Espero les guste.

 

Tras las huellas de la Revolución Mexicana  en Sonora.

 

¡Francisco I. Madero en Álamos!

 

Para mostrar mi adhesión a los festejos del Bicentenario de la Independencia de México y del Centenario de la Revolución Mexicana,  estoy siguiendo la huella a Francisco I. Madero por la región sur de Sonora, específicamente, durante su corta estancia en el Pueblo Viejo de Navojoa y en la ciudad colonial de Álamos impregnada de  magnífica historia desde su fundación como misión jesuita, centro minero en la colonia española, la Independencia de México, la República, la  Reforma y el Imperio Francés hasta llegar al Plan de Tuxtepec que llevó al general Porfirio Díaz a la presidencia de México y su férreo gobierno dictatorial culminado con la Revolución Mexicana iniciada por el hacendado coahuilense.

Continúo con estos reportajes gráficos sobre los sitios y los personajes de la ruta libertadora con el afán de ilustrarnos en la historia de la arquitectura y cultura de los pueblos que la vieron pasar como testigos sigilosos de esta etapa nacional, donde, los sonorenses hastiados estaban del régimen porfirista que mantenía el triunvirato Izabal-Torres-Corral en el gobierno de Sonora, y la guerra de exterminio y deportación contra los indígenas seris, mayos y yaquis.

Madero, trajo a Sonora sus ideales democráticos de Sufragio Efectivo, la No Reelección  y la libertad de escribir para esparcirlas entre  sus simpatizantes del Pueblo Viejo de Navojoa,  las familias ricas de abolengo dueños de las haciendas agrícolas y pueblo de Álamos, cuando fue candidato a la presidencia de la República en 1911. En el Pueblo Viejo de Navojoa le mostraron las posibilidades de luchar con las armas en defensa por estos derechos del mexicano.

La mañana del 10 de enero de 1910, Madero, su  esposa Sara Pérez, Roque Estrada, Ezequiel de los Ríos y Enrique Bordes Rangel, custodiados por los  hacendados Epifanio Salido Muñoz, Adrián Marcor y Alfonso Goycolea, abordaron el tren de pasajeros  en la estación de Pueblo Nuevo de Navojoa rumbo a la ciudad colonial de Álamos, centro político, social,  económico y cultural de glorioso pasado minero en detrimento por el trazo del ferrocarril Sud Pacífico entre Empalme, Sonora, a San Blas, Sinaloa.

Madero hace su entrada triunfal abordo de  un carruaje Berlina jalado por caballos españoles pura sangre hasta hospedarse en la casona señorial estilo colonial español de la familia Adrián Marcor cercana a la parroquia de la Purísima Concepción (remodelada como el Hotel Colonial), ya que el gobernador  Luis E. Torres prohibió su estancia en los hoteles y cualquier mitin en la Plaza de Armas.

Pero, para su debut ante la sociedad burguesa que quería escuchar su propuesta electoral, lo invitaron al tradicional sarao criollo en las casonas de los Marcor y de Miguel Urrea y su esposa Célida Salido, donde, se distribuyeron copias del libro “La Sucesión Presidencial”, escrito por el candidato,  y constituyéndose,   el segundo Club Antirreleccionista en Sonora por  Epifanio Salido y Alfonso Goycolea. Al día siguiente, Madero regresa a Navojoa y emprendió su viaje a Guaymas, Hermosillo y Nogales.

Porfirio Díaz fue electo por sexta ocasión, y Madero, desde San Antonio, Texas, proclama la Revolución,  el 20 de noviembre de 1910, estipulada en el Plan de San Luis: --El coronel Severiano Talamante, sus hijos Severiano y Arnulfo, Demetrio Esquer, Fermín Carpio,  Ramón Gómez y 80 hombres más  se levantaron en armas atacando al Pueblo Viejo de Navojoa; desde las haciendas de Paredones de Simeón Almada salió un contingente maderista hacia Tesopaco, Nuri y Sahuaripa, mientras que Benjamín Hill atacó las dos Navojoas y al ir en contra  Álamos, se firmó el tratado de paz de Ciudad Juárez en mayo de 1911--. Legándonos Libertad y Democracia que no hemos sabido aprovechar.

 

Pie de foto 1:  Retrato de Francisco I. Madero colocado a la  entrada del Hotel Colonial, antigua  casona  de Adrián Marcor donde se hospedó en 1910.

 

Pie de foto 2:  Por esta puerta principal, Madero cruzó repetidas veces durante su estancia en Álamos. Hoy es el Hotel Colonial.

 

Pie de foto 3:  Pórtico de entrada a la ex casona de Adrián Marcor donde Madero y su señora gozaron de la hospitalidad alamense.

 

Pie de foto 4: Arcada interior de la casona señorial de los Marcor, hoy, Hotel Colonial, donde Madero meditó sobre su movimiento antirreleccionista de 1910.

 

Pie de foto 5: Patio interior estilo español donde Madero pensó sobre el futuro democrático de la Nación.

 

Pie de foto 6: Fachada norte estilo barroco de la parroquia Purísima Concepción de Álamos, diseñada  por el arquitecto Juan Ross.

 

Pie de foto 7: Kiosco estilo morisco remodelado de la Plaza de Armas donde se le prohibió a Madero su discurso político contra la reelección de Porfirio Díaz.

 

Pie de foto 8: Bello portal exterior urbano estilo colonial alamense por donde Madero y su esposa Sara caminaron rumbo al sarao.

 

Pie de foto 9: Portal colonial de la libertad por donde Madero caminó entre simpatizantes de su candidatura a la presidencia de México.

 

Pie de foto 10: Entre las arcadas del portal colonial,  Madero  se entusiasmó  por la cálida recepción  del pueblo sonorense ávido de Libertad.

  

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento, mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

Página web: www.arqsanchez.8m.com 

 

 

La Cultura Plástica del Festival Ortiz Tirado de Álamos

Escrito por arkisanchez 15-02-2010 en General. Comentarios (0)

 Estimado amigos (as): Saludos cordiales. Esta vez, subo a la web la crónica y critica a las exposiciones de la Ruta del Arte durante el FAOT -2010 en Álamos, Sonora.

 

La Cultura Plástica del Festival Doctor Alfonso Ortiz Tirado.

 

Durante la fresca mañana del viernes 22 de enero, se inauguró la Ruta del Arte  del Festival Doctor Alfonso Ortiz Tirado formada por once exposiciones individuales y colectivas de pintura, dibujo, escultura, fotografía, arte objeto e instalación y una de artesanías creadas por artistas sonorenses, mexicanos y norteamericanos en  Álamos y las subsedes de Cajeme, Guaymas y Hermosillo, de las cuales, sólo observé  siete de ellas, sumando la nada despreciable cantidad de 150 obras y  autoría de 86 artistas y artesanos, convirtiéndose este evento cultural en una escuela para el estudio del arte y de la crítica por la variedad de tendencias artísticas y propuestas, gratis para los amantes del arte.

El acto protocolario fue sencillo con alusivos discursos sobre la cultura artística tangencial a nuestro “Cervantinito”, por la señora Lourdes M. Larios Gaxiola coordinadora general del Instituto Sonorense de Cultura ante su titular María Dolores “Poly” Coronel Gándara, el presidente Municipal, doctor Joaquín Navarro Quijada  y la tesorera, licenciada Magda Alicia Rico Bacasewa; artistas expositores y una treintena  de asistentes en el patio del Museo Costumbrista.

Entre muros gruesos enjarrados con historia nos deleitamos con la exposición “Plástica Bajacaliforniana”, compuesta de 26 obras creadas por 17 autores y bajo el mensaje: --Exposición como un esfuerzo del Centro Cultural de Tijuana, Ensenada y Rosarito, con variados estilos, temática y propuesta visual no adscrita a una corriente plástica ni proclama estética--. No pude averiguar sobre la  curaduría alusiva a este estado fronterizo por que no abordó el tema social de la frontera, sin embargo, la museografía estuvo delimitada más por el espacio disponible que por el dialogo museográfico entre las iconografías expresadas.

Después del  recorrido emocional acompañando a las autoridades, le pregunté a “Poly” Coronel: ¿Cuales de las obras le gustaron más?; con una sonrisa, contestó: --“Mujer”, de Silvia Chávez--. Lo mismo indagué con el presidente municipal, indicándome: --Los dibujos al grafito de las figuras femeninas por mi vocación de doctor en “Agobiada sobretodo Amor” y “Las tres Gracias”, de Julio Ángeles Labra, y “Migrante”, de Pedro Peralta. Apreciación  compartida por  Brittany Fortner  al gustarle “Presencia en Papel”, del mismo autor, y a su amiga, Elizabeth Shafer, le fascinó “Janz”, de Silvia Galindo. Ambas, misioneras norteamericanas del Instituto Bautista Providencia de Navojoa.

Para la óptica de la critica de arte basada en los conceptos de los valores artísticos y estéticos, se puede deducir que esta muestra tiene un buen nivel dibujístico y manejo de las técnicas, de las cuales, la más bellas fuero “Mujer”, autorretrato al acrílico por Silvia Chávez por su postura y cromática expresiva y “Agobiadas sobre todo Amor”  de Julio Ángeles Labra por su magnífico dibujo proporcionado de la figura femenina en varias poses artísticas: De lo mejor, fueron: “Mujer con Jarra”; “Rama con Flores”  y “Piedras”, de Estela Hussong; “Lo que hace la de adelante, lo hace la de atrás”, formidable figurativo de una madre con su hija en impactante colorido por Lourdes Lewis; “Nacimiento”, de Silvia Chávez; “Las Tres Gracias”, de José Ángeles Labra; “Blanco XVI”, por Jaime Delfín y aceptables estaban: “Miradas de la Ciudad”, de Antonio Escalante y “Janz” de Silvia Galindo.

 

Salí del museo para caminar rumbo al Palacio Municipal y observar la exposición itinerante  “Testimonios” compuesta por obras de arte donadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al estado de Sonora, montada en los muros del portal interior con poca iluminación, de las cuales, la más bella,  fue “La Hija del Maíz”, de técnica mixta por Carmen Victoria Gómez Villegas, seguida por las mejores obras seleccionadas por la perspectiva crítica: “Los Fumadores”, acuarela por Jaime Alejandro Andrade García; “Helen Evelyn”, por Montogery Rachoke; “Vida”, de Flor Lucia Rodríguez Cervantes, “El Sueño de Rousseau”, de Leopoldo Lara; “Cascada”, acuarela de Jorge Manuel Monroy Padilla; “Teorema”, por José María Castelo Cámara; la litografía, “Luces y Sombras”, de Rafael González Aguirre y “Bodegón con Cuchara”, de Jacobo Díaz Alcantar.

 

En la oficina privada de la presidencia  observé un magnífico retrato al lápiz del cura Miguel Hidalgo y Costilla   y en la tesorería, el del general Ignacio Zaragoza, de gran formato, dibujados por Leonardo Santoyo en 1899. Así mismo, mire con curiosidad el emblema de el águila porfiriana en los antepechos de las puertas repetidas en todo el palacio; al inquirir sobre ella, el profesor Juan Vidal Castillo, me ilustró que las aún originales de 1899 están en las puertas de la presidencia y el resto fueron reproducidas por él en 1994, debido a que: --El ciclón “Gerardo” botó los cristales de las otras puertas--.

 

Por el callejón contiguo al palacio subí la escalinata de la loma de Guadalupe hasta llegar a su cima sin aliento para entrar a los espacios de la ex cárcel antigua remodelada como Casa de la Cultura y observar la exposición colectiva “Arte Alamense” compuesta de 54 obras de pintura, dibujo, escultura y fotografía documental por 24 expositores alamenses y norteamericanos. Exposición carente de una museografía ya que las obras en la sala de exhibición no dialogaban entre ellas ni las situadas en los portales interiores. Con el mismo criterio arriba señalado,  puedo decir que las más bellas fueron “Tohawi”, óleo  de Martín López Sahagún y “Ángel Pastoral”, de Ana Alejandra Anaya Roo: De lo mejor, señalo:  “Bosque de pitahayas desvaneciéndose” y “Estero con pelícanos” por Bernardette Merten McAllister; “Cosmic Births”, de Albert Dale; “Trinidad” por Catherine Rink Callingham; “Mujer de verdad”, por Rosario Álvarez; “Fariseos”, por Leila Guillete; los cinco cuadros “Sin titulo” por  Margo Findlay,  quien, a sus 103 años pintó hasta el día de su muerte antes de Navidad. ¡Descanse en Paz!; el desnudo femenino del  tríptico de fotografías “Era bailarina, tenia alas y no me alcanzaron”, por Meztly Ivonne Estrada Montoya; las cuatro fotografías sobre la cultura Tarahumara por Richard Speedy; “Presagio”, de Antonio Figueroa y el abstracto “Furia”, por Rolando Bracamontes.

 

Durante la exposición de artesanías “Manos que tocan la tierra” por 13 artesanos en la galería La Quintera, nos mostraron el arte utilitario vernáculo regional: ¡Se me hizo agua la boca! Al leer las 110 recetas de comida, salsas, postres y bebidas naturales y tradicionales, descritas en  el libro “El sabor del Sabinito, presencia de la cocina rural”, recopilado por María Inés Avendaño Fuentes,  editado por Elena Echevarria  Correa y  la asociación civil Pronatura del Noroeste, Exponiéndonos  el uso de la biodiversidad, la sustentabilidad y el arte culinario con recursos naturales por la comunidad campesina de El Sabinito Sur, asentada en  la reserva de la biosfera de la Sierra de Álamos y el arroyo Cuchujaqui para  cocinar sus platillos. Continuará.

 

Pie de foto 1: Inauguración Ruta del Arte por Lourdes M. Larios Gaxiola, María Dolores “Poly” Coronel Gándara ambas del Instituto Sonorense de Cultura  y el doctor Joaquín Navarro Quijada, Presidente Municipal de Álamos.

 

Pie de foto 2: los Esquer-Casillas de Navojoa con los Artistas del Festival Mirna, Isabel y Francisco con el burro "Maciel" de la Callejoneada.

 

Pie de foto 3: Estas bellas y encantadoras alamenses fueron las edecanes de la junta de Turismo con el FAOT de Álamos en el Museo Costumbrista. Gracias, por toda su amabilidad.

 

Pie de foto 4: Berenice de Navojoa y estudiante de Diseño Grafico por el ITSON, observando las acuarelas del arte del realismo mágico de Francisco.

 

Pie de foto 5: Águila porfiriana de 1899 en los antepechos de las puertas en el Palacio Municipal de Álamos.  

 

Fotografías por el arquitecto Francisco Sánchez López.

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento, mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

Página web: www.arqsanchez.8m.com 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Daan Hoekstra: El

Escrito por arkisanchez 19-01-2010 en General. Comentarios (0)

 Estimados bloggers: Saludos cordiales. Una vez más por este mundo cibernético informando sobre el arte en la región sur de Sonora, hoy es sobre como le inclumpieron  a este pintor por su inexperiencia entre la burocracia del Instituto Sonorense de Cultura y la ex administración priista de Álamos, donde no le entregaron completo los recursos a un proyecto aprobado. ¿Logrará, este muralista, la culminación del proyecto aprobado?

Espero que sí por los beneficios para  la plástica de Álamos y que Daan, forme una escuela para aprender su técnica mural italiana, en lo particular me inscribo tan pronto como la tenga.

  

El Artista Daan Hoekstra: ¡ El   “Toledo” de Álamos!

 

Mientras que en otras regiones del mundo se están congelando por las fuertes nevadas, en Cajeme y en Álamos hace calor y poco frío a pesar de qu estamos en el equinoccio de invierno, y bajo este clima raro, fui a pueblear a La Aduana y a Álamos para inspirarme en su ambiente arquitectónico colonial de  algunas auténticas construcciones aún en pie. Al cruzar la recién remozada plaza de La Alameda, casualmente, me encontré con el muralista Daan Hoekstra y le solicité una entrevista sobre sus proyectos artísticos aprobados para el beneficio social de Álamos, leídos en el libro “Todos Somos Memoria” del Instituto Sonorense de Cultura; la historia detrás del mural en la galería de arte La Quintera  y sobre su obra artística  ya que me gusta mucho su estilo de pintar.

 

Daan, es un gusto saludarte, le mencioné al artista norteamericano  egresado en Artes Liberales por la Universidad de Texas, formado como   muralista profesional después de terminar su aprendizaje en la técnica italiana del Muralismo al Fresco con el pintor Mark Balma, graduado del taller del muralista italiano Pietro Annigoni, único pintor en continuar la técnica al Fresco después de la muerte de Diego Rivera.

 

Con 25 años de experiencia, Daan, es artista paisajista, de naturalezas muertas y figurativo; desde 1992, pinta profesionalmente obra mural contando en su haber muchas exposiciones en Sonora, sur de México y en los Estados Unidos. Por sus murales y pintura de caballete ha conseguido un gran prestigio internacional, pero, prefirió radicar en Álamos como inmigrante en México al no estar de acuerdo con las dos guerras ilegales con falsos pretextos de su país natal en el Medio Oriente; se enamoró,  de su encantadora esposa alamense para formar una  bonita familia; de la biodiversidad natural de la Sierra de Álamos  y de la cultural aborigen étnica y vernácula de la región; y así, obtener un futuro estable por su trabajo artístico y seguridad de su familia mexicana.

 

Comparte sus conocimientos en pintura  en su Atalier Sonorense de Artes Plásticas y en su compañía de Pintura Mural al Fresco. Es el único promotor en el mundo del uso de cal y de pigmentos naturales en la obra mural y en las restauraciones del patrimonio arquitectónico histórico de Álamos como  Pueblo Mágico y Patrimonio de la Humanidad.

 

Promueve la protección de los monumentos coloniales en base al conocimiento de la biodiversidad natural y cultural como una opción a la modernidad de Álamos, ganándose por méritos propios ser apodado “El Toledo de Álamos”, porque el famoso pintor Francisco Toledo está haciendo lo mismo en el centro histórico de la Ciudad de Oaxaca.

 

 Al mostrarme su taller, le pregunté: ¿Cuáles fueron tus proyectos  aprobados por el Instituto por el Instituto Sonorense de Cultura?

 

Con voz ronca por la gripe, contestó: --El primero fue el proyecto “El Muralismo al Fresco para Álamos”, por el Programa de Desarrollo Cultural Municipal de Álamos, dividido en tres fases: El primer año: La adquisición de las piedras de cal y un molino  para moler granito; el segundo: La enseñanza didáctica de la técnica y  práctica de murales temporales sobre muros de la Casa de la Cultura, y el tercero, pintar murales temporales en edificios públicos en Álamos.

 

El otro, fue “La Conservación de la Diversidad Biológica y Cultural en Álamos, la Perspectiva de las Artes Plásticas”,  por el Fondo Estatal Para la Cultura y las Artes de Sonora, auspiciado por el Instituto Sonorense de Cultura y CONACULTA--.

 

¿Cómo surgió el proyecto del muralismo, casi nulo, debido a que sólo el maestro Arteche lo trabaja  y la Universidad de Sonora  lo enseña?

 

--Hace años, mi taller fue parte de la Ruta del Arte en el Festival Alfonso Ortiz Tirado, me visitaron varios estudiante de un taller de obra mural de la Universidad de Sonora  impartido por el maestro Arteche, indicándome que practicaron en bastidores de madera y con yeso, siendo esto inapropiado.

 

Respeto mucho a Arteche por ser uno de los últimos muralistas vivos y con trabajo de la generación de los mejores muralistas mexicanos, es muy bueno, admiro su obra en Obregón, pero, no ha podido pasar su conocimiento técnico a las próximas generaciones... Cada artista tiene su talento y modo de enseñanza... Él  usa cemento y cal hidratada en su técnica,  y yo, la técnica italiana que se distingue por el sólo uso de la cal apagada con pigmentos naturales, libre de cemento y cal comercial que aprendí del pintor Mark Balma--.

 

¿Y que pasó con este magnífico proyecto útil para la plástica alamense? Insistí, para él, responderme:

 

--Después de su aprobación tardaron dos años en darme el primer recurso económico  del monto de 60 mil pesos para cubrir el primer año; el segundo recurso, nunca me lo entregaron por razones desconocidas y se truncó el proyecto.

 

Fue una espantosa experiencia personal porque hice un compromiso publico de enseñar y realizar murales en el pueblo y no tuve el recurso correspondiente. Quedé muy desilusionado  y deseo externar al pueblo de Álamos y de Sonora que ofrecí la enseñanza y la ejecución de murales de buena fe y sólo recibí un maltrato por la ex dirección de la Casa de la Cultura y del gobierno de la Alcalde Alamense.

 

 Es una injusticia contra mi persona y contra el arte... Porque la gente reclama: =¿Y los murales donde están?=... Realicé dos viajes al instituto para indagar la irregularidad ante la Lupita Osuna, encargada de los recursos, pero, sólo me dijo que lo iba a averiguar sin darme una solución, pero creo, que el problema surgió aquí, en Álamos--.

 

¿O sea, ¡Te chamaquearon con la lana!, pero ahí está el magnífico mural en La Quintera. --Si, me dijo, saliendo de su estudio para situarnos en el jardín, y continuar:

 

--Con el  primer recurso y gracias a Díos gané el segundo proyecto pude investigar los pigmentos naturales y llevarlo a cabo para cumplir con lo pactado... En la Casa de la Cultura hicimos una fosa de cinco mil litros de capacidad para apagar una tonelada de cal viva y media tonelada de piedra cal molida que apagamos en dos mil litros de agua, porque la técnica requiere un reposo de un año de la cal apagada para  su uso en lo obra mural... Se consiguieron los pigmentos, di los talleres de pintura al Fresco para más de 30 estudiantes  y realicé una consulta pública entre el pueblo y las autoridades  para escoger la temática e iconografía de la historia local para los murales permanentes...

 

El mural sobre la vida  del Tarahumara, lo realizamos, al acrílico, de carácter educativo y con la participación de Rosario Álvarez, Elena Chavarria, Elena Valdés, Rosa... y Servando Pérez...

 

Lo que quiero hacer mi vida es trabajar, que se me ayude para lograr los objetivos del proyecto porque mi reputación está en juego  y proteger las tradiciones antiguas porque tengo todo el derecho ya que México no ha cuidado su tradición al Fresco (ni la arquitectura patrimonial) cuando hace 60 años era lo mejor y a veces es necesario que un extranjero, lo vea y lo señale... A pesar que los mexicanos son muy críticos para con sus hermanos--. Terminó comentando con tristeza en su rostro. ¿Logrará obtener el resto del dinero, usted que piensa? Continuará.

 

Pie de foto: Mural didáctico  sobre la vida de los Tarahumaras pintado al acrílico por el muralista Daan Hoekstra y alumnos alamense para el proyecto: “Muralismo al Fresco”.

 

Pie de foto: La pintora alamense Rosario Álvarez, una de las aprendices de Daan y participante en pintar el mural Tarahumara. Aqui, está ella en la Galeria de Arte La Quintera, en una casa casi en ruinas que usan con este propósito.

 

 

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento, mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

Página web: www.arqsanchez.8m.com 

 

¡Felicidades Cajeme!

Escrito por arkisanchez 15-12-2009 en General. Comentarios (1)

Estimados bloggers: Saludos y los invito a leer este artículos sobre historia de Cajeme o Ciudad Obregón y los festivales realizados receientemente. 

 

¡Felicidades Cajeme!

 

Qué agradable clima otoñal estamos gozando en el Valle del Yaqui con las primeras nevadas en la sierra Baja Tarahumara,  ideal para pintar y escribir sobre el arte y  los festivales artísticos  novedosos que deseo compartir con todos ustedes, ya que no tengo humor de escribir sobre supersticiones malvadas y pecaminosas descritas el domingo pasado.

¡Felicidades Cajeme! Por tus 103  aniversarios de tu fundación como estación de banderas Cajeme  que has evolucionado a ser una gran ciudad porfirista en vías de una incipiente modernidad urbana. Sí, porque aquel día 14 de diciembre de 1906,  como obra del Impresionismo Francés entre desmontes de la flora endémica de la llanura costera, bosques de espinas y mezquitales, acarreos de materiales, colocación  de durmientes y rieles, el chiflido de las  locomotoras de vapor anunciando  a los vientos del Norte el arribo del pie del Ferrocarril Sud Pacífico-México y todo su campamento compuesto de cientos de trabajadores   indígenas, mestizos mexicanos, chinos, rusos e ingenieros y administradores gringos a los terrenos del  actual tinaco de agua mohoso.

Sitio histórico de nuestro patrimonio cultural,  porque en su base se localiza el pozo de agua original e inusual espacios semi urbanos con ambientes y paisajes del ex progreso agrícola y arquitectura de principios del siglo XX, olvidados por los narradores oficiales de la historia municipal y estatal, que deseo comunicar a las generaciones de cajemenses por “nacencia” o adopción, del cual, espero, que la compañía Ferrocarriles Mexicanos no lo haya destruido o adjudicado como de su propiedad como la estatua al bronce de Jesús García Corona.

¿Porqué no celebramos este inolvidable y memorial día de la Fundación de Cajeme? Si, Navojoa, Huatabampo, Hermosillo, Álamos y Guaymas  la festejan  orgulloso  por su pasado con festivales culturales mostrando a las nuevas descendientes los hechos históricos y libertad que hoy gozan?. Inclusive, las grandes urbes como Roma, París y Praga, también festejan el origen de sus ciudades, mil veces mejores y más bellas que la nuestra.

¿Porqué erradicamos 21 años de historia urbana y regional, dejando a todo este grupo humano en un ominoso olvido?, ¿porqué celebramos la fecha de la municipalización de Cajeme de 1927, nombre y territorio usurpado a la ex Municipalidad de Cócorit abandonada a   la involución urbana?

Grave error desde la perspectiva de la historiografía crítica contemporánea que repruebo y solicito a la nueva administración de ciudadanos en el poder político, ¿Será cierto tal maravilla?, puedan contestar y honrar esta fecha inolvidable por mí e ignorada por la mayoría de la población  y por el calendario de Acción Cívica.

Destello esta conmemorativa fecha a la memoria colectiva cajemense porque este año, el tradicional festival cultural y artístico alusivo a los aniversarios del Municipio de Cajeme a cambiado de titulo; del Cajeme de Fiestas, con la Dommy Flores al actual Festival Teabiakte de Trinidad Ruiz,  ambas en la Dirección de Cultura, cuando este último era externo al municipio, con autoría intelectual de la asociación civil Cajeme 20-20, presidida por el amigo de la infancia lasallista ingeniero Guillermo Pineda y conducido por la cordial señora Anabella Bours en  el año de 2004, repetido en el 2005 hasta su fracaso por la mala organización del grupo de cultureros que substituyó a la señora Bours; en el 2007, se suspendió para salir públicamente en el 2008 tangencialmente al festival municipal.

 De todos ellos, el mejor fue el primero por su magnífica Ruta del Arte con 14 exposiciones con cientos de obras expuesta y un excelente   programa artístico presentado en la ex área del Zócalo  de nuestro centro histórico. Desde entonces no ha cambiado su organigrama llegando a ser, más de lo mismo, bajo la tutela burocrática de la señora Trinidad Ruiz.

Festival que califico de exitoso por el programa musical en el escenario principal ante mil personas que aplaudían y re aplaudían como presión para su inicio ante la falta de puntualidad de las autoridades, siendo calmados por la bella y elegante animadora Violeta Castelo Fuentes, hasta que el sonido del tambor y la flauta sonaron para bailar la tradicional danza del venado por yaquis de Pótam, continuando con danza contemporánea y terminando con la magnífica orquesta del Chino Medina. ¡Bravo¡

Tiznaron al “El Pueblo de Cajeme” por la incultura  mostrada al mundo  por la falta de criterio, imaginación, precaución y mínimo sentido común  o respeto para el mural esgrafiado del maestro Arteche en la esquina norte de la fachada principal del Palacio Municipal: ¡Lo utilizaron para clavar el letrero Tetabiakte hecho con cuetes y pirotecnias  que lo dañaron al prenderlos  dejando tiznadas las cabezas de los personajes de antaño. ¡Increíble! La falta de cultura pro conservación del patrimonio artístico nuestro aunque sea el gobierno municipal de Manolo Barro.

La exhibición de arte fue precaria, por no criticarla de desastrosa: Una, la colectiva en el vestíbulo del palacio por APSS; otras, en las carpas junto al escenario adyacente por un joven pintor yaqui, Ricardo Escalante, Francisco Ayón y los trabajos escolares de los tecnológicos y universidades, ante escaso público diurno que disfrutaron los talleres, danzas, las artesanías regionales y la cursilería de la “performance” o actuación, en la proyección del  video sobre la vida y obra de una poeta, actuado por aficionados de las artes escénicas,  y la sabrosa gastronomía yaqui bajo los yucatecos por señoras yaquis de Culturas Populares e Indígenas dirigida por el ingeniero agrónomo Antonio Mexía, también director del Museo de los Yaquis que junto con el del Museo de Sonora en la Revolución brillaron por su ausencia. A pesar de todo lo anterior descrito, gocé del festival pero siento que tienen que renovarse o morir y lamento la incongruencia histórica  porque si festejamos al Municipio de Cajeme: ¿Porqué  lo titulamos Festival Tetabiakte? Ambos héroes yaquis contra la guerra de exterminio y deportaciones.

¡Bravo! Al Segundo Desfile Navideño de la Estación de Radio La Invasora porque los carros alegóricos  decorados con motivos de Navidad nos  regalaron un buen espectáculo de niños, niñas, jóvenes escolares y encantadoras edecanes-Santa Clos en minifalda roja, como Patricia Caro Félix, Yuridia Barreras Herrera, María Alejandra Islas Ortiz y la interpretación de la princesa Ariel por Carolina Correa Hernández del cuento La Sirenita terminando con los hermosos caballos bailadores. El primer lugar se lo llevo la empresa Wal Mart y la Secundaria José Rafael Campoy; el segundo, la Chevrolet y el tercero, la Home Depot, según lo informó Rosario Mascareño, jefe de venas, por la calificación  de la decoración, ambientación, sonorización e iluminación.

Qué buen detalle tuvo el DIF-Cajeme, el Presidente Manolo Barro y su amable esposa al organizar la Posada Ciudadana en la plaza Álvaro Obregón otorgando mas de diez mil regalos, bolsas de dulces y tamales con frijoles a las clases pobres y donde tuve el honor de conocer a doña Agustina  y a don Chema, reina y rey octogenarios del INAPAM disfrazados de Santa Clos. ¡En hora buena!

 

 

Pie de foto 1: Doña Agustina, reina del INAPAM-2009, disfrutando de la Posada Ciudadana por motivos de la Navidad.

 

 

Pie de foto 2: Don Chema, rey de INAPAM-2009. El Santo clos más fotografiado en la Posada Ciudadana Navideña.

 

 

Pie de foto 3: Perla una de mis favoritas edecanes de Cajeme por bella y deseándonos una feliz Navidad desde el desfile de la Invasora.

 

Pie de foto 4: Santa clos en rojo durante el pasado Desfile Navideño de la Invasora en Cajeme.

 

Pie de foto5: Grupo de encantadoras modelos cajemenses en el desfile navideño.

 

Pie de foto 6: Bellas Santa clos posando par la cámara antes de subirse a los carros alegóricos del Desfile Navideño. ¡Feliz Navidad! Nos dicen con su mirada. Me encanta la de la derecha.

 

 

 

Pie de foto 7: La bella Princesa Ariel del cuento La Sirenita reglándonos su sonrisa por motivos de la Navidad durante el Desfile Navideño.

 

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotografías.  Se requiere la autorización escrita por el autor otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

Página web: www.arqsanchez.8m.com