Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

obra

Juan Buitimea pintor costumbrista yaqui de Estación Corral en Sonora.

Escrito por arkisanchez 16-10-2009 en General. Comentarios (11)

Estimados bloggers: Con mucho gusto subo la presente a la red social de la Internet para que se deleiten sobre la vida y obra del Juan Buitimea:  Pintor Bohemio  de la Plástica de Estación Corral, Sonora.

 

Sintiendo la despedida del calor sonorense por el arribo del otoño y sus mañanas frescas termino  esta crónica sobre los artistas olvidados por la ignominia oficial y desinterés por documentar sus testimonios y creación plástica debido a su pobreza y falta de apellidos de alcurnia en Cajeme. Pintores pioneros y apasionados creadores rotulistas y caricaturistas de los ´70 que hicieron historia en el Arte Cajemense actual. Hoy, concluyo las pláticas sostenidas con el pintor costumbrista Juan Buitimea Valdés, el último de  los pintores bohemios de Sonora que representaron  una bella e inolvidable época en la plástica mexicana,  misma bohemia existencial efímera que  viví en la sociedad materialista capitalista, nacionalista y socialista en Guadalajara, Laguna Beach y en la  Ciudad de San Francisco, California.

En su chiname localizado en las faldas de la loma de Corral rodeado por la flora endémica de la ribera del río Yaqui, me invitó un vaso con agua para platicar sobre su vida y obra artística creada en su fructífera carrera; Vivienda que a simple vista,  revela la pobreza extrema de este artista costumbrista y creador de la belleza pictórica al acrílico, al carbón u óleos. Con una mirada al oriente, relata sus remembranzas del pasado sin retorno y recuerdos humorísticos de la “Carrilla” entre los pintores de antaño por la rivalidad entre los pueblos de Cajeme, de Cócorit, de Esperanza  como centros cosmopolitas y Estación Corral como  comunidad rural ribereña sin cultura.

-¡Esa “Puerta de la Percepción” de adobe con un marco y puerta de madera como remanente de alguna vieja construcción  en ruinas que está allá,  al poniente del chiname, ¿Qué es?- Le pregunté con curiosidad,  aludiendo la filosofía existencialista hippie: --Es la casa antigua de mis padres que quedó después de varios ciclones--, comentó mientras sacaba  sus cuadros para mostrármelos.

La obra de Buitimea se puede dividir por etapas de creatividad; Sus iniciales  trazos  con el dedo en el suelo durante su niñez y dibujo y caricatura al carbón después de estudiar un curso de dibujo y pintura por correspondencia de Los Ángeles, California, con bosquejos a lápiz de su ídolo El Santo, Enmascarado de Plata que enviaba a la revista ganando premios pero nunca  recibió en Corrales; La siguiente etapa se caracteriza con florales, el austero paisaje del desierto sonorense de su entorno,  las ceibas, los jardines y el kiosco de la plaza Ignacio Zaragoza de Cócorit, el retrato y la figura humana de sus musas como María Félix y la vedette Rosi Mendoza y  otras personalidades  al lápiz, acrílico y óleo. Otra, la más productiva y la que lo llevó a la fama internacional por su visión plástica e  icnográfica de las danzas tradicionales yaquis,  y la actual, la pintura sacra católica de vírgenes y Cristos por ser lo que quiere la gente.

Recuerdo cuando lo conocí en 1978,  bajo los portales  frente a la tienda de Don Cheto Sánchez del ex mercado municipal de Cajeme, tratando de vender sus obras; Un año después, le compré una magnífica  “Danza del Venado” de mediano formato que todavía conservo y cada día admiro en mi vivienda de interés social.  Me gustó por ser la danza original observada en Vícam Pueblo y no, una copia del danzante venado del Ballet  Folclórico de México en el Palacio de las Bellas Artes, ni un  duplicado del danzante yaqui estilizado por el pintor Fermín Revueltas en 1933.

¡No!, Todo lo contrario, su  dibujo y colorido original vernáculo lo heredó de su padre, dibujante de sewas (flores)  y de los mayores  yaquis  interpretado con su propia expresión, el estilo Buitimea de pintar su entono, lo tradicional, lo ficcionario y  lo bíblico. Su pobreza en la riqueza de la Alternancia, en la ex Sonora de las Oportunidades, del nacionalismo revolucionario y de la democracia social  no ha sido un impedimento para su original propuesta plástica que el extranjero colecciona y asombrado queda por su costumbrismo yaqui que el cajemense por su exacerbado sonorismo norte americanizado discriminador desprecia por ser un mestizo yaqui pobre. --En mi vida de pintor han venido varios periodistas a entrevistarme  y dar a conocer mi obra: Recuerdo a Rosi Oviedo del periódico El Sonorense en 1975, a la poetisa de La Ladrillera  Abrahana Rivas,   el Imparcial y tú  del Diario del Yaqui--.

-¿Cuáles son tus mejores obras?- Le pregunté ante su incógnita de no estar satisfecho con su arte, y después de mostrarme unas fotos, contestó: --Estas, la “Flor de Cáctus”, donde pinté a una indígena yaqui con alcatraces, no es una copia  de Diego Rivera a quien admiro mucho, porque cuando hay pitahayas es de Sonora, y la “Flor de Alcatraz”, al estilo sur de México (Mexican Village)--.

-¿Cómo está el mercado del arte? Le pregunté, sentado  bajo el tapanco-cocina-.

--¡Pintando me mantengo de milagro como la Lotería Nacional, ja, ja, ja!;  En Obregón no se vende, excepto en años anteriores cuando personal del ex Banrural me compraban cuadros; Un gringo de Tucson que tenia una tienda de Mexican Curious me compraba algo hasta que  un día que no estaba en  casa y mi difunto hermano Hipólito lo corrió y jamás regresó; Renato Cruz, de la Revista Semanal de Michoacán, me compró “Las Pitahayeras” y “La Cucaracha”, un dibujo de María Félix; “Tomprillas de Colibrí” se la regalé a Juan, el cantinero del bar Bacatete cuando se fue a Tecate, Baja California, porque detuvo la  “Carrilla”  del pintor “Cayo” Escalante y su frase “Choyas y Piedras hay en Corrales” cuando los parroquianos  discutían quienes eran los mejores de Cajeme--.

Después de escuchar la expresión “carrilla”, le pedí me platicara algunas de ellas: --¡Sí, como no! Fíjate que ha habido mucha rivalidad sana entre los pintores de Esperanza, de Cócorit y de Corrales; Recuerdo, cuando trabajaba de barrendero en el Mercadito Unión, el pintor José Luis Lizarraga creyó que pintaba a María Félix con el método métrico cuadricular y no fue así, porque la pinté de una fotografía, me salió muy bien y lo “chotearon” porque según los locatarios, el barrendero pintaba mejor. Ja, ja, ja; Otra fue con “El Cayo” Escalante (Ricardo) cuando laboré de conserje en el Palacio Municipal de Cajeme, se hizo un mural colectivo “El Folclore de Guadalajara”, en un como cuarto en La Pérgola  de la plaza Álvaro Obregón para celebrar las Fiestas Patrias: El pintor Torres Meza realizó su obra y el “Cayo” Escalante  la danza de  “Los Viejitos” y yo, de memoria, pinté: “La Campana de Dolores”, “El Pípila” y “El Fusilamiento del Cura Hidalgo”; Y con el pintor yaqui y amigo mío Leandro Pacheco que vive aquí en Corrales y a sus 67 años de edad aún pinta bonitos paisajes, la gente comenta: = Juan pinta venados y Leandro los mata =. Terminó su relato riéndose por los recuerdos quedando pendientes varias anécdotas con el pintor Vallejo de Obregón y con Jesús Fierro Haro de Cócorit, entre otros más.

 

Pie de foto: Juan Buitimea frente a su chiname-taller de pintura mostrando varias de sus obras que lo han llevado a la fama afuera de Sonora.

Pie de foto 2: Nuestro pintor costumbrista yaqui mostrándonos una de sus obras frente al jardín del chiname.

 

Pie de foto 3: La Obra "Colibrí" al estilo costumbrista corraleño muy gustada por extranjeros y locales.

 

Pie de foto 4: Obra "Floral", de la plástica de Juan Buitimea.

 

 

Fotografías por el Arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

Página web: www.arqsanchez.8m.com  E-mail: artecajeme@yahoo.com

 

Acto de lesa arquitectura contra la parroquia de Alamos, Sonora

Escrito por arkisanchez 22-07-2008 en General. Comentarios (14)

Estimados bloggres: de nuevo en la web, hoy, subo el articulo publicado en el periódico El Diario del Yaqui, comentando sobre el nefasto proyecto de restauracion de la parroquia que se quiere llevar a cabo en Álamos, Sonora, por la asociación Adopta un Obra de Arte-Álamos. ¡Increible! 

 

Le denomino: ¡Acto de lesa estética arquitectónica contra la Parroquia de Nuestra Señora Inmaculada Concepción de Álamos.

 

He aqui, primero, algo de su fantástica historia:

 

En 1786, El obispo Antonio De Los Reyes, de la primera diocesis de Sonora

inició la construcción de la antigua Catedral de Sonora bajo el proyecto arquitectónico y dirección de la obra por el arquitecto Juan Ross, consistente en:

 

Una larga iglesia de mamposteria de piedra y cantera, compuesta de con tres naves interiores con arcada de arcos de medio punto y dos capillas laterales. En su fachada principal un frontispicio estilo barroco y portico de entrada de cantera con adornos platerezcos. Mismos que adornaban las fachadas oriente y poniente.

 

Originalmente, tendría  dos torres gemelas de tres cuerpos cada uno adornadas con columnas de fustes lasángicos y equipadas con tres campanas en cada torre. En el interior, un Altar mayor estilo neoclásico.

 

En 1789, se optó por sólo construir una torre y  años después, se detuvo la edificación por las muertes del arquitecto Ross y el obispo De Los Reyes.

 

En 1802 o 1803, reinició su construcción el maestro Camilo San Martín, terminando la torre en 1806.

 

El resto de la catedral quedó a medio construir entre 1815 a 1820.

 

En 1821, se instaló el reloj italiano.

 

Quedó --Elegantemente terminada en  1826--.

 

Como pueden ver ustedes, esta antigua catedral fue construida de piedra aparente tal y como está, nunca se aplanaron sus muros con mortero de cal, según las crónicas antiguas. Contraponiendo la versión afirmada en el nuevo proyecto de restauración por el Arq. Carlos Salomón, que se pretende llevar a cabo, a saber:

  

“Una guía ejecutiva para los trabajos de restauración, para Recuperar los aplanados de mortero de cal-arena  que Recubrieron los Muros de piedra aparente de las cuatro fachadas del templo... Conclusión basada en indicios elementales y en residuos de mezcla encontrados en el domo de la torre campanario, muros tambores exteriores de la cúpula central y en los arcos botareles”.

 

Para los espacios interiores: “Descubrir la posible obra mural sobre la cúpula central; cambio de piso antiguo (ni tanto porque fue instalado en 1978) por uno moderno en las naves y  trabajos de electricidad”. 

He aqui mi comentario:

Los días nublados  con placentera lluvia y música ambiental de los Queen interpretada por  orquesta sinfónica traen recuerdos de un pasado lejano perdido en el “Tiempo” de Salvador Dalí, o en el –ocaso de mi propio destino--, mientras observo con curiosidad a dos salamanquesas (lagartijas) amarillentas de ojos saltones, en las cuales, no existe la ley de la gravitación porque boca abajo y sobre el muro pacientemente están cazando hormigas y demás insectos propios de la época de lluvia en nuestra surrealista ciudad.

 

Donde, como tema de moda y por mandato monárquico, estamos en contra del centralismo federal, porque mientras el Presidente Calderón planta cinco millones de árboles en todo el país; aquí,  ¡OH, maravilla! Los estamos derribando en pleno verano con altas temperaturas como los doce yucatecos frente al feo edificio remodelado de la UNICAY. ¡Inmisericordes!

 

Porque los peatones utilizábamos su sombra para mitigar el calor y fuerte sol que quema los huesos. En Cócorit, también quieren derribar mis esculturas monumentales del paisaje semi urbano compuestas por los álamos secos de la antigua gloriosa Alameda.

 

¡Un verdadero acto de lesa estética arquitectónica! es el próximo proyecto de restauración de las cuatro bellas fachadas estilo barroco novo hispano de la parroquia de Nuestra Señora Inmaculada Concepción y/o Templo de la Purísima Concepción, diseñada por el arquitecto queretano Juan Ross (el primer arquitecto en Sonora) y construida entre 1786 a 1826, con planta en forma de cruz latina  y muros de piedra aparente asentada con  mortero de cal, pórticos de entrada, torre campanario, domos, cúpulas y arcos botareles exteriores. e  interiores con estilos neoclásico, típicos de la época pre Independencia de México en la Ciudad Colonial de Álamos, mi pueblo mágico preferido por sus leyendas, tesoros y misterios, en Sonora.

 

La parroquia es una bella edificación religiosa, propiedad de la Nación, es el icono arquitectónico y patrimonio cultural mas importante de la sociedad alamense y sonorense que queremos conservar tal y como está.

 

Por tal motivo, protesto enérgicamente y manifiesto mi inconformidad contra la remodelación que pretende un drástico cambio en las históricas  fachadas barrocas edificadas con muros de piedra aparente no labradas y de hechura artesanal indígena, para cubrirlas con aplanado de mortero de cal-arena  y pintura vinílica color blanco como si fuese un antiguo templo  de las misiones  jesuitas del Padre Kino. ¡Que atrocidad!

 

Proyecto arquitectónico de restauración promovido por la asociación civil  Adopta una Obra de Arte-Álamos, presidida por los esposos  Walter  Almada y Myriam Barcenas de Almada y el patronato, realizado por el arquitecto restaurador Carlos Salomón Madrigal con residencia en el Distrito Federal y presentado para la obtención de una licencia de construcción ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia- Sonora en Hermosillo.

 

Como antecedente, agrego: Esta admirable ciudad  colonial que he visitado por 26 años y cautivo he quedado por el magnifico encanto de su arquitectura histórica, fue fundada en diciembre de 1687 por el general Domingo Terán de los Ríos como Real de Limpia Concepción de Álamos, también conocida como  Real de Mina de los Frailes, al oriente de las misiones jesuitas de 1610-1614 entre la tribu mayo.

 

Su legado  histórico es grandioso y como apunta el lema de su escudo municipal: “Sonora nació aquí”. Hoy podemos gozar y extasiarnos con las bellas fachadas de sus 180 edificaciones coloniales, catalogadas como monumentos nacionales por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

 

Ha sido propuesta como candidata a obtener  la categoría de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, organismo “A” de las Naciones Unidas y está inscrita en la categoría de Pueblo Mágico de México. Ambas propuestas están respaldadas por el Alcalde y Cabildo del Municipio de Álamos,  por el gobierno federal, del estado de Sonora y por los Artistas del Festival de Álamos.

 

Respecto al proyecto y ejecución, externo mi opinion para juzgar que la propuesta restauradora del arquitecto Salomón, que considero errónea y nada aceptable por no haber datos históricos suficientes que  justifiquen el cambio de las fachadas. Debido a que en el Museo Costumbrista de Álamos hay pinturas del siglo XIX con las fachadas de piedra, y así ha quedado en la mente colectiva histórica y actual de los pobladores.

 

Como arquitecto sonorense me opongo rotundamente al radical cambio de las fachadas y solicito una evaluación del proyecto, previa a la licencia de construcción, por  expertos de ICOMOS-MÉXICANO,A.C. o ICOMOS-INTERNACIONAL, A.C., porque no habido un consenso entre la población alamense y  colonia de residentes norteamericanos.

 

La siento como una imposición centralista y privada por una asociación que tiene la obligación de solicitar el consentimiento de la comunidad y ser más democrática en asuntos tan importantes como es el cambio de las fachadas de esta bella iglesia.

 

Como artista del arte del realismo mágico y de la arquitectura histórica de Álamos que he pintado por diez años durante el Festival Alfonso Ortiz Tirado, opino que las fachadas de este hermoso templo nos brindan unos momentos de belleza esplendorosa cuando los rayos del sol inciden en las piedras con minerales de minas de oro y plata,  transformado a todo el templo en una fuente de emanación de matices dorados y ocres, violetas y anaranjados de mágica belleza muy apreciada por los residentes y visitantes. (Vean la acuarela al final).

 

Pero, ahora, porque una asociación quiere “adoptar una obra” e integrada por gente que no reside y ni siquiera visita Álamos y un arquitecto que desconoce totalmente los valores estéticos y paisajistas urbanos de nuestra ciudad colonial, nos quieren arrebatar el placer de admirar  tanta  belleza, que a la fecha de hoy, no sé, sí es por efectos naturales o  propuesta del  proyecto arquitectónico.

 

Espero que el  Ayuntamiento de Álamos asuma su responsabilidad social y política y niegue cualquier licencia de construcción que altere la arquitectura  de su centro histórico, y la asociación adopte el Museo Religioso para engrandecerlo con pinturas y objetos  y deje a este templo en paz, tal y como es.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pie de foto 1: Esta sería la fachada norte original de la Catedral diseñada por el arquitecto Juan Ross en 1786. Falta el frontispicio central.

 

 Pie de foto 2: La fachada norte original de la parroquia de 1789.

 

 

 

Pie de foto 3: Estado actual de la parroquia concluida en 1826, según diseño original. Construcción  que hemos gozado de su belleza barroca por 220 años.  Hoy la quieren restaurar enjarrando sus muros de piedra al adoptarla como "obra de arte". ¡Me opongo, rotundamente!  


 

 Pie de foto 4: Así la pintaron con su fachada de piedra, según la pintura al òleo del siglo XVIII, en el Museo Costumbrista de Àlamos.

  Pie Pie de foto 5: Fachada sur de la Parroquia de Álamos, interpretación plástica a la acuarela  por el arq. Francisco Sánchez López, miembro de los Artistas del Festival de Álamos y autor de este blog.

 

Pie de foto 6: Así se verá la parroquia si se autoriza el proyecto de restauración. ¡Protesto! Por esta  fealdad arquitectónica. ¡Es criminal!

 

Pie

Pie de foto 7: Fachada norte y principal se verá así se se enjarran los muros. ¡Qué feos!.Vista desde la Plaza de Armas de Álamos.

 

Pie de foto 8: Vista de la parroquia desde el balcón del Palacio Municipal con muros encalados si es que se lleva a cabo según la remodelación por la asociaicón civil Adopta una Obra-Alamos. ¡Espero que no se realice!

  

 

Pie de foto 9: Así se verá la parroquia si se encalan los muros de piedra con mortero de cal. Creo que no es vialble.

 

Fotos: las primeras son del original. Las blancas son editadas con programa Paint.

 

¿Ustedes qué opinan? ¿Aceptan esta barbarismo o lo rechazan?

 

Me da gusto la formación de un comité ciudadano alamense en favor de conservar y protejer la parroquia en su estado original. Me indicaron que lucharan por su conservación  contra quien se atreva a modificarla, sea quien sea. No aceptan la adopción por fea y por ir en contra de las tradiciones del pueblo. ¡Enhorabuena!

 

A continuación, incluyo la carta enviada al presidente de Icomos-Mexicano, A.C

 

                                             Ciudad Obregón, Sonora a 21 de julio de 2008

 

Arq.    Villalobos. Presidente

ICOMOS-MÉXICO, A.C.. México, D. F.

Presente

 

Estimado Arq. Villalobos:

 

Por medio del presente lo saludo muy cordialmente y aprovecho el mismo para presentar ante su asociación, una protesta e inconformidad contra el Proyecto de Restauración de la Parroquia de Nuestra Señora Inmaculada Concepción  y / o Templo de la Purísima Concepción de Álamos, Sonora,.

 

Proyecto de restauración por el arquitecto y restaurador  Carlos Salomón Madrigal, del Distrito Federal, para la asociación civil Adopta Una Obra de Arte-Álamos, A.C., presidida por los esposos Walter y Myriam Barcenas de Almada. Filial de la asociación nacional de mismo nombre inscrita en CONACULTA y presentado ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia, Delegación Sonora, en Hermosillo, solicitando su respectiva licencia de construcción.

 

 La parroquia es una bella edificación religiosa con planta en forma de cruz latina y un ejemplo del estilo barroco austero español y mexicano, construida entre 1786 a 1826 con muros de piedra aparente asentada con  mortero de cal, catalogada como monumento nacional por el INAH,  icono arquitectónico mas importante de la Ciudad Colonial de Los Portales y patrimonio cultural de la sociedad alamense y sonorense que queremos conservar tal y como está.

 

 La Ciudad Colonial de Álamos, Sonora, fundada desde 1684 como poblado minero español, ha sido propuesta como candidata a obtener  la categoría de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, organismo “A” de las Naciones Unidas y está inscrita en la categoría de Pueblo Mágico de México. Ambas, respaldadas por el Alcalde y Cabildo del Municipio de Álamos,  por el gobierno del estado de Sonora y por los Artistas del Festival de Álamos.

 

Propuesta restauradora del arquitecto Salomón que considero errónea y nada aceptable por no haber datos históricos suficientes que  justifiquen el cambio de las fachadas  en piedra aparente a fachadas recubiertas con mortero de cal y posiblemente pintura vinílica color blanco, como si fuese un templo de las misiones del Padre Eusebio Kino u otros jesuitas, ya que en el Museo Costumbrista de Álamos hay pinturas del siglo XIX con la fachada de piedra, y en este estado está en la mente colectiva histórica y actual de los pobladores.

 

Solicito una asesoría por perítos de ICOMOS-MÉXICO ante el citado proyecto consistente en:

 

“Una guía ejecutiva para los trabajos de restauración, para recuperar los aplanados de mortero de cal-arena  que recubrieron los muros de piedra aparente de las cuatro fachadas del templo....

 

Conclusión basada en indicios elementales y en residuos de mezcla encontrados en el domo de la torre campanario, muros tambores exteriores de la cúpula central y en los arcos botareles” y para los espacios interiores: “Descubrir la posible obra mural sobre la cúpula central; cambio de piso antiguo por uno moderno en las naves y  trabajos de electricidad”.

 

Como arquitecto sonorense y artista me opongo rotundamente al drástico cambio de las fachadas y le solicito una evaluación del proyecto previa a la licencia de construcción por expertos en restauración de monumentos históricos de ICOMOS-MÉXICANO, A.C.  o ICOMOS-INTERNACIONAL, A.C. y si es posible, presentar otras opciones viables para conservar los muros de piedra aparente levantados en forma artesanal que caracteriza a las construcciones barrocas mexicanas.

 

Como artista del arte del realismo mágico y de la arquitectura histórica de Álamos que he pintado por diez años durante el Festival Alfonso Ortiz Tirad; las fachadas de este hermoso templo nos brindan unos momentos de belleza esplendorosa durante unos minutos cuando los rayos del sol inciden en las piedras con minerales de minas de oro y plata,  transformado a todo el templo en una fuente de emanación de matices dorados y ocres, violetas y anaranjados de mágica belleza muy apreciada por los residentes y visitantes.

 

Ahora, porque una asociación quiere “adoptar una obra” e integrada por gente no reside y ni siquiera visita Álamos y un arquitecto que desconoce totalmente los valores estéticos y paisajistas urbanos de nuestra ciudad colonial, nos quieren arrebatar el placer de admirar extasiados tanta  belleza, que a la fecha de hoy, no sé, sí es por efectos naturales o  propuesta del  proyecto arquitectónico.

 

Considero el proyecto y su futura ejecución como un atentado de lesa estética arquitectónica.

 

No ha habido un consenso entre la población nativa ni ante la colonia de residentes norteamericanos o colegios de arquitectos de Navojoa, Ciudad Obregón y Guaymas.

 

La siento como una imposición centralista y privada por una asociación que tiene la obligación de preguntar ya que  recibe recursos económicos federales y ser más democrática en asuntos tan vitales e importantes para la comunidad nativa como es el cambio de las fachadas de piedra aparente por nuevas recubiertas con mortero de cal. ¡Que atrocidad! Como si fuese o pretenden darnos una vil copia de la iglesia de San Javier del Bac de Tucson, Arizona o de Caborca, Sonora.

Sin más por el momento y en espera de una favorable resolución, quedo de Ud. Su Atto. y S.S.

 

Atentamente:

Arq. Francisco Sánchez López

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas  en el mar de Cortés, periodista colaborador cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui, en Ciudad Obregón, Sonora. Pagina web: www.arqsanchez.8m.com

 

 

Crédito: Información recabada de la Biblioteca Wikipedia y otros libros de Historia en el buscador de google.com

 

Con copia para:

 

Cp. Lic. Felipe Calderon Hinojosa, Presidente de México.

 

ICOMOS-INTERNACIONAL, A.C., Naciones Unidas en Nueva York, USA.

 

Instituto Nacional de Antropología e Historia, Distrito Federal y delegación Sonora, en Hermosillo.

 

CONACULTA, Distrito Federal.

 

Ing. Eduardo Bours Castelo, Gobernador del Estado de Sonora.

 

Instituto Sonorense de Cultura, en Hermosillo. Sonora

 

Sociedades de Geografía e Historia en Sonora.

 

Arq. Carlos Salomón Madrigal, Distrito Federal

 

Asociación Adopte una Obra de Arte, A.C., en el Distrito Federal y de Álamos, Sonora.

 

Medios de Prensa, radio y televisión estatales y nacionales.

 

Blogs: www.arkisanchez.blogdiario.com, www.artecajemeart.blogster.com y

www.sanchezarchitecture.blogster.com