Una mirada al arte en Cajeme. en la galeria ITSON de Ciudad Obregon.

Escrito por arkisanchez 22-11-2006 en General. Comentarios (0)

 Estimados Bloggers: Pues de nuevo en la web con esta crónica y crítica del arte que he escrito en le Diario del Yaqui para el deleite de todos ustedes y sepan que en mi querida ciudad Obregón, si hay arte, poco pero constante.

 

Una mirada al arte en Cajeme

 

De nuestro calendario cívico el día de la Revolución Mexicana es el que más  aprecio por que me recuerda a  mi general Francisco Villa,  -Mi revolucionario favorito-,  porque tuvo el atrevimiento de invadir Columbus, Texas en los  Estados Unidos de América y hacerse justicia por si mismo. Acto militar que ningún otro revolucionario logró y ni se logrará;  “Vuela, vuela palomita y párate en la otra orilla y dile a los gringos que ha muerto mi general Francisco Villa para ver si nos regresan su cerebro de una vez por todas”. Revolución  que nos dio las libertades que gozamos y el derecho a un medio ambiente saludable que estamos contaminando y destruyendo para terminar siendo, desgraciadamente, una dictadura de  partidos políticos que atentan contra el pueblo mexicano en la colonia gringa del País del norte. ¡Viva el ideal de nuestra  revolución!

A pesar de que estamos en el otoño desértico  con días calurosos y frescas noches que motivan a caminar por las peligrosas banquetas  llenas de obstáculos y  semáforos peatonales que al dar tiempo para cruzar las calles, no está sincronizado a las señales de vuelta a la izquierda y nadie respeta el alto obligatorio de la vuelta a la derecha. Así, toreando carros y camiones chatarra llegué  a la galería de arte del Instituto Tecnológico de Sonora, para presenciar la exposición “Imágenes del Interior”,  por los artistas cajemenses Perla Jiménez y Ramón Mora que se unieron para mostrarnos su propuesta plástica  de  dibujos a varias tintas y grabado que se distinguen por sus formas y colorido.

Fueron las autoridades culturales de Itson las que estuvieron presentes el día de la inauguración ante un considerable público  que llenó la galería para  admirar las obras montadas en un simple orden más relacionado  al tamaño de los marcos que por una curaduría de la exposición. Durante esta ceremonia Perla comentó: “Mi obras son una propuesta de líneas reales e imaginarias, reconstrucciones y vivencias de mi niñez, esperando que se acerquen a ustedes de alguna manera”. En su turno, Ramón Mora señaló –Espero que mi obra pueda trasmitir algo y cada quien sienta un significado-.

 En medio del bullicio saludé a don Antonio Gándara y sus dos bellísimas nietas admirando las obras,  unos minutos más tarde, atraje la atención de la pintora para preguntarle que es para ella el arte y cual de sus obras y de las de Ramón le gustaban más. Después de observar  la sala principal, me contestó:

-Me gusta y disfruto mucho el arte que hago, me recreo en él en mi forma de  manifestarlo... El arte en Cajeme esta fluyendo, hay cosas relevantes e interesantes como la propuesta joven de  Ballesteros, Luzanilla  y  las compañeras Evangelina Ley, Georgina de Icedo y Patricia Guzmán... De mis obras, me gusta  “La tormenta”, porque plásticamente  está muy bien lograda y expresa lo que me propuse; de Ramón, me agradó “Equilibrio aparente”, por su bello colorido-.

Al dejarla con sus invitados, me puse a conversar  con el pintor  y  hacerle las mismas preguntas arriba citadas, el me comentó: -El arte para mí es una necesidad, es un gusto, una actividad que me da placer... Disfruto el grabado sobre metal y tengo la necesidad de  hacerlo-.

Deje que una alumna nos interrumpiera para felicitarlo para luego continuar: -Del arte en Cajeme puedo opinar que hay gente trabajándolo porque cada vez se presentan mejores propuestas para no estar estancados,  hay que valorarlo y darle su valía a todos... De  Perla, me gustó “Camino a casa”... -

Entre el público escogí a varias personas que mostraron mucho interés en las obras, para la gentil  licenciada en Administración de Empresas, Gloria Bustos de Sánchez, la motivo “Entrada libre”, de Perla  y “Hacia donde vamos”, de Mora; a su amiga,  Leonor Castro, le encantó “La eterna búsqueda” e “Imaginando“, de Mora, compartiendo su gusto con el  profesor Mateo Sosa, pero a Mayra Aguilera Páramo,  la motivó  “Camino a casa”.

A la modista Blanca Emilia Torres de Vázquez, le agradó “Reencuentro”, de Ramón y de Perla,  “De mis recuerdos”,  pero a su esposo Manuel Vázquez, le gustó “El hormiguero”, por la misma autora; a Margarita Beltrán de Mora, actriz de teatro le fascinaron “Hacia donde vamos” y “próxima función”, de Mora y Perla respectivamente; Erica Tamaura se definió por “La caída”, pero a Patricia Gaona de la Peña, la motivaron “De ida y vuelta” y “Entrada  libre”;  Roxana Bórquez Mendívil apreció “Sube, arriba hay oro” y “Vida en condominio”, de Perla y   de Ramón, “Desencuentro” y “Ella y yo”.

Días después  regresé a la galería acompañado por Dulce María Aguilera Molina, joven portadora de la belleza  de la mujer yaqui, para realizar un recorrido emocional compartiendo opiniones con esta pasante en Administración de Empresa  del Instituto Tecnológico del Valle del Yaqui que labora vendiendo  carros Ford para solventar sus estudios.  Me indicó que del arte mexicano le gusta los murales de Rufino Tamayo y la pintura “Las dos Fridas”,   de Frida Kalho,  que observó en la Casa de los Azulejos en el Distrito Federal.

¿Y de esta exposición? Le inquirí, mientras las observábamos, para  contestar: -De Perla “Sube, arriba hay otro”, porque le recuerda las películas El Cadáver de la novia y El extraño mundo de Jack; “Tornados azules”, por la alegría del color azul contrastado con negro que produce soledad y tristeza, es sombrío y motiva una búsqueda, “Camino a casa”, por que el ser  tan pequeño e indefenso en medio de impotente paisaje; De Ramón “Reencuentro”,  por sus formas, colorido y me recuerda a los girasoles del valle rumbo a Bacúm; “Senderos”, por su calidez y el recuerdo de las hojas caídas en el otoño y “La voluntad”, porque a cierta distancia se puede interpretar en el dibujo un rostro de dolor e implorando-.

Para la critica de la mirada al arte, lo mejor de Perla son: “Próxima función” y “Tornados azules”, pero también me gustó  “Por este camino “. Creo que ella ya encontró su nicho, admiro su  colorido y dibujo a mano libre en su trazo, pero siento que la falta trabajar más la perspectiva. Sólo un cuadro motivó mi sensibilidad y comparto las opiniones de mi amiga yaqui. 

Del Ramón Mora “Reencuentro” es de lo mejor de este docente y tallerista porque en sus  grabados hay bueno dominio de la técnica  pero en su  dibujo es difícil opinar porque las poli formas abstractas parecen estar más al azar y a la libre composición  que   dibujadas, pero su paleta de colores es impactante motivando a la contemplación estética.

 

Pie de foto: Clan Seri en la isla del Tiburón. Acuarela por el arquitecto Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, pintor del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el Mar de Cortés, cronista y critico de arte en Cajeme, Sonora.