Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

artista

In Memoriam: Artista José Luis Cuevas

Escrito por arkisanchez 24-07-2017 en Pintura. Comentarios (0)

Es lamentable el deceso del pintor neo figurativo, escultor y escritor yucateco José Luis Cuevas el pasado 3 de julio en la Ciudad de México. Aún recuerdo su pasada visita a Cajeme dictando conferencias magistrales sobre su obra plástica y vida.

Al platicar con él, mostró cierta nostalgia en su mirada al referir: -He llegado a la edad avanzada (75) pero voy a entregarme a la expresión artística el resto de mi vida: ¡No quiero Morir!, le indico a mi esposa Beatriz todos los días y ella contesta: “Vas a vivir cinco años más.-

Su gran popularidad inició con su autorretrato vestido de mujer, su Mural Efímero, sus dibujos de “pesadillas”, el artículo periodístico-manifiesto La Cortina de Nopal, su columna y el libro “Cuevario”.

Sobresalió en el ambiente artístico por haber iniciado el movimiento de “La Ruptura” con jóvenes pintores emergentes de su generación contra el arte socio político del muralismo mexicano, el neo indigenismo y la pintura nacionalista posterior a la Raza Cósmica y estética vasconcelista, (José Vasconcelos) para introducir  en México el arte moderno de la ciudad de Nueva York por su hegemonía mundial en el comercio del arte desplazando a la ciudad de París y convertir al Distrito Federal en una meca de arte comercial que influenció mucho en la juventud tapatía universitaria.

Recuerdo verlo caminar por la calle Londres de la famosa Zona Rosa del Distrito Federal y exclamar, entusiasmado: ¡Ahí va Cuevas!, a los estudiantes de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara al viajar por la ruta turística hippie Guadalajara-Oaxaca-Yucatán e Islas Mujeres en el mar Caribe a finales de 1960.

Para estar adentro del incipiente movimiento del arte moderno más importante del país y tener libertad para diseñar arquitectura funcionalista estilo Internacionalismo y Brutalismo, motivos escultóricos arquitectónicos y pintar en las tendencias Cubismo, Abstracciones, Figurativo, Expresionismo, Arte Óptico y Arte Popular (Pop Art) a ritmo de rock and roll californiano.

Al respecto, el artista José Luis Cuevas, comentó: -Inicié La Ruptura contra Diego Rivera y  David Alfaro Siqueiros buscando la libertad de expresión plástica y un ¡No! a la continuidad. Fue peligroso meterse con ellos porque recibí agresividad de Siqueiros y ataques críticos por la periodista Raquel Tibol; Rivera andaba armado en el edificio de Bellas Artes y no deseaba que nadie le comiera el mandado-.  

Acto por el cual el suplemento de México en la Cultura, creo, lo tachó de “L’ Enfant Terrible”. (El Infante Terrible) Que fue como más se le conoció.

-Con una vida intensa de experiencias realicé cientos de dibujos, porque mi obra es lo vivido y no producto de mi imaginación... Las vivencias son importantes para el artista, se aprende de la propia obra en la cultura del arte-.  Refirió él, al preguntarle sobre su vasta creatividad artística.

Pero, como la evolución del arte no controla el tiempo, en los 1970, se suscito el inédito rompimiento de la siguiente generación contra -Los Rupturos del pedante Cuevas y su arte “Fresa” de feas imágenes grotescas y fantasmales-, para pintar el arte Psicodélico de San Francisco, California, como contracultura al sistema de vida vaquero texano, chilango, charro tapatío y chero sonorense para crear la belleza existencialista con  más libertad y ajena a cánones establecidos.

-Lo que menos tienen mis obras es ser bonitas... Están relacionadas a la muerte debido a mi niñez enfermiza que me orilló al dibujo autodidacta y a la lectura; son interpretaciones de las prostitutas de San Miguel, personajes de manicomios y moribundos... Arte que se conoce lleva a la fama y les aseguro que frente a una obra mía no la han visto antes por ser original... Me llevaron a Europa, a Estados Unidos y a América Latina donde gocé de la miel del triunfo-.

Explicó su postura ante estudiantes de Arquitectura en el Instituto Tecnológico Superior de Cajeme es el 2009.

Y tuvo razón por las decenas de premios y homenajes nacionales e internacionales recibidos en bienales, universidades, museos y gobiernos de distintos países y aunque no lo crean, hasta en Cajeme o Ciudad Obregón se le homenajeó.

-Hoy los artistas jóvenes mexicanos trabajan con más libertad pero hay una crisis de creatividad, están peor y mejor hubieran seguido al muralismo y no al arte moderno…Tres generaciones de continuadores haciendo lo mismo... Hay mujeres bonitas pero no son estéticas. El artista no copia, debe tener visión propia de la existencia y son babosadas la de los artistas conceptuales.-

Exclamó cuando se le preguntó sobre la situación del arte moderno o contemporáneo  del nuevo milenio en México.

Después de una pausa, relató el dicho popular entre los defeños: “¡Me pinta como a Cuevas... de la tiznada!”, y la anécdota cómica de cuando el presidente Gustavo Díaz Ordaz inauguró una exposición ordenando  a su ministro le aconsejara sobre los autores: “¡Claro, este es un Picasso y ese un Matisse!”, le indicaba hasta pararse frente a otra obra y presidente ordenar: “Déjenme sólo, ¡Este es un cuadro de Cuevas!”-: ‘¡No señor, presidente,  es un espejo!’ Ja, ja, ja.

Por su hermosura femenina, la vedette de la farándula nacional y oriunda de Vícam Estación, Rossy Mendoza fue su musa para una pintura de caballete, misma  inspiración tuvo el pintor vernáculo de Estación Corral, Juan Buitimea. (+) Quien en pláticas afuera de su chiname, refirió: -A Cuevas lo conocí cuando anduve en la farándula, en la Zona Rosa  y al pintar a la hermosa Rossy Mendoza en un desnudo artístico en los 1960: Cuevas lo miró pero creyendo que los yaquis somos esotéricos con una navaja desgarró un poquito  la pintura para conocer su técnica: ¡Era acrílico! Ja, ja, ja. A Cuevas le gustó mi trabajo y a mí su pintura pero no lo que hace hoy porque parecen pesadillas.- Continuará.

José Luis Cuevas dictando conferencia magistral sobre su obra plástica y semblanzas durante su pasada visita a los yaquis y yoris de Ciudad Obregón.

José Luis Cuevas y el Arq. Francisco Sánchez López después de la entrevista periodística para el suplemento Quehacer Cultural del Diario del Yaqui.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor SEP-509989-78 del titular Arq. Francisco Sánchez López. Se prohíbe la reproducción de este artículo y fotografías. Se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte en el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989-78 of his holder Arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photography is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement, El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014. Facebook: Francisco Sanchez; T: @archfcosanchez


Juan Buitimea pintor costumbrista yaqui de Estación Corral en Sonora.

Escrito por arkisanchez 16-10-2009 en General. Comentarios (11)

Estimados bloggers: Con mucho gusto subo la presente a la red social de la Internet para que se deleiten sobre la vida y obra del Juan Buitimea:  Pintor Bohemio  de la Plástica de Estación Corral, Sonora.

 

Sintiendo la despedida del calor sonorense por el arribo del otoño y sus mañanas frescas termino  esta crónica sobre los artistas olvidados por la ignominia oficial y desinterés por documentar sus testimonios y creación plástica debido a su pobreza y falta de apellidos de alcurnia en Cajeme. Pintores pioneros y apasionados creadores rotulistas y caricaturistas de los ´70 que hicieron historia en el Arte Cajemense actual. Hoy, concluyo las pláticas sostenidas con el pintor costumbrista Juan Buitimea Valdés, el último de  los pintores bohemios de Sonora que representaron  una bella e inolvidable época en la plástica mexicana,  misma bohemia existencial efímera que  viví en la sociedad materialista capitalista, nacionalista y socialista en Guadalajara, Laguna Beach y en la  Ciudad de San Francisco, California.

En su chiname localizado en las faldas de la loma de Corral rodeado por la flora endémica de la ribera del río Yaqui, me invitó un vaso con agua para platicar sobre su vida y obra artística creada en su fructífera carrera; Vivienda que a simple vista,  revela la pobreza extrema de este artista costumbrista y creador de la belleza pictórica al acrílico, al carbón u óleos. Con una mirada al oriente, relata sus remembranzas del pasado sin retorno y recuerdos humorísticos de la “Carrilla” entre los pintores de antaño por la rivalidad entre los pueblos de Cajeme, de Cócorit, de Esperanza  como centros cosmopolitas y Estación Corral como  comunidad rural ribereña sin cultura.

-¡Esa “Puerta de la Percepción” de adobe con un marco y puerta de madera como remanente de alguna vieja construcción  en ruinas que está allá,  al poniente del chiname, ¿Qué es?- Le pregunté con curiosidad,  aludiendo la filosofía existencialista hippie: --Es la casa antigua de mis padres que quedó después de varios ciclones--, comentó mientras sacaba  sus cuadros para mostrármelos.

La obra de Buitimea se puede dividir por etapas de creatividad; Sus iniciales  trazos  con el dedo en el suelo durante su niñez y dibujo y caricatura al carbón después de estudiar un curso de dibujo y pintura por correspondencia de Los Ángeles, California, con bosquejos a lápiz de su ídolo El Santo, Enmascarado de Plata que enviaba a la revista ganando premios pero nunca  recibió en Corrales; La siguiente etapa se caracteriza con florales, el austero paisaje del desierto sonorense de su entorno,  las ceibas, los jardines y el kiosco de la plaza Ignacio Zaragoza de Cócorit, el retrato y la figura humana de sus musas como María Félix y la vedette Rosi Mendoza y  otras personalidades  al lápiz, acrílico y óleo. Otra, la más productiva y la que lo llevó a la fama internacional por su visión plástica e  icnográfica de las danzas tradicionales yaquis,  y la actual, la pintura sacra católica de vírgenes y Cristos por ser lo que quiere la gente.

Recuerdo cuando lo conocí en 1978,  bajo los portales  frente a la tienda de Don Cheto Sánchez del ex mercado municipal de Cajeme, tratando de vender sus obras; Un año después, le compré una magnífica  “Danza del Venado” de mediano formato que todavía conservo y cada día admiro en mi vivienda de interés social.  Me gustó por ser la danza original observada en Vícam Pueblo y no, una copia del danzante venado del Ballet  Folclórico de México en el Palacio de las Bellas Artes, ni un  duplicado del danzante yaqui estilizado por el pintor Fermín Revueltas en 1933.

¡No!, Todo lo contrario, su  dibujo y colorido original vernáculo lo heredó de su padre, dibujante de sewas (flores)  y de los mayores  yaquis  interpretado con su propia expresión, el estilo Buitimea de pintar su entono, lo tradicional, lo ficcionario y  lo bíblico. Su pobreza en la riqueza de la Alternancia, en la ex Sonora de las Oportunidades, del nacionalismo revolucionario y de la democracia social  no ha sido un impedimento para su original propuesta plástica que el extranjero colecciona y asombrado queda por su costumbrismo yaqui que el cajemense por su exacerbado sonorismo norte americanizado discriminador desprecia por ser un mestizo yaqui pobre. --En mi vida de pintor han venido varios periodistas a entrevistarme  y dar a conocer mi obra: Recuerdo a Rosi Oviedo del periódico El Sonorense en 1975, a la poetisa de La Ladrillera  Abrahana Rivas,   el Imparcial y tú  del Diario del Yaqui--.

-¿Cuáles son tus mejores obras?- Le pregunté ante su incógnita de no estar satisfecho con su arte, y después de mostrarme unas fotos, contestó: --Estas, la “Flor de Cáctus”, donde pinté a una indígena yaqui con alcatraces, no es una copia  de Diego Rivera a quien admiro mucho, porque cuando hay pitahayas es de Sonora, y la “Flor de Alcatraz”, al estilo sur de México (Mexican Village)--.

-¿Cómo está el mercado del arte? Le pregunté, sentado  bajo el tapanco-cocina-.

--¡Pintando me mantengo de milagro como la Lotería Nacional, ja, ja, ja!;  En Obregón no se vende, excepto en años anteriores cuando personal del ex Banrural me compraban cuadros; Un gringo de Tucson que tenia una tienda de Mexican Curious me compraba algo hasta que  un día que no estaba en  casa y mi difunto hermano Hipólito lo corrió y jamás regresó; Renato Cruz, de la Revista Semanal de Michoacán, me compró “Las Pitahayeras” y “La Cucaracha”, un dibujo de María Félix; “Tomprillas de Colibrí” se la regalé a Juan, el cantinero del bar Bacatete cuando se fue a Tecate, Baja California, porque detuvo la  “Carrilla”  del pintor “Cayo” Escalante y su frase “Choyas y Piedras hay en Corrales” cuando los parroquianos  discutían quienes eran los mejores de Cajeme--.

Después de escuchar la expresión “carrilla”, le pedí me platicara algunas de ellas: --¡Sí, como no! Fíjate que ha habido mucha rivalidad sana entre los pintores de Esperanza, de Cócorit y de Corrales; Recuerdo, cuando trabajaba de barrendero en el Mercadito Unión, el pintor José Luis Lizarraga creyó que pintaba a María Félix con el método métrico cuadricular y no fue así, porque la pinté de una fotografía, me salió muy bien y lo “chotearon” porque según los locatarios, el barrendero pintaba mejor. Ja, ja, ja; Otra fue con “El Cayo” Escalante (Ricardo) cuando laboré de conserje en el Palacio Municipal de Cajeme, se hizo un mural colectivo “El Folclore de Guadalajara”, en un como cuarto en La Pérgola  de la plaza Álvaro Obregón para celebrar las Fiestas Patrias: El pintor Torres Meza realizó su obra y el “Cayo” Escalante  la danza de  “Los Viejitos” y yo, de memoria, pinté: “La Campana de Dolores”, “El Pípila” y “El Fusilamiento del Cura Hidalgo”; Y con el pintor yaqui y amigo mío Leandro Pacheco que vive aquí en Corrales y a sus 67 años de edad aún pinta bonitos paisajes, la gente comenta: = Juan pinta venados y Leandro los mata =. Terminó su relato riéndose por los recuerdos quedando pendientes varias anécdotas con el pintor Vallejo de Obregón y con Jesús Fierro Haro de Cócorit, entre otros más.

 

Pie de foto: Juan Buitimea frente a su chiname-taller de pintura mostrando varias de sus obras que lo han llevado a la fama afuera de Sonora.

Pie de foto 2: Nuestro pintor costumbrista yaqui mostrándonos una de sus obras frente al jardín del chiname.

 

Pie de foto 3: La Obra "Colibrí" al estilo costumbrista corraleño muy gustada por extranjeros y locales.

 

Pie de foto 4: Obra "Floral", de la plástica de Juan Buitimea.

 

 

Fotografías por el Arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

Página web: www.arqsanchez.8m.com  E-mail: artecajeme@yahoo.com

 

Sivia Abalos con los niños yaquis de Cócorit.

Escrito por arkisanchez 24-05-2008 en General. Comentarios (0)

 Estimados Bloggers: De nuevo por la red para saludarlos y subir esta crònica sobre un gran acto humanitario como es la de regalar zapatos a los niños y niñas yaquis (estoy como Vicente Fox) de la Loma de Guamuchil que presenciè y me unì a la artista y demàs personas.

Estaba escribiendo sobre la estética del arte en Cajeme cuando llegó el arquitecto Pablo Machado para presentarme a la artista tapatía Silvia Abalos de fama internacional por su música latinoamericana y a quien  conocía por medio de mi blog en la Internet. Me complació  conocerla en persona ya que en su gira artística por el sur de México, se  vino a Sonora para deleitarnos con su canto en La Casa del Colibrí, de Esperanza junto a Pancho Madrigal.

Aproveché su visita para preguntarle: --También vienes  con un magnífico proyecto altruista, ¿Verdad?--.

“Sí, en el 2006, vine a cantar en las celebraciones del Centenario de Esperanza y al Festival Ortiz Tirado de Álamos y cuando entrábamos al pueblo de Cócorit, me llamó poderosamente la atención un grupo de  20 niños corriendo detrás de una pelota desinflada sin camisas y sin zapatos en un frío día febrero antes del atardece; pero, había tanto regocijo en su juego, en sus sonrisas y carcajadas que ¡Me tocaron fuertemente el corazón!”. 

Exclamó con cierto sentimentalismo, para agregar: “No es que no conozca la miseria y pobreza de mi pueblo; siempre he comentado que México es tan hermoso y tan castigado al mismo tiempo; de hecho, la dedicatoria de mi nuevo disco lo dedico a México...”.

“¡A esos niños les quiero comprar zapatos!  Me dije a mi misma y  en una cena con mis músicos, gente del festival y los esposos Machado Ruiz (a quien conozco desde 1980, en Guadalajara) lancé mi inquietud de aliviar un poquito a esos niños que son la esperanza de Sonora... No tengo hijos, Francisco, pero no es necesario tenerlos para que un niño te ablande el corazón”.

Afirmó con mucha seguridad, convicción y melancolía, para continuar su  relato: “Cuando regresé a Bruselas,  fui a las oficinas del AFAL (Asociación de Mujeres de América Latina, grupo de mujeres ricas dedicadas a obras de caridad) presidida por la Condesa María Teresa de Liderkeke, maravillosa mujer chilena casada con el conde  belga, quien  me preguntó sobre mi viaje a México.

 

Le manifesté lo visto en Sonora y  comenté: ¡Teresa, si hubieras visto a esos niños...! Yo quiero comprarles zapatos de fútbol”. Ella, conmovida, me preguntó: --¿Qué propones?-- y  le contesté: Los próximos conciertos que voy a hacer para ustedes, no me paguen en efectivo para que todo ese dinero se vaya para los niños de Cócorit... Juntamos escasos 2500 euros en dos conciertos como primer paso del  proyecto; porque para un niño: ¡No hay nada mas excitante que un buen par de zapatos de fútbol!”.  Me indico con  veracidad.

 

“Mucha gente me ha criticado, comentando que es una visión de mujer capitalista y yo contestaba en mi interior: ¡Pues que carajo! ¿Porqué no?

 A esta iniciativa se adhirieron mis músicos y otras gentes que ahora en Bélgica lo están entendiendo y tengo un ángel a mi lado llamado Estefan Wald quien está haciendo ruido en el mundo flamenco para aportar maquinas de cocer a las mujeres yaquis”.

 Como me invitó a unirme a su proyecto, al día siguiente la acompañé  a comprar uniformes y equipos deportivos para una lista de 182 niños y niñas de la escuela primaria y preescolar de la Loma de Guamúchil,  previamente entregada por el señor Miguel Ángel Cota Tortoli.

 El sábado pasado, durante  el cenit  y al ritmo de un tambor anunciándolo, llegamos  cargados con los regalos a la Guarida Tradicional del pueblo de Cócorit enfiestado por el Día del Espíritu Santo. Enclaustrada en una gran explanada con magníficas panorámicas al cauce seco del río Yaqui; bajamos la mercancía  e ingresamos al recinto donde nos esperaban las autoridades tradicionales, algunas mujeres  y más de un centenar de niños sonrientes e impacientes por recibir sus regalos.

 Nos sentamos en una banca frente a los cinco gobernadores: Juan Placido Valdés Castillo, Apolonio Valenzuela Matus, Teodulfo González Valencia, German Ibarra Moroyoqui y Dolores Matus Bacasewa; el Pueblo Mayor, Miguel Buitimea Flores; el secretario, Anselmo Franco Ibarra; Servando Juzacamea Matus, Capitán de la Autoridad Tradicional;  Maximiliano Álvarez García, Comandante de la tribu Yaqui y Arturo Valencia Juzacamea, coordinador Autoridades Tradicionales.

 Tomó la palabra    Miguel Ángel en su lengua nativa y después en español  presentando a la artista Silvia Abalos y a los testigos de honor: El arquitecto Pablo Machado, su esposa Soledad e hija Andrea, la profesora Silvia Domínguez, Jorge Moreno, comisario de Esperanza y su servidor.

 La cantante y actriz  Abalos, de pie, explicó los motivos de la donación  y cuantificación de lo otorgado altruistamente, exclamando:”Son para ustedes, niñas y niños, para que jueguen”. Mientras  mostraba las bolsas con uniformes,  cajas de zapatos con tenis y de fútbol, guantes,  bats y pelotas de béisbol, balones para básquetbol y voleibol y pelotas multicolores con un valor de 2700 euros (16 pesos por uno).

 ¡Júbilo y alegría! Mostraron los niños y las mujeres que presenciaban este  conmovedor acto humanitario por una artista que piensa: “El arte saca a los niños de la calle y si les damos música, teatro y les ponemos zapatos para que vayan dignamente caminando  por las callecitas a la escuela de arte, es una manera de ayudar a que la niñez no caiga en las drogas y otros vicios, porque creo, que la desesperación y la desilusión los pueden orillar a vivir e la calle”.

 El primer gobernador  Placido Valdés Castillo agradeció  la donación a la señora Silvia y nos invitó a presenciar  las celebraciones religiosas encaminándonos a una ramada donde se bailaba magistralmente  la Danza del Venado y la Pajkola, donde noté en la mirada de Silvia su extrañes y admiración por este bailable y de ahí, nos fuimos a la cocina para degustar sabroso wakabaki con tortillas de harina sobaqueras  servidas por  afables señoras  que estaban cocinando y torteando.

En el camino de regreso pensé en esta acción humanitaria tan noble de la cantante Silvia, venir desde Bélgica para entregar en especie esta donación a los yaquis  y después verla actuar cantando, es conmovedor, porque todavía hay gente como ella  y la  condesa Teresa de Liderkeke con gran corazón y humildad para con los demás e incluyendo a los señores Jaime Montero Sifuentes de la tienda Deportes y Novedades y Adrián Rivas Gallegos  de la zapatería Tres Hermanos por el descuento otorgado a esta noble causa.

“¡Los niños yaquis son mis ángeles!”. Comentó, Silvia Abalos con  mucha sinceridad, alegría y amor, al concluir su  visita  con la niñez yaqui que le partió el corazón. Para volar a la Ciudad de México y presentar sus conciertos musicales.

  Francisco Sánchez LópezEs arquitecto, fotògrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, colaborador cultural, cronista y critico de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui, de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Arquitecto Francisco Sánchez López historia en el mundo del arte y ecologia marina

Escrito por arkisanchez 07-10-2006 en General. Comentarios (2)

 

 

Dear bloggers: Today a write about  part of my life and professional career in the world of architecture. Enjoy  it, please. I send this article to the Architectural Digest in the USA.

 

Jobs outside the architect profession.

 

During the years of formation on my career, I worked as draftsman and designer for a building company in Guadalajara and did side jobs as Hichol Indian Art professor and gave conferences on the Yaqui Indian Tribe related to the Carlos Castaneda books: ”The Yaqui way of knowledge”, “Separate Reality” and “Journey to Ixtlan”, and I was an advanced Spanish Teacher (summer) at Western Washington State College in Bellingham, Wa.

In 1977, I graduated from the School of Architecture in the University of Guadalajara, State of Jalisco, and México. One of the graduated requirements was to have 900 hours of social work in poor communities and to write a professional thesis. Because of both reasons, I was sent to the Yaqui Indian territory and the traditional 8 Yaqui River towns   in the State of Sonora, Cócorit, Bacum, Torim, Vicam, Potam, Rahum, Huirivis and Belem. Back in Guadalajara I wrote my thesis:

“The Problems and Solutions for the Yaqui Indians vernacular dwellings in the State of Sonora”. Among other things I designed the Yaqui territory and the Vicam Station urban planning and reconstructed one neoclassic style church in Vicam Pueblo, in the same site from 1600´s. I improved their vernacular homes because I did not wanted them to live in a small Mexican home. Politically, I integrated them in the first autonomous Indian county in Mexico in order for more democratically relationship between the Yaquis and the Mexican dominant culture, inclusive, with the American culture in Arizona.

With my thesis book, I returned to the University of Arizona to delivery a copy to Mr. Edward Spicer at his house in Tucson, because he advised and supervised  the historical data I used: “Your solutions are the only honest way for the Yaqui culture in Sonora”, he mentioned to me.

That year, I went to the University of Washington in Seattle to apply for a scholarship to study a master degree in urban planning and turned in a copy of my thesis to the assistant professor. The doors were closed in front of me because the political  concepts of Indian autonomy, the resolutions on regional planning and the administrative and social criticism to the establishment was, ”dangerous for the American Indians Reservation Status”.

Back to Mexico I opened a  small design firm,  in two years of hard work I became a successful architect designing and building residencies, homes and commercial buildings in Ciudad Obregón, Sonora, as . Aside I painted watercolor and did photography for two to one man art shows.

In 1981, I moved to San Carlos, Sonora, a small American resident beach community in the Golf of California where first I worked as designer and supervisor in chief for an architect. One year later, I opened my firm and by 1987 became  to be a very well known and experienced architect among Americans; because my functional floor plans and the Sonoran Mission Colonial Style that I invented for facades , interiors and landscaping.

In 1987 because my doctor’s prescription, I had to give up my construction business due to a physically problem: cement, limb and construction dust allergy I developed and was making me very ill. In order to survive the shock, I kept my architectural design jobs but I enter in others fields: artistic photography and a watercolor painter in the magical realism art and a writer of  tourist guide on the Yaqui and Seri Indians. But it was not the same monetary talking.

 

1n 1991, I move to Cabo San Lucas, State of Baja California Sur to open a design office to get in the American market of :“the million dollars homes”, that  the California upper class and hotel chains were building on this resort. My surprise was that this market was controlled by Los Angeles and Mexico City’s architects and some natives that made everything impossible for the new comers not to get the jobs. Consequently, I only designed one three stars hotel in downtown Los Cabos.

As the expensive way of life in that beach resort, I put my profession aside and hired myself as a photo-journalist for three local newspapers. With this new activity, I introduced the artistic photography in the newspapers and had my own articles and 5 news a day. For three years I wrote about environment, art, architecture history and covered the social events for the “socialite ladies”. I Had several shows in art festivals because the income was not enough to pay expensive bills. During this fantastic job, I interviewed Mexican and American politicians, governors, majors and presidential campaigns . Even John Kennedy when he was in Los Cabos, he told me “I am just a tourist in Mexico”, when I tried to break his body guards wall.

I interviewed several Hollywood artists, Playboy Mag-´s Mates, Penthouse girls and covered fashion shows and great parties held  by the “ladies”. My strongest and favorite subject was the Gray whale, billfish sport fishing and  turtle protection.  An encounter with a gray whale and while looking at her beautiful black eye, I decided to take protection actions through my news and take a worldwide protection to all the cetaceans.

In 1994, due to the income was very low, I returned to Sonora to open  a design firm, but, this time with a new type of architecture I made up in Los Cabos in my spare time: “Bio-climate, more friendly with the environment and it’s protection with ISO 14,000  and Quality ISO 9000 standards  products in building.

I opened this architecture to a functional Baroque floor plans designed in Site and finished them in a Sonoran Colonial Style. The results; a beautiful and practical architecture that was ahead of it’s time and American and Mexican cultures. So my clients were dramatically reduced. As an ecologist, I formed the Whales, Billfishes, Dolphin Protective Society, Non governmental organization.

In 1997, I worked as an extra for the film: “The Mask of Zorro”. Playing  a scene from 1847´s Californian Indian and gold mine slave crying for justice, freedom and food to the Spanish governor. I worked with Antonio Banderas and the beautiful Catherine Zeta Jones (who stole my heart because her beauty) and Anthony Hopkins.

My decline as an architect started in two ways: One, when I turned over 45 years of age. The Second; my whales’ protection, the marine environment conservation and my articles on billfish over fishing made me to have many enemies and people did not like or agreed with my opinions and action in pro the environment. Consequently, my clients became fewer and fewer.

 AS a survivor, in order to get an income I kept my firm and started to sell watercolors to tourist and friends, give watercolors classes but it was not enough to make  a decent life.

 

In 2006, I am celebrating with some mescal shots my “29 years as an Architect”.  A life that I worked with passion and strong sensitivity for the art of architecture. I have made an style (the Sonora Colonial) and Baroque functional floor plans that has been reproduced by others in the construction business without respecting my authors rights. A type of architecture that few clients are willing to pay for a good design.

The September eleven affected my art business and put me the middle of two fanatics in San Carlos. With hard work I became one of the strongest ecologist and whales protector (Americans call me “The Whale Man”), I requested and obtained the Mexico’s Whale Sanctuary signed by President Vicente Fox on May,23, 2002.

But, the cruel reality is that I have not a capital in my 57 years of age, no retirement policy, no medical insurance, no a decent job and I am surviving in this global economy by selling  small watercolors to tourist and the future as an architect is un certain.  At this age, I feel myself in the best of my creativity and production to create beautiful, functional and colonial architecture but I am facing unemployment in spite of having a membership in the Mexican Institute of Architects, The Sonora-Arizona Commission and the ICOMOS- Mexicano, A.C.  An UNESCO International Committee for Monuments and sites that is protecting the world’s heritage and architecture.

There are other options for architects due to their education, formation, experience and skills,  but, the money is in the construction of the architecture.

Because my opinions and actions in pro the environment, whales and  conservation of the Sea of  Cortez (my only home) Mexicans and Americans of my community have boycotted my career and have denied me home designs to a certain degree that it’s hard for me. With their actions, they are attempting against my humans rights, my freedom of speech as an architect and as an ecologist. The rights that  a human being has to have for a better environment.

But, let me tell you that in spite of the negative ness of people. If I have a chance to be born again, I will choose the Architect Profession and the Whales Protection. I do not resent anything because it has been my decision and I take full responsibilities of my actions and decisions as architects must do firmly to comply with a good design.

 

Sincerely yours: 

Arch. Francisco Sánchez López