Cuatro Siglos de Evangelización Jesuita en Sonora.

Escrito por arkisanchez 08-03-2014 en . Comentarios (0)

Estimados bloggers: Ahora comparto con ustedes este festejo católico llevado a cabo en Ciudad Obregón, Sonora, la antigua Cajeme para los residentes de Scottsdale, donde vive mi amada amiga que tanto quiero. 

400 Aniversario del Padre Pedro Méndez en Sonora

A mediados del pasado mes de enero se celebraron cuatro siglos de la Evangelización cristiana en Sonora iniciada en la antigua ranchería de Camoa por el padre jesuita Pedro Méndez y con los padres Diego de la Cruz y Cristóbal Villalta fundaron  siete pueblos de misión de indios en el río Mayo. Los festejos iniciaron con una peregrinación circundando la plaza cívica Álvaro Obregón y una singular Misa en la catedral del Sagrado Corazón de Jesús, oficiada por el obispo Felipe Padilla Cardona y el padre franciscano David Joseph Beaumont Pfeifer, organizador de los mismos desde Yécora, donde realiza su magnífica obra misional, escribe libros, compone poesía y toma fotografías documentales de la naturaleza serrana y cultura de sus pueblos pimas.

Al frente de la peregrinación, acorde a ritual prehispánico-jesuita del siglo XVII, el niño “La Malinche” y los danzantes matachines de la Loma de Guamúchil marcaron el ritmo danzando a los compás de sus maracas, violín y guitarra, seguidos por el gobernador Lucio Buitimea, cantoras y rezanderas portando las imágenes de la Virgen de Santa Rosa de Lima y de la Virgen de Loreto acompañados por las autoridades religiosas tradicionales de  Pótam, Vícam y Cócorit. Detrás de ellos marcharon los fiesteros mayos del Pastoral Indígena del pueblo de Guaisacobe portando imagen de San Diego, presentándolo ante los santos patronos del pueblo mayo de El Júpare con la Santísima Trinidad; la autoridad tradicional guarijio de Macoyahui y Guajaray; los pimas de la iglesia de Maycoba y Yécora, ópatas de Sahuaripa, las matachines de la iglesia de San Ignacio de Loyola de Bacanora, la típica escenografía de la Pimería Alta: el jesuita Pedro Méndez montado a caballo junto a un pima primitivo, personificado por el laico Roberto Ramírez Méndez de Yécora; grupo de monjas Misioneras Hijas de San Pío y la comitiva de sacerdotes de la Diócesis de Ciudad Obregón presidida por el padre David, el obispo Padilla y otros misioneros franciscanos visitantes.

La entrada a la catedral estuvo fantasiosa, como de misión antigua: Dos adolescentes pimas de El Quipor con sumerios, las autoridades religiosas acompañados por el obispo y sacerdotes, caminando hasta situarse en el altar decorado con mantas blancas bordados con figuras del arte rupestre frente al retablo “Cristo Centro de Nuestra Fe” del escultor Carlos Terré. Cada uno de los pueblos presentaron sus santos e imágenes ante Cristo Crucificado para dar inicio a la Misa con cantos y rezos en sus lenguas maternas y antiguo latín durante la Comunión y Consagración, y un grupo de Mujeres guarijios danzando “El Tubari” frente del altar, donde el padre David envió su mensaje de amor a Cristo, seguido por el del obispo, señalando: -La Misa ha terminado, inicien las danzas-. Efectivamente, así fue: En el presbiterio los matachines y en ambos extremos las danzas del venado y pajkola mayo y yaqui.

Su fervorosa devoción católica festiva desde los tiempos de las misiones jesuitas y franciscanas aún perdura entre las etnias de Sonora en una unidad sagrada, indivisible y tradicional que debe de conservarse a pesar de la introducción del protestantismo y otros cultos, o circunstancias propiciadas por la materialización global yori y el divisionismo interno provocados por sus lideres politizados interfiriendo en asuntos internos de ellas, como en los mayos y sus peleas por las llaves de la iglesia y control de sus fiestas, o la dualidad yaqui no consagrada por sus sacerdotes a pesar de que los guerreros “Cuajones” lucharon por su Anía.

El padre David es un excelente escritor. Amablemente me regaló cuatro de ellos, de los 24 libros que ha editado con la señora Yolanda Bustillos Galavíz, los antropólogos Alejandro Aguilar Zeleny, Armando Quijada Hernández, César Armando Quijada, el arquitecto Adolfo García Robles López y Roberto Ramírez Méndez con magníficas fotografías: "Padre Pedro Méndez, Apóstol de Sonora”, donde incluye una pequeña biografía del jesuita Pete de Chardin cuya teología influyó en el plasticismo del maestro Arteche: “Caminando por la Pimería Baja”, con su historia de la arquitectura vernácula y misional; el poemario: “Homenaje a la Mujer Pima” y “Una Joven Guarijía Contempla”, lamentos de esta etnia en extrema pobreza contra la destrucción de su hábitat y cultura. Sus textos describen la realidad comunal pima y guarijio con sencilla  narrativa referente a sus usos  y costumbres, creencias antiguas y cristianas, la historia de su hábitat, sitios sagrados naturales y del arte rupestre, que cada biblioteca o escuela de Arquitectura deben de tener en su acervo cultural.

Platicamos sobre su labor misionera, indicando: --Dios me motiva a escribir  inspirándome en nuestros pueblos indígenas que me han enseñado mucho a ser un buen franciscano... Es una evangelización integral en Cristo...Tenemos proyectos de conservación de los sitios arqueológicos, de ayuda a ancianos y niños huérfanos, becas para jóvenes en los pueblos de San Juan Diego de los Pimas, Maycoba, El Quipor, La Dura en Sonora y Yepachi en Chihuahua--. Al referirle la pobreza extrema de la tribu, dijo: Hay pobreza material en cuanto a las carencias en las siembras del maíz y frijol. El mundo moderno ha cambiado más no así las vivencias pimas: La riqueza es espiritual, histórica y cultural--.

Pie de foto 1: La típica escenografía de la Pimería Alta: el jesuita Pedro Méndez montado a caballo junto a un pimas primitivos. Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería! Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy! Architect, photographer, artist of magical realism art, ecologist in  the Sea of Cortes´ whales protection, cultural journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

E-mail: artecajeme@yahoo.com, Facebook: Francisco Sanchez;Twitter: archfcosanchez. 

Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com;www.arkisanchez.wordpress.com; www.sanchezarchitecture.blogster.com; www.arkisanchez.blogdiario.com; Website: www.arqsanchez.8m.com