Cronista de arquitectura. arte y ballenas de Sonora. México

Alamos.

Platicas culturales con el escritor Carlos Moncada Ochoa

Escrito por arkisanchez 24-02-2009 en General. Comentarios (1)

Francisco Sánchez López

 

Platicas culturales con el escritor Carlos Moncada

 

Siguen los días cabañueleros en nuestro hábitat, ideales para recordar mi estancia en la ciudad colonial de Álamos durante la exposición colectiva de los Artistas del Festival FAOT-2009, en la Plaza de Armas, donde, uno de los eventos más importantes, es la pasarela de personalidades de todos colores, idiosincrasias políticas y gustos por el arte y el gran pueblo alamense con su vernáculo criterio para criticar las obras expuestas en forma natural y sincera que aceptamos libremente y no como en Cajeme, donde el personal de las galerías de arte se sienten ofendidos por una crítica a la excesiva seguridad optando por la represión (típica en Sonora) más que de solucionar favorablemente el problema.

De éstas personalidades, me dio gusto saludar al escritor cajemense Carlos Moncada Ochoa, con quien, sentados en una banca verde frente al hermoso kiosco arabesco de la plaza nos pusimos a platicar sobre el arte y la cultura en Cajeme y resto del estado de Sonora.

Moncada: “¿Qué me puedes contar sobre la historia del arte en Cajeme a partir de la década de 1930?”. Fue la primera pregunta hecha a este prolifero escritor ensayista de quien soy lector por varios años y como consecuencia de su articulo sobre el patrimonio cultural de Cajeme  en la revista Yuku Jeeka. Después de un rato para recordar, contestó firmemente:

--No he hecho un estudio a conciencia de la plástica de Ciudad Obregón, pero a fines de los 1940 y principios de 1950 recuerdo a quienes hacían pintura, no tanto creaciones propias sino copias como el doctor Gabriel Amézaga Irazoqui con maravillosas obras como “El Hombre del Yelmo Dorado” de Rembrandt y a otros médicos que pintaban a lápiz como contrapartida de su profesión… En los años cincuentas llegó un periodista aventurero de Guanajuato, Esteban Valle,  a quien el licenciado Alberto Delgado Patrón le puso el nombre de “Esteban del Valle del Yaqui”, ja, ja, ja. Pintaba paisajes sonorenses de memoria al óleo y a la acuarela... Instaló una exposición en la plaza Morelos hoy indebidamente llamada plaza General Álvaro Obregón, de la cual, no sé porque le cambiaron el nombre... Fue una exposición elocuente muestra de   nuestra cultura en artes visuales porque no había prácticamente nada… Alberto Santana fue gran dibujante porque manejaba el lápiz maravillosamente para dibujar temas indigenistas como El Calendario Azteca (La Piedra del Sol), cabezas de ídolos, grecas como pirámides yucatecas y después evolucionó al retrato de personajes de la época--.

Francisco Romero Meneses, originario de Sahuaripa radicado en Ciudad Obregón en aquellos tiempos, pintó el mural alusivo a la vida de los yaquis y al general Obregón en la Sala de Cabildos del Palacio Municipal, desafortunadamente le metieron “piquete” al mural original de 1955. Vi una porción del mismo en el suelo, además el presidente municipal no era que digamos un adorador de la plástica... o ¡Qué bruto!  En la apreciación por el arte.  Vino el gobernador Álvaro Obregón a la inauguración de este mural--.

El día estaba ideal por el calor matutino entre las actividades que Moncada vino a hacer con el Instituto Sonorense de Cultura, mirando al Museo Costumbrista para ver si ya se iniciaba la presentación de un libro, respondió y lo dejé hablar, por ser muy buen conversador nada aburrido  gracias al conocimiento de tema, indicándome: --El clima y la geografía han condicionado la dirección de la actividad artística en Sonora, lo poquísimo que se hacia era ya un mérito… La actividad era sumamente pobre porque aquel o aquella a quien Dios le había dado el don del trazo y del color, hacia lo suyo porque no había quien  orientara a esos talentos en embrión.  No había puntos de referencias, inclusive en la Universidad de Sonora en Hermosillo, para referenciar los que se hacía a nivel casero... Pintaban bajo la dirección de los maestros de la Universidad las damas de sociedad más de ornato que de otra cosa--.

“Moncada, tu has publicado un magnífico ensayo sobre las estatuas urbanas de Sonora, referente a las de “El Discóbolo”, la de Juárez y la de Jesús García localizadas en Cajeme, ¿que puedes mencionar?”.

--Tengo un trabajo no publicado aún sobre las estatuas de los 72 municipios sonorenses... En la época de Rodolfo Elías Calles, gobernador de Sonora, se instaló la primera escultura un poquito escondida de Ciudad Obregón: El busto  de Juárez,  en la colonia Del Valle... “El Discóbolo y el “Danzante Yaqui”, fueron en la época de don Ángel López Gutiérrez, por un escultor muy conocido que no recuerdo su nombre--.

Con una sonrisa, cambió la respuesta, para mencionar: --Recuerdo ahorita un dato curioso y chistoso, arquitecto, te lo voy  a contar: Estaba comiendo con el licenciado Eduardo Estrella, cuando le avisaron que se había roto el cable de la grúa que levantaba la estatua de Tetabiate y ésta se había caído. Estrella, muy angustiado, hizo varias llamadas y cuando regresó a la mesa, comentó: =Pues, ni modo, ¡Se fracturó el muslo Tetabiate!. Me encantó su expresión como si había que enyesarlo=, ja, ja, ja, nos reímos ambos mientras algunos visitantes veían mi obra.

--En Sonora tenemos una muy mala escultura en las vías públicas, por ejemplo, las de Jesús García y los Colosios hechos en serie: el del IMSS y los bustos chicos que están sembrados en todos los pueblos.

 A unos pasos del palacio está el busto a Josefa Ortiz de Domínguez, muy malita, de Gladis Félix, inclusive, aquí en La Alameda (de Álamos) puedes ver la lamentable  figura de yeso,  una mamá con hijo en brazo; sin embargo, la estatua de Los Pioneros es del escultor Julián Martínez esta impresionante--. Comentó, mientras observaba su reloj, ya que tenía programada su asistencia al concierto de música clásica  en el interior de la parroquia Inmaculada Concepción y me preguntó muy secamente:

--¿Porqué pusieron ese grupo cursi de tres figuras gigantes junto a la estatua de Cajeme que no sé que es? ¡Están horribles!.  Las hubieran colocado en otro sitio-.

“Si, estoy de acuerdo en tu apreciación, Moncada,  es la estatua más fea de Cajeme y de México según encuesta en el Internet del año pasado ya criticada en mi colaboración cultural, pero para tu conocimiento, te señalo: Se titula  Homenaje al Agua y Juventud de Cajeme, realizada por el ingeniero químico Francisco Cárdenas Ángüis, en el trienio de Jesús Félix Holguín”. Para aludir la mega estatua similar en la plaza del ITESCA.

El, con significativa muestra de enojo, pidió: ¡Las hubieran colocado en otro lugar! Para concluir la primera parte de esta interesante conversación porque iniciaba el concierto de música clásica.

 

 

Pie de foto: Estatua de Jesús García, el Héroe Blanco de la Humanidad, desplazada de la antigua plaza  del Ferrocarril. ¡Dónde está hoy?

 

Francisco Sánchez López. Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologísta protector de ballenas en el mar de Cortés, cronista y critico de arte para el suplemto Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista enla revista Yuku Jeeka de APALBA, en Ciudad Obregón, Sonora. México

La Ruta del Arte en Alamos, Sonora

Escrito por arkisanchez 19-02-2009 en General. Comentarios (0)

Estimados bloggers: Buen día. Hoy incluyo esta cronica y critica de arte para su apreciación por las artes realizadas en Sonora durante los festejos operísticos en Alamos, este año.

  

La Ruta del Arte en el FAOT Álamos -- 2009

 

Por fin nos llegó el frío a la sierra Baja Tarahumara, a la planicie costera del golfo de California y a nuestro convulsionado hábitat por  la repartición del pastel político donde ya me enfadó la publicidad obligada y mejor apago el radio y la televisión como una opción viable porque no tenemos libertad de elección.

Fría, sin emoción y sin chiste, estuvo la inauguración de la Ruta del Arte del Festival Doctor Alfonso Ortiz Tirado en el Museo Costumbrista a cargo del artista Miguel Guzmán, director de Artes Visuales del Instituto Sonorense de Cultura al anunciar las 17 exposiciones de 103 artistas plásticos en  Álamos y demás subsedes en los municipios del sur de Sonora, ante la presencia de personalidades del Instituto, municipales, artistas y escaso público asistente, para luego recorrer las salas  del museo y demás recintos históricos acondicionados como galerías de arte.

Qué grato fue recorrer las salas  del museo para apreciar la exposición colectiva “Imágenes del Tiempo”, de 26 artistas con variados lenguajes plásticos y técnicas pictóricas, con la característica de ser parte  del acervo patrimonial del Museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público bajo el programa de pago de impuestos por especie, donde pudimos observar a varios autores de prestigio nacional y otros desconocidos.

La curaduría de la exposición no fue la adecuada al titulo de la misma ni integrada al espíritu del festival por ser muchas de ellas repetidas. La museografía no logró un dialogo museal entre ellas, sólo se acomodaron en los muros  para terminar siendo una exhibición más  y cumplir con el programa.

La observancia de ellas y basado en los conceptos de los valores artísticos y estéticos que rigen  mi critica, las mejores fueron: “Parpadeo del Tiempo”, de Manuel Felguérez; “Egipcíaca”, por Ignacio Salazar;  “Cabeza”, de Alberto Castro Leñero;  “Convergencia”, por Susana Sierra; “El Árbol y el Fuego”, de Pablo Rulfo y “Fotografiar a un Fantasma”, de Benjamín Domínguez. (magnifico cuerpo masculino tatuado frente a un fantasma femenino al estilo Munch recordándome al fantasma de la casona de Cócorit de Héctor Duron).

Dejé los recintos del museo, crucé la Plaza de Armas y encaminé mis pasos entre portales de arcos de medio punto y la parroquia Inmaculada Concepción con andamios en su domo negro hasta llegar a los pasillos del Palacio Municipal adecuados como galería con poca iluminación para admirar la exposición colectiva “Itinerante de  Artes Plásticas y Visuales de Sinaloa”, estado invitado en este año, compuesta por obras de 21 artistas sinaloenses, las cuales, observé con mucho interés para concluir que las mejores fueron: “Arcada con piano”, de Miguel Ángel Ojeda; “Sin titulo”, por Úrsulo Santos; “Paisaje I y II”, de Lenin Márquez: “Nudos y Desnudos”, de Raúl Torres y  otra de Kijano. Abandoné el palacio un tanto confundido por esperar más del arte sinaloense producido en ese estado no  visto en esta ocasión.

Caminé por las calles llenas de historia hasta llegar al restaurante Polos para echar un vistazo a la exhibición “Te Doy mis Pies”, de Julieta Olalde Mendoza, la cual, sentí fuera de lugar  por su temática, su estilo naïf femenino y falta de dibujo y dominio de la técnica pictórica a pesar de la dificultad que presentan las sillas y las mesas. Aceptables están “Estrenando” y “Cocodrilo con Zapato Cubano”.

No motivó mi presencia la instalación de objetos “Ficción Realidad”, del colectivo Inopia Visual, en la ex cárcel municipal hoy la Casa de la Cultura; ni ir al restaurante La Puerta Roja para ver la exposición “Vive la Calavera”, collage de Francisco Amézaga  porque ya me enfadaron los mismos “huesitos y calaveritas” en cuadritos repetitivos y carentes de valor artístico, los cuales, no los considero ni siquiera a nivel inicial del valor artístico  y no sé porque está en esta Ruta.

Me decepcionó la muestra de la VI Bienal de Pintura de Sonora en la Galería de arte del ITSON por la impuntualidad de casi una hora del profesor Gonzalo Villanueva.  No lo esperé, porque casi siempre su discurso inaugural es sobre economía y crisis, delegando a los niños el cuidado del planeta y poco sobre el arte ahí expuesto. No me gustaron las obras premiadas: “La sangre es más dulce que la miel”, de Alejandra Dessen González, consistente en la imagen de un steak rojo grasiento de res a la acuarela (como los que me comía en el Viejo Oeste de Tucson) sobre fondo blanco y unas manchas de carbón como sombras. ¿Es acaso una broma? Porque le faltó dominio de la Acuarela, definida como arte de la transparencia entre blancos y  grises, y ésta, está plana sin valores plásticos y mucho menos estéticos. Peor está  “Interior Habitado”, por Gissel Rascón Barceló, por su bordado en hilo negro de iguales condiciones al anterior, pero aceptable están las tres cimbras de albañilería colocadas como arte objeto de Zacarías Páez como representativas del arte de los años 1960.

Mejor me fui al Centro de Culturas Populares e Indígenas para ver la exposición “Nuestra Tierra, Nuestra Gente”, colectiva de arte cajemense. ¡Qué ingratos! Es sólo una mala muestra por la falta de una curaduría apropiada de las obras, la mayoría repetidas varias veces y una  museografía más adecuada a las reducidas salas de este “museo”. ¿Qué tiene que hacer unas jirafas africanas y un tigre como representativas de Sonora? Los paisajes marinos no llegan a nivel inicial artístico por falta de la técnica, porque la costa sonorense es majestuosa y de una belleza increíble. ¡Lástima! porque nada nuevo se presentó en el marco del festival más importante de Sonora, fue más de lo mismo, otra y otra vez: El mismo cuadrito expuesto en el ITESCA, en la UTSS, en el ITSON y otras espacios de la ciudad. No se invitó a otros artistas y tal parece ser, una exhibición de amigos íntimos del organizador. Excepto las obras de las consagradas  y seleccionadas por esta colaboración de lo mejor en Cajeme, muchas de las obras no tienen valor artístico y en su conjunto, no motivó mi emoción existencial sobre Cajeme: su endemismo del desierto sonorense o del Valle del Yaqui y su población nativa o inmigrada como iconografías del arte.

Lamento decir que a la Ruta del Arte  falló en la presentación de exposiciones más ad doc al festival FAOT, no tiene vanguardia y como dictó el jurado de la bienal: --Son de calidad irregular, los exponentes no miran a la historia del arte ni al lenguaje plástico contemporáneo.

Presentaron mejores obras los Artistas del Festival de Álamos en la Plaza de Armas, sin costo alguno para el instituto.

 

 

Pie de foto: La Ruta del Arte del FAOT-2009 expuesta en las salas del Museo Costumbrista de Álamos.

 

Pie de foto: Galería del Museo Costumbrista.


 

Pie de foto: Galería de arte en el Palacio Municipal de Álamos.

 

Material protegido con derechos de autor. (Copy Rights). Por el titular Francisco Sánchez López.   Registro 509989-SEP-1978-Mx. Se puede reproducir con autorización del autor o mencionando la fuente y otorgando crédito editorial en obras publicadas en cualquier medio de comunicación.

 

Fotografía por  Francisco Sánchez López. Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico de yaquis y seris, miembro de los Artistas del Festival de Álamos, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, colaborador cultural en crónica y crítica de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuju Jeeka de APALBA en Ciudad Obregón, Sonora.

Acto de lesa arquitectura contra la parroquia de Alamos, Sonora

Escrito por arkisanchez 22-07-2008 en General. Comentarios (14)

Estimados bloggres: de nuevo en la web, hoy, subo el articulo publicado en el periódico El Diario del Yaqui, comentando sobre el nefasto proyecto de restauracion de la parroquia que se quiere llevar a cabo en Álamos, Sonora, por la asociación Adopta un Obra de Arte-Álamos. ¡Increible! 

 

Le denomino: ¡Acto de lesa estética arquitectónica contra la Parroquia de Nuestra Señora Inmaculada Concepción de Álamos.

 

He aqui, primero, algo de su fantástica historia:

 

En 1786, El obispo Antonio De Los Reyes, de la primera diocesis de Sonora

inició la construcción de la antigua Catedral de Sonora bajo el proyecto arquitectónico y dirección de la obra por el arquitecto Juan Ross, consistente en:

 

Una larga iglesia de mamposteria de piedra y cantera, compuesta de con tres naves interiores con arcada de arcos de medio punto y dos capillas laterales. En su fachada principal un frontispicio estilo barroco y portico de entrada de cantera con adornos platerezcos. Mismos que adornaban las fachadas oriente y poniente.

 

Originalmente, tendría  dos torres gemelas de tres cuerpos cada uno adornadas con columnas de fustes lasángicos y equipadas con tres campanas en cada torre. En el interior, un Altar mayor estilo neoclásico.

 

En 1789, se optó por sólo construir una torre y  años después, se detuvo la edificación por las muertes del arquitecto Ross y el obispo De Los Reyes.

 

En 1802 o 1803, reinició su construcción el maestro Camilo San Martín, terminando la torre en 1806.

 

El resto de la catedral quedó a medio construir entre 1815 a 1820.

 

En 1821, se instaló el reloj italiano.

 

Quedó --Elegantemente terminada en  1826--.

 

Como pueden ver ustedes, esta antigua catedral fue construida de piedra aparente tal y como está, nunca se aplanaron sus muros con mortero de cal, según las crónicas antiguas. Contraponiendo la versión afirmada en el nuevo proyecto de restauración por el Arq. Carlos Salomón, que se pretende llevar a cabo, a saber:

  

“Una guía ejecutiva para los trabajos de restauración, para Recuperar los aplanados de mortero de cal-arena  que Recubrieron los Muros de piedra aparente de las cuatro fachadas del templo... Conclusión basada en indicios elementales y en residuos de mezcla encontrados en el domo de la torre campanario, muros tambores exteriores de la cúpula central y en los arcos botareles”.

 

Para los espacios interiores: “Descubrir la posible obra mural sobre la cúpula central; cambio de piso antiguo (ni tanto porque fue instalado en 1978) por uno moderno en las naves y  trabajos de electricidad”. 

He aqui mi comentario:

Los días nublados  con placentera lluvia y música ambiental de los Queen interpretada por  orquesta sinfónica traen recuerdos de un pasado lejano perdido en el “Tiempo” de Salvador Dalí, o en el –ocaso de mi propio destino--, mientras observo con curiosidad a dos salamanquesas (lagartijas) amarillentas de ojos saltones, en las cuales, no existe la ley de la gravitación porque boca abajo y sobre el muro pacientemente están cazando hormigas y demás insectos propios de la época de lluvia en nuestra surrealista ciudad.

 

Donde, como tema de moda y por mandato monárquico, estamos en contra del centralismo federal, porque mientras el Presidente Calderón planta cinco millones de árboles en todo el país; aquí,  ¡OH, maravilla! Los estamos derribando en pleno verano con altas temperaturas como los doce yucatecos frente al feo edificio remodelado de la UNICAY. ¡Inmisericordes!

 

Porque los peatones utilizábamos su sombra para mitigar el calor y fuerte sol que quema los huesos. En Cócorit, también quieren derribar mis esculturas monumentales del paisaje semi urbano compuestas por los álamos secos de la antigua gloriosa Alameda.

 

¡Un verdadero acto de lesa estética arquitectónica! es el próximo proyecto de restauración de las cuatro bellas fachadas estilo barroco novo hispano de la parroquia de Nuestra Señora Inmaculada Concepción y/o Templo de la Purísima Concepción, diseñada por el arquitecto queretano Juan Ross (el primer arquitecto en Sonora) y construida entre 1786 a 1826, con planta en forma de cruz latina  y muros de piedra aparente asentada con  mortero de cal, pórticos de entrada, torre campanario, domos, cúpulas y arcos botareles exteriores. e  interiores con estilos neoclásico, típicos de la época pre Independencia de México en la Ciudad Colonial de Álamos, mi pueblo mágico preferido por sus leyendas, tesoros y misterios, en Sonora.

 

La parroquia es una bella edificación religiosa, propiedad de la Nación, es el icono arquitectónico y patrimonio cultural mas importante de la sociedad alamense y sonorense que queremos conservar tal y como está.

 

Por tal motivo, protesto enérgicamente y manifiesto mi inconformidad contra la remodelación que pretende un drástico cambio en las históricas  fachadas barrocas edificadas con muros de piedra aparente no labradas y de hechura artesanal indígena, para cubrirlas con aplanado de mortero de cal-arena  y pintura vinílica color blanco como si fuese un antiguo templo  de las misiones  jesuitas del Padre Kino. ¡Que atrocidad!

 

Proyecto arquitectónico de restauración promovido por la asociación civil  Adopta una Obra de Arte-Álamos, presidida por los esposos  Walter  Almada y Myriam Barcenas de Almada y el patronato, realizado por el arquitecto restaurador Carlos Salomón Madrigal con residencia en el Distrito Federal y presentado para la obtención de una licencia de construcción ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia- Sonora en Hermosillo.

 

Como antecedente, agrego: Esta admirable ciudad  colonial que he visitado por 26 años y cautivo he quedado por el magnifico encanto de su arquitectura histórica, fue fundada en diciembre de 1687 por el general Domingo Terán de los Ríos como Real de Limpia Concepción de Álamos, también conocida como  Real de Mina de los Frailes, al oriente de las misiones jesuitas de 1610-1614 entre la tribu mayo.

 

Su legado  histórico es grandioso y como apunta el lema de su escudo municipal: “Sonora nació aquí”. Hoy podemos gozar y extasiarnos con las bellas fachadas de sus 180 edificaciones coloniales, catalogadas como monumentos nacionales por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

 

Ha sido propuesta como candidata a obtener  la categoría de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, organismo “A” de las Naciones Unidas y está inscrita en la categoría de Pueblo Mágico de México. Ambas propuestas están respaldadas por el Alcalde y Cabildo del Municipio de Álamos,  por el gobierno federal, del estado de Sonora y por los Artistas del Festival de Álamos.

 

Respecto al proyecto y ejecución, externo mi opinion para juzgar que la propuesta restauradora del arquitecto Salomón, que considero errónea y nada aceptable por no haber datos históricos suficientes que  justifiquen el cambio de las fachadas. Debido a que en el Museo Costumbrista de Álamos hay pinturas del siglo XIX con las fachadas de piedra, y así ha quedado en la mente colectiva histórica y actual de los pobladores.

 

Como arquitecto sonorense me opongo rotundamente al radical cambio de las fachadas y solicito una evaluación del proyecto, previa a la licencia de construcción, por  expertos de ICOMOS-MÉXICANO,A.C. o ICOMOS-INTERNACIONAL, A.C., porque no habido un consenso entre la población alamense y  colonia de residentes norteamericanos.

 

La siento como una imposición centralista y privada por una asociación que tiene la obligación de solicitar el consentimiento de la comunidad y ser más democrática en asuntos tan importantes como es el cambio de las fachadas de esta bella iglesia.

 

Como artista del arte del realismo mágico y de la arquitectura histórica de Álamos que he pintado por diez años durante el Festival Alfonso Ortiz Tirado, opino que las fachadas de este hermoso templo nos brindan unos momentos de belleza esplendorosa cuando los rayos del sol inciden en las piedras con minerales de minas de oro y plata,  transformado a todo el templo en una fuente de emanación de matices dorados y ocres, violetas y anaranjados de mágica belleza muy apreciada por los residentes y visitantes. (Vean la acuarela al final).

 

Pero, ahora, porque una asociación quiere “adoptar una obra” e integrada por gente que no reside y ni siquiera visita Álamos y un arquitecto que desconoce totalmente los valores estéticos y paisajistas urbanos de nuestra ciudad colonial, nos quieren arrebatar el placer de admirar  tanta  belleza, que a la fecha de hoy, no sé, sí es por efectos naturales o  propuesta del  proyecto arquitectónico.

 

Espero que el  Ayuntamiento de Álamos asuma su responsabilidad social y política y niegue cualquier licencia de construcción que altere la arquitectura  de su centro histórico, y la asociación adopte el Museo Religioso para engrandecerlo con pinturas y objetos  y deje a este templo en paz, tal y como es.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pie de foto 1: Esta sería la fachada norte original de la Catedral diseñada por el arquitecto Juan Ross en 1786. Falta el frontispicio central.

 

 Pie de foto 2: La fachada norte original de la parroquia de 1789.

 

 

 

Pie de foto 3: Estado actual de la parroquia concluida en 1826, según diseño original. Construcción  que hemos gozado de su belleza barroca por 220 años.  Hoy la quieren restaurar enjarrando sus muros de piedra al adoptarla como "obra de arte". ¡Me opongo, rotundamente!  


 

 Pie de foto 4: Así la pintaron con su fachada de piedra, según la pintura al òleo del siglo XVIII, en el Museo Costumbrista de Àlamos.

  Pie Pie de foto 5: Fachada sur de la Parroquia de Álamos, interpretación plástica a la acuarela  por el arq. Francisco Sánchez López, miembro de los Artistas del Festival de Álamos y autor de este blog.

 

Pie de foto 6: Así se verá la parroquia si se autoriza el proyecto de restauración. ¡Protesto! Por esta  fealdad arquitectónica. ¡Es criminal!

 

Pie

Pie de foto 7: Fachada norte y principal se verá así se se enjarran los muros. ¡Qué feos!.Vista desde la Plaza de Armas de Álamos.

 

Pie de foto 8: Vista de la parroquia desde el balcón del Palacio Municipal con muros encalados si es que se lleva a cabo según la remodelación por la asociaicón civil Adopta una Obra-Alamos. ¡Espero que no se realice!

  

 

Pie de foto 9: Así se verá la parroquia si se encalan los muros de piedra con mortero de cal. Creo que no es vialble.

 

Fotos: las primeras son del original. Las blancas son editadas con programa Paint.

 

¿Ustedes qué opinan? ¿Aceptan esta barbarismo o lo rechazan?

 

Me da gusto la formación de un comité ciudadano alamense en favor de conservar y protejer la parroquia en su estado original. Me indicaron que lucharan por su conservación  contra quien se atreva a modificarla, sea quien sea. No aceptan la adopción por fea y por ir en contra de las tradiciones del pueblo. ¡Enhorabuena!

 

A continuación, incluyo la carta enviada al presidente de Icomos-Mexicano, A.C

 

                                             Ciudad Obregón, Sonora a 21 de julio de 2008

 

Arq.    Villalobos. Presidente

ICOMOS-MÉXICO, A.C.. México, D. F.

Presente

 

Estimado Arq. Villalobos:

 

Por medio del presente lo saludo muy cordialmente y aprovecho el mismo para presentar ante su asociación, una protesta e inconformidad contra el Proyecto de Restauración de la Parroquia de Nuestra Señora Inmaculada Concepción  y / o Templo de la Purísima Concepción de Álamos, Sonora,.

 

Proyecto de restauración por el arquitecto y restaurador  Carlos Salomón Madrigal, del Distrito Federal, para la asociación civil Adopta Una Obra de Arte-Álamos, A.C., presidida por los esposos Walter y Myriam Barcenas de Almada. Filial de la asociación nacional de mismo nombre inscrita en CONACULTA y presentado ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia, Delegación Sonora, en Hermosillo, solicitando su respectiva licencia de construcción.

 

 La parroquia es una bella edificación religiosa con planta en forma de cruz latina y un ejemplo del estilo barroco austero español y mexicano, construida entre 1786 a 1826 con muros de piedra aparente asentada con  mortero de cal, catalogada como monumento nacional por el INAH,  icono arquitectónico mas importante de la Ciudad Colonial de Los Portales y patrimonio cultural de la sociedad alamense y sonorense que queremos conservar tal y como está.

 

 La Ciudad Colonial de Álamos, Sonora, fundada desde 1684 como poblado minero español, ha sido propuesta como candidata a obtener  la categoría de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, organismo “A” de las Naciones Unidas y está inscrita en la categoría de Pueblo Mágico de México. Ambas, respaldadas por el Alcalde y Cabildo del Municipio de Álamos,  por el gobierno del estado de Sonora y por los Artistas del Festival de Álamos.

 

Propuesta restauradora del arquitecto Salomón que considero errónea y nada aceptable por no haber datos históricos suficientes que  justifiquen el cambio de las fachadas  en piedra aparente a fachadas recubiertas con mortero de cal y posiblemente pintura vinílica color blanco, como si fuese un templo de las misiones del Padre Eusebio Kino u otros jesuitas, ya que en el Museo Costumbrista de Álamos hay pinturas del siglo XIX con la fachada de piedra, y en este estado está en la mente colectiva histórica y actual de los pobladores.

 

Solicito una asesoría por perítos de ICOMOS-MÉXICO ante el citado proyecto consistente en:

 

“Una guía ejecutiva para los trabajos de restauración, para recuperar los aplanados de mortero de cal-arena  que recubrieron los muros de piedra aparente de las cuatro fachadas del templo....

 

Conclusión basada en indicios elementales y en residuos de mezcla encontrados en el domo de la torre campanario, muros tambores exteriores de la cúpula central y en los arcos botareles” y para los espacios interiores: “Descubrir la posible obra mural sobre la cúpula central; cambio de piso antiguo por uno moderno en las naves y  trabajos de electricidad”.

 

Como arquitecto sonorense y artista me opongo rotundamente al drástico cambio de las fachadas y le solicito una evaluación del proyecto previa a la licencia de construcción por expertos en restauración de monumentos históricos de ICOMOS-MÉXICANO, A.C.  o ICOMOS-INTERNACIONAL, A.C. y si es posible, presentar otras opciones viables para conservar los muros de piedra aparente levantados en forma artesanal que caracteriza a las construcciones barrocas mexicanas.

 

Como artista del arte del realismo mágico y de la arquitectura histórica de Álamos que he pintado por diez años durante el Festival Alfonso Ortiz Tirad; las fachadas de este hermoso templo nos brindan unos momentos de belleza esplendorosa durante unos minutos cuando los rayos del sol inciden en las piedras con minerales de minas de oro y plata,  transformado a todo el templo en una fuente de emanación de matices dorados y ocres, violetas y anaranjados de mágica belleza muy apreciada por los residentes y visitantes.

 

Ahora, porque una asociación quiere “adoptar una obra” e integrada por gente no reside y ni siquiera visita Álamos y un arquitecto que desconoce totalmente los valores estéticos y paisajistas urbanos de nuestra ciudad colonial, nos quieren arrebatar el placer de admirar extasiados tanta  belleza, que a la fecha de hoy, no sé, sí es por efectos naturales o  propuesta del  proyecto arquitectónico.

 

Considero el proyecto y su futura ejecución como un atentado de lesa estética arquitectónica.

 

No ha habido un consenso entre la población nativa ni ante la colonia de residentes norteamericanos o colegios de arquitectos de Navojoa, Ciudad Obregón y Guaymas.

 

La siento como una imposición centralista y privada por una asociación que tiene la obligación de preguntar ya que  recibe recursos económicos federales y ser más democrática en asuntos tan vitales e importantes para la comunidad nativa como es el cambio de las fachadas de piedra aparente por nuevas recubiertas con mortero de cal. ¡Que atrocidad! Como si fuese o pretenden darnos una vil copia de la iglesia de San Javier del Bac de Tucson, Arizona o de Caborca, Sonora.

Sin más por el momento y en espera de una favorable resolución, quedo de Ud. Su Atto. y S.S.

 

Atentamente:

Arq. Francisco Sánchez López

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas  en el mar de Cortés, periodista colaborador cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui, en Ciudad Obregón, Sonora. Pagina web: www.arqsanchez.8m.com

 

 

Crédito: Información recabada de la Biblioteca Wikipedia y otros libros de Historia en el buscador de google.com

 

Con copia para:

 

Cp. Lic. Felipe Calderon Hinojosa, Presidente de México.

 

ICOMOS-INTERNACIONAL, A.C., Naciones Unidas en Nueva York, USA.

 

Instituto Nacional de Antropología e Historia, Distrito Federal y delegación Sonora, en Hermosillo.

 

CONACULTA, Distrito Federal.

 

Ing. Eduardo Bours Castelo, Gobernador del Estado de Sonora.

 

Instituto Sonorense de Cultura, en Hermosillo. Sonora

 

Sociedades de Geografía e Historia en Sonora.

 

Arq. Carlos Salomón Madrigal, Distrito Federal

 

Asociación Adopte una Obra de Arte, A.C., en el Distrito Federal y de Álamos, Sonora.

 

Medios de Prensa, radio y televisión estatales y nacionales.

 

Blogs: www.arkisanchez.blogdiario.com, www.artecajemeart.blogster.com y

www.sanchezarchitecture.blogster.com

 

 

 

 

 

 

 

 

Chichen Itzá: la 8 va. Maravilla del mundo.

Escrito por arkisanchez 13-03-2007 en General. Comentarios (0)

 Estimados bloggers: Hola a todos (as) los navegantes que andan en la web on. Los saludo muy cordialmente  e invito a leer este artículo publicado ayer en Diario del Yaqui, de Cd. Obregón, la antigua Cajeme, olvidada y abandonada por los policitos y la sociedad agrícola tecnológica del Valle del Yaqui.

Le recomiendo  lean sobre la plástica de Sinaloa, muy poco conocida en las galerías de arte en Sonora.

 

 

¡Qué esplendorosa luna llena! Iluminó con su platinada luz  los álamos secos  del  antiguo paseo de la  Alameda entre las comisarías de Esperanza y de Cócorit, la que observé con agrado durante taciturno viaje  para contrarrestar la melancolía mientras pensaba en un diseño urbano: Convertirla en un paseo moderno utilizando los árboles álamos secos como esculturas naturales poli formas y algunos como pedestal para bustos  honrando a las y los cajemenses distinguidos del ex municipio de Cócorit  y el actual de Cajeme.

De regreso a   nuestra  clembusteroliada  ciudad, la luna también destelló nuestros paisajes macondianos nocturnos de la conurbación  Ex - Plano Oriente-El Chorizo y el Campus Centro del ITSON, incubador de la industria soft ware, donde me asomé  para observar el nuevo mural del maestro Arteche e ir a la galería de arte para asistir a la  exposición de 9 óleos y 24 grabados “ Mosaicos Pictóricos”, del muralista, pintor, grabador y escultor Manuel Romualdo Anaya López, oriundo de la Boca de Arroyo, Municipio de El Fuerte, Sinaloa.

La noche  de satín blanco de la inauguración, el maestro Mateo Sosa en representación del rector universitario, ante decenas de estudiantes y escaso público,  indicó: “Esta exposición,  representativa de la plástica sinoloense viene a enriquecer la cultura de Cajeme debido a que el ITSON está impulsando exhibiciones de calidad  y buen nivel artístico...”, para luego añadir: “El ITSON  tiene el proyecto de activar el edificio Churubusco para enseñar y mostrar las artesanías regionales con nuevas técnicas y creadores”. Y pasarle el micrófono al profesor de la Universidad del Fuerte, quien nos condujo por una brecha emocional por sus obras y técnicas expuestas, para agregar: “Cuando pinte y grabe feo, mis obras van a recibir algún premio...”, aludiendo  a que las obras más anti estéticas  ganan los  premios en las bienales y concursos de pintura.

Sin  curaduría de la exposición pero considerando un orden en el montaje,  las obras llenaron las tres salas de la galería complaciendo a todos por la propuesta de bellos óleos,   grabados tipo Transfer y policromográfias. 

Como ya es costumbre por esta crónica y crítica de arte respetada y admirada por pocos y odiada por muchos,  me puse a platicar con este pintor enfrente de la fotografía de su mega mural “La Fundación de El Fuerte”, pintado en el Palacio Municipal de la Ciudad Colonial de El Fuerte de Montes Claros, en el año 2004,

porque atrajo mi atención por su  dibujo estilo realista antiguo observado sólo en  antiguos retablos  sobre láminas metálicas  que admiré en algunas pueblos  del sur de México y en Álamos, Sonora. Le pregunté:

-Maestro Anaya, bienvenido a Cajeme y por favor, deme unas opiniones sobre el arte para redactar la crónica de su exposición...-.

“Me da gusto estar en Sonora, donde muestro tres de mis técnicas: Una, al óleo que es muy expresiva con algo de surrealismo y figurativo, las otras,  el grabado policomografia con tinta sobre placa metálica e impresión en papel y el “Transfer”, que es un dibujo minúsculo escaneado y digitalizado por computadora para lograr formidables coloridos y figuras amorfas...”

¿Qué piensa usted de su arte?

Es evolutivo, busca estar a la vanguardia con nuevas formas de expresar dando al público un mínimo de dificultad para que se adentre a mis óleos surrealistas y conozca los secretos de la pintura mezclada en formato grande y grabado transfer, en los cuales, se pueden registrar  hechos reales sin utilizar un sólo movimiento, sin pincel, sin pintura ni lápices sólo con las placas...”.

¿Cuáles de sus obras le gustan más?

Por supuesto el mural “La Fundación de El Fuerte”,  porque cuenta la historia con  realismo y con un poco de diseño surrealista para que se entienda;  “Estampas mexicanas”, “Delicia ola marina”, “Preciosa” y  “Efecto Tequila”, ganadora de una  mención honorífica en la pasada Bienal de Pintura Sinaloense 2006”, contestó.

¿Hay algún  movimiento plástico en Sinaloa?

“Igual que en resto del País, este no tiene formato específico ni estética pero el jurado lo escoge por diferente...”; “No se está dejando la expresión...”; “Mazatlán ganó la  bienal con la obra: Un círculo blanco con una mosca pegada...”

¿A cuales pintores admira usted?

“A los muralistas mexicanos y a Juan  O´Gorman  pero sin influencias de ellos, a Rafael y Leonardo da Vinci por su realismo puro y claroscuros casi fotográficos;  de Sinaloa, a Antonio López Saín, por los  logros en sus  figuras gordas con cabezas chiquitas,  como las de Botero...”. (Hay que invitarlo a pintar modelos comiendo tacos de carne asada con cocos de la laguna del Náinari al atardecer).

Para la mirada al arte y apreciando los valores plásticos y estéticos de estas obras, las mejores de este creador plástico son: los óleos abstractos: “Estampas campiranas” y “Dentro del corazón”, por el colorido rosa, morado, azul, blancos y negros; Los grabados policromograficos: “El baile”,  “Tauromanía” y “Capricornio”;  los grabados transfer: “El turista”, “Preciosa”, “cómo los políticos”, “Imagen del 94”, “El abusivo”, “Cayó el pez gordo”, “Tragedia en el mar” y la foto pincelada: “Naufragio”.

Este sencillo y amable artista sinaloense tiene buena plástica porque sus trabajos están dibujados con oficio y buen manejo de las técnicas, tienen orden, armonía y composición en los temas, pero,  noté una mínima desproporción en el rostro del “Efecto tequila”. Su colorido es interesante y original, me gustaron las arriba señaladas porque motivaron mi espíritu con su belleza y las coleccionaría.

En otro tema, señalo mi gusto al enterarme que la pirámide maya de Chichen-itzá, en Yucatán, está seleccionada para su inscripción como una de  las nuevas maravillas del mundo actual, obra de arquitectura mexicana que visité el Viernes Santo de 1974, durante un recorrido existencial por la  ruta hippie del arte y donde aconteció  inolvidable   suceso no previsto: Estábamos mi bella novia washingtoniana en la cima-altar de esta pirámide cuando comenzó a llover,  los turistas  a descender y correr  por todos lados. Ambos, optamos por resguardarnos y muy enamorados  hicimos el amor durante la lluvia hasta alcanzar un placentero  orgasmo místico; la lluvia cesó  y apareció frente a nosotros: Un fenomenal y majestuoso arco iris como testigo espiritual  de nuestro amor que contemplamos abrazados. ¡Qué maravilla de espectáculo, créanmelo!   Pero opino, que la pirámide del Sol de Teotihuacan  es más bella y monumental. Digna obra arquitectónica  no  considerada en la lista. ¡Lástima!

 

Pie de foto: Mural: la Fundación del Fuerte, Sinaloa. Foto  por Manuel Anaya.

 No se sube porque no sé como y no tengo cámara digital!

Francisco Sánchez López

Arquitecto, fotógrafo, artista de arte del realsimo mágico de seris y yaquis, miembro de los Artistas de la Plaza de Armas de Álamos, ecologista protector de ballenas y delfines en el mar de Cortés, colaborador cultural en crónica y critica de arte para el periodico El Diario del Yaqui, de Ciudad Obregón, Sonora. Mx.

 

 

 

 

Los famosos e internacionales Artistas del Festival de Álamos, Sonora

Escrito por arkisanchez 07-02-2007 en General. Comentarios (0)

 

Estimados (as) bloggers: con mucho gusto escribo esta narrativa sobre  el arte del festival Ortiz Tirado en Álamos, espero que les guste y que el año que entra nos visiten, porque somos los Artistas del  Festival reconocidos internacionalmente porque cada año, turistas de Canadá o de Estados Unidos, vienen a este evento culto para llevarse una obra del arte expuesto. Más esto, no es un gran negocio porque este año, casi no hubo compradores como uno quisiera para solventar los gastos que ocacionan la estancia en este "Pueblo Mágico de Sonora" y los gastos de producción de las obras, su montaje y tiempo dedicado a ellas, pero en fin, espero que lo gozen y les sirva de algo, porque si logro inspirarlos, ya es ganancia, porque el arte en comunicación con el público. Gracias

Tengo mucha obra de acuarelas y dibujos a tinta china a su disposición.

 

La Ruta del Arte y  los Artistas del Festival de Álamos.

 

Creo que  la versión número 23 del Festival Alfonso Ortiz Tirado en Álamos ha sido el mejor en su historia por la calidad de los conciertos de gala operísticos en el Palacio Municipal, eventos musicales en el atrio de la iglesia La Purísima Concepción, en el Foro alterno y en La Alameda durante días asoleados o nublados con  intenso frío nocturnal  del invierno en la región serrana del desierto de Sonora, a  donde fui para adquirir más cultura clásica  y extasiarme con el arte expuesto en las  16 exposiciones  de la Ruta del Arte auspiciada  por el Instituto Sonorense de Cultura y el arte expuesto en la Plaza de Armas  por los famoso e internacionales Artistas del Festival de Álamos.

¡Bravo!, ¡Bravísimo! Es mi exclamación al  conciertos de gala de la clausura, porque  -Extasió mi espíritu errante en busca de la belleza-, por la  mezzosoprano Carla López-Speziale, el tenor Armando Mora y el pianista Pablo Singer,  deleitándonos con melodías de opera y  mexicanas de María Grever y a petición del público, que de pie aplaudía sin cesar, terminó el festival con la  canción “Granada”, ovacionada por el gobernador  Eduardo Bours, su distinguida esposa Lourdes Laborin, su gabinete de lujo  y demás invitados especiales.

¡Bravo!, exclamo tres veces para las sopranos Sarahí Salgado, la cajemense Margarita Estrada, el barítono Emmanuel Mayoral y al pianista Daniel Villegas  por el repertorio musical de “La flauta mágica, “La tabernera del pueblo”, “El barbero de Sevilla” y ”Mefistofeles”, en la noche de gala de la Universidad de Sonora.

No cabe duda que el espíritu de este Festival  es la cultura plástica  presentada por las dos  propuestas arriba señaladas por la  cantidad de pinturas, esculturas, grabados y fotografías  montadas en  casonas coloniales y edificios históricos, donde asistí a la inauguración de la exposición gancho “Fusiones”, por  los pintores Valdimir Cora y Jazzamoart en  el Museo Costumbrista  con obras  figurativas y abstractas carentes de estética  por su deformaciones de la figura humana y su colorido violento. Tampoco me agradó el mural pintado con aberrantes abstracciones  efectuado en honor del  homenajeado  Carlos Prieto, porque no lograron expresar  la belleza musical de este  gran violonchelista.

En el Palacio Municipal observé las pinturas de la V Bienal de Artes Visuales de Sonora  previamente criticadas. Subí las escalinatas del callejón contiguo a este  edificio para llegar a la Casa de la Cultura y  ver las exposiciones: Tekne de los artistas jóvenes y  la colectiva “La música se ve”, de los Artistas Plásticos de Álamos. Baje de la cima para llegar al Museo de la María Félix y ponerle atención la exhibición  “Sonora”, por  los Pintores Independientes de Guaymas, crucé la calle para llegar al restaurante La Puerta Roja y admirar la exposición “Sensibilidad: Las Artes”, de Rito Emilio Salazar. Con el tiempo en contra para  no perder  la banca, le eché un vistazo a  la colectiva de la Asociación de Artistas Plásticos del sur de Sonora en la  Biblioteca Pública para luego ir al Hotel Colonial y ser atendido cordialmente por Carmen María Gámez Ramírez durante un recorrido emocional por la exhibición  La “Frontera desconocida”, de los artistas de Nogales y la de fotografía documental por Oscar Monroy y Sofía Monroy.  Doble la esquina de la calle llena de historia para llegar al restaurante Polos para conocer la visión  fotográfica de la exposición  “Cromática Sonorense”, de Mario Sánchez Luna; Pasé frente al museo para cruzar la calle  al restaurante Las Palmas, pero me detuve para darle  el  paso libre a un jinete de a caballo por si las dudas hace lo que Gaspar el burro del festival y extasiarme con  los magníficos grabados  de  Adriana Salazar La Madrid en su propuesta “Sueños del pasado”, joven artista que le veo un prometedor futuro en la plástica sonorense por su trabajo  armonioso y bello.

El arte Sacro en el Hotel la Casa de los Tesoros y la de Margo Finlay están repetidas, lamento no asistir a la exhibición “Libertad relativa”, de Karla Inés Yescas en la galería Tacubaya, a la de Roberto Bloon, ni  la colectiva de la Asociación Sonorense  de Artes Plásticas  en el Mercado de las Artesanías ni a  “La fiesta de las mascaras”.

Tengo por norma  no dar pleitesía a nadie en el mundo, pero debo mencionar que fue una muy grata la inesperada visita del Gobernador Eduardo Bours a la plaza  recorriendo casi todos los  puestos y mirando de soslayo al arte expuesto, lo noté   muy jovial, amable y feliz. Distraje su atención  para que posara frente a mis acuarelas e ipso facto aceptó  con gusto para luego darme las gracias mientras nos despedíamos cordialmente.

La otra propuesta del festival de la Sonora culta, fue la gran exposición de pinturas por los Artistas del Festival de Álamos en la Plaza de Armas, presentando al público  cientos de obras plásticas que junto a la Ruta del Arte transformaron a esta ciudad colonial en el centro artístico más importante del noroeste de México.

Nuevamente estos  artistas independientes se reúnen para exhibir su arte al pueblo alamense y a los miles de visitantes y turistas  que deambularon en la plaza durante los días del festival. Para que usted los conozca, externo sus opiniones a las preguntas ¿Qué piensas de tu arte? y ¿Qué  los motiva a exhibir  en la Plaza de Armas de Álamos?

El pintor egresado de escuela La Esmeralda de la Ciudad de México, Luis Martín López Sahagún, respondió  mientras espera vender algunos de sus magnificas pinturas realistas de caballos y flora sonorense: “El arte en esta plaza es el contacto con la gente porque para el artista es fundamental ver y ser visto;  El arte es para ser expuesto  y no puede ser comprendido porque como dijo Picasso: -No puedes entender el canto de un pájaro, sólo te gusta o no-; Álamos durante el festival es un centro de arte por ambas exposiciones por diferentes artistas donde tienes acceso a lo que se hace en  Sonora y en México. La mejor obra es “Noche de Luna”. Magnífica pintura  realista de un caballo galopando libremente. -¡Qué hermoso caballo!- Exclamó la señora Lourdes Laborin de Bours durante su paso por la plaza, y  tiene mucha razón, porque es más bello que los pura sangre de la cabalgatas y los bailadores.

Ricardo Valenzuela Payan  el mejor acuarelista de Sonora y seguidor del estilo Pueblo mexicano con licenciatura  en  Artes Visuales del Instituto Tecnológico de Sonora y de la Universidad de Guadalajara, después de invitarnos  unos sabrosísimos burritos de machaca hechos por su amable esposa, opinó: En mi arte la dirección de mi sentir es enfocarme a mi estilo y la síntesis de mi plástica, es  decir poco con unas cuantas manchas y líneas; No dejo de admirar a mi pueblo, es por esto, que mi obra se enfoca en ellos;  Por 13 años me ha motivado el contacto directo con la gente del festival y el pretexto que tiene mi obra para acercarme a mis colegas pintores; Es importante que las autoridades enfoquen su mirada a todos en general y no nada más a un reducido número de artistas, ya que la unidad artística depende el crecimiento cultural de un pueblo; Mis mejores obras son “Pleito en Casa” y “Rana cazando la luna”.

Alejandro Ballesteros, pintor  profesional surrealista y grabadista  egresado del ITSON, al indicarle las preguntas, contestó: “Mi arte está en evolución, no sé a donde me va a llevar, la intriga es muy seductora; En el transcurso del festival me he tocado con otras tendencias y materiales que rompen con lo enseñada en la academia; Me motiva el contacto con la gente, recordar de donde vengo y   que el público vea  mi arte en la plaza y no en galerías de la elite.

Edgar Josué Herrera Padilla  es un profesional en las Artes
Visuales y uno de los mejores retratista sonorenses  creador de la pintura retórica expresada al carbón, acuarela, pastel y grabados. Después de haber terminado el retrato de  una bella dama, señaló: “Es la expresión de mis sentimientos y forma de pensar dentro de la sociedad en la que todos estamos inmiscuidos en lo que estoy si y no de acuerdo, así como, el tema de la mujer: Su grandeza en comparación con el hombre que me parece que es lo más importante dentro de mi obra retórica; Me motiva el compañerismo con los que fueron mis maestros y son mis amigos y las personas  interesantes que conoce uno en Álamos y que están el las artes en general”

Francisco Sánchez López es arquitecto plástico titulado en la Universidad de Guadalajara, colaborador cultural y cronista de arte en este suplemento dominical, después de degustar delicioso bacanora  Pascola de Rosario de Tesopaco para mitigar el frío, indicó: “Mi arte está realizado dentro de la tendencia del realismo mágico para crear la belleza convulsiva por medio de acuarelas y dibujos a la tinta china. Me motiva venir a  cada festival porque mientras se expone,  hay  compañerismo y amistad entre los pintores  unidos por la pasión de nuestro arte.  Se aprende mucho por la critica a mi obra por Payan y el maestro Arreche y las   miles de personas que la aceptan o la rechazan según sus gustos y presupuesto. Esta exhibición pública es una de las más extensas en Sonora con muchas obras que equilibran los valores plásticos y estéticos: Mis mejores obras son las acuarelas y dibujos a la tinta china  del danzante venado yaqui,  cocinas de hacienda y  la bellísima arquitectura histórica de Álamos.

Me dio gusto conocer a  la nueva generación de   artistas que hoy concurrieron a la plaza con su propuesta joven de  Jesús Manuel Osuna González y Rosa Isabel Vázquez Rascón, de la Universidad Veracruzana. Para él, arte es la forma de expresión y la relación del hombre con su sociedad por medio del estilo figurativo y retratos. “Lo interesante de este sitio es que tengo una puerta abierta para exponer  e intercambiar puntos de vista y participar en el Festival FAOT”. Ella, sólo mencionó: Álamos es un lugar importante para vender.

A la pintora  Martha Acedo Félix,  la motivó exponer la oportunidad  para darse a conocer y vender sus cuadros. Para Ildegardo Covarrubias Mariscal, pintor de bodegones y florales, lo motivó el mercado para vender sus obras. A extraordinaria  pintora de la fauna, Tania Guzmán, señaló: “Vine a exponer porque hay muchos artistas y como mi obra es buena, aquí estoy”.  El escultor Héctor Vincenth Jeans, exteriorizó: “Mi arte es algo personal, más intimo, no vanguardista, la gente se identifica con ellas, pueden ser pobres en los material pero muy rica en plasticidad. Lucero Diez  arribó a la plaza para comercializar sus grabados modernos  por la importancia de este festival. Y finalmente el pintor Abraham Balderrama vino porque le encanta realizar retratos.