Revista Crónicas de Arte y Arquitectura.

acuarela

Arte Moderno del Arq. Francisco Sánchez López, 2da. Parte

Escrito por arkisanchez 02-03-2018 en arte. Comentarios (0)

Estimados bloggers: Al estar parados frente al rustico puente de viejos troncos sobre dren  de aguas negras y vías del ferrocarril en el paraje con esculturas de concreto estilo Nueva Escala frente a la colonia El Chorizo de Ciudad Obregón, continuamos la conversación sobre la plástica del prestigiado arquitecto y crítico de arte cajemense, Francisco Sánchez López, inquiriendo: ¿Cuál ha sido su definición de Arte?

-El arte de pintar es la expresión emocional de imaginerías iluminadas en efectos claroscuros realizadas con una técnica pictórica. Porque  los artistas plásticos somos narradores de imágenes en matices estéticas y no rotulistas.-

 -Lo he concluido por la experiencia en este oficio y la observancia anual de unas mil obras de pintura, escultura y fotografía exhibidas públicamente durante 14 años de redactar crónicas y sin pretender ser dogmático ni limitar la libertad de expresión artística a nadie.-

-Pero también sostengo la definición del esteta y arquitecto José Villagrán García: “Arte es la creación humana de nuevo Orden, éste, en el sentido de la Belleza”;  los preceptos de la “Belleza Convulsiva” bretoniana y la estipulada en la crítica: “Una obra de Arte es aquella que equilibra el valor artístico con el valor estético para obtener valor galería o de museo”.-

¿En cuales teorías del arte respaldó sus expresiones artísticas?

-En composición de la obra,  lo estipulado en el Concilio de Trento para el arte sacro; en el concepto, la belleza clásica griega y renacentista, la teoría de la Neo Plástica, la surrealista de la belleza convulsiva y la estética femenina de la cultura Pop norteamericana expuesta en la revista Playboy de Hugh Hefner. No he  incurrido en el hiperrealismo, conceptual o minimalismo de la década de 1960, hoy en boga en las Artes Visuales.-

¿Cuáles estilos son sus favoritos?

-Todos los estilos del arte Universal tiene su particularidad estética de su tiempo y espacio. Aprecio el arte Tequitqui, el Barroco y el Egipcio por formidables, el de José Clemente Orozco, el Óptico, Psicodélico y el Realismo Mágico de los Yaquis, Seris y del Desierto de Sonora que he pintado por casi cuatro décadas.-

¿En cuáles temáticas o iconografías expresó su arte?

-En la Facultad de Arquitectura nos  adiestraron en los “Valorios” o interpretar a los Beatles, música clásica y literatura en general, pero  incluimos el rock de Jimmy Hendricks y de los Rolling Stones. En este contexto el poema “The Watchful Eye” del poeta Ralph Emerson ha sido iconográfico en algunas obras de mi arte.-

 -Mis paisajes están realizados a escala y en perspectiva del Renacimiento para expresar la belleza natural del Desierto de Sonora y del golfo de California en fantásticos parajes remotos costeros sin copiarlos, sino interpretándose conforme a la emoción sentida frente a él  sin imitar al estilo Pintoresquismo, a José María Velasco o Francisco Goitia.-

-Uso mucho el paisaje mágico maravilloso que diseño con sentido de encantamiento como el “Tecalaim” yaqui, el cerro Tetacahui y el Sahuaral con sus gigantes cardones y pitahayas en San José de Guaymas. Lamentablemente, el formidable paisaje desértico sonorense no se pinta en la plástica sonorense cuando se tiene la mejor luz del mundo y especies  endémicas en su llanura, sierras, ríos y costas.-

-En figurativo, usé mucho la estilización de la figura humana y la naturaleza en perspectiva arquitectónica,  el desnudo artístico femenino para expresar leyendas yaquis como las “Guardianas del otro mundo” que se aparecen en forma de hermosísimas mujeres blancas  y rubias en parajes de la Juya Anía (Monte) y quien las observa pierde la razón: las interpreté con hermosas modelos femeninas anglosajón de Estados Unidos en playas y en El Sahuaral. E incluí  hechiceras y matronas Concáac con su arte facial.-

-En lo mítico: Las tres divinidades Huichol,  la Cruz como símbolo y el Cristo surrealista, la Filosofía Universal, conceptos existencialistas, entidades divinas prehispánicas en tinajas de agua, cañones y cañadas imaginarias;  a Quetzalcóatl en su paso por Sonora; el nahualismo y los “espíritus guardianes” del brujo yaqui Juan Matus en los libros de Carlos Castaneda; las divinidades Concáac de la costa árida desértica  del  Canal El Infiernillo e isla del Tiburón por su formidable hermosura paisajística; la profecía de la Santa de Cabora relatando la aparición de una ballena varada que dividiría socialmente al estado de Sonora y esto ya ocurrió.-

-En el realismo mágico, las danzas del Venado y Pajkola yaqui y mayos en ramadas de carrizo tradicionales o en aguajes, monte e  imaginarios  sitios de encantamiento ataviados con imágenes del arte Petroglifo y Pintura Rupestre de Caborca. El Arte Rupestre bicolor y ballenas de la península de la Baja California en parajes con inmensos cirios, cardones, el arco de Cabo San Lucas y figuras femeninas. Aquí está la belleza más esplendorosa del desierto sonorense: En el Parque Natural de Cataviña aluciné en silenciosas noches de luna llena.-

-La arquitectura colonial de Álamos en especial su parroquia en los segundos cuando los rayos  solares previos al atardecer inciden en los minerales de las piedras produciendo matices sobrenaturales doradas, ocres y moradas en sus fachadas: ¡Fantástica maravilla  de inigualable  belleza! E innové diseños de hermosas cocinas de hacienda del siglo XIX. Arte original  que me dio fama en la ciudad de Nueva York y otras ciudades en los Estados Unidos, Europa, Japón, Australia, México y en el estado de Sonora.-

¿Por qué la técnica de la acuarela?

-Es el arte de la transparencia yuxtaponiendo tonalidades de la paleta en gamas de blancos a grises para efectos claroscuros que aprendí de los arquitectos Francisco Medina, Jesús Fuentes, Enrique Soto y Miguel Puig, de los pintores David March y Ricardo Valenzuela Payan. La mía está trazada al pincel y no en manchas como los pintores académicos. Lamentablemente, en Sonora se enseña la acuarela sin valor artístico como materia en talleres o carrera de Diseño Gráfico.-

¿Cómo y cuándo innovó el Arte del Realismo Mágico de los Yaquis?

-Un domingo del verano de 1979, después del Conti dominical en el templo de Vícam Pueblo, estaba sentado bajo frondoso álamo en solitaria playa del río Yaqui por el vado de San Juan degustando unos “Tacos de Nada” con agua de horchata comprados en Vícam Switch y observando a unas señoras yaquis lavar  la ropa con agua de las últimas charcas de río antes de su sequedad, cuando sucedió algo fenomenal e inesperado, porque sentí una fuerza extraña proveniente desde los matorrales provocando mentalmente la idea de yuxtaponer las leyendas yaquis del profesor Santos García Wikit con la “Belleza Convulsiva” de André Bretón. Rápidamente hice muchos bocetos del paisaje e imágenes  que brotaron de mi mente y en Ciudad Obregón los pinté a la tinta china y a la acuarela.-

En el siglo pasado se usó los “Manifiestos” justificando las tendencias surgidas en el Arte Moderno o en oposición a ellas: ¿Cuál fue el suyo?

-¡Ja, ja! Claro que sí, indicaba que mis obras, la mayoría regaladas, no podían ser exhibidas en países totalitarios donde la bota militar oprimía al pueblo, refiriendo a Rusia, Cuba, China, México y al estado de Sonora a finales de 1960. Caducó en 1889 con la caída del Muro de Berlín que celebré con champaña en el Club Med pero a nadie le interesó,  casi todo sigue igual y me olvidé de ese principio. Concluirá...

Arq. Francisco Sánchez pintando a las “Guardianas del otro mundo” al estilo Realismo Mágico de los Yaquis.

En este paisaje del río Yaqui fue donde desde el monte una extraña fuerza me indujo a innovar el Arte del Realismo Mágico de los Yaquis.

Arq. Francisco Sánchez López pintando su Realismo Mágico a la acuarela en su taller de Sonora.

Danza del Venado yaqui en fantástico paraje estilo Realismo Mágico.

La novia del Arq. Francisco Sánchez López pintada por César, otro ejemplo de la Belleza Convulsiva.

Fotografía  por Francisco Sánchez López.

¡No me las roben! Material protegido por derechos de autor SEP-509989-78 del titular Arq. Francisco Sánchez López. Se prohíbe la reproducción de este artículo y fotografías. Se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte en el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989-78 of his holder Arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photography is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism Art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement, El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014. Facebook: Francisco Sanchez; T: @archfcosanchez


Arquitecto plàstico de Cajeme impone record internacional en obra publicada

Escrito por arkisanchez 17-04-2008 en General. Comentarios (0)

Estimados (as) bloggers:

Con mucho orgullo les comunico que tengo la mejor Galería de Arte en Sonora gracias al  suplemento dominical  Quehacer Cultural  del periódico El Diario del Yaqui, editado por el escritor  Ramón Iñiguez, donde he logrado publicar:

182 crónicas y críticas de arte exhibido en galerías públicas, entrevistas, artículos sobre historia de la fundación de  Ciudad Obregón y mi experiencia como arquitecto entre los indómitos yaquis en Vícam Pueblo,  río Yaqui, Sonora, cuando les reconstruí su bella iglesia estilo neoclásico y sus ramadas tradicionales.

 Como en cada crónica incluí algunas de mis obras artísticas, he logrado publicar a marzo del 2008, la nada despreciable cantidad de 198 obras inéditas divididas en: 56 acuarelas y 19 dibujos a la tinta china bajo el estilo del realismo mágico sobre los yaquis y seris, el desierto de Sonora y mis bellas musas desnudas en ignotas playas del mar de Cortés; mis fenomenales cocinas de hacienda del siglo XVIII, únicas en el mundo por sus diseños y decorado de lujo y la arquitectura histórica de la ciudad colonial de Álamos, Sonora. Muy apreciadas por las elites de Arizona y Sonora.

 120 Fotografías artísticas de mi colección particular y autoria intelectual que he conseguido durante el curso bohemio de mi absurdo existir en este maravilloso desierto por misterioso con los fantásticos temas de las ballenas gris, de aleta, de Bryde, cachalotes, delfines y lobos marinos en el mar de Cortés promoviendo su protección y conservación de los esteros y manglares que están siendo contaminados y destruidos por la incongruencia turística no planificada. Los eclipses de sol y hermosas modelos entre otras miles de otras más.

 Con esta perseverancia he logrado publicar 3 millones 960 mil reproducciones gráficas periodísticas de mis obras arriba citadas en cuatro años de colaborador cultural, autofinanciando mis crónicas y críticas de arte motivado por la pasión de escribir  con firme criterio  y  mi altruismo en favor de la comunidad cajemense para inducirlos y educarlos en el deleite estético de mi arte mientras degustan sabroso café colado o navegan por la Internet.

He logrado este récord a nivel de los estados de Sonora y Arizona,  nacional e internacional.  Un gran resultado que no me lo imaginé en un pasado ya lejano y puedo asegurar que difícilmente será igualado en muchos años. Más no imposible, claro está. Oportunidad periodística aceptada  cuando  “Saltó la liebre detrás del matorral” y realizada como un gran éxito para un arquitecto plástico que ha logrado internacionalizar su arquitectura en España y su arte  en Estados Unidos y México.

Se dice fácil y muchas y muchos de mis detractores y supuestos amigos (as)  podrán ningunear, negar y burlarse por que así es la condición  social cajemense. Pero es un récord para el mundo global del arte obtenido por un arquitecto y artista del arte del realismo mágico desempleado y viejo, pero con talento e intuición artística  con la mejor galería de arte en nuestra contaminada  Ciudad Obregón, Sonora. ¡A ver quien lo supera!

 

Estudio del artista en Guadalajara, Jalisco.

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas y delfines en el mar de Cortés, colaborador cultural, cronista y crítico de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora

 

Una mirada al arte en Cajeme o Ciudad Obregon, Son

Escrito por arkisanchez 15-06-2006 en General. Comentarios (1)

Calurosos están los  días finales de la primavera en nuestro hábitat desértico, calor que se deja sentir en el ambiente a pesar de que la luna está en cuarto menguante y el sol nos brinda magníficos atardeceres en la laguna del Nainari.

 

En el auditorio de la Biblioteca Pública, ante buena asistencia de escritores y promotores culturales y estudiantes asistí a la conferencia “Mis pasos por la literatura”  por la poeta y traductora Silvia Pratt, donde en verdad entendí a la perfección el misterio para escribir poesía ya sea en rima o al verso libre.  indicó la señora Pratt  que el secreto está en la “Palabra” para escribir este estilo literario. “El poeta es único porque plasma su cosmovisión y experiencia, invoca a lo sagrado, a la existencia para otorgar una unión entre su poesía y el lector”. Con singular sonrisa  continuó señalando“El poeta observa al mundo con mirada certera, es un canto, es una respuesta a este existir. Busca la luz interna para hacer poesía porque el hombre trata de  reordenar al mundo. La palabra es la materia prima, si no hay conexión, no se encuentra la poesía”.

Es loable la acción cultural de la Agrupación para las Bellas Artes, A.C., que trajo a esta escritora a dar conferencias entre los amantes de la cultura local, porque con su sencillez y experiencia nos instruyó con simples palabras el chiste del quehacer poético que tanto gusta al sonorense culto, porque aunque usted no lo crea, Cajeme es lugar de poetizas y poetas.

Durante la pasada muestra de acuarelas en el espacio cultural Cre-arte de la Expo Obregón, exhibí cinco acuarelas con la temática de cocinas de hacienda y  de chinames que gustaron mucho a los miles de asistentes, sobre todo a señoras que tuvieron cierta reminiscencias porque sus abuelos vivieron en algunas viviendas de horcón de mezquite y carrizo. Una de ellas al preguntarme el  porque pinto cocinas, recordé como realicé la primera acuarela hace ya varios años y donde terminó porque fue una anécdota, que he decidido narrar, por lo insólito que se puede manifestar en el arte.

Todo comenzó en un día de octubre o noviembre, en la playa de El Crestón en San Carlos, donde fui en busca inspiración para pintar algo ya que andaba por la vil calle, bosquejé el paisaje marino sin ningún valor, pero de repente, se me ocurrió dibujar una perspectiva interior que poco a poco le fui dando forma de una cocina de chiname, una moderna sin chiste y una  cocina de hacienda del siglo XVIII, típica del sur de México. Me fui a mi taller para dibujara escala la perspectiva con acuarela, pero no la terminé, por motivos que nunca supe. 

Dos señora Norteamericana, al observarlas,  me la quisieron comprar así como estaba,  pero no  las vendí por no estar terminada del todo, le faltaba mas color y decoración. El tiempo pasó sin ganas de continuarla  hasta que fui al festival de Álamos, donde después de instalarme, la terminé y exhibí para su venta.

Al día siguiente, una elegante  turista norteamericana, digna representante de la belleza republicana, de clase adinerada y aromático perfume  caminó por la calle del Museo costumbrista para ingresar a el mientras la observaba; después de un buen rato, arribó a la exhibición para observar las obras del colonial de Álamos expuestas, me hablo  por detrás del hombro para preguntarme ¿Qué es eso?,

 Señalando la acuarela que estaba situada en la parte superior izquierda de la mampara. ¡Ah, es un cocina, que terminé ayer!, le indiqué mientras la bajaba y se la entregaba.

¡Oh my God! (Dios mío)...¡Es bellísima!, comentó, sin dejar de admirarla y preguntarme donde en Álamos se localizaba para ella ir a verla y fotografiarla.

Le contesté que en ningún lado, que era un diseño original que hice en San Carlos, no existe, sólo es una pintura, porque nadie las hace por caras y bonitas.

 Me invitó un café en el restaurante cercano  porque quería que le explicara la acuarela y contarme su fantástica historia:

“Hará más o menos un año y medio tuve una visión-sueño de una cocina mexicana para decorar mi “log” (Departamento), que compré en uno de los mejores edificios de la Ciudad de Nueva York, Consulté libros de arte mexicano, contraté a decoradoras de interiores y a varios arquitectos para que me diseñaran

la cocina que soñé, pero no lo consiguieron.

Al sorbo de un café, continuó comentando “Mis amistades, mi socios comerciales y familiares  me insinuaban que estaba loca por la insistencia de encontrar la soñada cocina. Aferrada a la idea, consulté varios museos de la ciudad, hasta que uno de ellos, me sugirió que hablara con el Museo de Tucson, Arizona,  porque probablemente podía encontrar algo ahí, el cual, me indicó que viniera al

Festival de las Artes en Álamos por ser una ciudad colonial y que tal vez, aquí consiguiera lo que andaba buscando.

Tengo cuatro días aquí y he  visitado casas antiguas, hoteles y casas mexicanas pero nada, un tanto afligida  por no encontrar a lo que vine y como hoy es mi último día en la ciudad  opté por visitar la cocina del museo y la plaza porque una huésped del hotel, me comentó que un artista estaba vendiendo bellas acuarelas coloniales.

“¡Increíble, verdad? ¡Porque  ahora  tengo la cocina  que soñé en mis manos en esta pequeña acuarela! En Nueva York no lo van a creer, que la cocina mexicana soñada es una realidad pintada en papel casi igual a la del sueño”. Me comentó con cierta reminiscencia  y con lágrimas en sus ojos azules.

“Sabía que existía en algún lugar, la vi, la intuí, la presencié y no desistí a pesar de que mis familiares me decían que lo olvidara, que no la encontraría...”.

-El error que todos cometieron es que  tu soñaste una cocina de hacienda española  minera del siglo XVII o XVIII y no una cocina mexicana- Le indiqué  para proseguir a explicarle el espacio arquitectónico con techo de terrado de vigas de madera con loseta de barro, la pared recubierta de azulejo colonial azul añil con amarillo, el pretil con las hornillas de leña, las vasijas, jarrones, y cazuelas Talavera de Puebla y de Tonalá, Jalisco.

¿Puede ser construida en Nueva York? Me preguntó con insistencia.

-Claro que sí, le contesté, con 40 mil dólares la puedes edificar y si quieres la diseño en el espacio de tu log-.

Quedamos de comunicarnos por correo electrónico para el diseño, pero jamás supe de ella y el boceto de la cocina de la playa se lo regalé a una decoradora  texana muy bonita, que quería que la pintara e ella en la alberca de su casa en la playa Algodones; me gustó para novia, pero no la volví a ver y nunca la pinté.