Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

Día de San Juan Bautista en El Conti de Cócorit, Sonora.

Escrito por arkisanchez 26-06-2017 en Cultura. Comentarios (0)

Estimados bloggers: En esta ocasión narro dos sucesos importantes para la cultura del Desierto de Sonora, uno es literario y el otro cultural ya histórico. En el primero puedo mencionara que es todo un magnífico éxito literario y periodístico alcanzar la edición número 1200 del suplemento Quehacer Cultural, -el mejor de la Mega Región Sonora-Arizona- por las valiosas narrativas de sus colaboradores altruistas  y motivados por su cariño a las Letras bajo las batutas del escritor tapatío Ramón Iñiguez Franco (+) por 22 años y la editora María de los Ángeles Yamaguchi, continuando con el legado cultural de don Jesús Corral Ruiz desde 1942 en su muy gustada reseña Tarjeta Postal.

En los 13 años y meses de escribir periodismo cultural de la región sur estatal, se ha publicado el ensayo Quien es Quien en poesía, narrativa y crónica desde los números 800, 900, 1000, 1100, creo, mostrando lo mejor de lo mejor de los colaboradores femeninos y masculinos, llegando a ser una pieza muy apreciada por ustedes y consulta para estudiantes de Literatura de la Universidad de Sonora.

En esta ocasión no fue posible publicarlo por cuestiones del estrés ecológico  y económico provocado por las altas temperaturas de junio a causa del calentamiento global que producimos en Cajeme y en el resto del estado de Sonora.

En lo particular, le agradezco a Ramón mi formación como cronista y la publicación de la friolera cantidad de 609 crónicas de arte, cultura y arquitectura, a la par con 1140 obras artísticas de dibujo a la tinta china, acuarela y fotografía documental, logrando 22 millones 800 mil reproducciones gráficas de ellas en “La mejor galería de arte” del mundo occidental, record logrado por un arquitecto periodista, como lo ha sido el suplemento Quehacer Cultural de su periódico amigo, El Diario del Yaqui.

Por fin llegaron las primeras nubes anunciando la tradicional lluvia de San Juan sobre la sierra Oscura al oriente de la ciudad para aminorar el intenso calor anterior al solsticio de verano, pero no llovió como se acostumbraba décadas anteriores, pero, el sabroso calorcito, producto turístico cajemense, no fue motivo para asistir a la veneración del Santo patrono de los yaquis el 24 de junio, Día de San Juan Bautista  en los pueblos  de Ráhum, Vícam Pueblo, Loma de Guamúchil, en los barrios de La Carbonera y Yucatán en el puerto de Guaymas a principios del Siglo XX, en la ex misión jesuita de San José de Guaymas y en algunos campamentos militares de los yaquis alzados en armas de la sierra El Bacatete.

La niñez de Guadalajara lo celebraba bañando a transeúntes callejeros o en plazas arrojándoles agua porque la consigna era pues, bañarse.

En los pueblos yaquis mencionados, tradicionalmente inicia la fiesta en la noche del 23 llamada la “Víspera” que dura toda la noche hasta el amanecer, para luego llevar al Santo Patrono al río y bañarlo en sus aguas, complementada con la representación escenográfica de una lucha entre los “Rojos” contra los “Azules” de San Juan partiendo desde sus ramadas ceremoniales situadas casi al centro de la explanada del “Conti”, simbolizando una disputa entre  Bien” y el Mal” de la liturgia judeo cristiana asimilada por ellos desde las teocracia jesuita y franciscana.

Ritual que ha cambiado por efectos de la sequedad  el río Yaqui  desde la construcción de la presa El Oviachic y total desde 1976, impidiendo meter la imagen sagrada al río al no tener agua en su cauce. Lo sustituyeron por los canales de irrigación del Distrito de Riego # 18, Colonias Yaquis en su territorio.

En la comisaría de Cócorit, ex pueblo porfirista en desgracia cultural al estar perdiendo su identidad cultural pueblerina con adornos en su arquitectura y próximo embellecimiento de ella para el turismo ausente, también se celebra este día con dos festejos opuestos: El tradicional siguiendo la ritualidad católica yaqui en el barrio de El Conti y el pagano yori mexicano con magníficos bailes gruperos de la Feria de San Juan en las canchas de la plaza Ignacio Zaragoza.

El tradicional vernáculo tiene permiso de las autoridades religiosas tradicionales del pueblo de La Loma de Guamúchil-Cócorit ya que habitan varias familias descendientes de yaquis mestizados y yoris sureños acoplados a su modo de vida. Limitado a tan solo la fiesta la “Víspera” con bailables del danza del Venado y de la Pajkola toda la noche en sus ramadas de horcón y carrizo y con un festín de sabroso guacabaqui con tortillas de harina en la cocina comunal del templo.

Después del amanecer, el Pueblo Mayor (autoridad) y las  cofradías religiosas encargadas de la iglesia y de los santos, se dirigen al poniente de la explanada para entrar a la iglesia del Espíritu Santo, persignarse ante la imagen festejada en el altar, bellamente vestido con sombrero y huaraches, para luego sacar “El Torito de San Juan” y pasearlo por la explanada y vecindad formando una gran peregrinación al canal “Porfirito” (Porfirio Díaz) para bañarlo en sus aguas corrientes,  ya que por ser la ex colonia agrícola está a tres kilómetros al sur del rio sin caudal hídrico.

Lo regresan al altar para bailarle la danza de Los Matachines en la nave del recinto religioso y en el atrio del mismo junto a las campanas y árboles yucatecos que adornan la gran explanada de El Conti.

Los festejos paganos que algunas personas citan como la “Borrachera de San Juan”, completadas con un programa cultural de música y actividades típicas de la cultura obregonense  de a caballo bailador y -Revivir a manera folclórica mexicana la peregrinación desde el templo del Espíritu Santo a la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en cuyo atrio se bailaba la danza de los Matachines y  una Pajkola bajo ramada situada en la esquina noroeste de la fea barda de las canchas, cruzaban la plaza y el kiosco para regresar por el mismo camino al barrio. Por motivos del cambio de orientación de las rampas se suspendió hace más de tres décadas.

Fe de erratas: Lamentable error se tuvo al mencionar “El Torito de San Juan” en vez de la imagen del santo porque es el “Torito” una figura con cohetes que prenden en la noche del 23.

 El otro es referente a la peregrinación, por ser una religiosa de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en la comisaría y no la que en décadas pasadas se tenía entre ambos recintos religiosos yaquis y yoris que no se efectuó en esta pasada Feria de San Juan. Tal parece se convertirá en patrimonio intangible.

Plano urbano de la explanada llamada Conti.

Templo del Espíritu Santo del barrio El Conti, Cócorit.

Santo San Juan Bautista en el altar de la iglesia del Espíritu Santo.

Canal “Porfirito” donde bañan al San Juan Bautista en su día las autoridades religiosas yaquis.

Señora María José Valenzuela Muñoz venerando a San Juan en forma yaqui.

Su majestad Teresita de Jesús Zavala Méndez reina de la Feria San Juan de Cócorit 2017 junto al San Juan de la localidad.

Dos hermosas reinas: La actual Teresita de Jesús Zavala y la ex reinad 2012 Yesenia Carolina Ferreira Zamora ambas cocoreñas de corazón.

Gran éxito tuvo la Feria de San Juan de Cócorit el pasado sábado por el publico que disfrutó de las instalaciones, los niños juegos mecánicos y juventud el baile grupero con Tropicalísimo Apache.

Hermosa  Yesenia  Ferreira ex reina de la Feria de San Juan de Cócorit y pasante de la licenciatura en Psicología por el ITSON-Obregón.

Hermoso rostro de portada goza nuestra futura psicóloga cocoreña posando junto a ceiba del Espíritu Santo de Cócorit. 

Venerando a San Juan en el altar de la iglesia Espíritu Santo siguiendo la tradición.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor SEP-509989-78 del titular Arq. Francisco Sánchez López. Se prohíbe la reproducción de este artículo y fotografías. Se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte en el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989-78 of his holder Arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photography is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement, El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual: www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014. Facebook: Francisco Sanchez; T: @archfcosanchez


En Sonora: Junio: ¡Mes de Festividades Culturales Mexicanas!

Escrito por arkisanchez 21-06-2017 en Arquitecura. Comentarios (0)

Estimados bloggers: Los cordiales a todos ustedes y gracias por leer estos artículos periodísticos que he estado redactando antes de regresar a Scottsdale, Az., ya que en este mes despedimos a la primavera con una majestuosa luna llena sobre la zona industrial y damos la bienvenida a las fechas conmemorativas del Día de la Marina, Día Mundial del Medio Ambiente, Día de la Libertad de Expresión, Día del Espíritu Santo y el Día de San Juan Bautista, santos patronos de los Yaquis que celebramos durante exquisito verano caluroso y la Cabañuela que nos sitúan en las puertas giratorias del quinto infierno dantesco debido al aumento de la temperatura por efectos de los gases invernaderos que sufre la Tierra.

¡Bravo! A todos los buzos profesionales de la Secretaría de Marina por salvar ballenas enmalladas en redes de pesca comercial en aguas del Santuario Ballenero Mexicano, compuesto por las 200 millas náuticas de la Zona Económica Exclusiva  de México de acuerdo al Derecho Internacional del Mar. Sin embargo, se repudia la situación de unas 30  vaquitas marinas en vías de extinción en su hábitat protegido de la Reserva de la Biosfera Alto Golfo Norte de California cuando en 1994 rebasaban un centenal de ellas.

Por más propuestas de conservación realizadas por organizaciones no gubernamentales mexicanas y extranjeras no se escuchó la amenaza a esta cetácea endémica; fue necesario que viniera a México el actor Leonardo di Carpio y el empresario Carlos Slim para que el presidente Enrique Peña Nieto tome cartas en este deplorable asunto de la extinción de especies como las del río Yaqui, Sonora.

La acción conservadora inició en la 46va. Asamblea de la Comisión Internacional Ballenera en Puerto Vallarta en  mayo de 1994. Evento donde se decretó la Reserva de la Biósfera Alto Golfo Norte de California para la protección de la Vaquita Marina y el pez Totoaba por el presidente Carlos Salinas de Gortari, la cual apoyamos numerosos ecologistas marinos asistentes.

El problema tiene varias aristas que no se han querido solucionar bilateralmente: Por un lado, nuestros  socios comerciales de la Mega región Sonora-Arizona y preferidos de la gobernadora Pavlovich son parte activa del problema al almacenar al agua del río Colorado en sus presas de Arizona disminuyendo el caudal hídrico que llega a otra presa en Sonora causando ambos estragos a los ecosistemas en su delta, desembocadura y consecuentemente el golfo por la falta de nutrientes naturales para la evolución biológica de diez especies de ballenas, 30 vaquitas marinas sobrevivientes y una pirámide de 1800 especies que sustenta el golfo.

El otro, es el límite sur de la reserva ya que estudios señalaron que el hábitat más importante para su reproducción estaba en el mar patrimonial de la isla San Jorge, costa sonorense e islas de la península de la Baja California Norte. No se quiso ampliarlo debido al futuro  desarrollo turístico de Puerto Peñasco-Santa Clara y pesca comercial ribereña. Después, con el proyecto de la Escalera Náutica del Mar de Cortés por el presidente Vicente Fox, el gobernador Eduardo Bours en su famoso discurso anti ecológico de Guaymas Marina o en el Delfinario, negó la existencia de ellas porque nunca las había visto en  Sonora.

 El tercero es la sobre explotación comercial de la Totoaba por su buche para exportarlo a países asiáticos para que sus élites lo degusten en sopa culinaria.

El 4 de junio se celebró la Pascua de Pentecostés o del Espíritu Santo en las comunidades Mayo y Yaqui asimilado como ritual litúrgico de su nueva iglesia católica durante la teocracia jesuita y franciscana de 1614 a 1821. No se pudo asistir a la Loma de Guamúchil al no saber si hubo festejo o no, pero los mayos lo celebraron en el Centro Ceremonial de El Júpare, en la Loma de Etchoropo y en Etchojoa. Para conocer más al respecto se recomienda la magnífica narración del periodista Bernardino Galavíz en la Sección del Mayo de este su periódico amigo.

El 5 de junio, fue el Día Mundial del Medio Ambiente señalado por la Organización de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York y como nuestro país es socio desde 1948 lo adoptamos como tal  pasando desapercibido por el gobierno estatal, sólo en  la periferia de la ciudad se plantaron arbolitos en el camellón de la calle 400 por la Dirección de Ecología Municipal.

Los cajemenses lo tomamos en forma simplista kitsch porque se está concesionando nuestras biodiversidades y ecosistemas; destruimos el paisaje y la flora desértica para la servidumbre de 10 metros de ancho cedida al gasoducto que los yaquis tradicionales de la Loma de Bácum no quieren en su tierra  debido a futuros riesgos ambientales y los yoris les imploran un “sacrificio” para beneficio de la economía de franquicias y maquiladora de productos extranjeros, como si fuesen caja de pandora de nuestra huella ecológica imitada de Scottsdale, Arizona.

Se transportan delfines a delfinario de Guaymas, se pescan miles toneladas de agua malas bola para exportarlas a Asia ya que en los mares de China y Japón se extinguieron por el consumo de sus minorías selecta. Alimento básico de las caguamas y tortugas marinas para su evolución biológica. Y nada hacemos contra el ecocidio de los ríos Sonora, Yaqui y Mayo al dejarlos sin su mínimo caudal.

En Cócorit se talarán unos 30 árboles de la Escuela Cámara Junior para embellecer (¿?) la plaza Ignacio Zaragoza y tener un auditorio para bailes gruperos cuando el visitante la aprecia tal como está.

Peor estamos en  Ciudad Obregón: Plazas y jardines si vegetación en sus prados, cientos de árboles y palmeras taladas por doquier para estacionamientos o por obstrucción visual a la publicidad comercial, quitándonos que -Las altas temperaturas de verano disminuyan varios grados (Centígrados)-, según la Fundación Sanjaya Rajaram en el Valle del Yaqui, la tercera zona agrícola más contaminada de América Latina por agroquímicos que inhalamos cada día.

Hermosa Luna sobre zona industrial de Ciudad Obregón.


Arboledas urbanas en vías de desaparecer para estacionamientos o por obstruir las fachadas publicidad de Ciudad Obregón. 

Prado antiguo en vías de desaparecer para estacionamiento de autos.

Antiguo prado conservado con casa vieja y baldío en venta.

Los prados de Ciudad Obregón destrozados y sus árboles talados para dar cabida a los estacionamientos de autos obstruyendo la banqueta peatonal.

Futura arborescencias con zopilote de Cócorit Pueblo Mágico

Close up a los zopilotes en su nuevos hábitat construido con tecnología digital.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor SEP-509989-78 del titular Arq. Francisco Sánchez López. Se prohíbe la reproducción de este artículo y fotografías. Se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte en el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989-78 of his holder Arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photography is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement, El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014. Facebook: Francisco Sanchez; T: @archfcosanchez


Bellas Ramadas Tradicionales en los Pueblos Yaquis de Sonora.

Escrito por arkisanchez 12-06-2017 en arquitectura. Comentarios (0)

Estimados  bloggers: Saludos cordiales y para indicarles que en el  tema anterior referimos a la vivienda tradicional  entre las comunidades  a lo largo del río Yaqui sin caudal rodante o por canales de irrigación, aludiendo su transición a casa mexicana con muros de adobe, ladrillo con techo de terrado o block de cemento y losas planas de concreto, construidas por los programas de vivienda social y  los “Cuarto Rosa” estatales y federales.

Hoy abordamos  las magníficas ramadas tradicionales en las tipologías de gobierno civil, militar, culto, salud y culinaria, situadas en extraordinarios paisajes de Desierto de Sonora o vegas del río próximos a los poblados de Pitahaya, Huírivis, Ráhum, Pótam, Vícam Pueblo, Tórim, Bataconcica, Loma de Bácum y la Loma de Guamúchil, construidas modularmente con horcones de mezquite y techos de carrizos. Pueblos porfiristas-cardenistas donde he investigado sus trazos urbanos y la arquitectura histórica encontrada en lamentables ruinas de piedra y adobón.

En cada uno de ellos sobresale el espacio religioso central denominado el Conti, conformado por una gran explanada abierta, terregosa y delimitada por cruces de madera a los cuatro puntos cardinales: Sitio donde se encuentran las edificaciones más emblemáticas de la tribu Yaqui.

Según la tradición yoreme, Vícam Pueblo es el centro social y político de la tribu y cabecera de los pueblos aguas arriba de Tórim, Loma de Bácum en conflicto por el gaseoducto repudiado por ellos y la Loma de Guamúchil: Pótam, cabecera de pueblos aguas abajo de Ráhum, Huírivis y Belem. (Pitahaya)

Por lo regular, al norte de esta explanada en cada uno de los Ocho Pueblos se encuentra la Comunila u Oficina de las Autoridades Tradicionales sede de los gobiernos civil, militar y religioso, compuesta por  un ramadón rectangular de un solo nivel construido con 15 a 20 horcones de mezquite cubierto con techo de carrizo, con la función de celebrar asambleas entre las autoridades y el pueblo, recibir a los presidentes de México, gobernadores, alcaldes y solicitar permiso para turistear y tomar fotografías, junto a otro moderno edificio mexicano de la década de 1950 compuesto por un pórtico, zaguán y cuartos. Tradición que no ha sido respetada por la actual Ejecutiva del Estado al ser erradamente  asesorada. 

Desde 1980 han  aparecido las Comunilas duales debido a su división intestina por los beneficios socio económicos federales y la teoría del Etno Oficialismo para tratar su problemática por medio de un líder intermediario étnico y afín al gobierno y partido político en el poder.

En la tipología de culto sobresalen las ramadas ceremoniales, reminiscentes de sus primeras iglesias jesuitas durante la cristianización de la tribu que hoy tienen uso acorde al ritual litúrgico judeo cristiano: Al Sur del Conti, la ramada llamada “Cárcel o Cuartel” de la cofradía Chapayeca o Fariseos durante la Cuaresma, situada a un costado de las iglesias orientadas al Norte, al Bacatete, cuando en el siglo XVI estaban al Este, a Jerusalén.

Otra más pequeña la usa la autoridad Chapayeca vigilando se cumpla el ritual, el orden, prohibir el consumo de alcohol y que los turistas no tomen fotografías: Al otro extremo, la ramada de la Pajkola donde se baila la Danza del Venado  y de los Pajkolas a ritmo de sones naturalistas la noche del Sábado de Gloria.

Casi al centro se encuentran los ramadones de los “Azules” y “Rojos” del día de San Juan Bautista, el 24 de Junio, representando la lucha entre el “Bien” y el “Mal” de la liturgia católica en los pueblos de Vícam, Cócorit y Ráhum.

Ritual iniciado en la “Víspera”  hasta el alba del 24 con el baño del Santo en aguas del río, pero como se encuentra retirado y seco desde 1976, lo sustituyeron por agua del canal Porfirio Díaz en el barrio del Conti y en la Loma de Guamúchil.

Cada uno de los pueblos tiene diferentes festejos a sus santos patronos advocados durante la teocracia jesuita y franciscana hasta la secularización de las iglesias por el estado republicano. Manifestación religiosa que nada tienen que ver con el catolicismo mexicano, obregonense medio laico y del Vaticano actual.

“Los cuarteles generales” fueron ramadas en los campamentos militares en parajes de la sierra del Bacatete construidos por los “Achai” de armas y sus capitanes rebeldes contra el colonialismo y en defensa armada de su territorio ocupado por el ejército porfirista y constitucionalista en las “Guerras del Yaqui”.

De la tipología culinaria se tienen las cocinas comunales  contiguas a las Comunilas y atendidas por la jefa y varias señoras cocinando en hornillas de adobe y leña seca para hervir el guacabaqui,  carne con chile rojo  y agua para el café Dolca. Sobre mesas elaboran sus tortillas de harina, sirviendo a sus autoridades, fiesteros e  invitados porque: “A nadie se le niega un platillo”. Es un espectáculo verlas trabajar en armonía y reírse entre ellas.

La tribu Yaqui debe de conservar su patrimonio cultural tangible sin interferencia de empresas y asociaciones civiles culturales asentadas en Cócorit e instituciones oficiales y universitarias de Ciudad Obregón.

Su patrimonio arquitectónico edificado está en vías de extinción por desidia de ellos mismos y por malas resoluciones del  gobierno federal, estatal y municipal de Guaymas, Cajeme y Bácum.

Éste último tuvo la desfachatez de celebrar entre el 5 al 7 de mayo, los “400 Años de Fundación del Municipio de Bácum en 1617”, que es totalmente errónea según la historia de los jesuitas. Porque en 1623 se fundó primero el pueblo de misión de indios de cabecera de Tórim con su visita el  de Bácum, y en 1626, subió a categoría de cabecera con su visita la de Cócorit.

Organizado por el mismo Ayuntamiento de Bácum y la asociación civil APALBA de Ciudad Obregón a cargo de Irma Arana, con programa protocolario de la cultura republicana y camp ejidal aristócrata del Valle del Yaqui: Designación de la Capital del Estado de Sonora por el Congreso del Estado en Hermosillo y la visita de la cobanahuac Claudia Pavlovich y su secretario de Desarrollo Social, Rogelio Díaz Brown con beneficios públicos en Bataconcica y en la cabecera.

Arias de ópera y melodías mexicanas por el tenor Rodolfo Acosta al ritmo del pianista Isaac Aguilar; la soprano Silvia Rizo y el mariachi Hermanos Puente de Cajeme y la artista María Elena Leal, de la Ciudad de México; danza folclórica mexicana por el ballet Yoreme Al-Leiya de Navojoa y la danza del venado yaqui.

¡Es increíble! Sólo en Sonora suceden este tipo de eventos culturales como para ser inscritos en el “Libro de Records Guinness” y “Difícil de Creer” de TV Azteca, porque sólo muestran ignorancia por la historia regional y de la tribu Yaqu la cobanahuac Pavlovich, los diputados de la actual Legislatura y los organizadores.

Bacum, cabecera del Municipio es yori mexicano de principios del siglo XX trazado por la Comisión Científica de Sonora. Los yaquis lo abandonaron para radicar en Bataconcica y en la Loma de Bácum al rehusar vivir como ejidatarios en su colonia agrícola mexicana y continuar con el modo de vida Yaqui ancestral.


Comumila de Vícam Pueblo. Centro social y  político de la tribu Yaqui. Aquí debe de presentarse al cobanahuac Claudia Pavlovich para asuntos con ellos.

Comunila de Pótam. Cabecera de los pueblos aguas abajo del río Yaqui. Ésta creo es de la autoridad dual.


Comunila de Ráhum. La tradicional y la moderna mexicana. Frente ella estuvo el cuartel del ejército porfirista durante la etapa de ocupación militar del territorio yaqui.

Ramadas “Cárcel” o cuartel de los Chapayecas de Cuaresma.

Ramada ceremonial de los “Azules” de San Juan en su festejo del 24 de junio.

Ramadas ceremoniales de la Cuaresma en Pótam.

Ramada tradicional para la Pajkola: Significa bailar la Danza del Venado y de la Pajkola.

Bellísimo interior naturalista armonioso por el rítmico juego de luces y sombras de esta arquitectura naturalista típica de los yaquis donde quiera que “hacen tribu”.

Danza de la Pajkola en parte de la ramada señalada a ellos por ritual.

Una ramada como esta eran levantadas para cuartel de la milicia yaqui en recónditos parajes de la sierra del Bacatete durante la sublevación contra la colonización de su río.

Típica cocina comunal anexa a las Comunilas de los pueblos yaquis.

Cocina de Chayito Hernández de Tórim cocinando guacabaqui.

Chayito Sirviendo sabrosa carne con chile.

Publico yaqui gozando de una “Pajkola” en Pótam.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor SEP-509989-78 del titular Arq. Francisco Sánchez López. Se prohíbe la reproducción de este artículo y fotografías. Se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte en el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989-78 of his holder Arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photography is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement, El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014. Facebook: Francisco Sanchez; T: @archfcosanchez


La Arquitectura Tradicional Yaqui de Mezquite y Carrizo en los Pueblos de Sonora.

Escrito por arkisanchez 03-06-2017 en Arquitecura. Comentarios (0)

Estimados bloggers; Desde hace varios años he estado visitando los nuevos asentamientos de lo que fueron  los Ocho Pueblos Tradicionales de la tribu Yaqui en busca de información histórica sobre sus trazos urbanos, arquitectura, expresiones religiosas, artísticas y culturales, logrando un considerable  archivo fotográfico y cartografía.

En esta ocasión, relatamos sobre la hermosa arquitectura vernácula naturalista de las comunidades yaquis iniciándose con un recorrido por la historia en dos periodos culturales: El pre hispánico que señala a la Séptima y última migración Nahualtecas partiendo al sur desde el Valle del Gila en Arizona hasta el Valle de Anáhuac. Por motivos desconocidos un grupo de ellos la abandona para “hacer tribu” en la planicie costera, la sierra del Bacatete y por el curso bajo de río Yaqui desde el cerro Oviachic hasta su desembocadura en el golfo de California. 

Formándose en clanes de guerreros, cazadores, pescadores y recolectores de frutos silvestres  y para el año 1200 a 1400, dC., y sedentarios cultivando maíz, frijol y chiles hasta alcanzar el estado cultural de Barbarie para cuando llegaron los españoles. Más bien, el símbolo de la Cruz cristiana.

La primera noción de su urbanismo y edificaciones nos la dan las crónicas del capitán Diego de Guzmán, la de un soldado anónimo y por el cronista de apellido Obregón en 1533 al inicio de la Colonia Española: Cruzamos el río y llegamos a una ranchería abandonada con ranchos (casas) y maíz…

Noventa años posteriores se supo que estos asentamientos fueron en base a una gran explanada con dos edificios de piedra al centro: Uno para la protección de la población y el otro como almacenaje de las siembras y recolecciones comunales; adjuntas a sus paredes varias pequeñas ramadas de horcones y carrizo en forma cuadrada usadas por los hechiceros para curar enfermedades y heridas; entre el monte, las viviendas toscas en forma oval semi enterradas y techo en forma de domo con esteras de carrizo. Según información de los jesuitas a partir de 1623 al establecerse en Tórim.

El otro período es el moderno iniciado en tiempos  de los pueblos autónomos yaquis formados por José María Leyva Pérez “Cajeme”, durante porfiriato y el triunvirato sonorense y los Fraccionamientos Yaquis con sus colonias agrícolas como nuevos centros de población de los alzados pacificados y mucha migración yori o blanca que fueron trazados a cordel con un urbanismo mexicano de manzanas y lotes alrededor de una plaza e iglesia con atrio.

Sus ramadas tradicionales han tenido diferentes funciones, formas, usos y tipologías: Fueron las primeras iglesias católicas en los ocho pueblos de misión de indios; cuarteles militares en sus campamentos durante “Las Guerras del Yaqui” de dos siglos; ramadones de Comunilas para asambleas de las autoridades tradicionales con el pueblo; ramadas ceremoniales para las danzas de la Pajkola y del Venado y de los Chapayecas de la Cuaresma; cocinas comunales en celebraciones religiosas y el uso más común, vivienda tradicional muy arraigada entre ellos a pesar de su contemporaneidad.

Su construcción inicia  solicitando permiso a la autoridad para talar los horcones de mezquite por ser propiedad comunal, transportarlos y excavar un hoyo de medio metro de profundidad, rellenarlo y apisonarlo para formar la estructura modular dimensional de 6, 9, 12, 16 y más horcones acorde al uso del espacio.

A mano se cubren con carrizos que recolectan por el río o lo compran a un peso la pieza, la instalación de troncos-vigas perimetrales sosteniendo el techo de terrado en base a carrizos tendidos sobre ellas, petates y capa de unos 25 centímetros de tierra muerta con una planta desértica funcionando como aislante térmico contra el intenso calor y frío en invierno.

Su distribución arquitectónica es simple y  de tamaño de 6 o 9 horcones para la ramada-sombra usada para la convivencia familiar y visitas junto a la cocina-comedor y ambos  separados del cuarto dormitorio de los padres. Enfrente de ellas se erige una delgada y mediana cruz de madera simbolizando su nueva religión. La casa típica crece en forma gregaria por vejez o matrimonio de los hijos.

En cada predio se miran pequeñas ramadas que sirven como letrinas sanitarias con cajón de madera para el escusado, regadera y otras para lavar la ropa sobre piedra situadas al fondo del lote entre matorrales o árboles y uno que otro muro de adobe.

Estas hermosas viviendas étnicas se aprecian en medio de magníficos paisajes agrícolas con canal de riego y la Juya Ania o el Monte, proveedor de materiales. Otras, en los pueblos mexicanizados con lotes delimitados por perches de carrizo en barrios periféricos de Vícam Estación y de Hermosillo.

Han tenido un cambio en su sistema constructivo del tradicional al de adobe, ladrillo-concreto y block de cemento por la influencia cultural mexicana y los programas estatales o federales de vivienda social.

A pesar de ser una funcional y bella arquitectura sin arquitectos satisfactorias de sus espacios habitables, en 1977, el arquitecto Francisco Sánchez López resolvió la problemática de vivienda conservando y reforzando el sistema nativo en muros y azoteas. En el 2015 el arquitecto Pablo Machado con su proyecto de la “Casa Yaqui del Futuro” en predio del Lugar de Encanto en Cócorit.

Esta arquitectura tradicional es naturalista, modular, bioclimática y sustentable con el Desierto de Sonora, se debe de considerar patrimonio arquitectónico edificado más antiguo de Sonora y emblemático de los municipios de Guaymas, Bácum y Cajeme constituidos  en territorio yaqui ancestral, requiriendo ellos se les devuelva.

Vivienda en predio rural delimitado con bardas de carrizo.

Ramada habitacional de horcón de mezquite y carrizo.

Distribución de los espacios habitables típico en los predios yaquis.

Ramada de la familia Urzua en Tórim.

Cuartos de la vivienda en lote y cruz de su religión distinguen a estos espacios habitables por ellos.

Varios períodos de vivienda tradicional, de adobe y ramada.

La vivienda de adobe se encuentra en ruinas por preferir la tradicional.

Típica cocina familiar yaqui. Está así por efectos de antigüedad y fuerte vientos huracanados de hace años causando estragos en los pueblos.

Típica cocina yaqui con mejor construcción.

Letrina sanitaria con escusado de madera.

Vista interior al acomodo de los espacios habitables de uso diario.

Bardas de carrizo delimitan la propiedad familiar, puertas de madera su ingreso.

Letrina sanitaria más rústica es común entre la comunidad.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción  de este artículo y fotografías, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista Protector de Ballenas en el Mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction  of this article and photos  is required by  a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Magical Realism Artist, Ecologist in the Sea of Cortes Whales Protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA (Secretaria de Cultura) en 2014.Facebook: Francisco Sanchez; T:@archfcosanchez.