Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

Viaje por la biodiversidad cultural yaqui.

Escrito por arkisanchez 27-04-2010 en General. Comentarios (0)

 Estimado bloggers: Saludos. Hoy incluyo la crónica del viaje que realicé la semana pasada entre estación Corral y Guaymas siguiendo la huella de Francisco I. Madero. ¡Qué belleza de paisaje y arquitectura observé extaciado motivando mi sensibilidad para pintar y escribir.

 

Viaje por la biodiversidad cultural  yaqui-mexicana.

 

En estos días primaverales con calor y sorpresiva lluvia nocturna, avalo el editorial de este periódico publicado el 21 de abril   por la certeza de la denuncia ambiental en nuestro macondo espacio urbano en vías de una involución ecológica porque, por un lado se plantan árboles para conmemorar fechas internacionales, y por el otro, se autoriza la tala de los mismos debido este arraigado vicio cajemense que atenta contra  nuestro bello hábitat, donde, en la pasada marcha y mitin político prístino de 200 representantes de la Eco juventud en protesta contra el proyecto hidráulico Sonora Yes, les pregunté a varios de ellos si  conocían el plan oficial del gobernador Guillermo Padrés Elías:  Me contestaron ¡No! no lo habían leído y como argumento escuché las mismas frases opositoras e injuriosas  de  quienes niegan el abastecer de agua a la Ciudad de Hermosillo, respaldando  el Plan Hidráulico del Noroeste para  extraer y  secar los once ríos de Sinaloa y el contaminado río Santiago de Nayarit  acarreándola hasta los sifones de los campos agrícolas.

 

Proyecto irracional y anti ecológico  que provocará un magno ecocidio de la llanura, selva baja, selva  tropical, a los humedales y esteros  del litoral del golfo de California al quitarles el flujo de agua dulce y nutrientes vegetales y minerales  provenientes de las sierras desembocados en el mar  perjudicando la cadena alimenticia de 1800 especies marinas, a los lugares de apareamiento y crianza de diez especies de ballenas y tres de delfines protegidas por el marco jurídico del Santuario Ballenero Mexicano y a las 36 colonias de lobos marinos endémicos del golfo.

 

¡Qué no te engañen!: ¡Di, no al PLHINO!, porque este millonario negocio en manos de cinco personas atenta contra la naturaleza de los estados de Sinaloa y Nayarit, a los  degradados mar de Cortés y el océano Pacífico y  la metódica y sistemática  oposición al Sonora Yes, es para tranzar este irracional proyecto agrícola   contaminador de los  Valles del Yaqui y Mayo desde el punto de vista científico y  del movimiento ecologista internacional.

 

¡Magnífico! Estuvo el viaje realizado por la vía del tren siguiéndole la huella de la Revolución Mexicana a través de su ruta histórica por la región más porfirista de Sonora, contemplando el paisaje desértico, el urbanismo dual de los pueblos tradicionales yaquis con la moderna infraestructura en las ex misiones jesuitas de Vícam Pueblo y Belem o Pitahaya; la arquitectura de  las ex estaciones de madera canadiense y norteamericana del ferrocarril Sud Pacífico-México; de vetustos edificios de adobe o piedra en ruinas  sobrevivientes en ominoso olvido de los cien años de anécdotas y sitios localizados entre  Estación Corral, Empalme y  la contaminada bahía y Puerto de Guaymas, junto a la cultura y gastronomía sonorense saboreando sabrosos burritos de fríjol con queso en el puesto de comida de las señoras María y Luz Emilia Ortega en el parador de El Jori, o de mariscos en el mercado sobre ruedas de Las Guásimas.

 

¡Qué hermosura de paisaje!, tenemos los sonorenses en nuestro esplendorosa llanura costera y vegas del río Yaqui durante la primavera con los árboles palo verde y breas con flores color amarillo,  embelleciendo la perspectiva hacia los campos agrícolas irrigados por el canal Colonias Yaquis  y  la “Ania” de la magnífica sierra del Bacatete, lamentablemente no pintado en el arte cajemense, motivando el recuerdo de la magnífica poesía costumbrista de los mejores poetas  sonorenses Santos García wikit, Ambrosio Castro, Héctor Navarrete Dondé, Bernardo Helenes  Habas y, porque no,  mi poema “Oda a la Tribu Yaqui”.

 

Fue una satisfactoria  aventura por el anecdotario de la micro historia regional perpetuando la magnífica epopeya heroica de los yoremes  en defensa de su territorio y tradiciones en contra de la guerra de exterminio porfirista y  de la post Revolución Mexicana transitada por estas vías del ferrocarril transportando  a los ejércitos en pugna y al trágico e  ignominioso tren de esclavos  yaquis a  Yucatán y al Valle Nacional de Oaxaca.

 

Fue un viaje a través de la historia de la arquitectura y sus sistemas constructivos de antaño observando  las ramadas tradicionales yaquis de mezquite y carrizo o vara de pitahaya:  las “Tehuas” habitaciones en furgones metálicos del ferrocarril;  las casetas de madera machimbrada o de piedra labrada: las casas con muros de adobe y aplanados de cal; los cuarteles y prisiones militares e iglesias construidas con muros de ladrillo recocido aparente durante la ocupación por el ejercito nacional y la pacificación con Adolfo de la Huerta, hasta contemplar las estaciones  modernas de 1966 edificadas de material y concreto.

 

La magnífica estética arquitectónica fue motivadora por la variedad de estilos en las construcciones olvidadas y en ruinas: El bello vernáculo yaqui, el rural de los estados esclavistas del sureste de Estados Unidos, el exquisito neoclásico porfirista, el abañilezco artesanal mexicano, el extraordinario colonial bicolor carrancista y el estilo funcionalista internacional  minimalista con  horribles garabatos graffiti.

 

Para iniciar este viaje por la historia, me documenté  en el plano de las estaciones del ferrocarril de la Compañía Richardson localizado en un pasillo de Desarrollo Urbano en el Palacio Municipal, en la cartografía CETENAL coleccionada en la Biblioteca Pública, Jesús Corral Ruiz y libros relacionados al tema, para dibujar, a mano libre y sin escala, un plano   inédito que nos guiara por  ruta ferroviaria de Francisco I. Madero a través del territorio yaqui.

 

Por la situación económica actual que afecta a  ricos y pobres, recurrí a nuestro editor, Ramón Iñiguez Franco para comentarle las dificultades que tuve  con la  investigación física del recorrido por Madero por la región sur de Sonora narrado en varios reportajes de la gustada nueva sección “En La Pluma De...”; lo platica con el señor Javier Ruiz García, gerente general del periódico y  amablemente, autorizó el uso del carro oficial conducido por el señor José Armando Castro Flores, supervisor de Circulación, para realizar esta travesía y una corta visita a la Corresponsalía de Hermosillo.

Por primera vez viajo en un carro con el logotipo del Diario del Yaqui  notando el respeto y  cordialidad de la gente rural hacia   los dos "reporteros", pero, lo más extraordinario, fue el orgullo con el que relatan su valioso y original testimonio del sitio natural, el pueblo y las anécdotas históricas de sus parientes alzados en armas con los jefes yaquis Pluma Blanca y Sibalaume, solicitando algunos de ellos, una copia gratuita del periódico.

 

 Pie de foto: Plano del  las estaciones del Ferrocarril Sud Pacífico-México dibujado a mano sin escala como preambulo para el gran viaje entre Corral y Guaymas.

  

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento, mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México 

 

 

 

68 Aniversario del periódico el Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora.

Escrito por arkisanchez 19-04-2010 en General. Comentarios (0)

Estimados bloggers: Saludos cordiales. fijense que este mes el periódico donde escribo mis artículos periodísticos cumplio su 68 aniversario de difundir la noticia en Sonora. ¡Bravo!

¡Qué hermoso rostro posee la encantadora concursante Andrea Parada Familiar, mi favorita para la corona de belleza del municipio y del estado aunque no la conozco en persona, sólo opino por las fotografías tomadas a ellas en la presentación oficial de las 12 candidatas.

 

El “68 Aniversario” y la Belleza Convulsiva. ¡Felicidades!

 

Ya estamos sintiendo  los primeros días calurosos de la primavera en flor, transformando a la llanura costera en paisajes de bellos coloridos propicios para expresarla en pintura y fotografía. Hábitat natural y macondo de Cajeme, donde, es un riesgo abordar los camiones Suba por la moda malabarista de maniobrar con una mano el volante y cambios de velocidades y con la otra, placenteramente, el celular al oído,  arriesgando la vida de  60 usuarios en ruta del sur al centro de la ciudad; peatones obligados a  caminar por la calle por la obstrucción de las banquetas con  materiales de construcción y automóviles estacionados por prepotentes propietarios. Vicio arraigado entre nosotros que me hace preguntar, si por  la anuencia del municipio al no asumir su responsabilidad se le puede demandar legalmente por algún ciudadano atropellado al no hacer cumplir el reglamento vigente.

¡Felicidades! Al periódico El  Diario del Yaqui por sus 68 Aniversario de logros periodísticos entre la sociedad  conservadora o liberal de Cajeme: Órgano informativo al que le tengo especial estimación por la inusual relación como ex voceador durante la adolescencia lasallista y madurez profesional como escritor de crónicas en el suplemento dominical entre terremotos,  tsunamis, contaminación ambiental, violencia y en guerra por el agua de los yaquis entre su uso humano versus agrícola.

Aunque no conocí en persona a su fundador, Jesús Corral Ruiz, he leído con sumo interés  su  humanismo e  ilustración cultural en la “Tarjeta Postal” y su semblanza redactada por articulistas y reporteros cada año.

¡Eeel Diaarioo!, ¡Eeel Diarioo del Yaaquiii! Se escuchaba este grito  durante las madrugadas de los cálidos veranos en la década de los años ´60, anunciando para su venta  10 o 12 ejemplares durante la semana y 20 a 30 los fines de semana, durante un fantástico recorrido urbano desde la ventanilla del periódico en el callejón al ex mercado municipal, la Catedral y el Zócalo, las calles Zaragoza y Galeana, la ex plaza 18 de Marzo y al famoso barrio de la Capilla de Guadalupe hasta llegar al puesto de don Poncho, “El Mago del chocomilk” frente a la tienda de ropa de Don Cheto Sánchez, para comprar con las  ganancias obtenidas, esta sabrosa bebida acompañada con un pan dulce o un torcido con mantequilla y los domingos gozar del  matinée con  tres películas de “Trazan, El Hombre Mono” o del “Santo, El Enmascarado de Plata”, degustando  palomitas, una Pespsi Cola, gomitas y chocolates, sentados en alguna  butaca en  la gayola del Cine Cajeme.

El tiempo siguió su curso, llegaron los tiempos de la preparatoria,  de la universidad tapatía  y evolución  de voceador a lector  del “Diario” prestado por algunos estudiantes sonorenses en Guadalajara y cuarenta años después, --en el ocaso de nuestro propio destino--, trascender como colaborador del suplemento Quehacer Cultural en crónicas y criticas de arte y reportajes especiales en la gustada sección En la Pluma De...

Durante la revolución cultural, artística, política y sexual de los ´60 “La mejor Revolución de México” promovida por  hippies gringos y totonacas, lo consideré un órgano informativo conservador, reflejo de la idem sociedad en comparación con El Heraldo de México, El Informador y La  Crónica, publicación hippie de la Ciudad de San Francisco, California.

Por décadas me han deleitado la filosofía mayo de Luciano, el costumbrismo yaqui del profesor Santos García Wikit, el socialismo de Cesáreo Pándura, la columna y “El Verso del Domingo”, de Bernardo Helenes Habas,  el mejor poeta vivo de Sonora, por la belleza de las palabras para cantarle al amor de una mujer,  a la “Ania”  yaqui y otros poemas de colección; poeta humilde como su raza sin capital para comprar galardones y quien, me ha entrevistado y reseñado dos exposiciones de pintura y fotografía.

Al señor Javier Corral, lo conocí hace unos días y a la mayoría del personal no los conozco en persona, pero, si leo sus noticias y artículos de: La “Política a Diario”, del “Cacho” Angulo; “El Archivo Confidencial”, de Armando Vázquez;  la excelente “Editorial”, por precisa y concisa e informativa del asunto a tratar junto a los escritos de Raúl Márquez Picos; por  José G. Barrera me entero sobre Guaymas y de la política estatal   por Javier Martínez Barraza y demás periodistas de Hermosillo; la vida social por Marielos Fierros con su crónicas,  de los “Espectáculos”, de Alfredo Duarte me informo sobre  la farándula,   aprendo  computación en la sección “Web y Salud” y  sobre los Yaquis  por Nahúm Cano, en “La Pluma de..”.

Fui a la hemeroteca de la Biblioteca Pública, Jesús Corral Ruiz, para  tocar el papel y oler la  tinta de antiguos periódicos pero sólo encontré ejemplares  de 1973;  y por años, he pasado por la casa  del fundador y mecenas  de todas la plumas Parker, Sheaffer o Big que han escrito en sus páginas desde la generación del “Grupo Cultural Ostimuri”  hasta “Los Verdaderos Rostros de Cajeme”, como son los colaboradores del suplemento Quehacer Cultural; casa habitación que sus descendientes deben de restaurar como galería de arte para exhibir el acervo cultural y artístico acumulado en 68 años, y así, honrar la memoria trágica e incomprendida de don Jesús  Corral.

En las paginas culturales me formé como cronista bajo las estrictas  correcciones gramaticales,  consejos editoriales y fuertes críticas por  escritor tapatío Ramón Iñiguez Franco: Fantástica escuela gratuita de formación periodística,  narrativa, entrevista y  ensayo, inculcándonos el valor de “La Credibilidad”  como norma antigua de don Jesús.

¡Qué hermosura de  rostro! Posee  Andrea Parada Familiar, mi concursante favorita a obtener la diadema de Nuestra Belleza Cajeme 2010, por ser  ¡“La belleza convulsiva bretoniana y sanchezlopeziana!, seguida por Karina Sallaz y Lizebeth Espinosa. Trío de jóvenes  portadoras de sin igual belleza porque así lo indica mi experiencia en fotografía de modelos y concursos de bikini playero en Sábados de Gloria de Semanas Santas paganas.

Sin menospreciar, claro está,  al resto de las participantes para no herir sensibilidades pero son las fuertes competidoras a obtener la corona. Lo que objeto de este  concurso de belleza, es la intransigencia de la organizadora local por rehusar  entrevistas y  toma de  fotografías de la ganadora por una supuesta exclusividad que tiene el certamen; el cual,  a pesar de que cuesta mucho dinero, no conviven con el pueblo  en eventos culturales  y sociales. Sólo se ven en la premiación y  un año después en entrega de la banda debido al costumbrismo cajemense de ¡Encerrar a las reinas de belleza en sus casas!

 

Pie de foto: En esta casa se inició la aventura de 68 años  periodísticos de don Jesús Corral Ruiz, fundador del periódico El Diario del  Yaqui. Legado cultural y artístico a las actuales generaciones de cajemenses.

 

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento, mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

Página web: www.arqsanchez.8m.com 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otras manifestaciones artísticas en Cajeme.

Escrito por arkisanchez 12-04-2010 en General. Comentarios (0)

 Estimados bloggers: los cordiales. Está semana subo la crónica sobre la exposición de una artista cajemense radicada en California sin olvidar su terruño y amablemente, mostrar su arte entre familiares y el pueblo de Cajeme. ¡Gócenla!

 

Manifestaciones artísticas y culturales en Cajeme.

 

¡Qué belleza de paisaje nocturno!, es la que observé la semana pasada al viajar por la alameda del camino de Tajimaroa rumbo a Cócorit a la velocidad del camión de Corrales: Campos agrícolas con trigales, hilera recta de álamos guarda polvos, una charca en el vado del río Yaqui  con centenares de garzas blancas, las siluetas oscuras de la loma de Corral y del cerro Tépari, las  luces urbanas en la lejanía bajo la fantástica iluminación de la luna llena en todo su esplendor arriba de las formas cerriles, al este del tradicional pueblo yaqui de Cócorit, contrastando con la pobreza extrema de los miembros de esta comunidad heroica y olvidada por la justicia social de la Revolución Mexicana en su Centenario.

Continúan las manifestaciones artísticas en nuestra ciudad con  exposiciones de pintura en las galerías del ITSON, El Sótano” de la Biblioteca Pública y en el Museo de los Yaquis  con la   presentaciones de  lujosas guías  editadas por Mara Romero “Danza del Venado y “Las Tradiciones de la Cuaresma Yaqui” con amena redacción y aceptables fotografías por la señora Trinidad Ruiz Ruiz, para celebrar el “Retorno a Nuestro Origen” de la modernizada y porfirista Comisaría de Cócorit que visité después de haber leído la “Biografía Documental del Padre Eusebio Kino”, por el escritor tapatío Gabriel  Gómez Padilla, relatando las fundaciones de las misiones jesuitas entre los pimas en la región norte de Sonora.

En medio de tanta belleza paisajística realicé que los jesuitas Andrés Pérez de Ribas y Tomás Basilio no pudieron fundar en siete meses del año de 1617, los ocho pueblos de misiones entre los yoremes por el cauce bajo del río Yaqui, debido a las normas urbanísticas de la colonización española, la arquitectura de adobe y las reglas  internas que regían el modelo misional de la Compañía de Jesús. Así que, se refuta la fecha oficial de la fundación de la misión de Cócorit el 17 de mayo de 1617, porque haber sido  misión de visita de Bácum.

La noche de la inauguración de la exposición colectiva de pintura “Una Pauta en el Arte”,  de la plástica guaymense, el psicólogo Mateo Sosa primero excusó la ausencia del director  Gonzalo Rodríguez Villanueva y después externar una calurosa bienvenida a los exponentes, a estudiantes y escaso público, para  comentar: --Son bellas obras de la plástica de Guaymas... La galería es de la comunidad con ciertos requisitos de calidad  e intentamos que los expositores tengan  ya una trayectoria en las artes--. Durante el vino de honor me  dio gusto saludar a la artista  Rosa Virginia Ojeda Campillo y al preguntarle sobre la exposición, me comentó:  --Se seleccionó  para la Ruta del Arte en la sede Guaymas  del Festival Doctor Alfonso Ortiz Tirado- 2010--. Entre los invitados observé el interés de la conductora Gabriela Nieblas Loustaunau "El rostro bello de las noticias", me aproximé a ella, para  preguntarle: ¿Cuál de las obras te gustó más? Luego de pensarlo y con una agradable sonrisa, contestó: “El Quinto Sol”. Lamentablemente, el lunes de Semana Santa regresé para observarla pero encontré la galería cerrada por las vacaciones  de la institución.

En la misma semana, se inauguró la exposición individual “Orgullo” compuesta por 27 pinturas de variadas técnicas por la artista cajemense Mariana Castro de Alí, en la  galería de arte “El Sótano” de la Biblioteca Pública, Jesús Corral Ruiz, ante escaso público, familiares y personal  bibliotecario. Después del discurso oficial, la directora Rossana Bours Muñoz, exclamó: -- Me encantó  tu obra muy apropiada a la cultura de la carne asada de la región--. Y se procedió al corte del listón por la expositora y dos niños que la acompañaban.

Durante el vino de honor, platiqué con la artista porque la conocía desde hace varios años, cuando, por medio de mi blog,  solicitó información  para exponer en Cajeme y le recomendé la Peña Cultural de las Yayas en Cócorit. Después de sonreír, me indicó, ser oriunda de la colonia Constitución de Ciudad Obregón y pasante de la carrera de Ciencias de la Educación por el Instituto Tecnológico de Sonora, pero,  tuvo que dejar su carrito de hot dogs para emigrar y buscar una mejor calidad de vida  en la Ciudad de San Francisco, donde estudió Artes Liberales en el Chabot College de Hayward y cine en la Universidad de California campus Davis, contando  en su haber varias exposiciones individuales y colectivas en la Ciudad de Los Ángeles, Nueva York, Sacramento (donde reside con su familia), Tabasco, Cócorit y en la Universidad Tecnológica de la Comisión Federal de Electricidad de Hermosillo, de donde procede esta exposición, por ser su deseo  exponer en su propia ciudad.

En su auto presentación, comentó: --La carne asada es un orgullo cultural del norte de México, gastronomía que es parte enriquecedora de la cultura del sonorense--. Después de atender a su público, le pregunté: ¿Qué piensas de tu arte y cuál de las obras es de tu predilección?

Lo pensó por un momento, para contestar: --Es una pregunta muy difícil, nadie me lo ha preguntado anteriormente...  Mi arte, me da voz, lo que no puedo decir con palabras lo digo en pintura, expreso dolor, dicha y la nostalgia del inmigrante por estar casada con mi esposo hindú en un país que no es el mío... Me dedico más al cine, al video  experimental y documental... Uso las técnicas del carboncillo y el acrílico, arte objeto e instalaciones... Me gustan todas, pero, tengo cierta preferencia por “Compadrazgo” y “Aquí estoy aunque no puedas verme”--.

Cómo vi a la bella y atractiva encargada de comunicación de la biblioteca María Isabel Ramos Luque,  le pregunté, que si cual de ellas le gustó más: Sonriendo y medio ruborizada, me indicó: --“Rosa Mexicano”--.

Ambas no tienen mal gusto por el arte ya que, desde la óptica de la critica de arte, las antes mencionadas son las más bellas de la exposición, incluyendo “Cultural del Norte” , de las mejores, menciono: “Hermanos”, “Orígenes” y “Calor”.

Siento  que la expositora necesita trabajar más las figuras de las vacas  porque si bien es cierto que domina la proporción del dibujo, en cuanto a los  matices, deberá mejorar éstos  para lograr obras más bellas, expresivas de su interior y transmitirlo al observador. Su iconografía es  poco usual en el arte cajemense y de la cultura de la carne asada, porque Sonora es brillantez y  fuerte colorido.

A mis manos llegó el programa de los Festejos del Bicentenario de la independencia y Bicentenario de la Revolución Mexicana que el Congreso del Estado de Sonora compartirá desde marzo a noviembre con la sociedad sonorense. A nuestra ciudad viene la presentación del libro “Ocho Mil Kilómetros de Campaña del general Álvaro Obregón y una muestra  fotográfica y cultural, convocándonos a participar en los concursos: “Cuéntame la Historia de la Revolución en Sonora”, ¿Cómo ves el Bicentenario-Centenario? y el concurso de fotografía: “Tus fotos cuentan una historia”.

Al menos no estoy solo en mi  aventura “Tras la Huella de la Revolución Mexicana en el sur de Sonora” publicada en este periódico ante la incongruencia de la exposición de Picasso en la Casa de la Cultura para celebrar estas fechas nacionales  ¿Qué tiene que ver Picasso en la Revolución Mexicana o en la Independencia  de México contra  su país?

 

Pie de foto: La artista cajemense Mariana Castro de Alí frente a su obra “Rosa mexicano” durante la exposición “Orgullo”.

 

Pie de foto: Bella y encantadora Maria Isabel Ramos Luque admirando la obra favorita de esta exposición en la galería El Sótano. Tiene sensibilidad esta joven sonorense.

 

Pie de foto: ¡Qué hermosa carita naïf puso Maria Isabel al admirar la plastica de la carne asada en la biblioteca pública.

 

Por favor no se roben las fotos, me perjudícan con esta accion pirata.

 

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento, mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

Página web: www.arqsanchez.8m.com 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Francisco I. Madero por el sur de Sonora

Escrito por arkisanchez 12-04-2010 en General. Comentarios (2)

Estimados bloggers: Saludos. Sigo con los reportajes sobre la historia de la Revolución Maderista por el sur de Sonora. Fantástica por sus acontecimientos apreciados desde otra perspectiva, la del arquitecto-periodísta relacionada al sitio, el urbanismo y la arquitectura de 1910.

 

¡Tras la huella de la Revolución Mexicana en Sonora!.

 

Francisco I. Madero en la región más porfirista de Sonora.

 

Continuo con los reportajes sobre Francisco I. Madero por Sonora como candidato del partido Antirreleccionista para la presidencia de México de 1910. Es mi tributo altruista para conmemorar  el Bicentenario de la Independencia de México y el Centenario de la Revolución Mexicana por habernos legado Patria, el Sufragio Efectivo y Libertad de escribir.

Según la historia, nuestro lugar de “nacencia” no tuvo participación  en  la  Independencia de México ni en la República, el Imperio Francés  ni en el Plan de Tuxtepec que llevó al general Porfirio Díaz a la presidencia de México: Pero, durante su  paz social  y desarrollo se  introdujo a Sonora  el teléfono, el telégrafo y el ferrocarril en terrenos de la hermosa llanura desértica costera  utilizada por la sus propietarios ancestrales para la caza, recolección silvestre y rudimentaria agricultura en las vegas del río Yaqui y  transformarla en fraccionamientos  Yaquis por la Comisión Científica de Sonora al mando del general Ángel García Peña en 1890 y concluida  por el general Bernardo Reyes en 1990.

Sin embargo, Sonora sufrió guerras de castas y de ideologías liberales contra  conservadoras por la privatización de los territorios seri, mayo y yaqui con sus  deportaciones a Yucatán para beneficio de  militares y empresarios porfiristas del triunvirato Torres-Corral-Izabal para explotar una agricultura estilo sureste de los Estados Unidos por  nuevos propietarios de la tierra indígena adquirida al quebrar, económicamente, la compañía de Carlos Conant y transferirla a las Compañías Irrigadora y Constructora  Richardson: hoy, nuestro Valle del Yaqui.

Después de su campaña en el Pueblo Viejo de Navojoa y Álamos, Francisco I. Madero, acompañado por su esposa Sara Pérez, Roque Estrada, Ezequiel de los Ríos y Enrique Bordes Rangel continuaron su  viaje a Guaymas: Desde la ventana del vagón de madera, Madero observó la formidable llanura  de la tribu mayo, la estación Fundición y el arroyo Cocoraque mientras meditaba sobre las muestras de adhesión a su causa  por los sonorenses inconformes con la dictadura sin notar su ingreso a la región más porfirista de Sonora que mantenía el tráfico de esclavos yaquis  por la  guerra de exterminio contra la tribu.

La historia no relata, si el 12 de enero de 1910, en la estación de banderas Cajeme fundada el 14 de diciembre de 1906, Madero fue recibido por los ricos agricultores y peones de los campos agrícolas, de Ontagota, Providencia y Pueblo Yaqui: Pero, hipotéticamente deduzco, que el candidato se bajó del tren para estirar las piernas y observar el tinaco circular con muros de piedra, la bomba, la “garza” abastecedora de agua  y  saludó al jefe de la oficina, al encargado de la bomba, a los norteamericanos que construían los primeros almacenes y a trabajadores en sus chinames al oriente de la vía.

Madero prosiguió su viaje a la antigua estación de madera de Cócorit Switch situada al lado poniente de la  ex“Dipot” y actual estación moderna  de Esperanza; importante asentamiento por el acarreo de materiales de construcción,  maquinaria y mano de obra para la construcción de  los canales Porfirio Díaz y Principal y el desmonte de mezquitales. No se sabe si los hermanos Richardson, los propietarios de las haciendas, la peonada, los trabajadores ferrocarrileros  y residentes de Buenavista,  Tesopaco o Nuri, lo recibieron por  estar prohibido cualquier discurso público y eran vigilados por el ejercito en los destacamentos de Esperanza y de Cócorit.

Varios kilómetros después, Madero llegó a  Estación Corral, fundada en 1906 y de Interesante arquitectura antigua y  urbanismo irregular entre la ex laguna del “Chopo” Vázquez, la loma de Corral, el cerro Tépari  y una  “I” griega formada por dos ex vías para “amarrar”  el ferrocarril Sudpacífico con el que transitaba al centro minero de La Dura, Buenavista, Cumurípa y Tónichi. Me informé con la  señora corralense Norma Leyva Cabrera, de 75 años de edad, sobre la estación observada por Madero, el campamento ferrocarrilero y el destacamento militar  para contener a los yaquis levantados en armas.

 Amablemente, contestó: --La estación sólo era de dos “Cochis” (vagones) de madera situados enfrente de la actual; años después, se construyó la “Dipot” y finalmente la que está ahí... Con nostalgia en su mirar, asentó: --Fue a finales de  los años ´40 cuando  Corral se  pobló con gente de Cumuripa desalojados de sus casas por la inundación de la presa el Oviachic, viviendo primero  en chinames y después en casas  de adobe como mi papá, Germán Leyva Mendoza y esposo, Manuel Moraga Villalobos (+) Cajemense Distinguido-2002--.

En la biblioteca pública, platiqué con  el Comisario Navarro, indicándome: --Tenían los “coches” una caseta de madera para el telegrafista que subía o bajaba la bandera indicando al conductor detenerse o proseguir... La garza antigua está a cien metros al sur--.

Madero siguió  su viaje por el territorio yaqui sin escuchar el grave sonido del tambor de guerra  de los yaquis  “Broncos” alzados en armas,  transmitiendo a sus guerreros, ¡Cate buy buitim!: ¡No tiren!, ahí  va el yori que lloró por los yoremes en Navojoa.

En 1911 y años posteriores,  la Revolución Maderista y la guerra civil  Constitucionalista   pasaron a la velocidad del tren y a lomo de caballo por estas estaciones  catalogadas como monumentos históricos por mí.

 

 Pie de foto 1: Antigua vía del Ferrocarril Sudpacífico por donde transitó  el tren de pasajeros  que  abordó    Francisco I. Madero  en su visita a Sonora

 

Pie de foto 2: Viejo tinaco de lámina. En su base está el  antiguo pozo-tinaco de agua edificado  con muro de piedra observado por Madero durante su corta estancia en Cajeme de ayer. Nuestro monumento histórico.

 

Pie de foto 3: La “garza” abastecedora de agua a la locomotora de vapor del viejo tren que trajo a  Madero a la antigua Estación de bandera Cajeme.

 

Pie de foto 4: Fachada norte de la antigua caseta del Ferrocarril Sudpacífico que vio Madero en la primera estación. Hoy casa habitación de los descendientes de don Serfín de la Mora.

 

Pie de foto 5:  Estación de Esperanza: En 1906,  fue  la estación de Cócorit Switch formada por una caseta de madera estilo sureste norteamericano situada enfrente de la actual. En 1930, se levantó la “Dipot” con muros de adobe y en 1966, se construyó la presente de material  con espacios de casa habitación de dos pisos, pequeña sala de espera y la oficina de boletos y carga, estilo funcionalista mexicano.

 

Pie de foto 6: Estación Corral: en 1906, sólo fue dos vagones como éste acondicionado como oficina y una caseta para el telegrafista situada enfrente de la actual.

 

Pie de foto 7: Estación Corral. En 1930, se levantó la “Dipot” con muros de piedra y techo de terrado, derrumbada en 1966, para construir la actual de material al  estilo funcionalista mexicano y similar distribución  arquitectónica a la de Esperanza. El poste negro es donde estaba la bandera.

 

Por favor no me roben las fotos.

 

Fotografías  por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento, mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Francisco Sánchez López.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Asociación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México

Página web: www.arqsanchez.8m.com