Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

Platicas culturales con el escritor Carlos Moncada Ochoa

Escrito por arkisanchez 24-02-2009 en General. Comentarios (1)

Francisco Sánchez López

 

Platicas culturales con el escritor Carlos Moncada

 

Siguen los días cabañueleros en nuestro hábitat, ideales para recordar mi estancia en la ciudad colonial de Álamos durante la exposición colectiva de los Artistas del Festival FAOT-2009, en la Plaza de Armas, donde, uno de los eventos más importantes, es la pasarela de personalidades de todos colores, idiosincrasias políticas y gustos por el arte y el gran pueblo alamense con su vernáculo criterio para criticar las obras expuestas en forma natural y sincera que aceptamos libremente y no como en Cajeme, donde el personal de las galerías de arte se sienten ofendidos por una crítica a la excesiva seguridad optando por la represión (típica en Sonora) más que de solucionar favorablemente el problema.

De éstas personalidades, me dio gusto saludar al escritor cajemense Carlos Moncada Ochoa, con quien, sentados en una banca verde frente al hermoso kiosco arabesco de la plaza nos pusimos a platicar sobre el arte y la cultura en Cajeme y resto del estado de Sonora.

Moncada: “¿Qué me puedes contar sobre la historia del arte en Cajeme a partir de la década de 1930?”. Fue la primera pregunta hecha a este prolifero escritor ensayista de quien soy lector por varios años y como consecuencia de su articulo sobre el patrimonio cultural de Cajeme  en la revista Yuku Jeeka. Después de un rato para recordar, contestó firmemente:

--No he hecho un estudio a conciencia de la plástica de Ciudad Obregón, pero a fines de los 1940 y principios de 1950 recuerdo a quienes hacían pintura, no tanto creaciones propias sino copias como el doctor Gabriel Amézaga Irazoqui con maravillosas obras como “El Hombre del Yelmo Dorado” de Rembrandt y a otros médicos que pintaban a lápiz como contrapartida de su profesión… En los años cincuentas llegó un periodista aventurero de Guanajuato, Esteban Valle,  a quien el licenciado Alberto Delgado Patrón le puso el nombre de “Esteban del Valle del Yaqui”, ja, ja, ja. Pintaba paisajes sonorenses de memoria al óleo y a la acuarela... Instaló una exposición en la plaza Morelos hoy indebidamente llamada plaza General Álvaro Obregón, de la cual, no sé porque le cambiaron el nombre... Fue una exposición elocuente muestra de   nuestra cultura en artes visuales porque no había prácticamente nada… Alberto Santana fue gran dibujante porque manejaba el lápiz maravillosamente para dibujar temas indigenistas como El Calendario Azteca (La Piedra del Sol), cabezas de ídolos, grecas como pirámides yucatecas y después evolucionó al retrato de personajes de la época--.

Francisco Romero Meneses, originario de Sahuaripa radicado en Ciudad Obregón en aquellos tiempos, pintó el mural alusivo a la vida de los yaquis y al general Obregón en la Sala de Cabildos del Palacio Municipal, desafortunadamente le metieron “piquete” al mural original de 1955. Vi una porción del mismo en el suelo, además el presidente municipal no era que digamos un adorador de la plástica... o ¡Qué bruto!  En la apreciación por el arte.  Vino el gobernador Álvaro Obregón a la inauguración de este mural--.

El día estaba ideal por el calor matutino entre las actividades que Moncada vino a hacer con el Instituto Sonorense de Cultura, mirando al Museo Costumbrista para ver si ya se iniciaba la presentación de un libro, respondió y lo dejé hablar, por ser muy buen conversador nada aburrido  gracias al conocimiento de tema, indicándome: --El clima y la geografía han condicionado la dirección de la actividad artística en Sonora, lo poquísimo que se hacia era ya un mérito… La actividad era sumamente pobre porque aquel o aquella a quien Dios le había dado el don del trazo y del color, hacia lo suyo porque no había quien  orientara a esos talentos en embrión.  No había puntos de referencias, inclusive en la Universidad de Sonora en Hermosillo, para referenciar los que se hacía a nivel casero... Pintaban bajo la dirección de los maestros de la Universidad las damas de sociedad más de ornato que de otra cosa--.

“Moncada, tu has publicado un magnífico ensayo sobre las estatuas urbanas de Sonora, referente a las de “El Discóbolo”, la de Juárez y la de Jesús García localizadas en Cajeme, ¿que puedes mencionar?”.

--Tengo un trabajo no publicado aún sobre las estatuas de los 72 municipios sonorenses... En la época de Rodolfo Elías Calles, gobernador de Sonora, se instaló la primera escultura un poquito escondida de Ciudad Obregón: El busto  de Juárez,  en la colonia Del Valle... “El Discóbolo y el “Danzante Yaqui”, fueron en la época de don Ángel López Gutiérrez, por un escultor muy conocido que no recuerdo su nombre--.

Con una sonrisa, cambió la respuesta, para mencionar: --Recuerdo ahorita un dato curioso y chistoso, arquitecto, te lo voy  a contar: Estaba comiendo con el licenciado Eduardo Estrella, cuando le avisaron que se había roto el cable de la grúa que levantaba la estatua de Tetabiate y ésta se había caído. Estrella, muy angustiado, hizo varias llamadas y cuando regresó a la mesa, comentó: =Pues, ni modo, ¡Se fracturó el muslo Tetabiate!. Me encantó su expresión como si había que enyesarlo=, ja, ja, ja, nos reímos ambos mientras algunos visitantes veían mi obra.

--En Sonora tenemos una muy mala escultura en las vías públicas, por ejemplo, las de Jesús García y los Colosios hechos en serie: el del IMSS y los bustos chicos que están sembrados en todos los pueblos.

 A unos pasos del palacio está el busto a Josefa Ortiz de Domínguez, muy malita, de Gladis Félix, inclusive, aquí en La Alameda (de Álamos) puedes ver la lamentable  figura de yeso,  una mamá con hijo en brazo; sin embargo, la estatua de Los Pioneros es del escultor Julián Martínez esta impresionante--. Comentó, mientras observaba su reloj, ya que tenía programada su asistencia al concierto de música clásica  en el interior de la parroquia Inmaculada Concepción y me preguntó muy secamente:

--¿Porqué pusieron ese grupo cursi de tres figuras gigantes junto a la estatua de Cajeme que no sé que es? ¡Están horribles!.  Las hubieran colocado en otro sitio-.

“Si, estoy de acuerdo en tu apreciación, Moncada,  es la estatua más fea de Cajeme y de México según encuesta en el Internet del año pasado ya criticada en mi colaboración cultural, pero para tu conocimiento, te señalo: Se titula  Homenaje al Agua y Juventud de Cajeme, realizada por el ingeniero químico Francisco Cárdenas Ángüis, en el trienio de Jesús Félix Holguín”. Para aludir la mega estatua similar en la plaza del ITESCA.

El, con significativa muestra de enojo, pidió: ¡Las hubieran colocado en otro lugar! Para concluir la primera parte de esta interesante conversación porque iniciaba el concierto de música clásica.

 

 

Pie de foto: Estatua de Jesús García, el Héroe Blanco de la Humanidad, desplazada de la antigua plaza  del Ferrocarril. ¡Dónde está hoy?

 

Francisco Sánchez López. Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologísta protector de ballenas en el mar de Cortés, cronista y critico de arte para el suplemto Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista enla revista Yuku Jeeka de APALBA, en Ciudad Obregón, Sonora. México

La Ruta del Arte en Alamos, Sonora

Escrito por arkisanchez 19-02-2009 en General. Comentarios (0)

Estimados bloggers: Buen día. Hoy incluyo esta cronica y critica de arte para su apreciación por las artes realizadas en Sonora durante los festejos operísticos en Alamos, este año.

  

La Ruta del Arte en el FAOT Álamos -- 2009

 

Por fin nos llegó el frío a la sierra Baja Tarahumara, a la planicie costera del golfo de California y a nuestro convulsionado hábitat por  la repartición del pastel político donde ya me enfadó la publicidad obligada y mejor apago el radio y la televisión como una opción viable porque no tenemos libertad de elección.

Fría, sin emoción y sin chiste, estuvo la inauguración de la Ruta del Arte del Festival Doctor Alfonso Ortiz Tirado en el Museo Costumbrista a cargo del artista Miguel Guzmán, director de Artes Visuales del Instituto Sonorense de Cultura al anunciar las 17 exposiciones de 103 artistas plásticos en  Álamos y demás subsedes en los municipios del sur de Sonora, ante la presencia de personalidades del Instituto, municipales, artistas y escaso público asistente, para luego recorrer las salas  del museo y demás recintos históricos acondicionados como galerías de arte.

Qué grato fue recorrer las salas  del museo para apreciar la exposición colectiva “Imágenes del Tiempo”, de 26 artistas con variados lenguajes plásticos y técnicas pictóricas, con la característica de ser parte  del acervo patrimonial del Museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público bajo el programa de pago de impuestos por especie, donde pudimos observar a varios autores de prestigio nacional y otros desconocidos.

La curaduría de la exposición no fue la adecuada al titulo de la misma ni integrada al espíritu del festival por ser muchas de ellas repetidas. La museografía no logró un dialogo museal entre ellas, sólo se acomodaron en los muros  para terminar siendo una exhibición más  y cumplir con el programa.

La observancia de ellas y basado en los conceptos de los valores artísticos y estéticos que rigen  mi critica, las mejores fueron: “Parpadeo del Tiempo”, de Manuel Felguérez; “Egipcíaca”, por Ignacio Salazar;  “Cabeza”, de Alberto Castro Leñero;  “Convergencia”, por Susana Sierra; “El Árbol y el Fuego”, de Pablo Rulfo y “Fotografiar a un Fantasma”, de Benjamín Domínguez. (magnifico cuerpo masculino tatuado frente a un fantasma femenino al estilo Munch recordándome al fantasma de la casona de Cócorit de Héctor Duron).

Dejé los recintos del museo, crucé la Plaza de Armas y encaminé mis pasos entre portales de arcos de medio punto y la parroquia Inmaculada Concepción con andamios en su domo negro hasta llegar a los pasillos del Palacio Municipal adecuados como galería con poca iluminación para admirar la exposición colectiva “Itinerante de  Artes Plásticas y Visuales de Sinaloa”, estado invitado en este año, compuesta por obras de 21 artistas sinaloenses, las cuales, observé con mucho interés para concluir que las mejores fueron: “Arcada con piano”, de Miguel Ángel Ojeda; “Sin titulo”, por Úrsulo Santos; “Paisaje I y II”, de Lenin Márquez: “Nudos y Desnudos”, de Raúl Torres y  otra de Kijano. Abandoné el palacio un tanto confundido por esperar más del arte sinaloense producido en ese estado no  visto en esta ocasión.

Caminé por las calles llenas de historia hasta llegar al restaurante Polos para echar un vistazo a la exhibición “Te Doy mis Pies”, de Julieta Olalde Mendoza, la cual, sentí fuera de lugar  por su temática, su estilo naïf femenino y falta de dibujo y dominio de la técnica pictórica a pesar de la dificultad que presentan las sillas y las mesas. Aceptables están “Estrenando” y “Cocodrilo con Zapato Cubano”.

No motivó mi presencia la instalación de objetos “Ficción Realidad”, del colectivo Inopia Visual, en la ex cárcel municipal hoy la Casa de la Cultura; ni ir al restaurante La Puerta Roja para ver la exposición “Vive la Calavera”, collage de Francisco Amézaga  porque ya me enfadaron los mismos “huesitos y calaveritas” en cuadritos repetitivos y carentes de valor artístico, los cuales, no los considero ni siquiera a nivel inicial del valor artístico  y no sé porque está en esta Ruta.

Me decepcionó la muestra de la VI Bienal de Pintura de Sonora en la Galería de arte del ITSON por la impuntualidad de casi una hora del profesor Gonzalo Villanueva.  No lo esperé, porque casi siempre su discurso inaugural es sobre economía y crisis, delegando a los niños el cuidado del planeta y poco sobre el arte ahí expuesto. No me gustaron las obras premiadas: “La sangre es más dulce que la miel”, de Alejandra Dessen González, consistente en la imagen de un steak rojo grasiento de res a la acuarela (como los que me comía en el Viejo Oeste de Tucson) sobre fondo blanco y unas manchas de carbón como sombras. ¿Es acaso una broma? Porque le faltó dominio de la Acuarela, definida como arte de la transparencia entre blancos y  grises, y ésta, está plana sin valores plásticos y mucho menos estéticos. Peor está  “Interior Habitado”, por Gissel Rascón Barceló, por su bordado en hilo negro de iguales condiciones al anterior, pero aceptable están las tres cimbras de albañilería colocadas como arte objeto de Zacarías Páez como representativas del arte de los años 1960.

Mejor me fui al Centro de Culturas Populares e Indígenas para ver la exposición “Nuestra Tierra, Nuestra Gente”, colectiva de arte cajemense. ¡Qué ingratos! Es sólo una mala muestra por la falta de una curaduría apropiada de las obras, la mayoría repetidas varias veces y una  museografía más adecuada a las reducidas salas de este “museo”. ¿Qué tiene que hacer unas jirafas africanas y un tigre como representativas de Sonora? Los paisajes marinos no llegan a nivel inicial artístico por falta de la técnica, porque la costa sonorense es majestuosa y de una belleza increíble. ¡Lástima! porque nada nuevo se presentó en el marco del festival más importante de Sonora, fue más de lo mismo, otra y otra vez: El mismo cuadrito expuesto en el ITESCA, en la UTSS, en el ITSON y otras espacios de la ciudad. No se invitó a otros artistas y tal parece ser, una exhibición de amigos íntimos del organizador. Excepto las obras de las consagradas  y seleccionadas por esta colaboración de lo mejor en Cajeme, muchas de las obras no tienen valor artístico y en su conjunto, no motivó mi emoción existencial sobre Cajeme: su endemismo del desierto sonorense o del Valle del Yaqui y su población nativa o inmigrada como iconografías del arte.

Lamento decir que a la Ruta del Arte  falló en la presentación de exposiciones más ad doc al festival FAOT, no tiene vanguardia y como dictó el jurado de la bienal: --Son de calidad irregular, los exponentes no miran a la historia del arte ni al lenguaje plástico contemporáneo.

Presentaron mejores obras los Artistas del Festival de Álamos en la Plaza de Armas, sin costo alguno para el instituto.

 

 

Pie de foto: La Ruta del Arte del FAOT-2009 expuesta en las salas del Museo Costumbrista de Álamos.

 

Pie de foto: Galería del Museo Costumbrista.


 

Pie de foto: Galería de arte en el Palacio Municipal de Álamos.

 

Material protegido con derechos de autor. (Copy Rights). Por el titular Francisco Sánchez López.   Registro 509989-SEP-1978-Mx. Se puede reproducir con autorización del autor o mencionando la fuente y otorgando crédito editorial en obras publicadas en cualquier medio de comunicación.

 

Fotografía por  Francisco Sánchez López. Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico de yaquis y seris, miembro de los Artistas del Festival de Álamos, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, colaborador cultural en crónica y crítica de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuju Jeeka de APALBA en Ciudad Obregón, Sonora.

Los Famosos e Internacionales Artistas del Festival FAOT-Álamos, Sonora

Escrito por arkisanchez 09-02-2009 en General. Comentarios (0)

Estimados (as) bloggers: Los cordiales desde Álamos donde estuve admirando las bellezas arquitectónicas,  a las damitas que bajaron a la plaza, los espectáculos musicales mientras pintaba a la acuarela.

 

Famosos e internacionales: Los Artistas del Festival FAOT – Álamos.

 

Escuchando corridos de Los tigres del Norte y admirando el área natural protegida de la Sierra de Álamos con 94 especies endémicas amenazadas y en peligro de extinción, visité la bella Ciudad Colonial de Álamos para participar en la exposición de los Artistas del Festival FAOT- 2009 en la Plaza de Armas y convivir con su  cordial población en días cabañueleros de calor y escaso fío nocturnal. ¡OH, sorpresa!, me llevé al observar los andamios del domo de la parroquia Inmaculada Concepción por la remodelación: “Muros de piedra históricos versus muros encalados modernos”. Con melancolía el gobernador  Eduardo Bours Castelo se despidió de nosotros durante la clausura del XXV Aniversario del Festival Alfonso Ortiz Tirado  exclamando: --Muchas gracias, Pueblo de Álamos!—

Bravo, Bravísimo! Le grité en tres ocasiones a la galardonada soprano veracruzana Olivia Gorra después de cantar la melodía “Júrame” con su bella voz operística y deleitarnos con composiciones de Strauss acompañada por la batuta del director  James Denister frente a la Orquesta Filarmónica de Sonora; ella, parada en la esquina del escenario agradeció mi emotividad con una clásica reverencia mientras el publico  la ovacionaba de pie por su magnifica actuación. ¡Bravo, Bravísimo!  A las “Joyas Líricas” cantadas por la excelente voz de la bella y atractiva soprano Verónica Murúa interpretando el Trovatore de Giuseppe Verdi y a Tchaikousky.  ¡Fantásticos!

El Arte expuesto en la Plaza de Armas es el espíritu de nuestro “Cervantinito” donde los famosos e internacionales Artistas del Festival montaron la exhibición colectiva más grande de Sonora para el deleite del pueblo alamense y  visitantes que abarrotaron el lugar para admirar los estilos realista, pueblo mexicano, realismo mágico, retrato y caricaturas pintados al lápiz, acuarela,  óleo y acrílico. Al par con clases gratis de dibujo y retrato de modelo al natural como parte didáctica altruista y venta directa a los escasos coleccionistas. Conviví con ellos  como expositor y entrevistándolos con ¿Qué opinas de tu arte?, ¿Cuál es tu mejor obra? y ¿Cómo estimas la ocupación del  área  para el Arte en la Plaza de Armas invadida por puestos comerciales?

Luis Martín López Sahagún, navojoense egresado de la Academia de San Carlos, docente de Artes Visuales en la Unison y máximo exponente del arte ecuestre y realismo naturalista, después de mostrar sus “Magueyes” a una norteamericana, contestó: -- Es una constante búsqueda vislumbrando posibilidades y tratando de sintetizar la luz porque el efecto de la luminosidad da las formas sin necesidad de detallar... Mi  mejor obra es “Cabalgando”... Y respecto a la plaza, las autoridades deben tener más cuidado en algunos detalles y respetarlo  sin cobro alguno  apoyando al todos los artistas--.

Como teníamos hambre y sed de justicia, la plática con Ricardo Valenzuela Payan

se postergó para degustar los sabrosos burritos de machaca que su esposa Lizeth Hernández Zarate nos convidó. Conocido como el mejor acuarelista de Sonora para expresar su estilo Mexican Village, Payan, profesional egresado de la Universidad de Guadalajara y del ITSON, indicó: --Mi arte es la prolongación de  imágenes del Mayo, un reflejo de mis recuerdos en 15 años de carrera profesional en las Artes Visuales... La mejor es el “Viejito”...  Se debe de conservar el espacio destinado al Arte, hemos sido constantes conviviendo la bohemia y amistad entre los expositores por más de una década  exhibiendo obras de calidad artística  independientemente si se vende o no--.

Qué difícil fue charlar con el cajemense egresado del ITSON, Edgar Herrera Padilla por su ocupación retratando bellas modelos, en un descanso, consideró: --Expongo en Álamos porque me gusta compartir con el pueblo y apoyar a niños y adultos que desean dibujar... Estamos aquí cada año para retratar, gozar del evento y compartir ideologías sociales y plásticas con los pintores... Respecto a la plaza, este año fue más comercial por los puestos de mascaras y gorras instalados que no deben mezclarse con el espacio para las Artes Plásticas--.

Después de mostrarme la exposición colectiva en la galería La Quintera,  la ingeniera industrial alamense Rosario Guadalupe Álvarez Grijalva egresada de la Unison, autodidacta y tallerista en pintura,  feminista  y activa en la conservación  patrimonial de Álamos, contestó las preguntas: --Mi arte es expresar en formas y colores el lado oculto del artista, me gustan los autorretratos... Mi mejor obra es: “Mujer de Verdad”... Del argumento en la plaza, dijo: --Hay que respetar  el lugar de los pintores por el arte  exhibido y no  llenarlo con  puestos comerciales--.

Francisco Sánchez López, arquitecto plástico egresado de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara y autor de esta crónica, después de degustar sabrosa calabaza enmielada, opinó: --Arte es la creación humana de un nuevo orden estético, según definición  del esteta y arquitecto José Villagran García... Mis mejores obras son mi visión plástica de la arquitectura histórica de Álamos, las cocinas de hacienda y el arte rupestre de Sonora que trato de comercializar...Tocante al bochornoso suceso, explicó: --Somos un grupo de profesionales  y amigos que hemos  expuesto en el festival por más de  diez años  recibiendo la mejor crítica ¡Que bonitas o qué feas! por el pueblo alamense... Exigimos respeto a la zona asignada al “Espíritu” del festival, si desaparece se acaba la cultura artística del mismo--.

Con gusto presencié la ceremonia de Reconocimiento al afamado escultor Antonio “Tony” Estrada en el Palacio Municipal ante su familia y gente. Su labor en la dirección del Museo Costumbrista ha sido acertada y es el promotor de los “Domingos de Color” y “Arte en la Plaza” que son hoy “La Ruta del Arte”  y “Los Artistas del Festival FAOT: -Me siento muy honrado y agradecido por tal distinción-, Me indicó cuando  felicité al afable amigo  de los artistas del FAOT.

Grata fue la visita del gobernador Eduardo Bours Castelo caminando por la plaza muy contento y enamorado de su esposa: --¡Eduardo, Ven! Le grité para llamar su atención. Al mirarme, exclamó: ¡Quíbule jefe! ¿Cómo estás? mientras caminaba hacia la banca y saludarnos como viejos amigos. --¡Estoy muy bien!--. Le contesté, añadiendo: --Aquí estamos, otro año más exhibiendo nuestro arte--.  Con  tristeza me despedí de él por ser su último festival, diciéndole: --Muchas gracias por todo tu apoyo--. --¡No!, ¡Gracias a ustedes!, confirmó, observando de soslayo las obras expuestas.

Fue un honor el recibir al niño navojoense André Vega Elis galardonado con el tercer lugar a nivel estatal  por su obra “Un día en el mar” en el concurso de pintura infantil “El Niño y la Mar” de la Secretaría de Marina. Platicando con el, me indicó: --Voy a pintar delfines--. Le regalé una bonita acuarela para motivarlo.

 

Pie de foto:Los Artistas del Festival de Álamos-2009. Presentes en el “Cervantinito” sonorense con la exhibición de arte  más grande del estado.

 Ricardo Valenzuela Payan, Rosario Álvarez Grijalva, Luis Martin López Sahagún, Edgar Herrera Padilla y Francisco Sánchez López.

  

Pie de foto:  Arquitecto Francisco Sánchez López. ¡Qué placer estético es pintar con música de opera en la Plaza de Armas de Álamos.

 

Pie de foto: La tradicional sabrosa “Cevichada” de los Artistas con los esposos Mercedes Esquer y la poetisa Elia Casillas estrechando  la amistad.

 

 

Pie de foto: La encantadora modelo del FAOT – 2009 Fátima Valdez Valenzuela con el arquitecto Francisco Sánchez.

 

 

Pie de foto: La Banca de acuarelas por Francisco Sánchez en la exposición de los Artistas del Festival de Álamos. Estilos realismo mágico de los yaquis, cocinas de hacienda, arquitectura histórica de Álamos, petroglifo de Sonora.

 

Pie de foto: En la pasarela de la Plaza de Armas, mis amigos cajemenses de la infancia Manuel Escamilla y su gentil esposa apreciando mis acuarelas.

 

Pie de foto: Niño André Vega Elis, ganador del concurso “El Niño y la Mar” y el futuro de la plástica navojoense visitando a los Artistas del Festival.

 

Pie de foto: Perrito “Criticón” más severo del festival. Obra que no le gustaba daba su docta opinión levantando la pata para mearlas por feas.

 

Pie de foto: Bellas y sensuales  cajemenses fueron el atractivo visual del Festival. No recuerdo sus nombres. Creo que son Paty y Berenice ??

 

 

Pie de foto: ¡Ups! Terminó la fiesta de los pintores. Exclama la bella y encantadora Fátima Valdez Valenzuela, portento de mujer navojoense.

 

 Material protegido con derechos de autor. (Copy Rights). Por el titular Francisco Sánchez López.   Registro SEP-509989-1978-Mx. Se puede reproducir con autorización del autor o mencionando la fuente y otorgando crédito editorial en obras publicadas en cualquier medio de comunicación.

 

Fotografía por Francisco Sánchez López. Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realimo mágico y del festival de Álamos, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés y colaborador cultural en crónica y crítca de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuju Jeeka de APALBA, en Ciudad Obregón, Sonora.

 

Festival Ortiz Tirado de Álamos, Sonora: la Fiesta de la ópera!

Escrito por arkisanchez 04-02-2009 en General. Comentarios (0)

EStimdos (as) bloggers: Saludos cordiales. Les incluyo este narrativa sobre el festival de Álamos, que espero les guste porque se perdieron de un gran evento artístico cultural.

 

 

Festival  Internacional Alfonso Ortiz Tirado--2009 en Álamos.

 

Qué gusto me dio contemplar la majestuosa sierra Baja Tarahumara desde la ventana de un camión en ruta al Festival de Álamos, durante el clima de cabañuelas típica del desierto de Sonora que nada tienen que ver con el sobrecalentamiento de la tierra. Tema ecológico de moda por esnobistas y políticos.

Para asistir a la exposición colectiva de pintura más grande del estado en la Ruta del Arte oficial con cinco muestras en recintos históricos y la de los Artistas del Festival de Álamos en la Plaza de Armas, bajo un fuerte calor diurno sin frío nocturnal. Creo que la bella ciudad colonial, orgullo de Sonora, resucitó de los escombros dejados por la pasada desgracia ciclónica causando afectaciones a cientos de familias, los estragos de las aguas broncas del arroyo La Aduana  son testigos mudos de tal acontecer.

Con la tradicional ausencia del gobernador Eduardo Bours Castelo dio inicio el XXV Festival Internacional Alfonso Ortiz Tirado con conciertos de ópera en el Palacio Municipal, musicales de variados estilos en los escenarios alternos en el atrio e interior de la parroquia Inmaculada Concepción, junto al Museo Costumbrista y en plaza La Alameda, donde me dio gusto saludar  y degustar un sabroso champurrado de la familia Bayori.

Vi un museo remodelado con buena museografía y curaduría de pinturas, fotografías, objetos de la vida  y obra del filántropo doctor Ortiz Tirado. En la plaza, saludé a sus  hijos y nietos que vinieron al festival para conocer la ciudad, la vieja casona remodelada donde vivió su infancia y entregarnos otro legado más, la película “La Última Canción”. De la cual, uno de los hijos, me comentó: --No hay mejor escenario que el Pueblo de Álamos para ella--. Mientras conversábamos frente a la banca de mis acuarelas, les indiqué, que al doctor le gustaba mucho la canción “Hay Chinita que si...”, la cual, comencé a tararear  con varios “Gallos” verbales, --porque no tengo voz de tenor como el doctor, Ja. Ja, ja--.  Agregando que en el Distrito Federal hay también un    museo de su papá.

Creo, sin temor a equivocarme, que ha sido el mejor festival por la organización, la calidad de los artistas,  el orden, la asistencia del público ávido de cultura y entretenimiento y variado programa musical para todos los gustos, tal vez, los directivos del mismo escucharon la critica y reclamos de esta colaboración el año pasado, porque por el Callejón de Beso (que espero no se prohíba besar) vi llegar de nuevo a la Traviata, a Aída y a Carmen, venían acompañadas de Verdi y Strauss, regresaban con mucho jubilo a la plaza, las habían substituido por canciones vernáculas, gruperas e indígenas, tambores africanos y otros ritmos, los cuales, rechacé rotundamente y enérgicamente. 

Porque muy pocas gentes en el mundo sienten y experimentan el grandioso placer de estar sentado en una banca de la bella Plaza de Armas de esbeltas palmera, degustando un pedazo de calabaza enmielada, acuareleando la arquitectura histórica  o una bella musa alamense,  escuchando en vivo  las óperas  cantadas por sopranos y tenores acompañados por músicos virtuosos. ¡Que placer! En verdad se los digo, porque el sonorense culto o de a caballo, el urbano o rural, el conservador o liberal, el rico o el jodido, el católico o ateo no ha sentido este toque fantástico de las musas de la inspiración frente a la parroquia que emana la belleza dorada desde sus fachadas de piedra. Los Artistas del Festival nos sentimos privilegiados por estos conciertos al aire libre que ya los quisieran en París, Francia  o en Tucson, Arizona. Me da gusto que los organizadores del festival hayan regresado al ideal del mismo.

¡Bravo, Bravísimo! Fue la exclamación final al concierto “Noche del Recuerdo”: De la ópera a la milonga, por la mezzosoprano Estrella Ramírez y sus bailarinas acompañadas al piano por Paco Barrón. La gente de pie aplaudió por varios minutos motivados por su gran dominio del escenario y  educada voz, cantándonos a Giuseppe Verdi, Bizet, Villanueva,  la zarzuela “La Revoltosa” y el tango “Nostalgia” para despedirse con “Las Mañanitas” a Álamos y al FAOT-2009; su cuplé cómico “El ojo de Cristal” me hizo reír mucho por su relato: --Un señor se tragó un ojo de vidrio y al estar el doctor auscultándole el trasero, éste exclamó: Me está observando--.

¡Bravo, Bravísimo! A la soprano Leticia Zepeda, ¡Que belleza de voz! Al cantar con el grupo Unexpected del Distrito Federal, inspiró la creatividad artística a los pintores de la plaza.

Desafortunadamente no puedo opinar del concierto inaugural  por la mezzosoprano Graciela Araya, el tenor Thomas Ruud y el pianista Rogelio Riojas, ni el de Flor Herrera, por no asistir a ambos, pero una residente norteamericana, amiga mía, me indicó que estuvieron sensacionales.

Estuvimos en la tradicional “Cevichada” que cada año los esposos Mercedes Esquer y Elia Casillas no brindan, este año, llegaron muy emocionados por la inscripción de el, al Salón de la Fama de la Liga del Caribe e Invernal del Pacífico en Mexicali, Baja California.

¡Magnífico! Fue el concierto musical sabatino nocturno por la Orquesta del Chino Medina, galardonado con la medalla “Al Maestro Sonorense 2009”, muy merecida, ciertamente, porque el público llenó la plaza La Alameda para escuchar  y bailar su danzones. ¡Enhorabuena, Maestro!

Lo único objetable de festival fue la insistencia de la Sindicatura de Álamos en querer rentar el espacio destinado a los Pintores en la plaza, pretendieron erradicar el arte y la cultura para instalar joyerías y tiendas. ¡No se vale!

 

Pie de foto: Ocupacion de puestos como el de esta joyería en el espacio cultural y para los Artistas del Festival en la Plaza de Armas.

 

Exigimos nuestro derecho ante las autoridades y nos lo cedieron después de varias horas de argumentar. La parte oriente de la plaza, frente al museo, se ideó para el Arte y venta de artesanías y productos alamenses. Así se firmó el convenio entre el Ayuntamiento y el Instituto Sonorense de Cultura. Por lo tal, hay que respetar ese espacio para los Artistas del Festival de Álamos.

Opino que ante la fuerte demanda de espacios, ya es tiempo que se usen las calles alternas para acomodar a tanto marchante solicitante, como una probable solución y no decidir quitarnos  nuestro lugar  por ser parte de la cultura del festival por 20 años; el pueblo de Álamos y los visitantes  vienen a admirar nuestra variada propuesta plástica, enseñamos clases de dibujo y somos la parte cultural del mismo. Protestamos en contra de esa resolución.

 

 

Pie de foto: Visitando a los Artistas del Festival en la Plaza de Armas, uno de los hijos y nieta del doctor Alfonso Ortiz Tirado, residentes en San Diego, California.

 

Pie de foto: El hijo del Dr. Alfonso Ortíz Tirado de San Diego, visitando a los Artistas del Festival para admirar las acuarelas sobre la arquitectura colonial de Álamos del arquitecto Francisco Sánchez López.¡Qué hermosa acuarela, exclamó!

 

 

 Pie de foto: La soprano Oivia Gorra deleitandonos con su voz operística un gran concierto. "Júrame", me conmovió a lo sentimental por amores idos.

 

 

Pie de foto: Mi amiga la pintora Rosario Álvarez alamense de corazón en la original galeria de arte La Quintera, casi en ruinas que le da cierto Charm a la exposicion colectiva montada entre los muros viejos de adobe.

 

Pie de foto: Desde China via Canadá y Hermosillo, nos visitó Stephanie Lau estudiante  de la Universidad Wilfred Laurier y de Letras Hispánicas por la Universidad de Sonora en hermosillo. ¡Me gusta mucho tu arte! Me dijo en perfecto español y sólo tiene un año estudiandolo.

 

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López, fotógrafo, artista del arte del realimo mágico y del festival de Álamos, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés y colaborador cultural en crónica y crítca de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuju Jeeka de APALBA, en Ciudad Obregón, Sonora. Mx.