Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

¡Arquitecto ecologista! De Cajeme, Sonora.

Escrito por arkisanchez 26-08-2008 en General. Comentarios (1)

 Estimados (as) bloggers: Los cordiales. Ahora incluyo algunas de mis muchas aventuras entre la consevaciòn y protecciòn del medio ambiente y de las ballenas, "mis bebitas", en el golfo de Califiornia o el mar de Cortès. Son unas cuantas de una larga historia de 17 años de andar por estos lares.

 

Las  lluvias hacen más placentero el verano desértico sonorense, donde,  espero, “No se nos  guanajuatice”. Pero, si me agradaría pintar a modelos de la Inmaculada de Bustos, Guanajuato, ya que con el sonorismo de las cabalgatas y el marketing turístico de “obregonizar” no arrase con lo que resta de la fisionomía de Cócorit. 

¡Qué cursilería californiana de Schwarzenegger! Es la que observé en la foto de los gobernadores fronterizos de México y de los Estados Unidos de Amèrica disfrazados  a la “Terminator” imitando por conveniencia al mediocre actor promotor de la violencia,  y  al estilo Kitsch, el "Oscar" en madera de palo fierro entregado por el gobernador Bours.

Me da risa la actitud de  empleados y burócratas sin linaje que asisten a las exposiciones, mostrándo sus feos rostros boteristas, fauvistas, cubistas y surrealistas  de encono en esta democracia kafkiana. Parecen príncipes  en  el exilo.

Hoy redacto las aventuras de un arquitecto cajemense en el movimiento ecologista internacional y las razones por las cuales, opté por el ecologismo para proteger los ecosistemas desérticos,  el hábitat marino de los cetáceos en el golfo de California y las sucesos que  orillaron a diseñar mi arquitectura funcionalista “Verde”, ¡Más amigable con el medio ambiente!

El inicio fue en la década de 1980, como respuesta a una contingencia ambiental por contaminación con cobalto 40 en varillas de acero para la construcción detectadas después de la muerte de un joven por cáncer provocado por  contacto con material radioactivo.

Dos cápsulas robadas por el difunto fueron arrojadas a un lote de chatarra  del Instituto Mexicano del Seguro Social en Ciudad Juárez. Éste, vende el fierro viejo a una fundidora de Chihuahua que produce toneladas de varillas corrugadas para su venta en Sonora y Texas; donde, descubrieron la contaminación al pasar los camiones cargados con varillas por las proximidades de una planta de energía nuclear induciendo falsas alarmas por  derrame nuclear.

Ajeno a todo esto, a la compañía Construcciones de Guaymas le compré varillas para unas remodelaciones. Todo parecia ir bien hasta que hasta que un día, inspectores de la Secretaría de Salud, con detectores en mano, las verificaron resultando varias de ellas contaminadas. Nos vimos obligados a demoler y entregarlas en el patio del SEMESON para su confinamiento dentro de un lapso de dos semanas. Sin saber, tuve contacto físico ya que  traía pedacería  de ellas en la caja de mi camioneta. Me pertubó la actitud de los causantes directos porque no asumieron su responsabilidad y nadie reparó daños  causándome pérdidas económicas porque los dueños querían sus casas libres de cobalto.

Por esos años, un domingo en la tarde, nadé para deslizarme entre las olas sin fijarme de la contaminación con aceites y aguas de cola de la industria pesquera del Paraje Viejo de Guaymas acarreadas por la marea a la playa Las Coloraditas de San Carlos. Al secarme, quedé cubierto por un polvo blanquizco y con una fuerte comezón. Protesté contra la contaminación por afectaciones a la salud y del golfo de California. ¡No hubo voluntad para remediarlo: Además, ¡Se enojaron!

Mi primera acción ecologista fue contra la construcción de la Marina El Soldado de Cortés por FONATUR en los canales y laguna del estero El Soldado de San Carlos, donde se pretendía dragarlo a siete metros de profundidad para la navegación de yates, destruir los manglares para convertirlos en muelles y  edificar residencias para extranjeros privatizando las playas.

Proyecto urbano  anti democrático porque disfrutaba de mis campos de recolección de pitahayas,  Los Conchales seris,  los días de playa pintando modelos,  mis paseos en kayak por los canales de manglares para fotografiar los magníficos paisajes con aves marinas, nadar y bucear cerca de la bocana del estero porque sumergido en el mar era cuando sentía la verdadera Libertad.

En 1992, en el estero La Soledad de la bahía Magdalena, Baja California Sur, choqué con el lomo de una ballena gris arriesgando la vida para tomar la "Foto" y admito que me dio miedo morir ahogado. Después regresé  para encontrarme con otra ballena que se aproximó a la panga dándome la oportunidad de acariciarla  y admirar sus ojos negros mientras sentía una comunicación telepática con ella: “Desde hoy voy a protegerte”. Le indiqué. Promesa   cumplida por 16 años contra viento y marea porque fui el promotor de la creación del Santuario Ballenero Mexicano, decretado por el ex presidente Fox, en mayo de 2002.

Desde la década de 1980, me ha gustado pasearme por la bahía de Guaymas  observando su bello escenario urbano-marino:  El olor a drenaje urbano y demás residuos contaminantes eran insoportables. Me cansé de la falta de voluntad de los gobiernos mexicanos por descontaminarla y un día solicité al ex presidente Fox, su rescate y restauración   bajo un proyecto ecologista democrático de la Sociedad Protectora de Ballenas, Picudos, Delfines, A.C.. ¡Nunca me hizo caso!: Le ganaron terrenos al mar, edificaron la Marina Guaymas y los muelles turísticos para los cruceros como si fuesen la caja de Pandora turística.

Ante estas actitudes y contingencias ambientales tuve que actuar. Sí, actuar en la defensa de nuestras ballenas y medio ambiente. Porque nos estaba perjudicando en pos de un desarrollo turístico depedrador de manglares en todos los mares mexicanos, la caza y mortandad de ballenas y delfines en el mar de Cortés. Etc.

En el año de 2003, fue mi segunda acción pro protección del  bellísimo estero El Soldado, cuando se formó un fideicomiso estatal para el desarrollo turístico del estero y la construcción de la carretera San Carlos – Miramar, provocando una degradación ambiental, la cual, motivó escribir al ex presidente Vicente Fox varias cartas solicitándole la protección federal del mismo. ¡Nunca recibí contestación alguna! Pero no desistí: Al Presidente Felipe Calderón le he invocado la protección pero tampoco contesta mi llamado cada vez que visita Sonora. Este año, el estero está sucio y degradado un 25 por ciento de su ecosistema y así estan construyendo.

¿Qué obtuve de la acción protectora de ballenas,  del estero El Soldado y de la bahía de Guaymas?: ¡Sólo una represión a mi profesión de arquitecto gubernamental estatal, municipal y por la compañia Vista los Arrecifes de los Llano Zaragoza,  desarrolladores monopolistas inmobiliarios de Guaymas.

En la década de 1970, en  la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara asimilé el valor somático del programa arquitectónico para integrar la arquitectura a la ecología del terreno. Visité la Universidad de Arizona en Tucson, para escuchar una conferencia sobre Eco-arquitectura por el arquitecto italiano Paolo Soleri, creador de la comunidad de Arcosanti cercana a Phoenix, del cual, admito, el uso de sus principios ecológicos en mi teoría arquitectónica.

En el estado de Washington leí la Carta de la Tierra del jefe indio Seattle enviada al Presidente de los Estados Unidos de América antes de su rendición en el siglo XVIII, y escuché la teoría del desplazamiento de los climas  del Polo Norte  al Ecuador afectando la corriente marina de California y las regiones. Hoy nos llegan como el calentamiento de la Tierra y los fenómenos de El Niño y La Niña. 

Este conocimiento ayudó a mis convicciones por un sitio mejor para vivir, una arquitectura integrada no un adefecio impuesto dentro de la naturaleza.

Ante estos sucesos, opté por diseñar una arquitectura funcionalista, bio climatológica con fachadas estilo Colonial Sonorense de las Misiones Jesuitas edificada con materiales de compañías certificadas “Industrias Limpias” y comprometidas con el medio ambiente. Conocida por ustedes como Arquitectura Sustentable muy lejana a las “Casas ecológicas” del INFONAVIT en Guaymas.

Pie de foto: Cráneo de ballena gris  colocado como arte objeto en la península de la Baja California.

 

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López. Tambén fotògrafo, artista del arte del realsimo màgico de yaquis y seris, ecologista protector de ballenas en el mar de  Cortés, colaborador cultural en cónicas y criticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora.

 

 

De mi arte a tu arte: ¡Prefiero mi arte!

Escrito por arkisanchez 19-08-2008 en General. Comentarios (0)

Estimados (as) bloggers: Esta vez incluyo mis memorias cuando fui pintor artístico mientras estudiaba arquitectura y  me divertía en Guadalajara.

 

Los días nublados con majestuosas formaciones de nubes veraniegas nos brindan bellos paisajes en nuestra surrealista ciudad, donde, en un anuncio televisivo escuché la canción “Ella es como el Arco iris”, de los Rolling Stones, trayendo a la memoria mis gratos recuerdos del pasado para mitigar la inflación superior al 50 por ciento en los alimentos. ¡Nos está hambreando!

El desarrollo de las Bellas Artes está relacionado a la vida socio cultural, económico y político de la conciencia colectiva del pueblo donde se origina. El escenario de Guadalajara para la generación de 1968 dedicada a la creatividad artística, fue la cultura charra conservadora y católica  de la post guerra Cristera; la moderna de conciertos de música, obras de teatro y   ballet clásico y folclórico en el teatro Degollado; Conciertos de danza moderna, de jazz y rock and roll; Teatro experimental en el ex Convento del Carmen y la publicación de libros de autores tapatíos; La cultura huichol en la Basílica de Zapopan; En Ajijic los pintores extranjeros beatnicks de la Segunda Guerra Mundial y desertores de la guerra de Viet Nam y la más importante: La anti cultura hippie existencialista de San Francisco, California, contra el “sistema” norteamericano y mexicano con su nefasto centralismo político que originó la guerrilla marxista lenilista, la de Lucio Cabañas y la matanza de  Tlatelolco.

Dentro de ese escenario en los años de 1967, inicié mi formación en la Facultad de Arquitectura, centro intelectual,  teórico y planificador de  la política escolástica donde defendimos la Autonomía  Universitaria contra la policía municipal y judicial, la secreta de Gobernación  y el ejército. A la par con los conflictos estudiantiles entre los tecos de la Universidad Autónoma y fegistas de la Universidad de Guadalajara.

Los arquitectos siempre hemos sido la elite estudiantil (y profesional) por la educación humanística, artística y técnica recibida. Diestros fuimos en la planificación regional, urbana, en diseño arquitectónico y los que  introdujimos  las vanguardias  arquitectónicas y artística europeas y norteamericanas en la perla tapatia.

Como arquitecto plástico, incursioné en la pintura por la formación académica aprendida en las aulas: Dibujo lineal a la tinta china, coloreado con lápiz Prisma color y marcadores de aceite  para expresar la geometría descriptiva, los impecables proyectos arquitectónicos y urbanísticos (unas verdaderas obras de arte presentados con magníficas perspectivas acuareleadas); dibujo a mano libre para el boceto de obras de arquitectura histórica en tierra de siena y aguas fuertes y acuarela.

La bohemia entre los artistas tapatíos era tener un taller de arquitectura y pintura en casa vieja para pintarla con los colores  de Luis Barragán, decorarla con arte popular mexicano y obras propias; Asistir a exposiciones de pintura en el Centro de Arte Moderno, en las galerías de la Escuela de Artes Plásticas, del periódico El Informador, del Instituto México Norteamericano y en la zona rosa tapatia, donde disfrutábamos el ambiente de las peñas culturales acompañados de hermosas estudiantes anglosajonas para escuchar canciones de protesta contra el imperialismo yanqui; Bailar en discotecas  con música de rock o escuchar a los mariachis en la Plaza de San Juan de Dios y terminar  la juerga en una  variedad artística de  algún cabaret por la calle Obregón, donde jugábamos al “Paso de la Muerte” y en los centros socio humanísticos de Rosa Murillo o las Encueradas.

En esa atmósfera del magnífico  ambiente de la pintura, decidí pintar desde que estaba en la secundaria la sallista durante un viaje de estudios por el Museo Regional de Guadalajara  observando las pinturas del arte novo español (obispos de la Inquisición) y el arte moderno del Doctor Atl, del cual, “La Barranca de Oblatos”, fue la que me motivó a pintar.

Mis primeras obras fueron al estilo expresionismo abstracto alemán, el abstracto geométrico, collages,  el figurativo, el estructuralismo de Piet Mondrian, el arte óptico para distorsionar la realidad, y la abstracción en acuarela sobre  plástico de las transparencias fotográficas  que proyectábamos en la pared para entretener fiestas como la famosa del “Tomate Loco”.

Proseguí con el arte huichol  creando cuadros de estambres sobre la mitología peyote-maíz- venado y sus lugares sagrados de su ancestral religión en el desierto de San Luis Potosí, mostrada por el curandero Julio Robles en Zapopan, Jalisco. Como si fueran “Las Puertas de la Percepción”, de Adolus Huxley. Luego cambié al arte  psicodélico (hippie) de San Francisco, “El más bello de la década”, produciendo muchas obras bajo la  filosofía existencialista francesa.

La bella actriz de la película “Lolita”, la hermosa Sue Lyony, la bella actriz alemana Elke Sommers y las bellísimas “Conejitas” del Play Boy removieron mis  hormonas y fueron  mis  prototipos de belleza para la vida sentimental e iconos de mis pinturas de modelos al estilo body paint (pintura del cuerpo): Sobre bastidor de  triplay fondeado con pintura vinílica lavable color blanco, a brochazazos y a mano libre agregábamos o pintábamos con manchas de diferentes colores, para que la modelo desnuda, resaltara sus encantos naturales pegando sus senos o revolcándose  en el cuadro para crear pinturas de increíbles formas y matices. ¡Fenomenales!

Cambié los conceptos religiosos de Jehová, Cristo,  Alá, Mahoma y los dioses hindúes  por el nahualismo yaqui precortesiano influenciado por don Juan Matus en los libros de Carlos Castaneda) para crear un arte metafísico, no al estilo De Chiricó, sino más profundo y místico resaltando la iconografía de la Cruz. Años después, en el río Yaqui diseñé el arte del realismo mágicode los yaquis yuxtaponiendo las leyendas del escritor Santos García Wikit con el manifiesto surrealista de André Bretón para crear --La belleza convulsiva— de apariciones, encantamientos, guardianas del otro mundo en las creencias supernaturales de los yaquis, la extendí a los seris y las bellezas del desierto de Sonora en la costa del mar de Cortés.

En Bellingham, Washington, estudié acuarela abstracta con el pintor David Marsh y con la maestra alemana Helen (no recuerdo su apellido), pero opté por pintar al estilo figurativo porque quedé fascinado por los inmensos pinos verdes,  el paisaje marino y los bellos ojos azules de mi amada compañera.

 

En San Carlos pinté a la acuarela a bellas y sensuales musas del desierto en playas, dunas y en el estero El Soldado; Seguí con la pintura rupestre en ignota tinaja y con el arte objeto con mascaras chivatos, “La nalga púrpura” y una cabeza de venado disecada junto al arte instalación-conceptual con tres pirámides de arena que dejaron las olas tsunamis y un sanitario blanco  colocado en la del centro,  titulándola: “El Sanitario del Mundo”. ¡No la comprendieron! Me ordenaron demolerlas so pena de ser encarcelado en Guaymas por la autridad municipal contaminadora de la bahía.

Mi mejor obra fue  mi símbolo esotérico de un circulo con un triangulo equilátero inscrito y en medio de éste un hexágono hecho en plata  de  Taxco, Guerrero, y perdido en la profundidades del golfo de California.

 

Francisco Sánchez Lòpez.

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realimo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, colaborador cultural en crónica y crítica de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui en Ciudad Obregón, Sonora.

¡Mis andanzas por la literatura!

Escrito por arkisanchez 12-08-2008 en General. Comentarios (0)

Estimados (as) bloggers: Saludos. Hoy redacto mis andanzas por la literatura universal y de los cruceros que vendrán a Guaymas. Leer y escribir ha sido una pasión por cuatro décadas.

 

Fantásticos están los policromos atardeceres con nubes blancas grisáceas  en el cielo sonorense durante le verano y por encima de las formas arquitectónicas y estatuas urbanas, de las cuales, observo el matiz blanquizco de la estatua del general Álvaro Obregón en su plaza, tal parece que la pasada limpieza no logró devolver  la pátina de bronce original y todo esto por pintarlas de cobre. Está toda de Blanco.

 

Estos días de gris panorama, estoy taciturno y sentado en una banca de la plaza Ignacio Zaragoza o Miguel Hidalgo en Cócorit, observando el tronco de mitológica ceiba e imaginándome las figuras escultóricas que  Macario Salas podría esculpir en ella, mientras degustaba  un burrito de quelites a la mantequilla con tortilla de harina sobaquera de la cocina gourmet de doña Oralia. ¡Toda una delicia!

 

La parvada de chanates volando sobre los árboles me hicieron cambiar de lugar, por el instinto natural de ensuciarme con su excremento y por alguna razón, pensé en mis andanzas por el mundo de la literatura durante cuatro décadas de leer y escribir  porque de  joven, asimilé: –Sólo el conocimiento te hará hombre Libre--. Mientras deambulaba por el litoral mar de Cortés, donde, muy pronto, navegaran los cruceros en el Santuario  Ballenero Mexicano hasta atracar en los muelles de Guaymas para conocer la cultura de pescadores convertidos en turisteros y contemplar los 121 años (1887-2008) de contaminación de la bahía de Guaymas.

 

Escribir en Español e Inglés crónicas, artículos históricos periodísticos, de denuncia ambiental tipo 60 Minutos para promover la protección ballenas ha sido mi pasión después del proyecto arquitectónico, la fotografía artística y el arte del realismo mágico. El hábito de leer me lo inculcó mi señora madre Alejandra López Fraijo. Pintora truncada por el  prejuicio social cajemense de los años 1930, cuando no era muy bien visto que una mujer pintara. Me gustaba repasar las fantásticas Fábulas  de Esopo de “cuervos hablando con conejos”, que leía en la enciclopedia Tesoro de La Juventud, después de asistir la escuela primaria de La Salle.

 

En la secundaria la sallista, coleccioné la revista “Alma Grande, El Yaqui Justiciero”, para mantener la raíz sonorense mientras el maestro de literatura nos enseñaba las obras de la Época de Oro de la Literatura Española; las rimas románticas del poeta Adolfo Bécquer influyeron mucho en mi escasa producción poética escrita en momentos de apasionamiento por alguna novia y su posterior  desamor, porque: -Amar hasta la muerte-, ¡Es muy aburrido! De estas rimas escribí mis Poéticas Fotográficas combinando poemas amorosos, pensamientos existencialistas y  absurdos con fotografías  y acuarelas, relatando la belleza y pasión por mis sensuales musas.

 

Mi primera novela fue al estilo James Bond (Dr. No)  del inglés Ian Fleming pero ubicada en el barrio de la capilla de Guadalupe, el Plano Oriente,  la zona roja de Cajeme y  en las playas del Cochórit. Escrita para una tarea de la materia Literatura Universal en la preparatoria Vocacional de La Universidad de Guadalajara durante una Semana Santa; recuerdo aún el comentario del profesor y escritor tapatío, al calificarla: --Tienes aptitudes de escritor… Lastima que hayas escogido este tema--.

 

En los años de la generación de 1968, los libros me otorgaron el conocimiento universal, mexicano y norteamericano que leía en bibliotecas o compraba en las librerías de segunda mano del mercado de San Juan de Dios en la perla tapatía:  Las fantásticas novelas de la Revolución Mexicana; Juan Rulfo y su Pedro Páramo me introdujo al realismo mágico; algunos de Los Contemporáneos; a Juan José Arreola, Octavio Paz y Carlos Fuentes. Leí la historia de la filosofía y las religiones del mundo para terminar siendo agnóstico. De la Ética y sus valores: el valor estético ha predominado en mí  por cuarenta años porque un día leí de Federico García Lorca: --Escoge una norma de belleza y síguela hasta la muerte--.

 

En el Distrito Federal era un deber leer a  Carlos Monsiváis, a Fernando Benítez, a Los Hijos de Sánchez, a Pito Pérez y La Picardía Mexicana con sus dichos y  albures que tanto me gustaban oír en el Teatro Blanquita.  Los que frecuentábamos la zonas rosas de ambas ciudades, escuchamos rock and roll y nos volvimos  existencialista por los pensamientos de Jean Paul Sartré, Albert Camus, kierkegaard y Aldous Huxley, junto a obras socialistas.

 

Con la “Alianza para el Progreso” del difunto ex presidente John Kennedy, estudié Inglés porque se me ocurrió la genial idea de leer a William Shakespeare en su idioma. Años después, me gradué de Maestro de   Inglés como Segundo Idioma en el Instituto México Norteamericano. ¡OH, sorpresa! Me llevé, porque en la Biblioteca Benjamín Franklin me entregaron un ejemplar escrito en Inglés antiguo que  no  entendí. Lo mismo me pasó con el Don Quijote de la Mancha pero descubrí a William Faulkner y John Steinbeck.

 

En La Facultad de Arquitectura de La Universidad de Guadalajara leí cientos de libros  técnicos, humanísticos y artísticos de todas clases, porque fui escritor y teórico de la arquitectura y urbanismo para fundamentar las soluciones a los temas de exámenes. El más ejemplar fue el proyecto “Guadalajara 1975- 2000”, para concluir la carrera, donde escribí fuertes críticas al  Nacionalismo Revolucionario impuesto por el gobierno prisita en México para la planificación de las regiones pobres y la arquitectura social masiva.

 

Asimilé las teorías estéticas del  Bauhaus de Mies Van der. Rohe, del grupo De Stijl y el neo plasticismo de Theo Van Doesbourg  y Piet Mondrian; de Le Corbuisier y  Frank Lloyd Wright y de los arquitectos José Villagrán García e Ignacio Díaz Morales para diseñar una arquitectura funcionalista al estilo Internacional, brutalismo y colonial tapatío. Me reía mucho con las narraciones del ingeniero Enrique Flores Trischler de cómo los arquitectos, con su regla T; ¡Salvaban al mundo!

 

También tuve mi manifiesto de protesta como los grandes pintores vanguardistas: “Mis pinturas no podrían ser exhibidas en países comunistas porque la bota militar de sus regímenes pisoteaban La Libertad”. ¡Exclamaba¡ Me tacharon de pro gringo, pero lo curios de esto, fue que estaba en el Club Med tomando champaña cuando cayó el Muro de Berlín y a ningún  turista  le importó. Ja, Ja, Ja. 

Di conferencias culturales sobre el curandero Juan Matus, de Carlos Castaneda y la cultura Yaqui  para estudiantes norteamericanos del estado de Washington en Bellingham, Guadalajara, Mérida, Oaxaca, Mazatlán y Morelia.

 

Francisco Sánchez López

Es Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas y delfines en el mar de Cortés, colaborador cultural en cónica y critica de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui.

 

 

 

 

 

 

 

 

!Las Pin up girls de la AESMAC 2008 en San Carlos!

Escrito por arkisanchez 05-08-2008 en General. Comentarios (0)

 Estimados (as) bloggers: Con mucho gusto subo esta crónica a uno de los más prestigiados eventos playeros y de moda en San Carlos. ¡Hermosas chicas en ligeros! Galardonaron este pueblo playero. Un deleite para los ojos según el cristal.

 

“Las chicas Vargas” o “Pin up girls” de Sonora:

 

Mientras camino al sur por la polémica carretera a Navojoa, en nuestra fauvista ciudad, debido a que las banquetas están ocupadas por camiones de carga, ya no soporto la basura, la cascarilla de la semilla de maíz molida y la contaminación del aire por vapores calientes, humo y fétidos  olores a masa  podrida que emanan las alcantarillas abiertas  frente a la Industria Maseca y la ex Coca Cola. ¡Nos están enfermando y contaminando sin piedad!

Nula es la actividad cultural y artística privada u oficial debido al fuerte calor del verano sonorense que  obliga sus  residentes  a confinarse en espacios con aire acondicionado, aunado a las vacaciones de las instituciones educativas y de la burocracia estatal y municipal que se encuentran de compras en Tucson.

Qué placer estético y erótico fue el admirar a las jóvenes femeninas  de la alta burguesía sonorense en sensuales ligeros y medias de seda negras al estilo “Pin up Girl” de la década de los años 1940 en sus finas y bien formadas  piernas  durante el  desfile de fantasía en las pasadas convenciones AESMAC 2008, en San Carlos; (Me recordaron a las “Chicas Vargas” de los carteles y en San Francisco, California, las llamábamos “Chicas de pastel”). Mostrándonos la cultura pop sureal del Tec de Monterrey, muy  diferente a la cultura arrachera de la mujer a caballo.

La bellísima candidata de tez morena clara y ojos azules  de Navojoa era mi favorita para ser elegida la  reina de belleza. Si alguien sabe su nombre y tiene una foto por favor envíenme una copia.

Algunas de ellas estaban para esculpir sus cuerpos en mármol  y pintarlas al estilo realismo mágico como curanderas seris con pintura facial de sus clanes; con su presencia en las playas y entre las olas aumentó el calentamiento global y la temperatura del mar de Cortés provocando fuerte movimientos de ballenas, delfines, lobos marinos y uno que otro tiburón a aguas más frías. Mar de gratos recuerdos que algún día narraré mis fantásticas aventuras de naufragios en islas y del monstruo marino de la Baja California.

 

Pie de foto: Doy el crèdito editorial a este sitio ya que la tomé prestada.

 

Los seductores  ligeros  en estas  bellas sonorenses me recordaron mis años de fotógrafo cuando incursioné en la fotografía “sensual” de modelos femeninos vestidas en fina y elegante prendas  lencería  y tangas  hilo dental negras, rojas y púrpuras en poses artísticas mostrando sus bellos encantos corporales   resaltados por el ángulo fotográfico y la composición para enmarcar más la belleza y sensualidad emanada por ellas. También trajeron gratos recuerdos de los espectáculos en Las Vegas y a mis amigas  las “conejitas” de la revista Play boy. ¡OH tiempo! ¿A dónde te has ido? Si  estoy en el ocaso de mi propio invierno.

No asistí al pasado Panel  sobre la Profesionalización del Arte y la Cultura promovido por el Instituto Tecnológico de Sonora y la Dirección de Cultura Municipal de Cajeme porque no motivaron mi asistencia debido a que soy un profesional egresado de la Universidad de Guadalajara,  las ponencias, en muchos de los casos, están a nivel cultural de preparatoria y por las experiencias en el Foro de Cultura Urbana de Cajeme del año pasado donde discerní varias de las propuestas del ITSON y del Museo de los Yaquis de Cócorit.

Siento que no hay suficiente libertad de opinión en estos eventos y cualquier discrepancias de lo oficial y propia de la institución educativa no es bien vista. Prefieren gente incondicional que  avale sin voz ni voto. Entonces: ¿Para qué hacer acto de presencia? Porque si se critica sus programas culturales, se enojan y no eres bien aceptado en su círculo cultural y demás sutilezas que he aprendido conviviendo con este tipo de intelectualidad técnica sono - guacha.

No entiendo el porque quieren ahora la profesionalización de la pintura y escultura  cuando el ITSON canceló la licenciatura  en Artes Visuales y en la crítica de arte como la pretende Sergio Anaya en la revista Juku Jeeka, en una ciudad como la nuestra donde no hay vanguardia ni un movimiento artístico y  la máxima expresión plástica es  el “graffiti legal” en bardas públicas.

Ciudad  donde  la promoción cultural esta representada por: Trinidad Ruiz, en Culturas Populares e Indígenas y la oficial del Instituto Sonorense de Cultura; Anabella Bours, en pintura nacional e internacional mexicana de CONACULTA e Instituto Nacional de las Bellas Artes; Irma Arana, en la cultura regia conservadora sonorense;  La asociación de Artistas Plásticos del Sur de Sonora, en exposiciones de pintura por sus agremaidas; la trova y tradicional de Cócorit, por María Elena Moreno Apodaca; las obras de teatro arrabaleras y musicales por La Petaca dirigida por Dommy Flores y los festivales artísticos de danza  por la Dirección de Cultura Municipal, también por la señora Flores, entre otras muchas más, delimitando las acciones del ITSON, ITESCA y UTSS, La Salle, el Tec Milenio, Tec de Monterrey y demás universidades nuevas, a programas  para sus estudiantes no muy abiertas a la sociedad civil, a artistas independientes y literatos.

Para qué aclamar la profesionalización del arte si en Sonora, estado democrático, republicano y dictatorial con una Ley de Cultura que nadie conoce y sus comités fueron seleccionados en Hermosillo; y eso que estamos en contra del centralismo federal, donde  el representante  de los artistas en Sonora no lo elegimos y no nos representa a pesar del mandato oficial, servilmente aceptado por estas instituciones. Estado confederado donde sólo se promocionan a los artistas plásticos allegados a Artes Visuales del Instituto Sonorense de Cultura y a las direcciones de cultura.

Los pasado apoyos económicos a proyectos culturales por el Comité de Cultura Municipal de Cajeme no fueron imparciales en su distribución: Varios favorecieron al Municipio de Cajeme y a la Dirección de Cultura, a  obras de teatro y musicales y a instituciones educativas cuando estas no deberían de concursar para dar oportunidad a los creadores de escasos recursos económicos  que en verdad necesiten el apoyo oficial.

En pintura y escultura, la formación académica es importante si se quiere sobrevivir en el mercado de arte; en literatura, al menos un taller con algún escritor o poeta pero en danza y demás actividades no lo sé.

Hablando de ser profesionales, resalto el  suceso, cuando solicité verbalmente información histórica sobre el Arteche, la carrera de Artes Visuales  y los talleres libres del ITSON. Me negaron la información los directores de Extensión de Cultura, asegurando: “No hay nada documentado sobre Arteche  y el arte”. ¡Increíble, me mintieron!

 

Francisco Sánchez López

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, colaborador cultura en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui, de Ciudad Obregón, Sonora.