Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

Aspectos culturales y de arte en Cajeme

Escrito por arkisanchez 29-12-2007 en General. Comentarios (0)

 

Estimados Bloggers: Con mucho gusto subo este articulo periodistico a la web para que lo lean y aprendan algo del terruño sonorense.

 

 

¡Feliz Navidad!  A cenar tacos de guajolote.

 

La fría noche del invierno desértico me hace meditar en el simbolismo de la Navidad porque mañana es la Noche Buena  del mundo católico para celebrar el nacimiento del niño Jesús convertido en adulto como Jesucristo para ser crucificado (como mi obra de arte objeto “El Cristo Mocho de la  Durango”), por sus principios religiosos, sociales, éticos y políticos al haber provocado el enojo y el encono de los sacerdotes judíos al agarrarlos a latigazos  en el interior del Tempo de su Dios usado como mercado por la sociedad de su época.

 

Hoy en día, los mismos mercaderes globales y sonorenses crucifican a los ecologistas que estan protegiendo al medio ambiente por asi convenir a las exportaciones que en muchas de los casos, daña al desierto de Sonora y mata ballenas y delfines en su hermoso hábitat marino del Mar de Cortés.

 

Una Feliz Navidad les deseo a ustedes desde la trinchera de la cultura y crítica de arte esperando fervientemente consuman, al menos, unos suculentos tacos de pechuga de pavo (si los pueden solventar), uno de mis platillos predilectos ya que no son de mi agrado la ala izquierda por populista y la ala derecha por fascistas en la política estatal, nacional e internacional por ser Libre Pensador y Artista del Festival de Álamos.

Más este existencialismo no es  obstáculo para ver con agrado el goce de los niños con cara de felicidad al obtener una bicicleta y a las familias pobres caminando con variados regalos, consumiendo hamburguesas, sodas y panes obsequiados gratuitamente en la posada “Navidad del Pueblo”, en la plaza Álvaro Obregón, según pude constatar y recibir una cordial explicación por la simpática coordinadora del Voluntariado del DIF Municipal de Cajeme licenciada Evelyn Alvarado Menchaca.

 

Lamentablemente me perdí la representación de los dos nacimientos vivientes: Uno, con los personajes de la Virgen María, San José, dos Ángeles y los Tres Reyes Magos ambientados con villancicos navideños por el coro de la organización CIFA. El otro, por niños personificando a los mismos personajes bíblicos arriba citados, junto a la estatua ecuestre del general, completando la escena con dos borregos, un cabrito blanco y tres caballos pony que casi me patean al asustarse por el tronido de los cohetes surcando el negro cielo decembrino, anunciando la Paz y Buena Voluntad de la señora Claudia Hernández de Villanueva, Presidenta del Voluntariado del DIF-Municipal. ¡Buen Gesto!

 

Tal parece que se les quemó el árbol de Navidad o algún arreglo decorativo navideño porque con asombro observé una mancha de humo dañando al mural esgrafiado “El Pueblo de Cajeme”, del Maestro Arteche, en la esquina sur de la fachada del Palacio Municipal. Por favor, consulten con el artista  para su limpieza y ya no lo utilicen como mampara para decoraciones, propaganda política y de acciones municipales o estatales  y no seguir perjudicando a estos magníficos murales, declarados Patrimonio Artístico de Cajeme, por su servidor. ¡Sólo basta un poco de sentido común, Caramba!.

 

Me causa una risotada la cultura pop un tanto surrealista de nuestra tecnológica ciudad sin importar quien es el personaje o partido político en el poder, porque mientras el DIF estatal gastó miles de dólares en el seminario para la juventud “Sonora es Valores”, impartido por acreditados conferencistas sobre “Honestidad”, “Responsabilidad” y “Auto estima”, terminó  con un gran concierto musical pop-rock y una de las mega lonas publicitarias se utilizó como escenografía  en varias de las obras teatrales de la Tercera Muestra de Teatro al Aire Libre, frente a la fachada del edificio de la Agencia Fiscal del Estado de Sonora, donde, debajo de ella, se pronunció un vocabulario soez con malas palabras de cantina y fuertes expresiones ante público familiar con un fondo musical oaxaqueño desde la Pérgola de la plaza. ¡Increíble!, ¿Verdad? Pónganse de acuerdo en los valores que quieren promulgar para poder entenderlos.

 

No hay fecha que no llegue a nuestras vidas, porque al fin, escuché algo de sabiduría en diálogos inteligentes durante la puesta en escena de la obra “Cuentos de la Tradición Oral Indígena  Mexicana”, por el grupo Saltimbanqui en la explanada del la Agencia Fiscal del Estado, como parte del programa cultural del Primer Festival “Cajeme de Fiesta”, organizado por la Dirección de Cultura para celebrar el 80 Aniversario del Municipio de Cajeme.

 

Nuevo festival del gran arte del  mismo entretenimiento y monótono machote compositivo muy parecido a los otros festivales anuales en nuestra ciudad y de Cócorit: Talleres infantiles de pintura y hechura de mascaras de papel; exposición de pintura comercial, comida tradicional yaqui, conciertos musicales, danza moderna y folclórica y obras de teatro de aficionados. ¡Queremos novedades!

 

¡Bravo, bravísimo! Exclamo a los vientos del Norte porque fue un placer escuchar  melodías de la opera Carmen y la Danza Eslava de todos conocida junto a las composiciones “La Pirateña”, “El Costero” y “Camino a Nacozari”, del maestro  sonorense Silvestre Rodríguez durante el magnífico concierto de la Orquesta Filarmónica de Sonora que hasta el caballo de la estatua de mi general Obregón casi bailaba.

 

A pesar de la llovizna inoportuna que casi arruinó el Concurso de Pintura “El Abuelo y el Niño”, pude observar al grupo de danza AYFANE compuesto por bellas y sensuales bailarinas danzando con pasión y  vestuario muy ad doc a los bailables  hip hop y el clásico musical cajemense: “Vaselina”.

 

Al finalizar la actuación me fui a la Muestra Gastronómica en el estacionamiento del ex Cine Cajeme e inaugurada por representantes oficiales  al son de “La Negra”, por el mariachi Los Hermanos Puentes a quienes seguí por el recorrido entre los diferentes bufetes con sabrosos platillos regionales de mariscos, carne de res y de puerco, donde sólo puede degustar tres tacos de pescado, una soda y dos coyotas porque andaba muy desganado y con frío  mientras escuchaba a la cantante Lizzy Tijerina.  Abandoné la misma para regresar a la Pérgola de la plaza Álvaro Obregón y escuchar  danzones por la afamada orquesta del Chino Medina. Tal parece que nos hemos convertido en la capital mundial de los reconocimientos y homenajes a la cultura grupera y pop otorgados sin ton ni son: Una estatua a cantante Elizalde  recientemente fallecido pareciendo ser más mercadotecnia cervecera y restaurantera que cívica; al Hijo del Santo, El Enmascarado de Plata, por su pasada visita a nuestra ciudad y  el de la cantante y actriz musical  de la Muestra de Teatro al Aire Libre por  sentimentalismo familiar.

 

Pero veo con tristeza, (la misma que siente el yaqui sentado sobre un puente del canal de irrigación); que al niño cajemense más inteligente de Sonora, galardonado en la Residencia Oficial de Los Pinos por el Presidente Calderón, ni un vaso de agua ni reconocimiento se le ha otorgado en Cabildo, se  ha ignorado por completo  su gran triunfo escolar, ejemplo verdadero para la niñez y juventud pero desapercibida su hazaña por la autoridad cultural municipal. ¡No es justo!.

 

Siento que son los tiempos políticos para que Cabildo reglamente esta actividad para que no esté al capricho cultural del gobernante en turno, acompañado con un Proyecto de Cultura Municipal, como regalo de Navidad a la ciudadanía cajemense, que ávida está por incursionar en una cultura clásica, renacentista y humanista como contraparte de la cultura Multimedia de la Internet, caracterizada por la violencia del perro mundo.

 

Pie de foto: Símbolo del Cristianismo. Arte objeto y fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

También fo`´ografo, artista del arte del realismo mágico, ecologísta protector de ballenas y delfines en el mar de Cortés, colaborador cultural en crónicas y criticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del Diario del Yaqui, en la bella Ciudad Obregón, Sonora.

Fervor x Virgen Guadalupe y cultura teatro en Cajeme.

Escrito por arkisanchez 18-12-2007 en General. Comentarios (1)

 Estimados bloggers: Con mucho gusto subo a este medio la siguiente colaboracion sobre la cultura y el catolicismo de Cajeme, Sonora. Espero que les guste. Y ya lo saben, les deseo una Feliz Navidad y lo mejor para el año 2008.

 

La cultura teatral y el fervor Guadalupano en Cajeme.

 

Las  pasadas equipatas nos otorgaron días nublados,  fríos, nostálgicos por el pasado ya sumergido en la Tinaja de los Recuerdos y momentos taciturnos por pretérita vida absurda por los criterios profesionales y ecológicos incomprendidos por el grueso de la población nacional y extranjera  en el afán de diseñar y edificar una arquitectura sustentable, más amigable con nuestro hábitat y por la protección de las 2000 ballenas gris que vienen en camino desde el mar Ártico a sus santuarios de protección en la península de la Baja California.  Un reducido grupo de ellas nadarán hasta entrarse al golfo de California y seguir su rumbo  al litoral sonorense cumpliendo un año más de la evolución de la especie. Es tiempo para una ballena terapia adquirida en el viaje anual de observancia de ellas en el estero de la Soledad en la bahía Magdalena, Baja California Sur, uno de los parajes más hermosos del mundo por su  increíble belleza natural.

Tres días de continúa llovizna sobre nuestra ciudad  terminaron en  un   majestuoso e increíble  paisaje macondo cajemense: Un cielo azul  despejado con brillantes nubes blancas y tenues matices anaranjados por los rayos del sol; una cuarta parte del arco iris casi emanado de la cruz de la fachada de la Catedral hacia el oriente e incrustado  en inmensa nube negra que cubría el resto del cielo.

El pasado 14 de Diciembre se cumplió el aniversario 101 de la fundación de Ciudad Obregón como estación de banderas del Ferrocarril Sud Pacífico-México, fecha que la cronología oficial no quiere admitir y no hay voluntad política para aceptar otras narrativas históricas. Creo que es ignominiosa la actitud del cronista oficial e historiadores conformistas como si tuvieran la verdad absoluta y nadie puede negar este hecho porque la fecha está tomada de la bitácora del ingeniero ferrocarrilero que atestiguó el arribo del tren a Cajeme.

Por esto la cultura no prospera en Cajeme, somos doblegados y tenemos miedo a otras versiones más cultas, ninguneamos a lo local, pero que no venga un gringo a decirnos lo mismo porque hasta monumento le erigimos frente a los leones del palacio. Sí, los mismos horribles leones africanos rugientes que resguardan la entrada de la dictadura y fueron testigos mudos de la puesta en escena de la obra  La Paz Ficticia, producida por la empresa La Petaca de la señora Dommy Flores frente a la fachada principal del Palacio Municipal: Un pórtico ecléctico y un balcón donde discuten acaloradamente el indio Cajeme, Jefe de Armas yaqui y el gobernador de Sonora,  Ramón Corral; Motivos navideños obstruyendo los murales “El Pueblo de Cajeme”, del muralista Héctor Martínez Arteche; en la azotea y contiguo al lema Feliz Navidad, un indígena gritando su motivo de lucha prerrevolucionaria y sobre el jardín un árbol de Navidad iluminado; fueron la escenografía de esta obra sobre la vida del controversial indígena yaqui hermosillense  José María Leyva “Cajeme” y su lucha contra la guerra de exterminio del régimen del general Porfirio Díaz contra la Nación Yaqui y su resistencia contraria a la concesión de su territorio al guaymense Carlos Conant Maldonado para desarrollar  el Valle Nuevo agrícola entre los ríos Yaqui y Mayo.

Como ya  critiqué esta obra el año pasado cuando la presentaron en Cócorit, mejor me fui al concierto de música norteña de Los Ases de Durango en el estrado de la calle 5 de Febrero y Zaragoza  porque no dejaban escuchar el dialogo de los estudiantes de teatro.

Nada novedoso exhibió La Tercera Muestra de Teatro al Aire Libre “Alejandra López Flores”, presentada por la Dirección de Cultura del Municipio de Cajeme y la Compañía de Teatro La Petaca, ambas dirigidas por la señora Dommy Flores, en la explanada frente al edificio de la Fiscal del Estado de Sonora y su horripilante color rojo manchado con tierra montando  una escenografía nada estética que parecía una bandera rojo y negra de huelga cetemista. De la cual, sólo observé el video de la homenajeada, el concierto de gala de la Ópera Lírica por las sopranos Margarita Estrada, Cecilia Cumplido y el tenor Christopher Isaac Valenzuela y Adrián López Flores cantando un repertorio del musical Los Miserables y la obra de teatro “Monogamia” por la Compañía Mexicali a Secas y dirigida por Ángel Norzagaray.

No acepto  su vocabulario soez y grosero frente al escaso público infantil y femenino presente como si fuese una obra de teatro arrabalero. Opino que si se van a seguir presentando este tipo de teatro, porque mejor no remodelan una cantina en la zona de la ex Tijuanita para estar más ad doc con los  temas y no usar los espacios cívicos para insultar con expresiones literarias corrientes y de mal gusto. Lastima de dinero invertido porque fue más de lo mismo: Un lenguaje con malas palabras e insultantes expresiones.

No pretendo transgredir la libertad de expresión  del dramaturgo, de la productora o de los actores, --No es la intención--, pero públicamente repruebo el lenguaje de cantina grosero cuando es anunciada para todo tipo de espectadores porque contamina la mente infantil.

Si a las y los locutores de la radio y a los conductores de la televisión se les obliga el buen uso del idioma Español y las películas por cable o comerciales advierten a la audiencia el fuerte lenguaje: ¿Dónde está la Secretaría de Gobernación y el Reglamento de Espectáculos del Municipio de Cajeme en estas  representaciones teatrales? En este caso es difícil cualquier actuación por la dualidad del funcionario-productor. Entiendo que el uso de malas palabras en la narrativa es una moda cotidiana y moderna,  la sociedad y en las juntadas se habla peor,  pero creo que el escritor mismo se acorrienta y rebaja su calidad literaria con el uso de expresiones y lenguaje insultante para los que nos tomamos la Libertad de escucharlos o comprar sus libros.

El fervor católico Guadalupano está todavía en el sentir de las y los cajemenses que abarrotaron las calles para presenciar el tradicional desfile de carros alegóricos para conmemorar un aniversario más de la Virgen de Guadalupe en México. Caminé desde la avenida Nainari hasta la parroquia que lleva su nombre extasiándome con la devoción, el paso redoblado brioso de la mejor banda de guerra local y las tamboras sinaloenses al compás de “En el cielo una hermosa mañana, La Guadalupana... Estremeció toda mi sensibilidad para pintar  arte sacro el sonido de una docena de clarines tocando la misma melodía ante el altar de la Virgen de Guadalupe decorado con cientos de rosas y miles de feligreses, incluyendo a San Diego, representado por don Vicente Sánchez con sus noventa años de edad y medio siglo de asistir cada año a esta Peregrinación urbana a la Parroquia de Guadalupe, mi barrio. ¡Que no muera esta tradición!

 

Pie de foto: el inicio de la gran aventura por las artes. Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

Fotografo, artista del arte del realismo mágico de yaquis y seris, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor de guías turísticas, cronista cultural y critico de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Cd. Obregón, Sonora.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Historiografía crítica contemporánea de Cajeme, Sonora.

Escrito por arkisanchez 12-12-2007 en General. Comentarios (0)

Estimados (as) bloggers: una vez más por el mundo del Internet subiendo mis crónicas periodísticas sobre el arte, la cultura, ecología y otros temas más que espero les gusten. Hoy, en un aniversario más.

 

Municipio de Cajeme ¡ felicidades por tu 80 Aniversario! 

El final del otoño desértico está en su apogeo con cambios ambientales de días asoleados sin calor y nublados con lluvia pertinaz a noches frías con viento propicias para el quehacer cultural y artístico por  los diferentes festivales, exposiciones de pintura, funciones de teatro y danza, antes de la Peregrinación de la Virgen de Guadalupe en el barrio más famosos de nuestra Wifi ciudad y de las tradicionales posadas navideñas bullangueras por todos ustedes conocidas.

En 1904, mientras Pablo Picasso pintaba  la obra “Señoritas de Avignon”, las aguas broncas del río Yaqui arruinaron el sueño  comercial del guaymense Carlos Conant al inundar todo el Valle Nuevo y destruir las obras de irrigación y ferroviarias  entre Tórim y  la ranchería yaqui de Cajeme en el Campo 60, sitio donde originalmente se establecería nuestra ciudad cercana a Pueblo Yaqui y el olvidado pueblo Delta, pero, el destino decidió otra cosa: Nuestra realidad actual.

En 1906,  mientras Henry Matisse  pintaba  La Alegría de Vivir”,  obra maestra del Fauvismo francés, en la antigua Cajeme, el 14 de Diciembre, el pie de riel del ferrocarril Sud Pacífico-México arribó a donde está el Tinaco de la actual Estación del Tren, pero, como es un acontecimiento ignominiosamente ignorado por la historia oficial del Estado de Sonora, por así convenir a las oligarquías regionales; sólo me aventuro a  describir el acontecimiento con si fuese el  óleo “El Valle Nuevo del Yaqui”, imitando a José María Velasco, uno de los mejores paisajistas mexicanos:

A la izquierda: la gran curva y el puente de madera sobre el río Yaqui con agua y la  Estación de Esperanza; Al centro: entre el monte de la planicie, las cuadrillas de trabajadores desmontando el valle,  nivelando el terreno con grava, colocando los durmientes de madera de pino y mezquite y los rieles del ferrocarril; detrás de ellos: Los furgones jalados por la máquina de vapor con humo en el aire  de modelo desconocido por mi, con la figura del maquinista con el brazo haciendo señales afuera de la ventana; En el extremo derecho: Un campamento con tiendas de lona para dormitorios, cocina y comedor, con fondo azul resaltando las estribaciones de la sierra Oscura; En primer plano, detrás de un pitahayo, ocotillos y breas: Los guerreros yaquis con arco y flechas y rifles máuseres vigilando  el tendido de rieles por los yoris sobre sus campos de caza  y  alimento silvestre arrebatados por la dictadura de  don Porfirio Díaz con la concesión cedida a Carlos Contant entre los río Yaqui, Mayo y El Fuerte.

Como pintura de “El grito” por  Edvard Munch: mujeres y ancianos yaquis con rostros expresivos de dolor, incredulidad, desesperación e impotencia ante el acontecer de la incipiente Estación de Ferrocarril, que hoy, como Ciudad Obregón, no celebró el Centenario de su Fundación con pomposo festival sino sólo se limitó a  alabar el 80 Aniversario  del Municipio de Cajeme.¡Qué ironía!.

En 1907, mientras Frida Khalo dio sus primero lloriqueos y los muralistas mexicanos viajaban por Europa indagando las vanguardias artísticas; en Cajeme, se construyó un pozo con muros de piedra para  extraer agua y una garza abastecedora del liquido y se edificó una caseta de madera estilo sureste norteamericano para la incipiente estación. Paisaje observado por yaquis y peones de las haciendas de Tesopaco, Cócorit, Etchojoa, Huatabampo y Navojoa por el camino de herradura que existió a lo largo de la vía del ferrocarril.

En 1924, con el arribo del general Álvaro Obregón a su hacienda Nainari, en Providencia, donde nace la primera biblioteca particular y se inicia una serie de negocios exportadores de granos y frutas a los Estados Unidos de América, indica el desarrollo agrícola y agroindustrial de la antigua Cajeme hasta ser declarada Ciudad Obregón en 1928, después del asesinato del general Obregón en el restaurante La Bombilla del Distrito Federal.

Es inaudito lo que le pasó al pueblo de Cócorit en el curso de la historia regional, porque de ser  la cabecera de la  Municipalidad de Cócorit,  le arrebataron su categoría y nombre por decreto  y dejarlo como un pueblo escénico estilo De Chirico y abandonado por el gran capital agrícola de Nueva York del naciente  Municipio de Cajeme en 1927. Me imagino la cara de disgusto que pusieron los cocoriteños al recibir la infortunada noticia desde Hermosillo.

¿Qué cultura y artes nos  legaron los primeros habitantes mexicanos, europeos, norteamericanos y asiáticos que inmigraron primero a Cócorit y décadas después a la congregación y pueblo de Cajeme?

Creo que no mucha porque no fueron hombres cultos en las Bellas Artes y en arquitectura, mucho menos se impartió la teoría educativa de José Vasconcelos porque para muchos, sólo el trabajo persistió y para otros, el comercio de arte utilitario japonés y chino fue redituable. Ni siquiera se trajo cultura  de los grandes centros culturales de Álamos, Cócorit, Guaymas, Hermosillo, Úres y Arizpe.  Sin embargo, se compraba casi todo en Nogales y Tucson, Arizona.

¿Quiénes fueron las y los primeros creadores plásticos entre nosotros?

Me pregunto porque el arte, tiene sus inicios a partir de la necesidad de las señoras por decorar sus  casonas neoclásicas que se construyeron en el primer fundo legal, hoy, el primer cuadro de nuestra ciudad.  Por la inclemencia del calor, la pintura fue de flores, floreros y  bodegones con parajes un tanto clásicas renacentistas  junto a naturalezas muertas y poco paisaje excepto el pintado en los biombos japoneses. Grecas en cortinas de ventanas y poco paisaje del desierto que se destruía, y posterior a la Revolución Mexicana, retratos de militares familiares que abundaron en la revuelta que hoy nos tiene en una ignominiosa dictadura del triunvirato PRI-PAN-PRD.

Las edificaciones fueron una arquitectura sin la sensibilidad del arquitecto, la ramada tradicional yaqui se transformó a chiname de carrizo repellado con lodo, las primeras casas de madera fueron al estilo sureste norteamericano y las casonas con porches y techos de terrado fueron, algunas de ellas, imitaciones de las casas californianas. Los edificios  agroindustriales y comerciales construidos con muros de adobe y ladrillo con techos de lámina de dos y cuatro aguas tuvieron un estilo monótono influenciado por el neoclasicismo porfiriano predominando elementos arquitectónicos de arcos en vanos de ventanas, puertas y cornisas.

Por la importancia del acontecer histórico, es necesario ser mas entusiastas para  celebrar primero el Centenario de la ciudad, luego el 80 Aniversario del Municipio de Cajeme con el Festival Cajeme de Fiesta y posteriormente el de Ciudad Obregón, designada así por decreto del Congreso del Estado de Sonora.

 

Pie de foto: Aquí inició la gran aventura: La ex Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guadaljara.

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López. También fotógrafo, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, artista del arte del realismo mágico, colaborador cultural en crónicas y crítico de arte.

 

 

 

No a la Captura de Delfines en Sonora.

Escrito por arkisanchez 08-12-2007 en General. Comentarios (5)

Estimadas (os) bloggers: Incluyo esta vez el presente reportaje que atinada y certeramente publico el periodista Fernando Villa del periódico Primera Plana de Hermosillo, sobre la critica situaciòn de los delfines en Sonora.

 

Sostengo y propongo NO; NO; NO; a la captura de delfines endémicos del golfo de California o mar de Cortés para este negocio de nado con delfines.

Está prohibido por la Ley de Vida Silvestre y otras normas ecológicas vigentes en el País y en el Santuario de Ballenas de México en las 200 millas de mar territorial en todos los golfos y oceános.

 

La captura de delfines en el mar es inhumna por los metodos: Al nadar la manada de 50 a 100 o 200 delfines, procurando alimento de pescados, los pescadores tiran las redes de pesca en su camino para atraparlos. Muchos de ellos caen en las terribles redes provocandoles susto, estes y mueren ahogados al no poder liberarse, a los sobrevivientes los arrastran hasta la proa del barco y los suben provocando tambien un estres y otras calamidades hasta su  deposito en contenedores y su trasnporte a los corrales de acoplamiento.

Las madres son separadas de sus crias y los machos de su manada, para ser entrenados al espectáculo de diversion humana como en el caso del Delfinario de Guaymas, Sonora. Que quiere capturar delfines para su negocio.

Me opongo rotundamente a esta actividad que perjudica a los delfines de México, porque en todo el Pais es la misma situación.

SEMARNAT debe de cumplir con el marco legal y ser ella la salvaguarda de los delfines.

Escribele al Presidente Calderon para que se invulcre en este problema ambiental marino y salva la vida de algunos delfines que serán capturados en las bahias de San Francisco o Miramar o en otro lugares del mar de Cortés.

 

Sí quieren ver como se van a capturar a mis delfines en Sonora, habrán este portal sobre la fatal y cruel e ihumana metodo que se usa en todo el mundo y en México no será la excepción.

Esto es lo que los delfines capturados y sobrevivientes tienen que sufrir para que el tursimo venga a San Carlos a disfrutar el nado con delfines y a una terapia que no está comprobada científicamente por la Secretaría de Salud tanto federal como estatal, solo es un negocio de un gringo de Florida que está lucrando mucho con esta forma de placebos que solo son efimeros.

Es mejor una terapia de observar delfines vivos desde una embarcación si el azar así lo quiere, un encuentro casual.

 No a esta crueldad en Sonora, nuestra sociedad no lo acepta. No lo diluye. Bueno solo una parte de la sociedad porque la gran burocracia no se opondrá al patron y dueño de Sonora.

http://www.glumbert.com/media/dolphin

Tambien protesto contra la caza comercial de 850 ballenas Minke, 50 de Aleta y 50 Jorobadas por la flota ballenera de Japón en aguas internacionales con el proposito de investigacion científica. Pero, la carne de miles de toneladas aparece en los supermercados y restaurante de las ciudades japonesas para consumo de una elite.

También me opongo a la caza aborigen de ballenas Polares en el mar Artico por las poblaciones de tirbus de Alaska, Estados Unidos, que les autorizó la Comisión Internacional Ballenera: 240 de ellas en 5 años o sea, alrededor de 50 ballenas cazadas para consumo de ellos, pero según ecologistas internacionales, la carne de estas, apareció en el Japón, el mejor mercado para esta carne que tiene muy mal sabor.

 

Preferible ver a los animales en estado libre y silvestre que en cautiverio para espectáculos, dice la Sociedad Protectora de Ballenas, Picudos y Delfines


Por Fernando Villa Escárciga


GUAYMAS, Son.- Desde su concepción, el Delfinario de Sonora localizado en San Carlos, Nuevo Guaymas, ha estado en crisis no financiera, sino de los animales que le dan sustento… los delfines.

La pretendida captura de cetáceos en el Golfo de California para el Delfinario de San Carlos fue duramente cuestionada por la Sociedad Protectora de Ballenas, Picudos y Delfines que preside el arquitecto Francisco Sánchez López.

“Prefiero a los delfines en estado libre y silvestre, que verlos en cautiverio para espectáculos”, expresó quien durante los últimos años ha sido constante defensor de los mamíferos marinos en Sonora.

Luego de los reiterados fracasos de los organizadores del Delfinario para hacerse de ejemplares permanentes, el gobierno de Sonora anunció su intención de realizar capturar en el Golfo de California.

“Lo que se pretende es capturar animales que nadan felizmente en las aguas de la bahía de San Francisco y Bacochibampo, para eso buscan una ‘ventana’ a la Ley de Vida Silvestre y otras normas ecológicas”, cuestionó Sánchez López.

Recientemente el ex titular de la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (Cedes), César Salazar Platt, anunció que para mantener la operación del Delfinario será necesario capturar ejemplares en el Mar de Cortés.

Continuar con la renta de ese tipo de mamíferos es insostenible por sus elevados costos de operación, sostuvo el ahora ex funcionario a pocos días de renunciar al Cedes.

Aunque desde sus orígenes y devenir el Delfinario ha enfrentado serios obstáculos, su crisis actual al parecer fue provocada por los estragos del huracán Henriette el pasado 5 de septiembre.

La muerte del delfín “Gabriel” (nombre original, pero rebautizado en Sonora) se conjugó con el cierre tempranero de las instalaciones ubicadas entre San Carlos y Miramar, en Guaymas.

Animales ‘proscritos’

Según las autoridades, el cetáceo habría fallecido por presunto estrés o un virus, lo que investigarían para esclarecer las causas que siguen sin darse a conocer a detalle.

Son varios los misterios a aclararse, entre ellos los relativos al fracaso de la primera intención de traer los cetáceos de Mozambique o Tanzania..

En esas primeras gestiones estuvo implicado Javier Valverde Polín, entonces adscrito al extinto Instituto de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable de Sonora (Imades) cuando lo dirigía Carlos Zataráin González.

La empresa Reptiles Exóticos (Repxotics) contratada por el gobierno sonorense debía comprar por 450 mil dólares seis delfines nariz de botella (Tursiops truncatus) para mayo del 2004. La fallida compra derivó en bochornoso litigio.

Durante la gestión de Zataráin en el Imades, Repxotics fue proveedora de animales para el Centro Ecológico de Sonora;  se trata de la empresa a la que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) requisó 500 tarántulas traídas desde Chile a la capital del país.

Al dejar Zataraín el Imades, el organismo le cambió de nombre a Cedes y asumió la titularidad Carlos Peralta Gaxiola. Sus primeras tareas: concretar el proyecto del Delfinario.

Desde el principio Peralta preveía la posibilidad de que los delfines comprados nunca llegarían y anunció la posibilidad de atrapar unos cuantos en el Mar de Cortés para destinarlos al centro recreativo.

Sin embargo, como oportunamente informó Primera Plana, la Ley Federal de Vida

Silvestre fue reformada en enero de ese año con la especificación de impedir la captura, traslado y manejo de mamíferos marinos en territorio nacional.

Entonces en el gobierno sonorense surgió la idea de arrendar cuatro animales, a un costo que incluía manutención, salarios y hospedaje de los entrenadores de los delfines, entre ellos un portugués y un argentino.

Al fin…

Frustrada la compra, el gobierno de Sonora tuvo que rentar cuatro animales traídos de las Islas Fuji a la empresa Atlántida que opera en Cancún, Quintana Roo, lo que implicaría erogaciones por otros 12 millones de pesos.

Fue entonces que el gobernador Eduardo Bours Castelo inauguró el ansiado Delfinario que se ubica sobre 5.5 hectáreas que forman parte de un cuantioso pleito legal de tierras reclamadas por la familia de José Abaroa.

Poco antes de premiar a los niños participantes del concurso “Pónle nombre a los delfines”, el gobernador bromeó que los animales debían llamarse “Al fin” y “Por fin”, debido a la tardanza para la consumación del proyecto.

Y así nadaron durante un año los simpáticos cetáceos bautizados como “Espeyvi", "Jitto Leero", "Flapy" y "Angel Marino" destinados a brindar terapias a niños con capacidades diferentes.

Poco después, Carlos Peralta renunció al Cedes y el cargo lo asumió durante varios meses César Salazar Platt, a quien le tocó soportar las consecuencias de Henriette en septiembre pasado.

Futuro incierto

Tras la muerte de “Gabriel” —oficialmente uno falleció, aunque algunos ambientalistas especulan que fueron tres—, sobrevino una etapa de incertidumbre para el proyecto, al vencerse el plazo de renta de los cetáceos.

Aprovechando el descenso de la temperatura, los administradores anunciaron el cierre temporal del Delfinario, hasta los primeros meses del año próximo.

No obstante, prevalecen las dudas sobre el futuro de este centro de recreación para los turistas y de terapia infantil, ya que no hay animales ni comprados, ni rentados ni de ninguna índole.

“Para su reapertura, vamos a capturar algunos en el Mar de Cortés y dejaremos de pagar renta: es lo más viable”, insistió el director de la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable.

Fue lo último que alcanzó a decir César Salazar, quien a las pocas horas dejó la titularidad del organismo que seguirá acéfala que en enero asuma Ángel López Guzmán.

En respuesta, los ecologistas de la Sociedad Protectora de Ballenas, Picudos y Delfines cuestionan la intención del gobierno sonorense de capturar cetáceos para el famoso proyecto sexenal.

La “ventana” que el gobierno busca en la Ley de Vida Silvestre es que los animales serían para investigación, señaló el ambientalista, pero en Sonora no hay personal ni instituciones dedicadas a este tipo de estudios científicos.