Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

Fesstival de arte del Itson en Cajeme. Bravo!

Escrito por arkisanchez 24-10-2006 en General. Comentarios (0)

Estimados (as) bloggers:
Saludos desde Sonora. Aqui incluyo esta narrativa sobre el Festival Itson 2006 que presencié en una plaza de Cajeme.
Espero les guste!


Las refrescantes noches estuvieron ideales para la contemplación del firmamento sonorense mientras caminaba por las céntricas calles de Cajeme hasta llegar a la plaza Lázaro Cárdenas, Presidente de México que restituyo a los yaquis su territorio y les otorgó el 50 % de las aguas del río Yaqui, para presenciar los eventos culturales y artísticos del Festival de las Artes 2006,  que nos brindó el Instituto Tecnológico de Sonora.
Junto al pedestal de la enorme escultura feamente cobrizada del general Lázaro Cárdenas,   se montó el escenario para presentar  diferentes bailables  que sanamente entretuvieron a un público de  700 personas que asistieron al festival y gozaron de los talleres de creatividad en grabado    monoprint, cerámica,  artesanía con conchas marinas y un mural colectivo donde la niñez plasmó su sensibilidad plástica.
¿Por qué en la plaza Lázaro Cárdenas? Le pregunte al profesor Mateo Sosa Pérez y a Reynaldo   Pérez Quiñónez,  ambos de la Dirección de Extensión de la Cultura.
“Porque el Itson tiene un proyecto para nuevos usos de suelo de esta hermosa plaza que queremos remodelar para darle vida cultural a la comunidad con eventos artísticos”, me contestaron  cada uno de ellos.
Tal parece que la idea si funciona  porque todos los que asistimos gozamos las actuaciones de los  bailongos de Santos y Estudio 3-11, del Instituto La Salle,  danzas tahitianas, modernas, folclóricas y norteñas con las formidables y hermosas bailarinas del grupo Mus Dans: Diana Mendívil, Marisol Arrazola, Ana Lourdes Cruz y Marisol Olivas dirigidas por la maestra Liliana Anaya.  El grupo Esencias con sus danzas internacionales e hindú bajo la dirección de la licenciada Paola Valdez y el grupo  folclórico del Itson. El ballet Azos de  Cristina Inclan, coreógrafa  del performance  con la danza del vientre de las tribus árabes del Medio Oriente por Hannali López y las danzas Polinesias bailada magníficamente por  Viridiana Valdez y Vianey Solano Kirk.
¡Bravo! Es mi exclamación para el ballet  Yóreme Ai-Leiya  de la Unidad Navojoa,   (Indígena feliz)  por su presentación ante el público  de Cajeme, celebrando su 25 aniversario otorgándonos bailables del Estado de México, Jalisco y Veracruz, bajo la directiva de Javier Ayala Partida y la magnífica voz de Azucena Bórquez.
En la plaza de los nuevos edificios del Campus Centro se presentó Nortearte con el magnifico  bailarín Manuel Ballesteros y la literatura estuvo presente con el XV Concurso de Poesía,  obteniendo el primer lugar el poeta y colaborar de este suplemento, Gerardo del Real, con el poema “Onirismo deformado”: -El acertijo de la espuma/ desdibujo las espigas/ que florecían en mi espalda-
A pesar de que el festival convocó de  las y los artistas plásticos para exponer sus obras  sólo acudieron  pocos  de ellos, me gustaron las propuestas de: Juan Francisco “Sony” Ayón Tolano, pintor lírico con sus óleos sobre teja de barro que vende en los tianguis de la ciudad, el esparceño Ricardo Escalante Castro, quien con orgullo me indicó: “Desde niño comencé a pintar en el suelo en el pueblo yaqui  de Pótam”.  Observé sus  danzantes del venado yaqui y supe por él, que en 1996, obtuvo el primer lugar en Pintura en Casona de Cócorit donde  conoció a José Luis Cuevas, varias de sus obras están en la portada del libro “Danzas Yoremes”, del escritor Gregorio Patrón Guzmán, diseñó el  logotipo de la Biblioteca Pública Municipal  y ganó el concurso de logotipo para la Atención a los Pueblos Indígenas en 2004.
 Hildegardo Cobarruvias Mariscal, de Tuxpan, Nayarit, pero radicado en Cajeme desde hace 30 años, en 1992, estudió artes visuales en el antiguo tejaban  y en los talleres de la calle  Churubusco del Itson, pintor de naturalezas muertas, flores y bodegones. Las obras del pintor autodidacta Salvador Arturo Escalante con sus rostros dolorosos infantiles. Arturo Hernández con sus mascaras carnavalescas de fuertes formas y colorido, los grabados de Alejandro Ballesteros y la acuarela de Lucia Solís.
Las artesanías yaquis y mayos fueron del agrado del público que las adquirió: Mascaras pajkolas de Rubén Hernández y las de Francisco Gámez Piña, ganador del Premio Nacional de Artesanías 2006 en  tallado  de madera; -El orgullo  del pueblo de San José Masíaca-. Arnulfo Yucupicio con su vasta artesanía en piel a la par con la señora Amelia Rábago con sus tradicionales bordados en tela.
La gentil administradora  de la galería de arte del Itson,  Mayra Aguilera Páramo, cordialmente invitó a la inauguración de la exposición “El drama Cotidiano”, por el pintor y profesor Enrique Vidal, quien presentó 21 acuarelas, 7 cuadros al pastel y cuatro dibujos a lápiz, para mostrarnos su muy particular propuesta plástica, única en la ciudad y muy apreciada por las y los pintores del Itson.
”El arte de la pintura es un magma que se desplaza sin propósitos pero con la única dirección hacia el interior”, señala Vidal y lo plasma  en  sus acuarelas de la serie del cuerpo humano masculino que no sé si son autorretratos. Como  no estuvo presente  no pude platicar con él.
En lo particular lo mejor de esta exposición son “Hombre llorando”,  “Sin titulo”(mano con calavera),  “El nopal de la vida”, “Sin titulo”, “Piraña” y el díptico a lápiz “La rienda”.  También  me gustaron: “Hombre bostezando”, “Hombre con brazos abiertos”, “Hombre meditando”, “Hombre y urobaro” (rostro de perfil enfrente a una serpiente que se come la cola), “Hombre que no recuerda”, “Destino”. A la gentil pintora Deana Gamboa, le agradaron “Ancestros”, “El nopal de la vida” y “S/T”.
Para la óptica de la mirada al arte en Cajeme las obras tienen valor plástico por el dominio de las dos técnicas pictóricas y por el buen dibujo del cuerpo humano,   su acuarela por las tonalidades no es la tradicional  sino que usa el monocolor diluido y formas rellenas de colores fuertes y tenues, deja en el secado la formación de la costra de los pigmentos que para muchos es un error que se puede evitar con agua.
 El valor estético me indica que este autor esta muy profundizado en las contingencias e imágenes masculinas expresionistas y  figurativas  que me hizo meditar con  su sentencia: “¿Quién se atreve a exponer su cuerpo?”. El arte de Vidal es de calidad por las emociones interiores sentidas frente a la obra.

Pie de foto: Festival de las Artes Tizón 2006

 

Un otoño cultural en Cajeme! Una aventura única!

Escrito por arkisanchez 17-10-2006 en General. Comentarios (1)

 

Estimados (as) bloggers: un saludo a todos los de la web que leen este blog, no se porque no recibo los correos electrónicos de ustedes o no me los mandan para contestarles.

En esta ocación, incluyo esta pequeña reseña sobre las ballena gris, la contaminacion marina y el gran Festival de las Artes del Itson, en Cajeme. ¡Gozenlo para que valga la pena la empapada que me dí!.

 

El otoño es la estación del año más importante para mí, porque me gusta  su clima y la belleza  del desierto sonorense donde se ubica nuestra moderna ciudad, me recuerda  que en el mar Ártico, una población de 2400 ballenas grises se aglomeran para iniciar su migración hacia  la península de la Baja California para llegar en enero al litoral sonorense del golfo de California después de tres a cuatro meses de nadar sobre las heladas aguas del océano Pacífico, las cuales, protegidas está por las leyes  de México donde no se pueden cazar para consumo humano ni lucrar con los cetáceos gracias a la labor protectora de  ecologistas cajemenses, sin embargo, la mortandad de ballenas y delfines lastima mi sensibilidad  porque no hemos logrado tener un mar sano y limpio, sino todo lo contrario,  lo conservamos sucio y contaminado con drenaje urbano,

 La bahía de Guaymas, una de las más bellas del País, está muy contaminada y sucia  aunado a que en el Paraje Viejo se cuelan las aguas de cola de las industrias pesqueras para ensuciar más nuestros mares, perjudicando a los lobos marinos, ballenas y a los delfines que libres nadan en busca de alimento para reproducirse, de los cuales, prefiero ver delfines en estado silvestre que en cautiverio, como la familia de ellos, que hace doce años se estableció en la boca del estero El Soldado de San Carlos.

El otoño también nos trae cultura y arte con los diferentes eventos citadinos, unos, programados por la Subsecretaria de Cultura Municipal con la  temporada de teatro, y  otros, por las instituciones educativas como  el Instituto Tecnológico de Sonora y su Festival de las Artes 2006, la Universidad Tecnológica del Sur de Sonora, el Centro de Culturas Populares e Indígenas y el Instituto Tecnológico Superior de Cajeme con exposiciones de pintura, la Universidad La Salle con magníficos conciertos de música clásica, las organizaciones civiles con presentaciones de libros y conferencias por prestigiados escritores, las celebraciones del Centenario de la Comisaría de Esperanza y el Festival Otoño Cultural en el pueblo neoclásico de Cócorit, uno de mis lugares preferidos por la historia cruel de los yaquis y los pioneros, más todavía no sabemos nada del   Festival Tetabiakte.

 Otros eventos naturales que me placen observar son la “culebra de agua”, que se forma al poniente sobre la sierra Oscura anunciando la lluvia  veraniega que embellece toda la planicie, sin embargo, no puede verla este año causándome  pesar porque tal vez no estaré aquí para el próximo año.

El otro, es el cordonazo de San Francisco con su lluvia a principios de octubre que no llegó a tiempo, sino atrasada, echando a perder la inauguración del Festival de las Artes del Itson 2006 en la plaza Álvaro Obregón con sus inesperadas nubes, que en la tarde se observaban muy bellas, pero en la noche, llovió por veinte minutos provocando una estampida de la gente que se aglomeró para presenciar y gozar del arte del performance  por el Grupo Delta Teatro, personificando a sinaloenses  con su inigualable lenguaje que me recordaron mi estancia en Mazatlán y en Puerto de Topolobampo, Sinaloa, cuando abordaba el trasbordador a La Paz, Baja California Sur,  a observar las ballenas gris en sus santuarios, a la azul, jorobada y  cachalotes en el Parque Marino de Loreto  y los esculturales cuerpos femeninos en tanga en las playas de Cabo San Lucas. 

Inoportuna lluvia que no dejó actuar al grupo Café Colao con sus sones cubanos ni al rector decir su discurso de bienvenida al Fest.-Itson que este año lleva como lema de “Folclore, Identidad y Modernidad”.  Interesantes conceptos que me gustaría analizar si las ubicamos en Cajeme, en Esperanza  y en Cócorit.

El desfile alusivo al festival se inició con  la banda de guerra de Los Potros y varios carros alegóricos que marcharon por la calle 5 de febrero hasta el Palacio Municipal, mostrándonos una particular versión Itsoniana   de lo que para ellos representa el folclore regional sonorense, por la iconografía revelada por los diferentes carros: Un danzante del venado yaqui como representativo de la cultura autóctona que estamos malamente adueñándonos de ella, un charro jalisciense con dos chinas poblanas como parte de la cultura conservadora  nacional, bailarinas árabes y tahitianas que no sé a quien representan, las y los vaqueros con sombrero y botas muy a lo sonorense de a caballo  o grupera,   y varias señoras de la tercera edad caminando  o sentadas en calandrias típicas mexicanas junto a las bastoneras del Instituto la Salle y un  singular carro infantil.

Fiesta de los estudiantes del Itson  que ya es parte de la historia cultural cajemense que espero continúe por décadas porque loable el esfuerzo para deleitar con un poco de entretenimiento al público de las plazas.

 La modernidad no la veo, excepto en los cyber cafés, las franquicias y demás establecimientos de la economía global porque en arquitectura se está edificando aún el estilo internacional, la hiperforma arquitectónica  todavía no se edifica  y la pintura estancada está en el arte moderno de los años setentas.

Ahora que nuestra ciudad cumple cien años de fundada, ojalá a la nueva administración municipal tenga recursos económicos para otorgarnos un museo de la ciudad que abarque nuestro pasado histórico desde el arte del petroglifo y rupestre, las culturas yaqui y pima hasta  la fundación de la estación ferroviaria de banderas Cajeme  el 14 de diciembre de 1906, en lo que hoy es el tinaco de agua y la cultura legada por los primeros pioneros o inmigrantes nacionales y extranjeros que llegaron con la apertura de los canales de riego del Valle del Yaqui incluyendo  la actual era  tecnología virtual e inalámbrica.

Cajeme como ciudad joven, que en pañales está, necesita de espacios abiertos  para la realización de eventos culturales y una galería municipal para el arte cajemense, ya es tiempo social y político, creo, que la comuna otorgue un reconocimiento a las y los escritores, poetas, pintores, escultores,  periodistas, colaboradores culturales, arquitectos, músicos e integrantes  de las artes escénicas por su contribución a la cultura regional.  En fin, el tema  trata de dignificar la cultura y las artes realizadas por el pueblo de Cajeme en su hábitat.

 

Pie de foto:

Arte del realismo mágico de la Baja California. Acuarela por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

 

 

Sí, soy el arquitecto ´cajemense entre los yaquis, del rio Yaqui, Sonora.

Escrito por arkisanchez 12-10-2006 en General. Comentarios (7)

Estimados (as) bloggers:

 

 

 

Con un cordial saludo les digo una gran verdad que esta en la web, cuando se abren las páginas sobre los indios Yaquis de Sonora.

 

 

Yo soy el arquitecto planificador del territorio de la tribu yaqui  en su río Yaqui, planos que laboré como tesis. También soy el arquitecto que les remodeló su iglesia casi destruida en Vicam Pueblo.

Durante mi estancia con ellos, pinté, fotografié y escribí sobre esta tribu ibndómita y altiva.

Efectivamente yo soy el arquitecto autor intelectual de la planificación regional del territorio de la tribu yaqui, legados a ellos y respetados por los gobiernos mexicanos, americanos y españoles durante la historia sobre la guerra de exterminio y deportaciones a Yucatán y Oaxaca, donde los vendían como esclavos.

Fue en el año de 1977, cuando  desde la Universidad de Guadalajara me envió al Vícam Swicht, o Estación para hacer la planificación que denominé: Plan Integral de desarrollo de las comunidades yaquis del estado de Sonora. Me llevó casi tres años en hacer la investigación de campo y conocer la problemática de esta altiva etnia representativa de Sonora y de la cual, hubiese dos de ellas en el sur de México, la historia nacional y estatal sería otra.

A los yaquis les planifique su territorio, les reconstruí la iglesia  respetando sus espacios sagrados en Vícam Pueblo, donde viven las autoridades tradicionales de los 8 pueblos del río Yaqui.

Les respete su vivienda tradicional de horcones y terrado con carrizo pero las adecué a la tecnología del adobe cemento para hacerlas más  consistentes pero conservando su sistema constructivo y sus espacios interiores y exteriores del lote en el que se encuentran construidas.

Quien lo dude, tengo copias de mi trabajo para mostrar.

No me quieren dar el crédito de ser el arquitecto ejecutor del proyecto de la iglesia de Vícam Pueblo en Sonora porque somos un pueblo malinchista y discriminador  con nosotros  mismos.

 

Francisco Sánchez

Arquitecto, pintor del realismo mágico, fotógrafo artístico, ecologista protector de ballenas y cronista de arte en Cajeme.

La fealdad del arte llegó a Cajeme.

Escrito por arkisanchez 12-10-2006 en General. Comentarios (4)

Reflexiones sobre el arte y la arquitectura en Cajeme.

 

La fealdad arribó a Cajeme.

 

El otoño es una de las estaciones del año que más me gusta por su luna y por el placentero clima de nuestro hábitat desértico de la planicie costera, pero tal parece que el calor no se quiere ir, al contrario, los últimos días ha sido inclemente para la diaria caminata por las sucias calles llenas de basura, la contaminación del aire por monóxido de carbono y otros contaminantes  que aumentan el calor, el cual, con la humedad, parece que habitamos en un gran baño sauna.

Este clima caluroso y húmedo no son inconvenientes para salir en busca del arte,  la cultura y la arquitectura porque con pasos lentos y bañado en sudor llegué al Instituto Tecnológico de Sonora, Campus Centro, donde, en la pequeña plaza formada por los nuevos  edificios estilo internacional, observé una función de danza folclórica mexicana  del grupo Yóreme-AI-Leiva de Navojoa en presentación gratuita para el estudiantado y  demás gente que los observó. Otro día, también observé al grupo de danza moderna Instintos con una muy buena actuación de las y los bailarines. Ambos grupos nos indican que en Cajeme hay apreciación por la danza y esta institución universitaria es la máxima exponente en nuestro medio.

FotoSeptiembre 2006 cumplió su ciclo productivo y promocional del arte del lente con exposiciones y talleres fotográficos patrocinados por el Instituto Sonorense de Cultura, al cual agradezco todas las invitaciones que recibí para presenciar estos eventos en Hermosillo, pero que, por falta de recursos económicos para solventar los gastos del viaje no pude asistir, acción que lamento sinceramente porque no amplié mis conocimientos sobre este arte y consecuentemente, no redacté la crónica de las exposiciones para ustedes que leen este suplemento dominical hecho con pasión.

En Cajeme, sólo dos exposiciones hubo pero creo que hay más fotógrafos locales para que unidos, montar  varias exhibiciones, ahora que tenemos agraciados con premios internacionales en fotografía que reconocen la calidad de nuestros fotógrafos.

El nefasto dos de octubre de 1968 no se olvida por la matanza de estudiantes universitarios de toda una generación de mexicanos  que perdieron  su fe en el gobierno prisita  de aquel tiempo y la virginidad en el centro cultural  “Las Encueradas”, de Guadalajara. El año pasado redacté algo al respecto pero hoy no estoy de humor para redactar sobre el mismo porque acabo de leer el libro “El indio Cajeme y su nación del Río Yaqui”, por  Palemón Zavala Castro. Magnífico libro sobre el gran caudillo de la tribu yaqui que sentenció “Antes como antes, ahora como ahora”. Cruel historia  de la guerra de exterminio y deportación contra la tribu yaqui para usufructuarle sus tierras para el capitalismo gringo porfiriano. 

El mismo capitalismo que hoy esta construyendo el muro de la ignominia  en su frontera con nuestro País, reprobable actitud de protección territorial  que lastima los derechos estipulados en el Tratado de Libre Comercio, pero que, si todos nos ponemos de acuerdo para no ir de compras a Tucson, como si fuera el tianguis de la estación del ferrocarril, la actitud de los republicanos cambiaría por algo más democrático y decente,”el dinero habla” ¡Qué horrible! Se ve el citado muro que me recuerda dos de ellos: Uno, el Muro de Berlín, del cual, protesté en su contra con la  norma “Mi arte no será exhibido en los países comunistas como protesta contra  la opresora bota milita rusa”. El otro, el muro de piedra y de alambre de púas que obstruyen el acceso peatonal a nuestras playas públicas como en el litoral sonorense vendido a extranjeros que  creen comprar la zona federal o hasta la Baja California. ¡No! Me refiero a  las antiestéticas bardas metálicas con la que se enclaustran las plazas públicas de Esperanza y del pueblo neoclásico de Cócorit, para efectuar bailes populares durante las fiestas nacionales y ferias regionales. Sólo en Cajeme  se ve que las plazas, espacios urbanos para esparcimiento de las familias y las para las tardeadas dominicales, están partidas en dos secciones: Una, los jardines y área peatonal  con bancas   y la otra, las   canchas para deportes  que son usadas como pistas de bailes, según la tradición sonorense. Traigo a relucir esto porque así lo observé en la pasada Feria de Cócorit y durante la celebración del “Grito” en la plaza de Esperanza. Sinceramente les digo que horribles se ven estas bardas metálicas en comparación de los espacios  verdes y libres para el ciudadano que goza de los eventos.

Falta más sensibilidad a los encargados de colgar la publicidad municipal, porque  la que instalaron sobre  el mural “El pueblo de Cajeme”, del maestro Héctor Martínez Arteche en la parte sur de la fachada del Palacio Municipal, lo afea, lo tapa  y que grotesco se ve.  Creo que  la publicidad  colocada sobre el pedestal del reloj basta, porque tal publicidad obstruye  la contemplación estética y la toma de fotografías por el escaso turismo que nos visita. Se ve más bello sin la publicidad, ¡Créanmelo! Mural que he propuesto como patrimonio cultural de los cajemenses  que fue  rechazado  por el  Consejo Municipal de Cultura. Pienso que la fealdad existe y latente está en nuestra maconda ciudad por  las pasadas  exposiciones de pinturas    de  “Nachio”, en la galería de arte del Itson y  la de Javier Arévalo en la Casa Rosalva. Arte moderno  que se pintaba en los años sesentas que no me gustó pero lo acepto como  manifestación plástica, porque en el arte se pierden gustos, lo que para unos es bello, para otros es lo contrario, pero ¿Qué es la belleza? Mejor pregunto: ¿Cuál es la belleza que comienza a regir este nuevo milenio? ¿Substituirá la fealdad del arte moderno y globalizado a la belleza de la historia del arte?   Por lo que he visto últimamente en pintura, escultura y arquitectura, me inclino por la última porque es más sensible al valor estético y motiva a la contemplación y admiración inclusive la adquisición para colección particular o itinerante.

El arte y la arquitectura sonorense que actualmente se están realizando y construyendo deben de tener  principios inéditos de una estética nueva para el desierto de Sonora como región, para que trascienda  en la globalización del arte,  pero, sólo los estetas de la Universidad Nacional Autónoma de México, del Colegio de Jalisco y de Sonora, pueden responder a estas interrogantes, porque, en lo particular, estoy muy contento con mi arte del realismo mágico y con el estilo colonial de Álamos, como parte de la tendencia del Mexican Village, que lo compra el turismo como un recuerdo y los coleccionistas como una inversión porque ven en el utilidades futuras en la reventa siempre y cuando el artista sea productivo con disciplina, exponga y comercialice su arte. Como arquitecto, llegué a España con mi arquitectura funcional y fachada minimalista para una residencia en un viñero  en la península  Ibérica  pero en Cajeme y en San Carlos con el estilo colonial de las misiones sonorenses, es menospreciada porque así me lo indica el agobiante desempleo profesional que sufro en silencio, incluyendo la docencia de la arquitectura por la experiencia  adquirida en el proyecto arquitectónico.

No me lo van a creer, pero ¡Qué  bonita se ve la romántica luna llena de octubre arriba de una palmera en el paseo Miravalle! Lo complementa el aullido de un perro callejero asustado por algo que ven en ella, misma luna que compartía su belleza en la bahía de San Francisco y en San Carlos con una mujer igual de bella, pero en Cajeme, esta luna resalta la esplendorosa belleza de la Laguna del Náinari, nuestra área ecológica urbana que debemos de proteger, porque Kafka afirmó: “Habrá mucha esperanza pero no para nosotros, porque lo que nace por el progreso muere por el progreso”.

 

Pie de foto: Tetrica  muerte en el "Sahuaral" del desierto de Sonora por Guaymas, Sonora.

 

 Francisco Sánchez.

cronista de arte y colaborador cultural en Cajeme o Ciudad Obregón, Sonora.

 

 

 

 

 

 

 

 

Arquitecto Francisco Sánchez López historia en el mundo del arte y ecologia marina

Escrito por arkisanchez 07-10-2006 en General. Comentarios (2)

 

 

Dear bloggers: Today a write about  part of my life and professional career in the world of architecture. Enjoy  it, please. I send this article to the Architectural Digest in the USA.

 

Jobs outside the architect profession.

 

During the years of formation on my career, I worked as draftsman and designer for a building company in Guadalajara and did side jobs as Hichol Indian Art professor and gave conferences on the Yaqui Indian Tribe related to the Carlos Castaneda books: ”The Yaqui way of knowledge”, “Separate Reality” and “Journey to Ixtlan”, and I was an advanced Spanish Teacher (summer) at Western Washington State College in Bellingham, Wa.

In 1977, I graduated from the School of Architecture in the University of Guadalajara, State of Jalisco, and México. One of the graduated requirements was to have 900 hours of social work in poor communities and to write a professional thesis. Because of both reasons, I was sent to the Yaqui Indian territory and the traditional 8 Yaqui River towns   in the State of Sonora, Cócorit, Bacum, Torim, Vicam, Potam, Rahum, Huirivis and Belem. Back in Guadalajara I wrote my thesis:

“The Problems and Solutions for the Yaqui Indians vernacular dwellings in the State of Sonora”. Among other things I designed the Yaqui territory and the Vicam Station urban planning and reconstructed one neoclassic style church in Vicam Pueblo, in the same site from 1600´s. I improved their vernacular homes because I did not wanted them to live in a small Mexican home. Politically, I integrated them in the first autonomous Indian county in Mexico in order for more democratically relationship between the Yaquis and the Mexican dominant culture, inclusive, with the American culture in Arizona.

With my thesis book, I returned to the University of Arizona to delivery a copy to Mr. Edward Spicer at his house in Tucson, because he advised and supervised  the historical data I used: “Your solutions are the only honest way for the Yaqui culture in Sonora”, he mentioned to me.

That year, I went to the University of Washington in Seattle to apply for a scholarship to study a master degree in urban planning and turned in a copy of my thesis to the assistant professor. The doors were closed in front of me because the political  concepts of Indian autonomy, the resolutions on regional planning and the administrative and social criticism to the establishment was, ”dangerous for the American Indians Reservation Status”.

Back to Mexico I opened a  small design firm,  in two years of hard work I became a successful architect designing and building residencies, homes and commercial buildings in Ciudad Obregón, Sonora, as . Aside I painted watercolor and did photography for two to one man art shows.

In 1981, I moved to San Carlos, Sonora, a small American resident beach community in the Golf of California where first I worked as designer and supervisor in chief for an architect. One year later, I opened my firm and by 1987 became  to be a very well known and experienced architect among Americans; because my functional floor plans and the Sonoran Mission Colonial Style that I invented for facades , interiors and landscaping.

In 1987 because my doctor’s prescription, I had to give up my construction business due to a physically problem: cement, limb and construction dust allergy I developed and was making me very ill. In order to survive the shock, I kept my architectural design jobs but I enter in others fields: artistic photography and a watercolor painter in the magical realism art and a writer of  tourist guide on the Yaqui and Seri Indians. But it was not the same monetary talking.

 

1n 1991, I move to Cabo San Lucas, State of Baja California Sur to open a design office to get in the American market of :“the million dollars homes”, that  the California upper class and hotel chains were building on this resort. My surprise was that this market was controlled by Los Angeles and Mexico City’s architects and some natives that made everything impossible for the new comers not to get the jobs. Consequently, I only designed one three stars hotel in downtown Los Cabos.

As the expensive way of life in that beach resort, I put my profession aside and hired myself as a photo-journalist for three local newspapers. With this new activity, I introduced the artistic photography in the newspapers and had my own articles and 5 news a day. For three years I wrote about environment, art, architecture history and covered the social events for the “socialite ladies”. I Had several shows in art festivals because the income was not enough to pay expensive bills. During this fantastic job, I interviewed Mexican and American politicians, governors, majors and presidential campaigns . Even John Kennedy when he was in Los Cabos, he told me “I am just a tourist in Mexico”, when I tried to break his body guards wall.

I interviewed several Hollywood artists, Playboy Mag-´s Mates, Penthouse girls and covered fashion shows and great parties held  by the “ladies”. My strongest and favorite subject was the Gray whale, billfish sport fishing and  turtle protection.  An encounter with a gray whale and while looking at her beautiful black eye, I decided to take protection actions through my news and take a worldwide protection to all the cetaceans.

In 1994, due to the income was very low, I returned to Sonora to open  a design firm, but, this time with a new type of architecture I made up in Los Cabos in my spare time: “Bio-climate, more friendly with the environment and it’s protection with ISO 14,000  and Quality ISO 9000 standards  products in building.

I opened this architecture to a functional Baroque floor plans designed in Site and finished them in a Sonoran Colonial Style. The results; a beautiful and practical architecture that was ahead of it’s time and American and Mexican cultures. So my clients were dramatically reduced. As an ecologist, I formed the Whales, Billfishes, Dolphin Protective Society, Non governmental organization.

In 1997, I worked as an extra for the film: “The Mask of Zorro”. Playing  a scene from 1847´s Californian Indian and gold mine slave crying for justice, freedom and food to the Spanish governor. I worked with Antonio Banderas and the beautiful Catherine Zeta Jones (who stole my heart because her beauty) and Anthony Hopkins.

My decline as an architect started in two ways: One, when I turned over 45 years of age. The Second; my whales’ protection, the marine environment conservation and my articles on billfish over fishing made me to have many enemies and people did not like or agreed with my opinions and action in pro the environment. Consequently, my clients became fewer and fewer.

 AS a survivor, in order to get an income I kept my firm and started to sell watercolors to tourist and friends, give watercolors classes but it was not enough to make  a decent life.

 

In 2006, I am celebrating with some mescal shots my “29 years as an Architect”.  A life that I worked with passion and strong sensitivity for the art of architecture. I have made an style (the Sonora Colonial) and Baroque functional floor plans that has been reproduced by others in the construction business without respecting my authors rights. A type of architecture that few clients are willing to pay for a good design.

The September eleven affected my art business and put me the middle of two fanatics in San Carlos. With hard work I became one of the strongest ecologist and whales protector (Americans call me “The Whale Man”), I requested and obtained the Mexico’s Whale Sanctuary signed by President Vicente Fox on May,23, 2002.

But, the cruel reality is that I have not a capital in my 57 years of age, no retirement policy, no medical insurance, no a decent job and I am surviving in this global economy by selling  small watercolors to tourist and the future as an architect is un certain.  At this age, I feel myself in the best of my creativity and production to create beautiful, functional and colonial architecture but I am facing unemployment in spite of having a membership in the Mexican Institute of Architects, The Sonora-Arizona Commission and the ICOMOS- Mexicano, A.C.  An UNESCO International Committee for Monuments and sites that is protecting the world’s heritage and architecture.

There are other options for architects due to their education, formation, experience and skills,  but, the money is in the construction of the architecture.

Because my opinions and actions in pro the environment, whales and  conservation of the Sea of  Cortez (my only home) Mexicans and Americans of my community have boycotted my career and have denied me home designs to a certain degree that it’s hard for me. With their actions, they are attempting against my humans rights, my freedom of speech as an architect and as an ecologist. The rights that  a human being has to have for a better environment.

But, let me tell you that in spite of the negative ness of people. If I have a chance to be born again, I will choose the Architect Profession and the Whales Protection. I do not resent anything because it has been my decision and I take full responsibilities of my actions and decisions as architects must do firmly to comply with a good design.

 

Sincerely yours: 

Arch. Francisco Sánchez López