Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

La caballada de Bours en Cajeme. Cultura chera.

Escrito por arkisanchez 29-03-2006 en General. Comentarios (2)

Estimados bloggers: con mucho agrado incluyo esta nota sobre la cultura sonorense y el arte exhibido en nuestra leal ciudad de Cajeme, Sonora. Para que tengan una idea de lo que es y semos.
La primavera desértica está en todo su esplendor con sus días cálidos y noches frías que motivan salir a lugares abiertos,  como a la arboleda del Parque Infantil, donde goce de la fiesta sonorense a base de música de banda sinaloense, carne asada y cerveza después de impactante arribo de la Cabalgata por la Familia, encabezada por el gobernador Eduardo Bours  y demás vaqueros vestidos con camisas rojas y paleacate verde con el símbolo de la asociación ganadera a la que pertenecen. Entre mesas y asadores  me encontré con un amigo de la infancia la sallista Constantino Laborín,  con quien platiqué brevemente para preguntarle sobre sus impresiones de  la cabalgata “Es una experiencia maravillosa por la tranquilidad y hermosura de los paisajes que observamos”, me comentó.

Me tope por casualidad  con el señor Francisco Villanueva y su distinguida esposa con quien conversé mientras degustaba una cerveza, para que me informara sobre el paisaje del recorrido. –Montando el caballo árabe “El morito”, observé la impresionante  naturaleza desde Cumuripa a la parte del río por sus parajes- me informó, mientras era saludado por otras gentes, para agregar, -Quiero externar lo señalado por el señor Elías Alonso, quien dijo “Es importante rescatar las raíces y el orgullo de los sonorenses...”. Mientras saboreaba la carne asada y tortillas de harina sobaqueras, platique con el señor Ramón Lorenzo Palafox Tapia de Soyopa, quien me comunicó su impresión –He participado en todas las cabalgatas, pero esta me brindo muchas satisfacciones por el convivir de la gente de diferentes regiones mientras cabalgas entre bellos  paisajes”.

Salí de la arboleda para dirigirme al monumento Kitsch de   la estatua  El Discóbolo con sus chorros de agua que caen desde los capiteles de las columnas de cantera. Caminé entre una multitud que estan admirando el ritmo de los caballos bailadores del señor Rodrigo Zazueta, de los cuales, el “Rey Juan Carlos”, me impresionó por su belleza negra de raza andaluz que bailaba al compás de la canción  que más me gusta “El maicero”.

Después de la fiesta de los vaqueros, caminé por la calle Guerrero hasta el Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde en la plaza de ingreso a Especialidades, me paré enfrente del busto de Luis Donaldo Colosio, ante quien, le comenté que la lucha por la protección de ballenas en el golfo de California, que él avaló  en Cabo San Lucas, la estamos perdiendo por la inminente industrialización gringa gasera y petrolera en Puerto Libertad, por la venta irrestricta  a irrisorio precio de un dólar el metro cuadrado de nuestras playas al mercado especulativo de Arizona,  la destrucción del estero El Soldado en San Carlos y la muerte de 19 ballenas en el mar de Cortés o golfo de California en los últimos seis meses. Los agroquimicos de los valles tienen que ver mucho en esto. Estudio que se está realizando.

En silencio estuve recordando su vil asesinato para luego dirigirme  a la otra plaza del edificio de Especialidades I, donde pude observar la magnífica estatua en bronce “Monumento a la Madre”, de impresionante figura materna indígena amamantando a su niño en brazos, pero que no pude ver su tri dimensionalidad por el lugar donde está casi oculta y muy pegada a la pared.
Ingrese al edificio más viejo del IMSS Regional donde en su vestíbulo, pude admirar el mural “La Familia y la Maternidad”, realizado por el maestro Arteche y sus discípulos del taller experimental del Itson, a base de cartón y pintura al estilo de él.

Días anteriores a lo arriba mencionado, fui a la galería del Centro de Culturas Populares para observar la exposición Semana Santa yaqui”, montada por  la licenciada Trinidad Ruiz y el ingeniero Antonio Mexía, Ella me atendió muy cordialmente, a pesar de su pie adolorido, dándome una estupenda explicación de las fotografías, figuras de danzantes venados, pajkolas y fariseos, indumentarias tipica para las fiestas religiosas, varas de mando, tambores  y mascaras que la componen, por ser varias  de ellas, parte de la colección del Museo de los Yaquis de Cócorit y el resto de las comunidades de Tórim, Belem y Huírivis que coleccionaron para la ocasión. Me gustó la pintura al óleo “Danzante Venado”,  de Francisco Buitimea de Estación Corral y una de una mascara de pajkola negra sobre fondo amarillo-rojo, como un atardecer, que tiene la firma ilegible,¡Los invito a que la visiten!

Lamento no asistir a la exposición de desnudos femeninos y esculturas “Emociones”, de la pintora Rosa Argelia, en la Casa del Jubilado y Pensionado. Ni siquiera me enteré. Pero me hubiera gustado ir para ver la obra de ella que tiene cierta plasticidad en el arte  cajemense que me gusta.

Bastante concurrida estuvo la exposición “Espíritu del Desierto”, compuesta por 30 grabados a color y en diferentes técnicas, montada por la pintora Irma Arballo en la galería de arte del Itson, donde se congregaron las autoridades culturales y el rector junto a las integrantes de la Asociación de Artistas Plásticos del Sur de Sonora y algunas otras de la Asociación para las Bellas Artes y estudiantes de esta noble institución, en la cual, el rector Gonzalo  Rodríguez Villanueva mencionó en su discurso de inauguración “la belleza del arte expresado por artistas locales formados por la motivación  y se han profesionalizado en sus obras... creando una corriente en el arte de Cajeme, por tres motivos: Los artistas mismos por sus obras, la comunidad y   la institución  como frutos reflejados de ella,  teniendo un nivel de producción con calidad y cantidad”.
“En esta exposición tengo tres áreas, la vida árida y silvestre como aspecto vegetal, los animales clásicos del desierto y el factor humano en los rostros de las mascaras, como propuesta plástica”, mencionó la señora Arballo, cuando estábamos parados frente a uno de sus mejores  grabados. Para añadir “Trato de ser honesta en lo que puedo hacer porque con el trabajo se logra mucho y no por las musas”, Para luego indicarme sobre las técnicas que utilizó: “Son las convencionales como la xilografía,  el grabado en madera, el entintado Roll up del maestro alemán Hyatter y  el tradicional collage”.
 
A su bella hija estudiante de preparatoria María Georgina Ortiz Arballo, le fascinó “Chureas al atardecer”. A la gentil dama Georgina Zamora de icedo, la maravilló “Rostros y mascaras IX”, a Irma Arana le encantó “Las cigarras”, a la estudiante de Comunicaciones del Cobach le gustó “Mariposas y pájaros”, a la atractiva pintora Karla Trujillo “Copechis, por las texturas  y formas que juegan con los colores oscuros destacando la luz”, a la Senadora Leticia Burgos Ochoa, la motivaron “Pluma” y “Rostros y Mascaras IX” y a la pintora alamense Meztli Estrada la conmovieron “Rostros y mascaras IX, por la mujer misteriosa que te hace adentrarte al cuadro rojo” y “Vida árida XI, por los colores cálidos”.
Creo que es una de las mejores exposiciones de grabado que he asistido en Cajeme, porque en ellos observo un dominio de las técnicas para brindarnos una variedad de formas,  texturas de la flora sonorense,  rostros y mascaras expresivas, montadas en dípticos y trípticos y  varias combinaciones en un solo cuadro. Las obras hablan por si misma indicándonos la sensibilidad de Irma por su arte gráfico que ha aprendido del maestro Arteche y de Enrique Vidal.  Los mejores son “Copechis”, “Palomillas”,  “Chureas”,  “Rostro y mascaras VII y VI”,  “Vida árdia II, IV y Ix”.  Porque producen fuertes emociones al estar enfrente de ellos.
Con la experiencia de observar la fiesta de los vaqueros adinerados de Cajeme, me hico pensar en la máxima de José Vasconcelos “En Sonora Termina la cultura y se inicia la carne asada”, porque mostraron el orgullo del sonorense de antaño, su gusto por las bandas y caballos de pura raza caros.

 

No a delfines en cautiverio en el delfinario de San Carlos, Sonora, Mexico.

Escrito por arkisanchez 28-03-2006 en General. Comentarios (18)
Sobre el asunto de los delfines en cautiverio que se piesna tener en el estado de Sonora y en particular en el Delfinario de San Carlos, la ley prohibe todas las  importaciones de mamíferos marino a México, segun lo publicado la normatividad del 27 de enero del 2006. Asi que por ese lado No se podra importar delfines al mar de Cortés,pero desafortunadamente  se pueden adquirir de las  compañias que ya tienen delfines en mexico, como Dolphin Discovery o Via Delphi que tienen reproduccion en cautiverio.
 
Estimado bloggers lo ideal es que no haya delfines o ballenas nio lobos marinos en cautiverio en los corrales marinos o abercas. Pero para el delfinario de San Carlos tienen que ser de la especie residente Tursiops del Pacífico debido a que si hay accidentes en los corrales por mareas altas o mareas toxicas los delfines pueden escapar. Si son de otras especies encuentra un habitat desconcocido pero sin son endémicos o migratorios del Pacifico, no sufriran la adaptacion al mar de Cortés.
No hay que importar delfinesTURSIOPS ADUNCUS DE LAS ISLAS SOLOMON, que estan en Parque Nizuc, al delfinario de San Carlos.
No a los delfines Rursiops Aduncus en el delfinario de San Carlos y preferimos delfines en libertad y no en su miserable cautiverio.
 
 
 

Magical realism art by architect Francisco Sánchez López from Cajeme, State of Sonora

Escrito por arkisanchez 23-03-2006 en General. Comentarios (5)

 Dear bloggers: Hi, I want to share with you this fantastic art, hope you like.

Para aquellos que lo quieran traducir al Español, por favor utilizen www.yahoo.com/lenguage_tools

 

THE  MAGICAL REALISM ART

 

THE  MAGICAL REALISM ART is an art based upon Andre Breton’s Surrealism  Manifesto to create a convulsive beauty and  supernatural concepts of legends, myths and the  magic of Mexico, expressed in a bright prism to show the desert, cultures and whale habitats. He’s the “solo artista” of this unique and beautiful art painted with intuition, talent,  and passion, under the Yaqui Indian  “Nagual” concepts and by his desert’s aesthetical theory.

 

THE ARTIST

Francisco Sánchez López is a Cajeme born architect, photographer and a watercolor painter graduated from the University of Guadalajara’s Architecture and Fine Arts Schools. He studied cultural anthropology and taught Huichol Indian Art at the State of Washington’s Northwest Council of Colleges, Spanish at Western Washington State College, drawings at Technologic Institute of Monterrey Ciudad Obregón Campus and teaches  free watercolor technique at the Alamos Festival.

 

 This Cajeme painter  with  a career of 29  years,  painting the desert environment combining his art production with architectural designs and photography.   His bohemian existence has led him to the Yaqui Indians in Vicam Pueblo and with the Seri Indians at Tiburon Island in the State of  Sonora and  to “The Tekalaim Place”: An enchanted  place in the Desert of  Sonora  where he spends his existence painting his Magical Realism Art  and protects the Sea of Cortés whales In México.

Francisco strives to express emotions through out art in order to share with you his visions of: “The Enchanted Place”, “The Nacapule Canyon”, “The Water Hole Spirits”, “The Seri Shaman”, “The Deer Dance” and “Beautiful women as Guardians of the other World”. THE  MAGICAL REALISM ART is inspired on the Desert of Sonora, the Yaqui and the Seri Indians cultures, the Caborca’s  and Baja California cave paintings and the Alamos Colonial with historical  architecture and Century XVIII Hacienda´s kitchens.

 

“My art is inspired in the desert’s environment beauty and it’s the ancient cultures of  The Yaqui, The Seri, The Caborca and the Baja California’ Cave Painting”.  “My  watercolors  are  “vision” of this magnificent heritage painted in a bright prism that I strive to express with deep emotions and sincere sensitivity with artistic values”.  He mentioned in his 1988 art show press interview in Hermosillo, Sonora. “My art is a beauty created for those moments of contemplation in every watercolor shown in art shows”.  He said in his 2002  art show in Guaymas, Sonora.

 

THE YAQUI INDIANS.

They are a Sonoran tribe settled in the Yaqui River delta and the Sea of Cortés. They are the Mexico’s unconquered tribe due that they  never were defeated in their 470 years of wars against Spaniards and Mexicans that invaded their sacred land.  They have pre-Hispanic’s myths, legends and stories about supernatural world and desert divinities that they combine today with Century XVI Jesuits Padres Catholicism. They have religion, dances, handicrafts and vernacular architecture. “The Deer Dance and the Pascola” are the most magnificent expression of art performed by the Yaqui dancers”. It’s quoted by  the Yaqui writer Santos Garcia Wikit. Francisco lived among them at the Town of  Vicam Pueblo. First by taking  Carlos Castañeda  Seminar’s American students to visit them. Then, to do his Bachelors Degree Thesis where he studied the tribe since the year 200 BC. Until 1976. He did the Yaqui’s Regional Urban Planning Mater Plan, remodeled their Neo-Classic churches in their Jesuit Mission’ sites and their vernacular dwellings.

 

THE SERI INDIANS.

They  are the American Continent most primitive culture and tribe that still survive today. They have been the first settlers of the Tiburon Island and at the desert most arid coastal region in the Desert of Sonora, where they were nomads, hunters and warriors with myths, believes, religion and art. By the 1700 the Humpak guaimac clan that inhabited the land between   San Carlos and Kino Bay were extinct. The other clans kept a war against the Spaniards and Mexicans land holders until 1800’s.  In 1972, they settled as fishermen at Punta Chueca village and started to create their iron wood sculptures and shell crafts in the Seri Indians at Tiburon Island to trade with them: goods for photos and pieces in order to fight the cruel misery that they had lived for decades.  Francisco  frequently  visited them to buy  their crafts and experience their  ancestral wisdom and knowledge. 

 

THE CABORCA’S PETROGLYPHC.

Caborca is a very important agricultural zone located at the State of Sonora. It’s archaeological sites is rich in rock paintings, craved in large rocks during the Trincheras Culture and Pyramid times. Art created by unknown artists.

 

THE BAJA CALIFORNIA CAVE PAINTIGS.

All over the Peninsula there are cave paintings sites. Mexico’s  most beautiful art!. Francisco visited them during his 40 days trip to Baja and the Sierra de San Francisco and Loreto most impressive art sites. Who are the artist?. No body knows for sure. They are magical representations to capture the animal spirit of deer, rams, whales and birds, painted in red, black, yellow and white by the tribe shaman. This art  changed Francisco ideas of art. They inspired him and in this themes, he included the gray whales.

 

With 16  art exhibits in Mexico, he affirms that: ” My art is a beauty created for those moments of contemplation  for people who love art”.  “They are visions inspired on the Yaqui and Seri Indian Cultures`s legends and myths and the  magnificent Desert of Sonora  under an unique bright prism that I strive to express with deep emotions and  sincere sensitivity with artistic values. He’s the “solo artista” of this beautiful art painted with intuition and passion.

 

PRIVATE COLLECTIONS: Francisco vast art is mostly appreciated by art lovers from Australia, Europe, Canada, The United States of America and Mexico.  He affirms that:  “My art is a beauty created for those aesthetical moments of contemplation.

 

COLLECTOR’S QUOTES: “Your art is like “The Miravilia” (the wonderful) of the vast desert with imaginary images, methaphors and magic, that we tourist search to find in the old Mexico”, by an European Art Connaisseur. “Primitive art with refreshing colors”. Was sid bya Texan artist. “ I admire your beautiful art of rare images and colors, very little known by our Western Society”. Was said by a New York Art Museum Curator, in  Cabo San Lucas art show.

 

e-store

Contact him to purchase his  over  150 original watercolors  from 2001- 2006   limited art production.   Several sizes and prices.  From  8 x 12 ” = 100.00 USD. To 16 x 24 ” = 800.00 USD.     Add 15% sales tax. Plus Shipping & Handling.

 

Visit his web  page: www.arqsanchez.8m.com    click on Magical Realism Art.                     E-mail: artecajeme@yahoo.com.  

 

 

 

 

 

 

 

 

Los burros han desaparecido de Cocorit

Escrito por arkisanchez 21-03-2006 en General. Comentarios (6)

Historietas de Cócorit.

 

 

El transporte de antes  carretas y carruajes tirado  por caballos y burros ya no se ven por las calles melancólicas de este pueblo de magia y famoso por sus brujos también llamados  chiltepines.

 

Los burros se extinguieron y se  piensan  importar de nuevo. 

Hoy se ve arriar chivas y vacas en bicicletas.

En la Sonora de ayer o en el Cajeme, no había otro transporte que el burro, hoy no se ven por la modernidad, los viejos recuerda los aparejos y los burros cargados con botas de agua y cajones de madera o silla de montar.

 

Los cocoriteños recuerdan con jubilo al famoso burro que corrió desde el arroyo El Joyanco, al subir la cuesta  de Leyva, tiró la bota con agua que cargaba hasta  llegar

 al cerco de su amo donde pasaba días y noches cuando no trabajaba en la labor,.

 

Para aquellos que no saben que es una "Bota de agua",  en el léxico campirano sonorense, se puede definir como: Bolsa de lona con dos cuernos de vaca o toro en la parte inferior, como llaves, para  sacar el agua y llenar los baldes. Porque así se vendia el agua en los pueblos antiguos de Cajeme.

 

Los turisteros de San Carlos presumen mucho a los "Pájaros de la nieve" que los visitan cada año. Pero, para áves: “Los chanates de Cocorit”; pueblo de mágia y misterio, donde al atardecer miles de chanates arriban a las copas de los arboles de la plaza y a lo largo del canal Porfirio Diaz. ¡Que espectáculo para el turísmo de observar pájaros! Pero un fastidio fiario para el  cocoriteño porque los espanta con cohetes.

Taodavia sigo queriendo fotografíar al fantasma del Museo de los Yaquis en Cocorit. La aparicion es una mujer de rebozo azul y el pelo con trenzas negro, vestida a la moda del siglo 18. Camina a medio metro del suelo para pasar por la calles asustando a los que la ven, quienes dicen que es una india muy bonita.

 

 

La magia de la Sonora-bampo por arquitecto Francisco Sánchez López de Cajeme .

Escrito por arkisanchez 21-03-2006 en General. Comentarios (1)

 

 Estimados bloggers: En esta ocasión los saludo cordialmente e incluyo esta noticia sobre  Festival artístico de Etchojoa. Que en verdad estuvo ¡Sensacional!

 

En una clara  y fresca mañana sabatina invernal  viajé por la ruta ecológica, cultural y artística más bella   de Sonora, donde a la velocidad de viejo camión, pude observar desde las ventanillas, la fantástica perspectiva del paisaje cuadricular con trigales y  sembradíos de garbanzo, obstaculizado por la fisonomía de cerros aislados y las formas cilíndricas de los molinos y almacenes agrícolas que caracterizan la región del Mayo entre Navojoa y Etchojoa. ¡Qué belleza de valle agrícola!

El viaje fue  la motivación por asistir al mejor festival de danza en el estado de Sonora patrocinado por la estación de radio  de los Tres Ríos en Etchojoa, al cual arribé muy entusiasmado para ingresar a las instalaciones en un extenso terreno donde se construyeron bellísimas ramadas tradicionales  a base de delgados troncos de mezquite,   muros y techos de carrizo,  utilizados como ramadas ceremoniales para bailar las danzas del venado y pajkola  yaqui y mayo de Sinaloa y Sonora con sones y ritmos precortesianos producidos por  jícaras en agua y raspadores de palos de Brasil, violines y arpas, flautas de carrizo y tambores de cuero de venado. ¡Fantásticas todas ellas! Que todavía traigo el retumbar de los sonidos bajos como el corazón del venado mágico.

 En la cancha, los raramúris de Chihuahua ejecutaban sus ancestrales bailables y los seris de Punta Chueca la antigua danza de La Tabla contiguos a los guarijíos de la sierra Baja de Álamos  los más pobres de las etnias.

Estupenda estuvo la exposición artesanal de mascaras de chapayecas y chivatos, cerámica de barro café,  muñecas de trapo por los mayos junto las esculturas de madera por el señor Hilario de Fundición y a las pulseras de chaquira por los huicholes. Lamento que no hubo una exposición de pintura  solo unos cuadros en venta con motivos culturales mayos.

Llamó mi atención las  cocinas con horquillas de barro y fuego de troncos de madera para cocinar exquisitos cocido, wakabaqui, carne con chile, el papabawa (caldo de res con papas) tortillas de harina, de garbanzo y empanadas que consumimos bajo la sombras de las ramadas antes descritas. Con curiosidad observé la extensa medicina tradicional en puestos cubiertos con plástico azul,  basándose en hierbas y ungüentos de nuestra flora sonorense. En el estrado, el concierto musical por  una caravana de artistas vernáculos con canciones populares y tradicionales  en ancestrales idiomas.

Lo más interesante del evento fue la edificación de una improvisada iglesia en una ramada que cubría un altar decorado con flores  e imágenes sagradas y al centro, una magnífica pintura antigua de Jesucristo, afuera de ella, una pequeña explanada donde se  bailó la danza de los Matachines  mayo, y  se efectuó la ceremonia de inauguración por los pajkolas Mayores de los Pueblos Indígenas, autoridades yoris municipales y del Instituto Nacional de Antropología del Distrito Federal.

Con firmeza afirmo, que este sencillo festival libre de alcohol, pero muy mágico, porque en el se siente el ritmo y belleza de nuestra Sonora autóctona  que aún persiste y conserva sus ancestrales tradiciones, es el mejor festival realizado  en tierra sonorense, al menos, supera al Festival Tetabiakte, porque tan solo el sábado, lo disfrutamos cerca de seis mil personas emocionadas  por tanta belleza vernácula muy nuestra, que ciertos cultureros yoris quieren folclorizar para la globalización de la supuesta cultura estatal.

Es muy grato asistir a los eventos culturales en el Itesca  y saludar al amable rector Sergio Pablo Mariscal Alvarado, donde admiré la exposición  “Trazos”, de la pintora Irma García Gil, con siete óleos y dos grabados con  temática de toros de lidia y a un torero con capote, no menciono  cuales me gustaron por falta de las fichas técnicas. Exposición  como antesala a la presentación del libro Danzas Yoremes del profesor Gregorio Patrón  por el ingeniero agrónomo Antonio Mexía y el periodista Sergio Anaya.

¿Cuántas versiones yoris de la danza del venado yaqui y mayo hay actualmente y habrá en el futuro?

Pregunto porque conozco varias versiones yoris y la tradicional de ellas, que es una danza  de guerra y mortuoria  que observé en las fiestas  de Vicam Pueblo, cuando realicé mi tesis profesional sobre sus viviendas y el proyecto de remodelación del templo durante los lejanos años setentas.

¿Por qué ciertos yoris quieren adoptar esta recia cultura como raíces culturales ancestrales cajemense cuando ni los aceptamos como sociedad, los discriminamos como pueblo vernáculo y la historia nos indica la guerra de exterminio contra ellos? Creo que debemos de tener mas respeto para con esta cultura y no sonorizar su más sagrada danza, autoría intelectual de la tribu yaqui de los Ocho Pueblos del río Yaqui que esta siendo usufructuada.

También fui a las celebraciones del  Décimo Aniversario del Instituto Tecnológico Superior de Cajeme con la inauguración de la Séptima Semana de Arquitectura, “Tiempo, Forma, Contraste. Aprendiendo a ver el mundo como arquitectos”. Evento donde se realizó una  mesa redonda  por el arquitecto  Ramón Méndez Saínz, quien habló sobre la  prospectiva del urbanismo y la arquitectura local, y la arquitecta Mónica Escobedo Fuentes  sobre la arquitectura sustentable y social de adobe y paja de trigo como soluciones de  vivienda de interés social.

A los estudiantes de esta excelente carrera, les doy la más cordial bienvenida al mundo de la arquitectura de Cajeme que se quedó en los años sesenta y setenta con los  conceptos  funcionalistas y el estilo internacional, que no hemos superado  por la falta de una plasticidad arquitectónica de nuestra comunidad, y lamento, que su futuro sea la construcción de vivienda de interés social y los nefastos  pies de casa, para mejorar el nivel de vida urbana en una ciudad de medio millón de habitantes, de los cuales, el cincuenta por ciento  es de escasos recursos económicos.

Durante la ceremonia del 70 Aniversario de la Escuela Rafael Campoy, observé  con tristeza  un auditorio vacío -Como en casi todos los eventos culturales citadinos-, en el cual, se nos instruyó sobre la historia de esta secundaria y las anécdotas cómicas y nostálgicas de los pocos ex alumnos y docentes que emitieron sus experiencias. Creo que nuestro editor, tiene aquí, decenas de colaboraciones con estas formidables vivencias.  Pero no todo fue soledad, ya que  maravillado quedé, con los formidables colores Icedo, al mirar la exposición “Familia de Sahuaros”, por la gentil pintora Georgina de Icedo, compuesta de 12 óleos y cinco graficas de los cuales, a la subdirectora del plantel Patricia Rascón Chávez la entusiasmaron todos los pequeños grabados. Me comentó que el día de la inauguración las obras “Cielo y mar” y “Sueño indio”, fueron del agrado del público estudiantil.  Me gustaron “Danzante venado”, “Crepúsculo”, “Ave Cósmica” y el grabado “Fariseo”.

En la galería de arte del Itson, platicando con la bella pintora Karla Trujillo, me indicó “Cada sábado tenemos 70 niñas y niños impartiéndoles clases de cerámica y pintura como parte del programa cultural del itson”. ¡Fantástico!

Influenciado por los aniversarios de La Salle, el Itesca y la Campoy con júbilo cajemense, celebro el segundo aniversario de la Mirada al arte; crónica y crítica de arte, que he redactado -con libre albedrío- para intelectuales, literatos, artistas y todos ustedes amantes de la lectura dominical.

 

Pie de foto: Al compás del danzante venado de la comunidad mayo. Fotografía por arquitecto Francisco Sánchez López