Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

arte

La Arquitectura Histórica de Ráhum, Río Yaqui, Sonora.

Escrito por arkisanchez 11-03-2017 en arte. Comentarios (0)

Viajando por la ruta etno cultural yoreme comprendida entre los pueblos de Pótam, Huirivis y Pitahaya, gozamos de esplendorosos paisajes de la Juya Anía endémica (el monte), el ecocidio del río Yaqui a falta de agua rodante, bellos campos trigueros y las expresiones vernáculas de su patrimonio cultural material, al viajar hasta el pueblo de Ráhum, (Objeto en el agua) también conocido como Rajúm, (Tierra quebrada) para disfrutar del Día Internacional de la Lengua Materna. (Yuto azteca)

Así mismo recopilar datos históricos de su traza urbana y arquitectura vernácula o moderna construida a través de varios siglos, en las tipologías de culto, militar, educativa y la ramada-vivienda, apreciadas desde la Cruz atrial en la explanada central del pueblo.

La historia documentada indica que la ranchería nativa no fue mencionada en el segundo viaje evangelizador del jesuita Andrés Pérez de Ribas en 1618, sin embargo, entre 1619 a 1621 se realizó la reducción de la población por el padre Pedro Méndez y a partir de 1623, la fundación del pueblo de misión de indios de Rajúm o Ráhun, visita de Pótam, tal vez por el padre Cristóbal de Villalta y advocada a La Asunción de Nuestra Señora décadas después.

Ubicada en la margen izquierda del viejo cauce inferior del río Yaqui y majestuosa planicie costera desértica, pasando a ser  propiedad de la Orden de Jesús y la tribu vasallos del rey de España.

Como pueblo de misión su trazo urbano fue a partir de una plaza con iglesia al centro, la casa misional adjunta y vivienda para indios conversos alrededor de ella y entre el monte.

En 1624, se levantó sobre un montículo de tierra la primera iglesia católica: Un ramadón con horcones de mezquite  y techo de carrizo por los nativos y el padre Tomás Hidalgo, sustituyéndola años después, por otra construida con muros de adobón y terrado de viga, auxiliado por el padre Diego de Mezquina, para oficiar misa y predicar el Evangelio de Cristo. Por su cercanía a la costa y tráfico marino a la Baja California prosperó y contó con cuantiosa población sin españoles.

En 1717, ya como cabecera la administró el padre Juan Balsadúa  regresando a su categoría de visita en 1720, una década y media después, radicaron los padres Ignacio Nápoli, Agustín Arriola e Ignacio Luque. En 1740 con el alzamiento en armas contra el gobierno virreinal fue abandonada hasta 1741 al lograrse la paz. Un año después el padre Arriola reedificó la iglesia en ruinas y fundó un seminario de indios perdurando aquí hasta 1758.

En 1765 estuvo a cargo del padre Juan Blanco y posteriormente fue dejada sin misioneros hasta la expulsión de los jesuitas en 1767.

En 1769, Pótam, Ráhum, Huírivis y Belem fueron administradas por los frailes de la orden franciscana, Joaquín Valdés, Francisco Félix y Francisco Arce Rosales, fue fray Valdés quien cultivó algodón, lino, añil, grana y crió de ganado,  reconstruyo la iglesia y la casa misional, construye una escuela, talleres y tornos para telares y un obraje para fabricar lana y otra de sombreros.

Desafortunadamente, en agosto de 1770, por la intensidad de la lluvia, el cauce del río cambió al sur desde la curva de Pótam dejando sin agua a ésta, Huírivis, Belem y  la región desolada. 22 años después, fray Valdés cambió su residencia a Bayoreca.

Fue pueblo en rebeldía y pacificado en diversas guerras intestinas sucedidas en el estado hasta ser conformado como uno de los Ocho Pueblos Yaquis autónomos por “Cajeme” en 1875; como colonia agrícola durante el porfiriato en 1897.

No se sabe con certeza el año cuando José María Sibáalaume y sus guerreros la habitaron y abandonaron en las revueltas de 1926, repoblada después de la paz de 1929. En 1938 fue muerto su último jefe rebelde Jesús “El Rajúm” al norte de Vícam Estación. Finalmente, se le quiso re fundar como pueblo ejidal campesino con el decreto de Restitución del Territorio por el presidente Lázaro Cárdenas en 1940. (*)

Su actual trazo es el típico de un pueblo o barrio yaqui en base a una inmensa explanada llamada Conti, donde la cofradía Chapayeca celebra la Cuaresma; el día de San Juan Bautista en las ramadas ceremoniales de los Rojos y Azules y otra para la Pajkola.

Predomina la panorámica  la iglesia de Corpus Christi sobre mismo montículo pero no es la  iglesia franciscana ya que para 1936 sólo había una ramada y ésta fue edificada en 1966 por albañiles yaquis y yoris al estilo neocolonial vernáculo pobre; Enfrente tiene el campo santo para celebrar el Día de los Muertos.

Al este, se encuentra la Guardia de las Autoridades Tradicionales en un edificio moderno de los 1960 con un ramadón contiguo para asambleas del pueblo y visitas oficiales. Frente a ella, dos tinacos metálicos elevados, un árbol y -la  mitad de una piedra  circular de un molino que estaba al sur-. Según el comisario de Pótam.

-Donde está la Guardia, estuvo un cuartel de caballería no muy grande con paredes de adobe, hay otro por allá, en Guamúchil-. Remembró el señor Julio Enríquez.

-Mi abuelo Juan García se fue con los alzados, lo agarraron en la sierra, lo metieron al ejército y fue llevado a San Luis Potosí. Allá se peleó  y marcó con una pistola al general y se regresó al pueblo.- Contó su historia familiar  mientras me mostraba su ramada compartida con su esposa Teresa Amarillas, compuesta por cuarto dormitorio, sombra-cocina y letrina sanitaria al modo tradicional de carrizo y particular belleza natural artesanal. Otros agregados de ladrillo y block de cemento contiguos a las perches de su predio.

-Viven unas 700 personas-, señaló, el comisario de Pótam, pero el censo del 2010, indica, 272 personas casi todas yaquis en 62 viviendas, un Preescolar, escuela primaria, Telesecundaria, centro de salud y el Centro Cultural Capitán José Bacasewa Seamo, ejemplos de la arquitectura moderna mexicana.

La histórica fue destruida.

(*) Fuente: Misiones Jesuitas en Sonora por el jesuita De Roca. Historia del Valle del Yaqui, por Claudio Dabdoub, INEGI y testimonio oral de don Julio Enríquez.

Plano Urbano del pueblo de Ráhum en foto satelital de Google Map.

El Conti o explanada ceremonial religiosa en Semana Santa.

La Cruz del Perdón frente al camposanto e iglesia de Corpus Christi

Fachada este de la iglesia de Corpus Christi con ramadas ceremoniales.

La Comunila oficina de las Autoridades Tradicionales de Ráhum.

La Comunila vista desde una ramada ceremonial.

 Ramada ceremonial de los Rojos de San Juan Bautista.

Ramada ceremonial de los Azules de San Juan. Fiesta en junio.

Frente a la Comunila de hoy está el sitio donde una vez estuvo un cuartel militar del ejército.

Ramada-Vivienda de don Julio Enríquez.

Cocina típica yaqui en cada vivienda tradicional.

Don Julio Enríquez y apreciable esposa doña Teresa Amarillas.

Ramada del Centro Cultural Yaqui Capitán José Bacasewa Seamo.

Escuela Tele secundaria típica arquitectura mexicana moderna educativa.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction in whole or part of this article and photos for profit is required a written permission by the author. Say No to Piracy! 

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014.Facebook: Francisco Sanchez


Plástica Costumbrista de Perso Arana en el Arte Cajeme de Sonora.

Escrito por arkisanchez 19-02-2017 en arte. Comentarios (0)

“Espíritu de mi Tierra” es una relevante exposición de paisajes y retratos rurales con particular lenguaje plástico por Perso, firma artística de Xóchitl Arana Rodríguez, narrando la cultura agrícola del ejido Quetchehueca, legado de su papá Bernabé Arana.

La curaduría fue por selección de las 19 obras divididas en pintura, retratos y grabados por  ella misma y por ser –de mucha remembranza con la sencillez de los recuerdos se me antojó plasmarlos.- Señalo la autora.

Su atinada museografía fue -En base a las imágenes de retrato y paisaje de la época agropecuaria de Cajeme y debido a la variedad de obra gráfica fue darle una visión general de lo que es la vida cotidiana y relevancia centrada en la obra El Maizal por la calidad artística que posee.- Señaló Jesús Osuna, artista plástico encargado de la galería Héctor Martínez Arteche.

En el muro de honor la pintura El maizal de gran formato atrajo la atención del público al centro de la exposición para gozar del dialogo entre los dos Bernabé enfrentados: El joven con mirada a la distancia con el adulto mayor, tal vez, relatándose décadas de historia personal y del movimiento agrario en el Valle del Yaqui. En un recuadro formado por mamparas blancas, resalta la ejidataria  “Indela”, todo un personaje, con dos paisajes laborables emblemáticos de los campos agrícolas y  variados grabados enmarcando el espacio de triple altura del edificio la Rectoría del Instituto Tecnológico de Sonora.

En el recorrido emocional observando toda la exposición, para la crítica de arte las obras más bellas porque equilibraron el valor artístico con el valor estético son: El Maizal”, La Liquidación y La Indela, mi primera cosecha. En retrato al grafito: Antonia, mujer de fe, Vislumbrando el futuro (el joven Bernabé) La Mela, acariciando a su perro; Bernabé Arana, hombre de humildad rebelde, al pastel y Don Ferrer el contador en técnica sanguina, y los grabados: Riqueza dorada, en mono print y Pies campesinos II, en punta seca con acuarela.

Las mejor logradas, el dibujo Viaje a la capital, el grabado Pies campesinos I, en punta seca y Mirando el mañana, al linóleo.

En el acto inaugural Perso indicó: Soy de los talleres del ITSON, son obras de espíritus que quedaron del ayer como la figura de mi abuelo Pedro Rodríguez, la campesina Indela y los personajes de la liquidación recibiendo dinero en costales y  transportado en camionetas y el contador Agustín Fornés, pagador del ejido.-

El Rector, doctor José Javier Veles García, al inaugurarla, ilustró: -Al recorrer las obras me transporté a las raíces de la región, soy yucateco con 40 años de arraigo en Cajeme, el ITSON apoya la cultura y a las grandes obras de los cajemenses.- Irma Arana, presidenta de APALBA, señaló: -Mi hermana tuvo el espíritu de mi padre arrancado de la tierra esta su alma en ella, impacta su obra  porque hay vida, corazón, espíritu y viví esa época en Quetchehueca, el mejor ejido de México. Terminó declamando una estrofa del poema “Bernabé” de José Encarnación Alfaro.-  Por último, Abdul Machi, aludió: -Es egresada de los talleres del  ITSON que enseña arte y formador de talentos, he aquí los resultados, es un orgullo tenerla.- 

Durante el vino de honor conversamos  con ella, preguntándole: ¿Con quienes estudio en los talleres itsonianos que mencionan?

-Con los maestros Ana Bertha Walldez, Héctor Martínez Arteche, Ramón Mora, Arturo Hernández (escultor) y la artista Rosa Isabel Vázquez Rascón.-

¿Cuál es el concepto de la muestra pictórica?

-Es una manera de decir, los espíritus que están arraigados nos rigen de una manera u otra de ese pasado tan fuerte que tiene el Valle del Yaqui que empezando de cero lograron ser el granero de México.-

¿Qué piensa de su arte?

-Empecé ya de grande y he ido creciendo lentamente, gracias a los talleres vamos progresando: No soy artista sino pintora porque se me hace muy grande eso de “Artista”, con los talleres he logrado expresar lo que llevo adentro, me dieron las herramientas.-

¿Cuál de las obras es su favorita?

-“El Maizal” por ser una escena de mi niñez que me tocó y recuerdo los llanos, los canales, las siembras y porque la figura principal es mi abuelo; los dos Bernabé, el joven cuando tenía unos 30 años de edad y no leía ni escribía y tenía esa visión de mejorar la vida de los campesinos.-

¿Cuál de las obras  prefiere?, se inquirió entre el público: Oswaldo Valdez López, se inclinó por Antonia, mujer de fe; Amparo Navarro Beltrán, por El Maizal, y Alejandra Arana Navarro, El descanso.

Por años se ha seguido con sumo interés  la obra de esta creadora desde que expuso sus mujeres en la revolución y varios autorretratos: Hoy, sus obras estilo costumbrista rural sonorense, trasmiten la vetusta realidad del colectivismo agrario posterior a la expropiación Cardenista, surgidas del palpitar de las parcelas para ser exhibidas en una ciudad donde predomina el desinterés por la historia y persisten falsedades óptimas como la fecha de la fundación de Cócorit en 1617.

Si el pintor Vasili Kandisky aseguró “El ayer no tiene significado”, se equivocó con esta voz de Perso, considerada dentro de la élite de las mejores pintoras del arte cajemense porque al no ser por estas obras, el ejido quedaría en un ominoso olvido.

Los retratos tienen buen manejo de la Escala pero las figuras de cuerpo entero necesitan mejorar su proporción y manejo de la luz sobre la naturaleza e imágenes para que tengan óptima calidad artística expresiva.

Perso Arana y su obra “La Liquidación” en la exposición “Espíritu de mi Tierra”. 


"La Trilla".

"El Maizal".

"La Liquidación".

La Indela, mi primera cosecha".

"La Mela".

Inauguracion de la exposición "Espírtu de mi Tierra" por Peso Arana.

Perso Arana compartiendo el concepto de la exposición.

La museografía de la exposición.

Oswaldo Valdéz López con su obra favorita.

Público asistente.

Entrevista con Perso por el Arq. Francisco Sánchez López.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería! Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction in whole or part of this article and photos for profit is required a written permission by the author. Say No to Piracy! Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014.Facebook: Francisco Sanchez


“Creadores en Ruta” del Arte Cajemense

Escrito por arkisanchez 12-02-2017 en arte. Comentarios (0)

Al llegar a la inauguración de la exposición colectiva “Creadores en Ruta” de la Galería Héctor Martínez Arteche, en su lectura de sala se explicó el propósito de la misma, señalando: -Es para ver lo producido a nivel estado de Sonora y nacional, muestra multifacética donde las temáticas y estilos son formas de ver y sentir el mundo se encuentran en este espacio que significan diferentes expresiones mediante materiales artísticos creando una transmisión de ideas con obras de Hermosillo, Ciudad Obregón, Navojoa, Baja California Sur y de la Ciudad de México.-

La curaduría de la exposición fue por selección de pinturas entregadas como respuesta a la convocatoria hecha en redes sociales, participando 40 creadores con 52 pinturas y dibujos, de las cuales, sólo 17 autores con 29 obras fueron aceptadas por el Consejo de la Galería Héctor Martínez Arteche del Instituto Tecnológico de Sonora, integrado por Grace Rojas, Erika Tamaura y Abdul Machi, académicos de los talleres de Artes Visuales y de la carrera de Diseño Gráfico, Ramón Mora, Oswaldo Alberto Madrid y Ebeth Roldán e historiadora Zyanya López.

El resto fueron desechadas por no cumplir con los requisitos establecidos en bienales de pintura, entre otros, el contar con una exposición previa en sus semblanzas. Vicio que todo principiante ha salido perjudicado en Sonora.

Su concepto museográfico en la sala I se basó en la combinación axial de composiciones relacionada a la obra “Libertad, Ser y Servir”, de Bernardo Loar, montada en el muro poniente, enfatizando temáticas religiosas y abstractas, tratando de unificar el discurso de la exposición.

En la sala II, en base a la división en retratos e individualistas. El montaje realizado por Miguel Ángel Rúelas y Juan Bueno.-  Según lo Indicó el artista plástico Jesús Osuna, administrador de la galería.

Para la crítica de arte, las obras que equilibraron el valor artístico con el valor estético por consiguiente tienen valor galería, fueron: Libertad, Ser y Servir, por su magnífica escenografía de una mujer indígena desnuda al centro, en los extremos un español y otro indígena de sur mexicano, completada con dibujos de una pirámide maya e iglesia colonial en matices tierra, y Mictlantecuhtli se enamora de la virgen en Día de Muertos, ambas de Bernardo Loar; Dos Cristos muertos según El Greco, de Luciano Arancibia; Refugio, figura femenina al esgrafiado de tierra, por Rosa Isabel Vázquez Rascón; Espacios, abstracción de intenso colorido de Rosalía Martínez; A donde ir y Viva, retratos femeninos de la artista Dora Luz Sarmiento.

De las mejor logradas: Atroz, de Ana Bertha Walldez; Encuentro, por Rosa Argelia Martínez; Figuras etéreas, de Lucy Cruz; En espera, por Gladis Félix; Insomnio, de Fabián Guerrero; Cuatro martirios de San Felipe, por Luciano Arancibia; Danzante, de Luis Martín López Sahagún; La Castilla, por Bernardo Loar; Seres de luz, díptico de Alejandro Morales, Cuando sueño, por Dora Luz Sarmiento; Pascola, de Delfino Robles y el tríptico de  acuarelas Hombre desnudo en la mañana, al mediodía y en la tarde, por artista Enrique Vidal. (Repetida)

Entre el público pregunté: ¿Cuál de las obras le gustó más?

 Misael Marchena, autoridad del ITSON, respondió: “Límites”, de Zacarías Páez,  En espera y Danzante, misma apreciada por Karla Karen Resendiz Armenta, reportera del portal Megáfono.

Fue un placer platicar con la artista hermosillense Lucy Cruz, inquiriéndole: ¿Dónde estudió pintura?

-En el taller del pintor Bernardo González Peña en el puerto de Veracruz; dibujo y pintura mural al fresco en la Academia de Arte e Instituto Lorenzo de Medici en Florencia, Italia.-

¿Cuántas exposiciones tiene en su haber?

 -Cuatro en Hermosillo y otras en Mexicali, Guaymas y Veracruz.-

¿En cuales tendencias crea sus obras?

 -En transparencias con figurativos y movimiento con colores, en lo figurativo y surrealismo en fondos.-   

¿Qué piensa de su obra?

-Fundir amalgamas de los colores y profundidad que piense lo que me ha ocurrido y transmita un sentimiento al espectador.-

¿Ha pintado obra mural?

-Sí, en Florencia, Italia.   

En el acto inaugural a cargo de Grace Rojas, Ramón Mora y Misael Marchena, refiriendo él: -La exposición representa el sentir nacional de la plástica que enriquece el trabajo de las nuevas generaciones.- A su vez, Sergio Inzunza, director de Cultura, aludió: -Son obras de artistas apreciados con excelente trayectoria.-

Para ser la primera exposición curada por el citado consejo del tecnológico lamento mencionar que fallaron en la curaduría porque muchas de las pinturas son repetidas de otras exposiciones a falta de experiencia  en la materia por ser una profesión y no por  gusto de los concejales. No se vale, es una descortesía al público presentar obras tautológicas por parte de los creadores.

lo futuro ya no se mencionarán en estas crónicas porque no tienen caso gastar tinta de pulpo del mar de Cortés.

El dialogo museográfico fue bastante aceptable; obras realistas dialogando con abstracciones en la sala I y en la otra, diversos retratos cierran el circulo de este arte con calidad plástica y buen oficio de pintor, muchos de las escuelas de artes plásticas nacionales.

Pero no deja de ser arte de los 1960 que no ha sido superado  por el gremio de pintores (as) debido a la cultura Camp conservadora de la sociedad cajemense reflejada en esta exposición del Instituto Tecnológico de Sonora. Si fue tipo bienal, dejó mucho que desear por no tener propuestas vanguardistas.


Exponentes de la exposición “Creadores en Ruta” en la Galería Héctor Martínez Arteche. 

Artista hermosillense Lucy Cruz posando frente a su obra “Figuras etéreas”. 

 “Libertad, Ser y Servir”, de Bernardo Loar.

”Viva”, de Dora Luz Sarmiento.

“Refugio”, por Rosa Isabel Vázquez Rascón

Luis Martín López Sahagún y don Rafael López Martínez con la obra “Danzante”.

Inauguración por autoridades del ITSON y Dirección de Cultura.

Karla Karen Resendiz Armenta, reportera del portal Megáfono.

Creadores cajemenses gozando la obra de Lucy Cruz.

Carmen Lizeth, don Manuel Sarmiento, Dora Delia Soto y Dora Luz gozando de “Viva”.

Hermanas y primas López de Navojoa disfrutando "Danzante" de Martín López.

 Jesús Huerta e hija prefiriendo “Insomnio” de Fabián Guerrero.

“La Castilla” de Bernardo Loar. El mejor derrier de la exposición.

Nueva generación de reporteras y público asistente.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería! 

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction in whole or part of this article and photos for profit is required a written permission by the author. Say No to Piracy! 

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014.Facebook: Francisco Sanchez


Las Ramadas-Viviendas Tradicionales de Vícam Pueblo, Sonora.

Escrito por arkisanchez 08-02-2017 en arte. Comentarios (0)

La historia de las ramadas tradicionales de tipología habitacional y de culto en la tribu Yaqui datan desde el período cultural cuando cambiaron de ser nómadas y cazadores a sedentarios en sociedades agrícolas asentadas en 80 aldeas nativas en ambas márgenes del río Yaqui en estado de barbarie y que al arribo de los españoles las denominaron rancherías.

En octubre de 1533, se descubre una ranchería pequeña con 30 ranchos o chozas abandonada ante la incursión del capitán Diego de Guzmán después de cruzar el remanso del río a la altura de la ex estación Limones. Cada aldea tenían un edificio de piedra para almacenar cosechas y recolección de frutos y otro para protección de los clanes contra ataque de otras tribus o animales de uña.

Adosadas a las paredes tenían ramadas abiertas para uso ceremonial de culto, para la danza de la Cabellera, para curar enfermos por hechiceros. Las viviendas, toscas en forma oval semi enterradas en el suelo hechas con horcones de mezquite, esteras de carrizo de uso unifamiliar.

Vícam Pueblo fue establecido como pueblo de misión visita de indios en 1623 por los jesuitas Cristóbal de Villalta, Pedro Méndez y otros más, Su primera iglesia fue un  ramadón con módulos de 12 a 14 horcones e introdujeron la arquitectura española en sus templos e iglesias, casas misionales, cuartos de talleres, vivienda para indios conversos alrededor de la iglesia y plaza central en cada pueblo, con la técnica del adobón y techo de viga y terrado; entre el monte, las ramadas fueron modificadas a formas rectangulares de ocho horcones de mezquite, muros de carrizo entretejido y relleno con lodo.

En nuestra contemporaneidad la vivienda yaqui ha cambiado  poco en su concepción nativa pero sí en sus usos de ramada estancia-cocina-comedor y cuarto para dormir familiar, con crecimiento de cuarto gregario por matrimonio, contando con pozo y banco de madera como sanitario, regadera y lavadero en las comunidades rurales, entre brechas y caminos levantadas en terrenos de la tribu delimitados por perches de carrizo.

En Vícam Estación y pueblos trazados en un urbanismo mexicano de cuadrícula urbana con manzanas sub divididas con lotes amplios siguen construyéndose en el sistema tradicional, pero, también se construyeron cuartos con muros de adobe y techos de terrado, de material, concreto y ladrillo recocido, con muros de block de cemento y se han introducido los pies de casas y los cuartos “rosas”.

Pero mejor gocen las imágenes de ellas. 

Ramada habitacional tradicional yaqui.

Lote típico yaqui

Ramada yaqui.

Cocina tradicional.

Letrina sanitaria o escusado de cajón de madera.

 Lavadero muy usado por la mujer yaqui.

Bardas perches delimitando los solares.

Vivienda yori de la década de 1940.

 Casa habitación de doña Vicenta Leyva  Pamea de 1936.

Constructor de cocinas tradicionales Gerardo Ricardo Buitimea.

Vivienda en antigua Guardia yaqui.

Cocina en lo que fue un cuarto de adobón en antiguo cuartel militar.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction in whole or part of this article and photos is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014.Facebook: Francisco Sanchez, Twitter: @archfcosanchez

                       


Arquitectura Histórica Yaqui en Vícam Pueblo, Sonora.

Escrito por arkisanchez 06-02-2017 en arte. Comentarios (0)

Después de cruzar fantásticos paisajes panorámicos de la Juya Ania y campos agrícolas con trigales irrigados por canales con agua rodante, crucé el río Yaqui seco por el puente del vado de San Juan para llegar a inmensa explanada desmontada en uno de los asentamientos rivereños más antiguos del estado de Sonora aún en su sitio original, buscando información sobre el urbanismo y la arquitectura vernácula  e histórica de la tribu Yaqui.Vícam Pueblo es el centro social, religioso, civil y militar de toda la tribu Yaqui por Ley y tradición y sede de las  varas de mando de los gobernadores, capitanes de su milicia y santos patronos católicos de los Ocho Pueblos Tradicionales. Desde 1936, es la Primera Cabecera de los pueblos de Tórim, Loma de Bácum y Bataconcica, Loma de Guamúchil-Guardia, Tajimaroa y el Pueblo Nuevo de Cócorit.

Su historia inicia siglos atrás cuando se formaron los clanes zoomorfos en sociedad agrícola sedentaria  en 80 pequeñas aldeas nativas, anteriores a la conquista española de México. A consecuencias de la invasión al río Yaqui por el capitán Diego de Guzmán, en octubre de 1533, derrotado y expulsado del río, concentraron a la población en 11 grandes rancherías en estado de barbarie cultural

En1626 fue fundada por los misioneros jesuitas el pueblo de misión de indios de Cocoim, visita de Tórim, tuvo un desarrollo cultural y económico bajo comparado con los pueblos cercanos a la costa hasta 1767 por la expulsión de la Orden de Jesús. Un año después, fue misión franciscana hasta 1830; prosiguió su desarrollo  como pueblo en rebeldía contra las leyes de Benito Juárez por atentar la propiedad comunal de su territorio ancestral,  fue abandonado y re poblado en tiempos de paz.

Desde 1872 fue uno de los Ocho Pueblos Autónomos durante el régimen de José María Leyva (a) “Cajeme” levantado en armas, consecuentemente, fue ocupado por el ejército de Porfirio Días y el triunvirato Sonorense del siglo XX, se pretendió refundarlo como colonia agrícola en los Fraccionamientos Yaquis que no aceptaron y empezó repoblarse desde 1926/1929 con descendientes de yaquis civilistas y tradicionalistas que no admitieron  sumisión a la cultura mexicana dominante.

En 1937 a 1940 se le quiso formar como pueblo ejidal para que asimilaran la cultura mexicana campesina y olvidaran la suya propia, por el decreto de Restitución del Territorio del presidente Lázaro Cárdenas.

Actualmente, está dividido en tres asentamientos: Uno, Vícam Pueblo antes descrito; Vícam Estación establecida en 1905 como Switch Vícam por el Ferrocarril Sud Pacífco, hoy Ferronales. Desde 1926 fue poblada por yaquis pacíficos, mexicanos (yoris) comerciantes y militares durante la guerra contra el Constitucionalismo, prosperando económicamente hasta 1940 al ser planificada como “Metrópoli Económica” de la tribu para concentrar la infraestructura agropecuaria, créditos y educativa como resultado del decreto Cardenistas.

Vícam Estación-Vía, recientemente establecido a partir de 1975, cuando varias familias de Vícam Pueblo decidieron –Hacer tribu- en parajes enmontados al norte de la vía del tren por inconformidad con el inapropiado reparto de los beneficios económicos del gobierno federal por los gobernadores de Vícam Pueblo.

Para ese año, la división interna de la tribu consistía en yaquis “Civilistas” no rendidos y ni aceptaron  sumisión alguna con el gobierno de México y quienes prefieren vivir a su modo tradicionalista. Los otros, los “Gubernistas” que  se rindieron formando batallones auxiliares en el ejército porfirista y constitucionalista, convirtiéndose en yoreme “mansos”,  “Torocoyori” (Traidores a la Ley Yaqui) que combatieron contra los “Alzados” y a su propia parentela.

Se ha convertido el centro de autoridades duales por miembros ex “PATYCIS”  y lideres etno oficialistas emergentes llamados “Voceros” o neo “Achais” según auto denominación,  por política del gobierno federal de asignar intermediarios de las etnias para el desarrollo económico e infraestructura y  afines al PRI como los de Pitahaya, Pótam-Pinitos y Loma de Guamúchil-Guardia, que las autoridades tradicionales no aceptan como sus representantes. También conocidos como los “Bloqueadores” de la carretera en Vícam Estación manipulados por agricultores del No al Novillo en contra del ex gobernador Padrés.

De este grupo, salen los regidores étnicos en los municipios de Guaymas, Bácum y Cajeme que no benefician a la tribu pero sí a las dualidades y yoris regionales. Caso ejemplar, las empresas “Cócorit Produce” de los Tórtolas y la repartición de miles de pesos para aceptar el contrato de Servidumbre de 12 metros de ancho por unos 90 kilómetros de largo por su territorio con la Compañía Gasoducto Agua Prieta IENOVA, adueñándose de todo en el subsuelo  que hay en la franja.

Al llegar a la curva del camino se observa el Conti, inmensa explanada de uso religioso para celebrar la Cuaresma judeo cristiana, la Semana Santa, el Día de San Juan y demás celebraciones asimiladas desde la teocracia jesuita y franciscana.

Compuesto por la Comunila o Guardia de la autoridades civiles, militares y religiosas tradicionales, con el ramadón de asambleas del pueblo y recinto donde se reciben a los otros siete cobanahuacs y único lugar legal por Ley Yaqui para tratar asuntos concernientes a los Ocho Pueblo con el gobierno federal, estatal, municipal y cualquier yori empresario. Costumbre que no ha sido respetada por la gobernadora Claudia Pavlovich por estar mal asesorada. En este pueblo no hay autoridades duales ni voceros etno oficialistas, dijeron ellos mismos. Complementada con una ramada cocina y comedor comunal en los festejos.

Al centro del más importante espacio religiosos están, opuestamente, las ramadas de los Rojos (El Mal) y los Azules (El Bien) de San Juan Bautista; otra, para la Pajkola con la danza del venado y otras para los chapayecas de Semana Santa.

 Al sur, el templo de la Natividad del Señor con su Cruz atrial; no es iglesia antigua misional, esta desapareció décadas atrás, sino que fue diseñado en el Distrito Federal y construido a partir de 1920 al aceptar la paz con Adolfo de la Huerta. Para 1926 fue dejada sin terminar por el último levantamiento. Consta de una planta latina y tres fachadas con pórticos neoclásicos vernáculos y dos torres campanarios. En el atrio está el camposanto con cientos de tumbas y entre ellas un moderno pórtico de concreto con tres campanas de bronce colgando para llamar a misa.

En 1976, el arquitecto Francisco Sánchez López como servicio social universitario, realiza el proyecto de reconstrucción a petición explícita de la autoridad religiosa y años después, a mediados de los 1980 fue construido por pasante de ingeniería civil de la UNAM. Al este y a pocos metros está la casa misional franciscana en ruinas.

Por fin encontré el ex cuartel que estuvo aquí custodiando a los yaquis rebeldes y construido por el ejército porfirista, preguntando por su ubicación llegué al Tanichi-DICONSA propiedad de la señora Vicenta Leyva Pamea, quien amablemente me indicó: -El cuartel estuvo aquí en este baldío y entre esas casas contiguas, donde está la pared de adobe. Allá estuvo la oficina de un coronel que no recuerdo su nombre.- Señalando a un cuarto de muros de adobón en ruinas.

-Esta casa fue construida en 1936 por mis padres Pablo Leyva Bocovachi,  indio mayo villista con su jefe alzado y soldado del 23vo. Regimiento “guacho” y mi mamá Manuela Pamea Jaimes yaqui de aquí: Ese cuarto era la caseta de la banda de la bomba, en ese otro está el pozo de ladrillo que se tapó con piso de cemento.-  En el lado posterior y exterior de su casa, indicó: -Esos cimientos son  de la caseta de la bomba y esa la fuente de agua y aquella una llave sin servir  que daba agua al cuartel y  al pueblo y la pila (elevada) de agua.-

-Esa casa vieja de adobe con ramada, fue la Guardia en 1936; la nueva de 1956.- Situada al norte.- Agregando: -Aquí no hay autoridades duales están al otro lado de la vía, solo yaquis tradicionales.-

Salí del lugar para rodear la barda de perches y entrar al lote vecino encontrándome con Gerardo Ricardo Buitimea construyendo nueva cocina con carrizos, al preguntarle por el cuartel, contestó no saber nada y que preguntara en una casa de material. Al gritar “Buenos días”, salió un señor de 30 años y al inquirir sobre las ruinas comentó,: -Fue grande de caballería e infantería, corría desde ahí, (la calle) hasta allá, a esa barda de carrizo donde están las casas, tenía tres cuartos, uno de armamento.- Señalando la pared en ruinas de adobón. Allá estuvo el corral para los caballos junto a esos árboles plantados por los soldados.-

En el ramadón de las asambleas encontré a tres adultos mayores sentados sobre banca de mezquite y al preguntarles sobre la edificación, el del medio, indicó: -Fue construido en 1905 por el ejército de los “guachos” (porfirista), tenía un arco de entrada, corral y cuartos para los soldados, no lo ocuparon los yaquis alzados de la sierra (del Bacatete). Fue desocupado y empezó a derrumbarse.-

La vivienda esta esparcida en lotes delimitados con perches de carrizo formando brechas peatonales y calles comunicadas a la carretera Vícam Estación-San Luis Río Colorado. Dentro de ellos, ramadas de mezquite y carrizo tradicionales unifamiliares, ruinas de adobe y modernas de material ladrillo y concreto, esparcidas por el monte sin el sentido de manzanas urbanas. Mezcladas con espacios para la infraestructura educativa con arquitectura moderna mexicana e hidráulica como el tinaco  metálico elevado cubierto por planta trepadora endémica, que ya la quisieran diseñar los arquitectos vanguardistas “Estrellas” internacionales en la tendencia de  altos edificios verticales con fachadas y terrazas “Verdes”.

Croquis Sierra Bacatete y Río Yaqui por la Comisión Científica de Sonora de 1902.

Plano del poblado en 1973 en carta CETENAL.

 Plano satelital Google Map  en 2017.

Paisaje del vado de San Juan sobre el río Yaqui sin agua rodante.

El Conti, espacio sagrado y emblemático de los pueblos yaquis.

La antigua Comunila de 1936.

Ramadón de las asambleas populares en la Guardia.

Comunila o Guardia de las Autoridades Tradicionales construida en 1956.

La Cocina Tradicional comunal y comedor de las autoridades y pueblo.

Templo de la Natividad del Señor data de 1926 inconcluso.

Ramada Ceremonial Rojos y Azules de San Juan Bautista.

Ruina de la casa misional.

Sitio y ruinas donde estuvo el cuartel militar porfirista.

Ruinas de la oficina de un coronel jefe del cuartel.

Fuente antigua de agua y pila elevada moderna.

Doña Vicenta Leyva Pamea.

Tinaco de los 1950. Mientras los afamados arquitectos “Estrellas” se ufanan de sus propuestas a una arquitectura “Verde” aquí la planta trepadora lo cubre en forma orgánica.

Doña Dora Guadalupe Espinosa Jaimes jefa de la Cocina comunal y su amiga.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction in whole or part of this article and photos is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014.Facebook: Francisco Sanchez