Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

Cajmense se opne a la venta de playas sonorenses en Puerto Libertad. Afrenta contra la soberania del estado de Sonora.

Escrito por arkisanchez 02-11-2005 en General. Comentarios (3)
Senadora Leticia Burgos Senado de la República México, D.F. Estimada Senadora Burgos: Con cordial saludo le envio el siguiente correo para llamar su atención a Sonora, A Puerto de la Libertad, donde estan ocurriendo una venta de suleo sonorense cerca de la área natural protegida de Sierra Bacha, con la adquisisción de 600 hectáreas para la construcción de la regasificadora DKRW-Enery de Texas. El complejo turístico LIberty Cove (Ensenada Libertad) con la asquisición de 185 kilometros cuadrados de terrenos y dentro de ellos, 25 kilometros de playa y litoral sonorense que un americano le vendio a la compañia de bienes raices de Los Angeles, California. ¿Esta venta no atenta contra el Articulo 27 Constitucional? Que estipula la propieda privada en 100 hectáreas. ¡Protesto contra esta venta inmobiliaria! El Senado de la República debe tomar acciones de investigación de como se apropiaron estos americanos de tanto territorio sonorense, adjuntando ranchos cinegéticos y propiedad ejidal. Si el gobierno del Estado de Sonora esta en este negocio y si SEMARNAT autorizara estas construcciónes. Este desarrollo depredador no tiene nadas de sustentable ni nos beneficia como sociedad, porque, en el fonfo, es solo un gran negocio millonario de Americanos para Americanos en Sonora, caracteristico de la actual administracion estatal, que con el afan de traer desarrollo, se esta vendiendo o usufructando nuestras playas para después privatizarlas, como está sucediendo en San Carlos, en Bahía Kino, Puerto Peñasco, ahora en Puerto de la Libertad. Sin más por el momento y dandole de antemano mi agradecimiento por las atenciones a este correo, quedo de Usted, Su Atto. y S.S. Atenatmente: ARq. Francisco Sánchez López Presidente Comite Directivo Sociedad Protectora de Ballenas. Arq. Francisco Sanchez Lopez Presidente Sociedad Protectora de Ballenas, Picudos, Delfines, A.C.

la ´pagina web:www.arqsanchez.8m.com

Escrito por arkisanchez 27-10-2005 en General. Comentarios (3)
El arte de la arquitectura es bellamente expreada por el arquitecto Francisco Sánchez López, promotor internacional de la arquitectura verde o más amigable con el medio ambiente del desierto de Sonora y mar de Cortés, diseñada con las normas estéticas del estilo Colonial Sonorense de las Misiónes que él creó en 1979. Con calidad en el sistema constructivo Iso 9000 y 14000. Para ejemplo los invito a abrir la pagina web: www.arqsanchez.8m.com Donde conoceras el arte de la arquitectura en su máxima expresión.

Fotografia de ballenas en el golfo de Caliornia

Escrito por arkisanchez 27-10-2005 en General. Comentarios (14)
"Fotografiar ballenas es una aventura emocionante". comenta, desde Cajeme, este artista del lente, Francisco Sánchez López,pero también, continua con su dialogo; " Es algo peligrosa cuando no se tienen las debidas precauciones". "Yo choqué con una enorme ballenas gris en la bocana de la bahía Magdalena, en la Baja California: ¡Que casi me mata! En octubre se inicia la migración de la ballena gris a México. ¡Hay que ir a fotografiarla! “Fotografiar ballenas, es una fantástica, fascinante e inolvidable aventura que nunca olvidarán”. El arte de la fotografía ha sido el medio más importante para identificar y documentar a los cetáceos en estado silvestre y libres o, registrar las ballenas varadas muertas en playas y santuarios del océano Pacífico y en el golfo de California. ¡Nuestra única casa¡ Con este arte, los ecologistas marinos, sustentan ante las autoridades y sociedad civil, la mortandad de ballenas, delfines y lobos marinos, la contaminación del mar, la destrucción de manglares y a las enmalladas en chinchorros de pesca comercial. Para exigir la protección de ellas bajo la normatividad vigente en México. Aunque ustedes no lo crean, los protectores de ballenas en nuestro País, han sido tres sonorenses. La inicia en 1920, el general Álvaro Obregón, con su decreto presidencial contra la caza comercial de ballena gris por la flota ballenera de San Francisco, California. En 1991, la continúa Francisco Sánchez López, con la ballena gris en la península de la Baja California y Luis Donaldo Colosio, siendo secretario de Sedesol, apoyó la conservación de ellas. Pero fue el Presidente Vicente Fox, quien decretó el Santuario Ballenero de México el 23 de Mayo de 2002. Fotografiar ballenas es una fenomenal experiencia para los profesionales o neófitos del lente. Es una magnífica hazaña entre extraordinarios ecosistemas marinos de manglares y aves de esteros, bocanas y mar abierto con oleaje fuerte, de increíble hermosura. Con la cámara en ristre, al abordar la embarcación para salir a observar ballenas, te llenas de jubilo intimo, se siente una misteriosa sensación emocional, con la idea de que tal vez la suerte, te brinde la oportunidad de tener un encuentro espiritual o contacto físico con algún ejemplar de estos magníficos cetáceos. Porque unos, se conformaran con una imagen, otros; con la dicha de tocar y acariciarlas. Muchas de las mejores imágenes, se han logrado por la suerte del fotógrafo, más que por el azar o el profesionalismo, porque hay que estar preparado mentalmente con las cámaras listas para disparar el obturador, después de precisar el exposímetro y limpiar el lente de telefoto o del gran angular y, esperar, el momento indicado... Observando al mar, la apacible soledad y el paisaje de increíble hermosura. Esta pasión no es fácil, se necesita cierta experiencia en el manejo de la cámara, por la constante exposición por la luz solar y el reflejo de ella en el mar, paciencia para esperar el momento en que las ballenas emergen desde la profundidad del mar para respirar; que es cuando sobresale la actividad ballenera y tu oportunidad para captar el arte de las imágenes: “Los chorros”, o vapor de agua que exhalan al aire y que mojan a todos los integrantes y te manchan los lentes. “Espiar”, sacando la cabeza a la altura de los ojos; “Saltar”; saltando fuera del mar, las tres cuartas partes del cuerpo para dejarse caer con estruendo. “Aletar”, para educar a los ballenatos y “las colas”, para sumergirse de nuevo. Si no logras la fotos, ni modo, otro día será. Los sitios donde se puede practicar este arte, son los santuarios de protección de la ballena gris en las lagunas de Ojo de Liebre, San Ignacio. En los puertos de San Carlos y Puerto López Mateos en el estero de La Soledad de la bahía Magdalena. La región de Los Cabos y el Parque Marino de Loreto, BCS para ballenas de aleta, jorobada, azul y gris. El triangulo de las ballenas, frente a San Carlos-Guaymas, triangulo comprendido por las islas San Pedro Nolasco, Tortugas y San Pedro Mártir, para nueve especies de cetáceos. Bahía de Kino y el archipiélago de las islas tiburón-Ángel de la Guarda, en el alto golfo de California y Puerto Peñasco y en la bahía de Banderas, en Jalisco. Como las ballenas no son “modelos”, o sea, no posan para el fotógrafo, hay que tener ciertas precauciones. Primero esta la seguridad individual, después, el arte. Se han identificado dos conductas en las ballenas, Una, las ballenas “Amigables”, que son, las que se aproximan a las embarcaciones y se dejan tocar y fotografía. Las otras son las “Evasivas”; porque al sumergirse, nadan para alejarse de los humanos para salir alejadas del lugar. ¡Hay que dejarlas solas!. ¿QUE ES LA SOCIEDAD PROTECTORA? Es una sociedad civil mexicana que, sin fines de lucro, opta por la conservación marina del mar de Cortés y por la protección de ballenas en México, como respuesta a la bárbara mortandad de ellas. Es una Organización No Gubernamental que promueve el equilibrio ecológico marino entre los hábitat de las cetáceos y la población costera. Por medio de las varias comisiones, se estudia las rutas migratorias de ellas desde el mar Ártico a México y sus hábitat en el golfo de California. Bajo nuestra protección están las ballenas del mar de Cortés: la ballena azul, de aleta, jorobada, Sei, minke, de Bryde, gris, cachalotes, piloto y los bufeos u orcas. Los delfines común y nariz de botella y los lobos marinos. Protección sustentada bajo el decreto de Área de Refugio de ballenas de México, la moratoria contra la caza comercial por la Comisión Internacional Ballenera de la ONU, Las normas ecológicas de NOM-059-ecología-94 y la Nom-131-ecología –98, para la observancia de ballenas en México. “La “Corrida” de las ballenas a México se inicia en el invierno con estancia de 3 a 6 meses para unas especies y otras, residir casi todo el año. Unas 2400 ballenas gris arriban a la Baja California y alrededor 900 ballenas, de 10 especies diferentes, visitan el magnifico golfo de California, donde “los arribazones”, son desde la bocana del golfo hasta la desembocadura del río Colorado. La sociedad protectora te invita a participar en el fascinante mundo de las ballenas, ya sea observándolas en sus santuarios, dejándonos trabajar como hasta la fecha o, patrocinando un proyecto. Se muestran a las ballenas vivas en estado libre y a las varadas muertas. Para que ustedes decidan qué prefieren en el golfo de California y en Sonora. Ayudanos a proteger a la ballena de aleta, contra la destrucción de su área de concurrencia en Puerto Libertad, Sonora, donde se reune para su reproducción, que está siendo amenazada por la terminal regasificadora de la compañia texana DKRW-Energy y su filial Sonora >Pacifico México.Así mismo, contra el desarrollo turistico de Liberty Cove, que construira una pista de carrera de autos en extensa area del desierto cercano a la reserva especial natural de la Sierra Bacha. Atentamente: Arq. Francisco Sánchez López Presidente Comité Directivo. SOCIEDAD PROTECTORA DE BALLENAS, PICUDOS, DELFINES, A.C. web page: www.arqsanchez.8m.com. E-mail: spballenas@yahoo.com Pie de fotos: 1.- Lomo de ballena gris. Captada momentos después de tener un choque con ella, ya que salió del mar, para golpear la panga en un viaje comercial de observancia de ballenas en Puerto López Mateos. BCS. Por Francisco Sánchez López 2.- Ojo de ballena de Bryde. ¿Porqué los humanos me aniquilan? Captada unos instantes antes de que una ola cerrara el ojo de ella para siempre. Varamiento en la playa de Los Algodones, en San Carlos, Sonora. Una foto parecida a esta, ganó el Tazón de Plata (segundo lugar) en el sitio www. picture.com. Titulo; Bryde whale´ eye; Why are the humans killing me? Por Francisco Sánchez López. 3.- “Salto”, de una ballena de Bryde, cerca de San Carlos. Por Martín Owen. 4.- “Paseándose por el cerro Tetas de Cabra”. Ballena de aleta. Por, Debora, de Tucson. Arizona. 5.- “Salto de ballena gris”. Por Carla Freasen.,Colorado. 6.’ “Espiando”, ballena gris. Por Carla Freasen, Colorado. 7.- “Turistiando”, por el parque Marino de Loreto, BCS Por Francisco Sánchez López 8.- “Empujando”, a ballena de Bryde de 50 toneladas de peso. Por Fancisco Sánchez López 9.- “Cola de Cachalote”, Varado muerto, en la playa Las Coloraditas, cerca del estero El Soldado, San Carlos, Sonora. Por, Francisco Sánchez López, 10.- “Ballena balaceada”. Orificio de entrada de bala por arma de fuego en el cuerpo de esta ballena. Ballena de Bryde, varada muerta en playa Los Algodones, San Carlos. Por Francisco Sánchez López.

Cuento de Cajeme: El Pintor Encantado

Escrito por arkisanchez 26-10-2005 en General. Comentarios (4)
Un saludo cordial. Incluyo este cuento que he escrito con mucho ahinco y se me ocurrió presentarlo en el Primer Concurso Literario del Municipio de Cajeme, Sonora, "Jiosiata Nookia". Ayer supe que no mereció ningún premio. Pero no me importa porque a mí me gusta mucho. Porque abarca un tema de la belleza, el arte y la tradicion indigena de los yaquis. Es mejor que relatar el culto al vicio y a cantantes populares que caracteriza a la literatura ganadora de este evento. El pintor encantado La última vez que lo divisaron, fue caminando errante por las vías del ferrocarril de la antigua estación. Comentan los vecinos que Iba como ido... medio loco... Durante un tedioso domingo cualquiera, un desconocido pintor en los círculos artísticos de su ciudad natal, a pie, abandonó su taller de pintura llevando consigo pinceles y un cuaderno de dibujo bajo el brazo humedecido por el tremendo calor...además, un morral con comida y agua colgando del hombro, transita por las calles del centro hasta llegar a la esquina de la Catedral, dobla a la derecha para caminar al oeste por la avenida que divide el glamour de unos con el clamor de otros, para dirigirse hacia las vías del tren, al llegar a ellas, se sube a la más antigua para contemplar por unos segundos el viejo y mohoso tinaco que sus antepasados construyeron en la estación de banderas Cajeme. Sus pensamientos se remontaron al pasado, recordando la ignominiosa guerra de exterminio contra los yaquis, que se inició con el ferrocarril. Taciturno se encaminó hacia el monte casi desértico y en floración, rumbo a los cerros cercanos, sintiendo en su interior la ausencia de inspiración para crear su obra plástica, sin distracción alguna continuó su camino hacia una profunda y hermosísima cañada de la Sierra Oscura cubierta de cactus, palos verdes y mezquites, no se detuvo hasta llegar a la tinaja de la Soledad, situada al pie de rectas paredes de roca pulida con fantásticos colores pétreos y cercada por extraños cardones. A unos pasos de distancia, se trepa a una enorme piedra situada bajo un abrigo rocoso para sentarse sobre de ella e iniciar a pintar el fantástico paisaje frente a él. No lo logró, los bocetos no eran buenos porque le faltaba: ¡Una hermosa musa! -El cielo azul está cambiando de tonalidades-. Pensó, “El pintor sin inspiración”, mientras bosquejaba sin óptimos resultados. -Ojalá y no llueva-, Musitó al observar las nubes del cielo encapotado. Al mismo tiempo, a cierta distancia de la boca de la cañada, sobre el llano con plantas gobernadoras y ocotillos, volaba un quelele hacia el aguaje y sediento, un coyote seguía la huella de un venado cola blanca que venteaba el agua enlamada de la tinaja. “El pintor sin inspiración” se levanta para ir a recolectar pitahayas, como otras tantas veces lo hacia cuando venia a este paraje a meditar. Cortó un carrizo seco para manufacturar su palo pitahayero y con el, se internó en la denso monte cosechando docenas de pitahayas blancas, anaranjadas, rojas y púrpuras. Contento, decidió regresar al sitio donde había dejado su carne seca y artículos de dibujo, mientras avanzaba observó el vuelo del quelele, y sin prestar atención alguna, entró a un espeso campo de chollas, donde, después de un largo trecho, sintió un intenso dolor causado por varias afiladas espinas incrustadas en su pie izquierdo. Emite un lastimoso quejido y sin detenerse, continuó su caminar hasta arribar al aguaje. Con una rama de ocotillo seco se quita las espinas de sus sangriento pie, mientras observaba con curiosidad, cómo en el cielo se formaba la maravillosa; ” culebra del agua”, del verano desértico. Asombrado contemplaba como ésta se a aproximaba hacia la cañada, anunciando una fuerte lluvia, pero por alguna razón desconocida, como un pensamiento fugaz, pensó que era Quetzalcoatl; “La serpiente emplumada”, quien regresaba a la tierra de los yaquis. Cortó unas ramas de una verde planta con amarillentas flores, para posar sus adoloridos pies en ellas y reconfortarse de la caminata. “La culebra de agua”, entró a la cañada por el norte, la cruzó hasta llegar a la tinaja y descendió detrás de varios pitahayas y cardones. Se escuchó un estruendo como de rayo, que retumbó hasta la sierra del Bacatete, espantando a todo ser viviente. Con extrañeza, observó una fantástica transformación supernatural: “La culebra de agua”; en una bellísima mujer de piel blanca y ojos verde esmeralda e iris amarilla, quien, levitando se dirige hacia él, anunciándole con armoniosa voz; “Soy la entidad de la tinaja”. “El pintor sin inspiración”, extrañado y asombrado por la aparición, enmudeció de miedo ante esa hermosísima entidad del otro mundo quien le insinuó; -No tengas miedo; Soy el espíritu de la belleza-. Él, asustado, admira su escultural cuerpo, bellísimo rostro, larga cabellera rubia y virginal porte, mientras ella se aproximaba hasta casi tocarle el rostro y anunciarle; -Soy la belleza, ¡No tengas miedo!- Él, temeroso, le pregunta: “¿Eres acaso la belleza natural del desierto, la belleza convulsiva o la belleza que inspira o aniquila?” -Soy, la belleza única, la universal, la que existe en todos lados, la misma que estimuló a los antiguos artistas del arte rupestre, a los toltecas, a los pintores seris y yaquis y a todos los artistas que han creado las obras de arte, que tu admiras hoy-, le contestó la entidad. -¿Por qué te me apareces?, la interrogó, venciendo el pavor que ella le provocaba. -¡Porque tú me invocaste al venir aquí, “El Tecalaim”, antiguo sitio de encantamiento! Todo a tu alrededor lo indica; el quelele en vuelo es el hechicero de los aires, aquel extraño cardón es el guardián de aguaje, y todos estas plantas y animales son hechiceros que te acompañaron hasta aquí. Tu pluma del pelicano mitológico sobrenatural adornando tu maltratado sombrero, tu pie sangrando sobre la flor del toloache, todos son el conjuro de los antiguos diableros del desierto, para que yo, “El espíritu de la belleza”, que habita en este ojo de agua, me aparezca ante ti, infortunado pintor que ha perdido la inspiración y hoy estás llorando por tu destino, adolorido por la encrucijada, la monotonía y el aburrimiento de tu vida absurda, en este nuestro maravilloso desierto lleno de misterioso-. “El espíritu de la belleza”, después de breve lapso, se volvió espíritu dentro del pintor, quien inerme, sólo observaba los bellos ojos verdes mientras sentía una extraña emoción. -Ahora, “pobre pintor sin inspiración”, que has visto a la belleza y ella está dentro de ti, pinta todo lo que desees desde este preciso momento hasta el ocaso del día, es tu tiempo y espacio que los espíritus antiguos te otorgamos, le ordenó el cardón. El brujo coyote le indicó: “No estés acongojado”, y le obsequió su astucia; el brujo venado, le dio la agilidad para el manejo de los pinceles; el curandero quelele, le facilitó la velocidad y las pitahayas sus magníficos colores. “El pintor con inspiración”, apresurado para no dejar ir tal oportunidad, con mucha intuición, inició a pintar su mural con trazos precisos auxiliado con un carbón de mezquite y con sus pinceles, pintó la temática oculta en su sensibilidad. Las horas pasaron y antes del crepúsculo, terminó su majestuosa obra, sobre la pared del acantilado, plasmando con realismo mágico, fenomenales paisajes desérticos yuxtaponiendo figuras del arte rupestre y ensoñado con imágenes de todas las mujeres que amó antes de su ocaso primaveral y, lo concluyó con el precisa y aguda descripción de los sangrientos acontecimientos y personajes de la guerra de exterminio y deportación de los yaquis, mayos y seris de Sonora. ¡Contemplen!, les indicó; -Es la belleza onírica del desierto!-. Los curanderos venado, coyote, quelele, cardones, ocotillos y las pitahayas, se transformaron en seres humanos para admirar el más bello mural jamás pintado. “El espíritu de la belleza”, lloró de emoción al admirar atónita la hermosura ahí expresada con esplendorosos colores. “El pintor con inspiración”, al día siguiente, abandonó la tinaja de la Soledad, salió de la cañada por el lado sur perdiendo su rumbo, por días caminó errante entre bosques de espinas y mezquitales, por los cerros Onteme y Coracepe, y del Oviáchic donde baja al cauce seco de río continuó su peregrinar hasta llegar a los manglares del Sáric. Meses después, regresó a la Sierra Oscura, para deambular en busca de la aparición: ¡La mujer - belleza!. Su musa, quien con su encantamiento, lo estimuló a pintar. La última vez que lo vieron, fue por las vías del tren, sin rumbo fijo... -Dicen que anda como ido, hechizado... en busca de la belleza...- Seudónimo: Buitimea

Cajeme: Cuna del Festival Itson y del arte mexicano

Escrito por arkisanchez 18-10-2005 en General. Comentarios (6)
Francisco Sánchez López Una observancia al arte en Cajeme Lo insólito del arte. El Festival de las Artes del Itson. El otoño es la estación del año más placentera del desierto de Sonora y de los festivales artísticos tradicionales en nuestra sucia, pero noble ciudad, por la acumulación de basura en las calles. A pesar de que nuestro querido Cajeme, no es una meca del arte por su cultura agrícola, en este mes, se suscitó un evento único e insólito en la historia del arte, el cual tiene cierta importancia (al menos para mí, que si no lo señalo, pasaría inadvertido para el resto del pueblo), me refiero a las dos exhibiciones que nos muestran las tendencias del arte mexicano. Una, la Escuela del Muralismo Mexicano, de Héctor Martínez Arteche, en la galería de arte del Itson, y la otra, el arte de la nueva figuración de Roger Von Gunten, en la Casa Rosalva, representando a la Generación de la Ruptura. ¿Por qué de lo insólito? Porque nunca me imaginé, como estudioso del arte, que esto acontecería en una ciudad como la nuestra, porque estas dos tendencias son muy importantes para los anales del arte, debido a que el muralismo mexicano, en los años treinta, era el amo y señor del expresionismo para pintar el estilo nacional inspirado en el arte precolombino y mostrar al pueblo de México, el espíritu de la Revolución Mexicana en edificios públicos, con la obra mural de Orozco, Rivera y Siqueiros, que fue destituida en los años cincuenta, pero con Arteche, en 1962, renació el muralismo al pintar su primer mural en la Universidad de Sonora. Por la hegemonía que tenia nuestro País en el mundo del arte, el comercio de Nueva York, celoso del arte producido por la Escuela Mexicana de Pintura, comercializa e impulsa con un fuerte capital el arte abstracto y sus diversos estilos, financiando exposiciones mediante "Los Rupturos” y varias galerías que implantaron este arte por así convenir a sus intereses en los años sesenta en el Distrito Federal. Si a usted le interesa comparar la propuesta y belleza pictórica de estas dos tendencias asista a las exposiciones y disfrute este arte. En lo particular me gusta más la obra de Arteche, porque conjuga los valores plástico y estético, que la de von Gunten porque la siento menos estética por su colorido selvático. El Instituto Tecnológico de Sonora nos brindó su magnífico Festival de las Artes 2005, con un desfile de carros alegóricos y comparsas de estudiantes de las artes visuales por las calles del nuestro centro urbano histórico, donde destacaron las escenas de “Raíces” y “Notre Dame de Paris”, acompañados por la jovialidad y alegría de cientos de estudiantes que participaron en el para concluirlo en la Plaza Álvaro Obregón, donde se montó un gran espectáculo de danza moderna y folclórica. Después del discurso oficial por el Rector del Itson y su 50 Aniversario, se llevó a cabo la función de danza moderna por el grupo “Instinto”, bajo la dirección de Eissel Meza donde destacó la gracia, belleza y personalidad de la primera bailarina Edith Campoy Patrón: “La Imagen del Festival”, secundada por Doris Garcia, Lucia Romero Martínez, Uri Flores, Marisol Ruiz Ceceña y el resto del grupo, quienes nos otorgaron una excelente actuación artística ante un nutrido público. La función continuó con el grupo de arte folclórico escénico de la Trova Jaranera, de Rafael Rodríguez, quienes vinieron desde Hermosillo, para brindarnos otra versión de la la cultura sonorense con danzas, poemas y cantos seris, yaquis, mayos y ranchero sonorense. Solo objeto al danzante yori del venado, que no imitó el nerviosismo, el acecho, la agilidad del venado, muy característico de la danza tradicional yaqui. Un día antes, se llevó a cabo el panel: “Corrientes literarias en los juegos trigales”, de poesía y narrativa, por el jurado calificador, en el edificio de Tutorías de la Unidad Náinari, donde se nos indicó, que en poesía predomina el verso libre y en narrativa las propuestas fueron desde cuento costumbristas a sensuales. ¡Bravo! Es mi comentario a la magna actuación del ballet de cámara del Estado de Nayarit, quienes pusieron en escena las obras: “Paquita” y “Te espero a las tres”, para deleitarnos con la belleza del ballet clásico y danza contemporánea, majestuosamente presentadas por guapas bailarinas, ante un escaso público en el teatro Dr. Oscar Russo Vogel. ¡Qué lastima! Porque en verdad lo menciono, que tanto el estudiantado, el personal docente, administrativo y el cajemense, se perdieron de una gran función con mucha calidad en danza clásica. ¡Bravo, Bravísimo! Es mi exclamación para la escena de amor de Cuasimodo, en la esquina del estrado e iluminada con un halo de luz, cuando toma entre sus brazos el inerme cuerpo de su amada gitana, para exclamar con ronca voz y doloso dramatismo: ¡Esmeralda canta, Esmeralda danza! Personaje que hizo llorar a varias damas del público durante la función de teatro musical:”Notre Dame de Paris”, del dramaturgo Víctor Hugo. Y todo porque, -Ella tan bella-, tuvo el noble gesto de darle agua para calmar la sed de un jorobado: -Tan feo como él-. Obra original realizada en Cajeme, porque somos la única ciudad en México donde se produce este genero teatral. Que bella y melodiosa voz tiene Irma Laura Terminel Valenzuela, quien, personificando a Esmeralda, nos deleitó con varias magníficas canciones, junto al enamorado obispo que le implora: ¡Esmeralda ámame!, Mandándola matar por el despecho sufrido. Esta obra teatral tiene mucha calidad por las actuaciones de Carlos Vargas Herrera, Juan José Padilla Ibarra, David Arturo González Guerra, Edgar Omar López Torres, Rubén Ramírez y Alejandra López Flores y demás integrantes del grupo “Paradigma”, dirigidos por la profesora Dommy Flores, dentro de una escenografía estilizada de la Catedral más famosa del mundo, muy bien lograda por el pintor Ángel Luzanilla. ¡Felicidades!, Creo que van en ruta al Palacio de las Bellas Artes por su fantástica actuación en el Teatro Dr. Oscar Russo Vogel, que tuvo un lleno total. Excelente esta la exposición: “Sonora Luminosa”, del maestro Arteche, la cual, con un público de 200 personas, se inauguró después de un conmovedor discurso por Rector Gonzalo Rodríguez Villanueva, señalando: -la importancia de este pintor para la comunidad del Itson y para la sociedad cajemense-. La curaduría montó las 39 obras de varios formatos en las tres salas, destacando el cuadro; “Piedra Viva”, por su intenso colorido oscuro y contrarrestando con el trío de soles en el muro opuesto. Como ya es costumbre, pedí entre los asistentes sus opiniones: a la señora María del Carmen de Zubia, le gustó; “Plaza Cócorit”, a la bellísima estudiante Roxana León Borquez, la entusiasmó; “Cártamo”, y a su mamá, la pintora Lidia Borques de León, la conmovió; “Piedra Viva”, pero a la joven empresaria de la Galería Alejandro Cesaretti, Ana Aurora López Portillo, le encantaron; “Sol de Junio” y “Fuego Vivo”. ¿Que te parece el arte de Arteche? Le pregunté. ”Es el mejor maestro de Sonora por la belleza de su arte..., y siempre se aprende algo con él”. Contestó esta experta en el comercio del arte de galería. Como observé que ella venia acompañada por una docena de distinguidas y elegantes damas hermosillenses (que no es muy común verlas), le inquirí: ¿Qué arte se comercializa en Hermosillo? “Arte abstracto, como las que le indiqué”, respondió amablemente. Una semana anterior al festival, salí decepcionado del taller literario ofrecido por la narradora Cristina Rascón y el escritor Aldo, en la Biblioteca Pública, como complemento del Primer Certamen Literario de Cajeme; “Jiósiata Nooki”, (Lo que dicen las palabras) porque no cumplieron con el programa ni el horario establecido por la falta de tiempo de sus múltiples ocupaciones, para enseñar poesía, cuento y obra teatral a los dos personas que asistimos. ¡Qué lastima, hay que ser más profesional! Pie de Foto: La danza del venado yaqui. Acuarela por el arquitecto Francisco Sánchez López.