Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

La Magnífica Arquitectura Histórica de Tórim, Río Yaqui, Sonora.

Escrito por arkisanchez 22-05-2017 en arte. Comentarios (0)

Estimados bloggers; Permitan me narrarles el último viaje realizado por los pueblos yaquis en busca de sus aspectos históricos para estas crónicas que gustan a todos ustedes y lamentar que en el Estado de Sonora, México, la historia del urbanismo y de la arquitectura ha sido poco investigada por arquitectos, historiadores y cronistas municipales. Los planos urbanos originales de poblados han desaparecidos y las magníficas edificaciones están en ruinas debido a la falta de un marco jurídico que las protejas, ya que ningún gobernador ha tenido  voluntad política para legislar una protección estatal, se depende del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Hoy abordaremos la arquitectura y trazos urbanos de los tradicionales pueblos yaquis actuales, que no son los establecidos por los jesuitas a partir de 1623, por haber sido emocionante escalar la cima de la loma de Tórim para contemplar los paisajes del río Yaqui seco, la Juya Ania o monte e indagar la historia de la arquitectura militar, sanitaria y de culto en su centro histórico.

Cosa curiosa y al estudiar su trazo nos percatamos que no es el pueblo de misión de indios de Tórim (lugar de ratas neotoma mexicana) fundado por el jesuita Cristóbal de Villalta en 1623 sobre la margen izquierda del río y a un kilómetro al oriente del poblado que perduró hasta 1767, tampoco misión franciscana de 1768 a 1824, ni pueblo autónomo yaqui a partir de 1875 hasta la paz con Adolfo de la Huerta en 1920.

Andrés Pérez de Ribas nos relata que el 24 de mayo de 1617, día de Pentecostés llegaron al río Yaqui y a la ranchería del Huiaquimí situada en la margen derecha y vecindad de la ex estación Limones del tren “Chico” que corría  entre Estación Corral y Tónichi. Previamente visitada por el capitán Diego de Guzmán, el 4 de octubre de 1533.

Tres días estuvieron predicando la religión católica y al cuarto exploraron río abajo, dos días después llegaron a la gran ranchería de Tórim. Regresan a la anterior y en enero de 1618 de nuevo recorren las rancherías evangelizando a la población hasta llegar a la Guayana, población Seri del Río Mátepe por Empalme. Un año después realizaron las “reducciones” en asentamientos y una vez tenida a la población conversa a la religión católica romana establecieron su centro misional en Tórim.

En 1620 Cristóbal de Villalta sustituye a Pérez de Ribas, formó y fue rector del Rectorado de San Ignacio y  en 1623 estableció el  pueblo de misión de indios de Tórim con su visita el de Bácum. La primera iglesia fue una ramadón de mezquite y  carrizo. La segunda, décadas después, se cree fue una pequeña capilla de una sola nave, cuartos para ellos y casas para cuatro mayordomos mayos al centro de una plaza, construidos con muros de adobón y techo de terrado rustico.

Muchos años posteriores los jesuitas levantaron otra capilla nueva de mayor tamaño con una fachada sur de pórtico con pilastras, cornisas y nicho central con imagen de un santo, agregándole la cruz atrial y un campo santo. Construida con cimientos de piedra,  muros de adobón y techo de terrado natural.

En 1678, el padre Andrés Cervantes construye nueva iglesia que duró hasta su destrucción en 1741 por la sublevación de yaquis, mayos y pimas contra el virreinato. Fue reconstruida un año después por el padre Agustín Arriola y perduró hasta la expulsión de los jesuitas en 1767.

En 1768 los pueblos de misión jesuitas pasaron a ser propiedad de los misioneros  franciscanos y fue  fray Francisco Joaquín Valdez quien lo administro, reconstruyó la iglesia anterior y la casa cural en 1769 radicando aquí hasta 1794.

Poco se sabe el desarrollo de estos pueblos durante los períodos del México Independiente hasta la Republica y Reforma de Benito Juárez, debido a las Guerras de la tribu Yaqui y Mayo” 1824-1885 contra la colonización de su territorio por los “yoris” mexicanos y extranjeros en ambas márgenes del río Yaqui.

De todo esto, nada quedó en pie, se perdió en los campos agrícolas del Distrito de Riego “Colonias Yaquis”.

El Tórim actual, situado en la margen derecha de río Yaqui, data desde el porfiriato al planificarse los nueve fraccionamientos yaquis con sus colonias agrícolas trazadas en una superficie de 100 hectáreas a partir de una plaza central y cuadrícula de manzanas con lotes para vivienda.

Supuestamente repartidos a yaquis pacíficos pero fueron vendidos a “yoris” inmigrantes por la Comisión Geográfica de Sonora, la Comisión Científica de Sonora y  el establecimiento de la Primera Zona Militar de Sonora, Sinaloa y Territorios de la Baja California en 1885 al mando del general de brigada Guillermo Carbó.

Con cámara en ristre inicié la investigación por el camino a estación Lencho al observar dos viviendas interesantes por sus detalles constructivos, lo crucé al tanichi de doña Juana Juárez Romero, quien cordialmente informó: -Fue casa de una familia china, después tienda, zapatería, escuela y tienda CONASUPO. La habitamos mi esposo Prisciliano Valdez y yo pero como se estaba cayendo la taponeamos por haber sido vandalizada.-

-Donde estamos fue un gran hotel de chinos con cuartos y hoyos (subterráneos) con sus paredes de adobe intactas, se entraba por medio de un arco, ahí en el zaguán. Donde está el monumento del Conti fue plaza con pila de agua; enfrente, el arco del cuartel militar con su cárcel y el hospital está en una casa vieja: Váyase por la calle del río hasta el camino, sígalo y adelantito está el hospital que busca.-

Seguí su indicación caminando medio perdido por dos veces la dirección hasta que por  pura casualidad me introduje entre los matorrales para llegar a unas ramadas y gritar: “¡Diosemchainia!”. Salió un señor y al preguntarle por el hospital simplemente señaló con su brazo extendido: -Ahí está-. Crucé el predio y en la ramada de la familia Somochic contigua al muro, pregunté al respecto, respondiendo: -Sí, ahí está el hospital de los “guachos”.

Magnífico edifico en forma de triangulo equilátero situado en la esquina sur del lote, dividido en un amplio espacio  central con terraza, tres cuartos y dos cuchillas esquineras, construido con muros de soga con ladrillo aparente y una altura de 4 a 5 metros. Enfrente, quedaron dos pisos de cemento de otros cuartos, dos otras cimentaciones, una como pila de agua y por el lado norte, un montículo de tierra rematada en un especie de horno con bóveda catalana de ladrillo.

Regresé al Conti, espacio religioso con ramadas ceremoniales, para mirar entre ellas las ruinas del cuartel y de la cárcel; la Comunila de las Autoridades Tradicionales y varias viviendas donde estuvo el cuartel general “Gral. Marcos Carrillo”.

Y como estaba fuerte el sol, desde la sombra de otra ramada observé la arquitectura histórica construida en  la cima de la loma: Al extremo sur, la Comandancia de la 1era. Zona Militar con planta arquitectónica de un zaguán de entrada, oficinas en ambos lados y terraza al este, construida por ingenieros militares con técnica de adobe y techo de terrado al estilo neoclásico del porfiriato. 

-Casona donde también estuvo acantonado años después el general yaqui Modesto Valencia Molina y el 23vo. Regimiento de Caballería.- Según informó don Fausto Valdez Nocamea.

Seguido por un camposanto contiguo a la iglesia de San Ignacio de Loyola de planta arquitectónica en forma de cruz latina, su primera etapa fue construida en 1925 con muros de ladrillo recocido tipo neoclásico y techo de terrado dejándola inconclusa en 1926. Fue reconstruida en 1995 extendiendo su planta al sur, techada con estructuras metálicas triangulares y lamina galvanizada. Su fachada cuenta con un frontispicio en forma de triangulo minimalista pobre y es de las más feas de las cuatro construidas entre la tribu Yaqui.

Del Curato poco se sabe, porque aquí no oficiaron sacerdotes católicos y se desconoce si tuvo esta función, pero así ha sido llamado por varios escritores. En 1907 era un cuarto de adobe con portal estilo vernáculo según fotografía del poblado colección de la Biblioteca de la Universidad de Arizona.

Tal vez fue reconstruido en 1925 o posteriormente, por su planta de un zaguán central,  dos cuartos y el portal estilo neo colonial mexicano influenciado en la arquitectura colonial franciscana por la arcada y pilastras con bases y capiteles clásicos.

En el extremo norte se aprecia la ruina de la  Capilla de Nuestra Señora de los Ángeles construida por el padre Cristóbal de Villalta entre 1621 a 1623 como espacio de oración y protección contra ataques de los nativos. Su planta arquitectónica es de una sola nave de unos 4 metros de ancho por 8 de largo formada por muros altos de piedra volcánica, su fachada orientada al este, al Jerusalén según protocolo litúrgico antiguo.

Consta de un pórtico de entrada de baja altura hecho de cantera ocre claro labrada, arriba del vano, el símbolo de la Orden de Jesús y un nicho central con la imagen de la virgen. Su techumbre fue de terrado por las gárgolas con círculos hechas de cantera decoradas con figuras de angelitos.

Se supone fue remodelada por los franciscanos al techarla con bóveda de medio cañón, según se puede ver en el desplante de varias  hiladas de ladrillo recocido formándola. Aunque fue construida en época del barroco Novo hispano no cuenta con las características para poder catalogarla en esta tendencia arquitectónica.

 Tuvo en su altar, al norte de la nave, la pintura de “El Juicio Final” pintada por autor anónimo y enviada por el padre Pérez de Ribas desde la Casa Profesa en la capital de la Nueva España, causando consternación entre los recién conversos. Se la ha conocido como la “Ermita” al ser denominada así por Pérez de Ribas en 1645.

La Capilla de Nuestra Señora de los Ángeles fue la primera construcción de culto católico entre la tribu Yaqui y es una de las más antiguas del estado de Sonora, encontrándose  en ruinas sin poder entrar por el inmenso panal de abejas que adorna su interior y ser alérgico a sus picaduras.

En la ciudad indagué en libros y portales de Internet para conocer algo de historia del hospital: - Fue su director el mayor y doctor Manuel Balbas entre 1886 a 1899, laboró también el mayor y cirujano Jacobo Cerda, atendiendo al 17vo. Batallón de Sonora al mando del general Ángel Martínez.

En 1900 estuvo como director al Coronel Tereso F. Luna, lamentándose: Que buena parte de su obra hubiera sido arrastrada por una creciente del río obligándolo a reanudarla con esfuerzos. Existe huella de una acequia desde el río en el lado norte del predio con una pequeña compuerta de ladrillo para derivación del agua de uso en el hospital.-

En 1902, el coronel Ángel García Peña en su parte a la Secretaría de Guerra y Marina señaló: -Tenía una plaza con un monumento y el busto de Benito Juárez, al norte, el cuartel general (Gral. Marcos Carrillo) ocupando una manzana. El hospital ocupa una manzana pero como está hecho más que la mitad del proyecto su valor es de 14,000.00 pesos. Es el escalón sanitario más importante entre Guaymas y Mazatlán y de concentración de enfermos del Ejército, familiares y civiles. Se practicaban defunciones y exámenes médicos a yaquis prisioneros antes de embarcarlos a Yucatán vía el puerto de Guaymas.-

El doctor y mayor Fernando Ocaranza, refirió: Aparecía como un edificio cuyas dimensiones y calidad fueron superiores a las del pueblo.- (Fuente: “Leyenda del Hospital Militar” por el coronel  y medico Hugo Pennock Bravo.)

El ingeniero militar Vito Alessio Robles, indicó: -En 1905 a 1908 estuve comisionado como director de obras en la Primera Zona Militar y construí el cuartel y hospital de Tórim.- (Fuente: “Gajos de Historia”.

La 1era. Zona Militar estuvo en funciones hasta 1913 con la baja del ejército del general Victoriano Huerta e inició la destrucción paulatina a su estado ruinoso actual. ¡Qué Lástima! Que ni los yaquis o el INAH-Sonora tengan un proyecto de restauración  de la capilla o de la comandancia para un museo de historia regional.

Plano Urbano de Tórim, Río Yaqui.

Cartografía aérea de Tórim en 1973.

 Panorámica: Izquierda estuvo  el  Cuartel General “Gral. Marcos Carrillo”, a la derecha, la plaza con monumento, hoy el Conti.


La Ermita del padre Cristóbal de Villalta.

El curato.

Iglesia de San Ignacio de Tórim.

Ruinas de la Comandancia de la 1era. Zona Militar del Noroeste

Vista a la loma desde las ramadas ceremoniales del Conti.

 Vista al curato y a la ermita

Arco de adobe de otro cuartel militar.

 Muro de piedra de la cárcel militar.

Sitio del hospital militar

Ruinas del hospital.

Casa de doña Juana Juárez Romero.

Portón donde estuvo el arco de entrada al hotel de chinos.


Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción  de este artículo y fotografías, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista Protector de Ballenas en el Mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction  of this article and photos  is required by  a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism Art, Ecologist in the Sea of Cortes Whales Protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA (Secretaria de Cultura) en 2014.Facebook: Francisco Sanchez; T:@archfcosanchez.


Encuentro de Musicos y Cantantes de Sones de Venado y Pajkola en el Pueblo deTórim, Sonora.

Escrito por arkisanchez 13-05-2017 en arte. Comentarios (0)

Estimados bloggers: Siempre es grato recorrer la asombrosa imaginería naturalista, infraestructura y cultura observable a la velocidad vehicular durante el viaje por la ruta turística al pueblo de Tórim en las márgenes inferior del río Yaqui seco, iniciada en el parador turístico con su majestuosa mega estatua del Danzante Venado en lamentable abandono e improductividad, causados por etno oficialistas de  la Loma de Guamúchil cuando sus artesanos claman por espacios propicios para vender sus artesanías.

Pasamos por Estación Lencho, ex cuartel militar de tristes recuerdos  sobre la esclavitud yaqui, para tomar camino rumbo al sur admirando esplendorosos paisajes de la Juya Ania o el monte endémico, arboledas rompe vientos y bosques de mezquites en contraste con el verdor del trigo o cártamo en los campos agrícolas con agua rodante en canal de irrigación, enmarcando fantásticas panorámicas naturalistas que, lamentablemente, no se miran en el Arte Cajeme o sonorense.

Al arribar al centro histórico de Tórim fue remontarnos a 394 años de historia colonial y porfirista deducido por su trazo urbano y arquitectura histórica en ruinas, nos trasladamos al Centro Cultural Yaqui “Capitán Manuel León Molina” para presenciar el  “Encuentro de Venados y Pajkolas”; admirar las  colecciones de cartografía y fotografía y los bailables de la danza del Venado y la Pajkola por miembros de tres generaciones yoreme en sus ramadas y degustar sabrosos platillos de su  cocina.

En la sala de juntas se llevó a cabo la mesa de trabajo compuesta por más de una docena de músicos y cantadores mayores, adultos y jóvenes de sones de venado y pajkola representando a los pueblos de la Loma de Bácum, Vícam Pueblo, Vícam Estación, Huírivis, Loma de Guamúchil y Tórim, moderada por los promotores culturales yaquis Salustriano Matuz y Domitila Molina Amarillas ante la presencia de Mónica Villegas Murrieta, coordinadora del Patrimonio Cultural del Estado de Sonora, el antropólogo José Luis Moctezuma Zamarrón del INAH-Sonora, los organizadores, ingeniero Antonio Méxia y Trinidad Ruiz, directora del Centro de Culturas Populares e Indígenas de Cajeme.

¿Cómo se formó de músico de venado o de pajkola?; ¿Cuál ha sido su experiencia hasta hoy?; Cómo se puede seguir formando músicos en ambas danzas?; ¿Qué necesidades y problemas tienen los músicos para continuar haciendo su trabajo en la ramada? Fueron las preguntas para entablar el diálogo y punto de vistas entre los primeros arriba señalados.

Las respuestas no las supe por falta de una traducción simultánea ya que fueron contestadas en la lengua materna Yuto Azteca que no hablo; así que esperé su conclusión para indagar lo expresando por los dueños de estas magníficas danzas tradicionales, pero como estaban comiendo, le inquirí a Trinidad Ruiz: ¿Qué dijeron los músicos?

-Se puede resumir en la  participación de jóvenes formando niños, su preocupación  de las necesidades referentes al ceremonial etnográfico para el ritual con la naturaleza  por ser su mayor fuente de inspiración y la conciencia  de los músicos mayores para formar mas integrantes de la “Colencia” yaqui, (Pajkola en una ramada) diálogos adultos-jóvenes y la importancia del trabajo realizado por promotores yaquis por muchos años.-  Contestó para luego seguir fotografiando.

Aprovechamos la visita para deleitarnos con la exposición de 14 mapas  referentes a la Nueva Hispania, la localización de los Ocho Pueblos Yaquis a través de la historia y del territorio desde los tiempos de la colonia española, de las guerras del Yaqui en el porfiriato y el restituido por Lázaro Cárdenas en 1940.

A Mónica Villegas Murrieta, le pregunté si ya se aceptó la candidatura de la Danza del Venado como Patrimonio Cultural de la Humanidad: -No hay nada aún.- Contestó. 

Y como el antropólogo Moctezuma Zamarrón estaba en la ramada, le inquirí: ¿De qué se habló con los yaquis?

-Sobre el fortalecimiento de su tradición religiosa dancística, trasmitir conocimiento que los adultos mayores hacen a sus hijos y nietos sobre los versos y musicalización de los sones relatando la figura del venado (cola blanca) en relación a su hábitat y todas las especies desde mariposas y aves hasta la fauna de uña y el coyote en su ciclo natural biológico desde su nacimiento hasta su muerte.-

De la exposición de fotografía documental “Nuestro Patrimonio Cultural: Danza del Venado y Pajkola” por la fotógrafa etnográfica Trinidad Ruiz, las más bellas por conjugar el valor artístico y el valor estético, fueron: La de la cabeza del danzante venado, el tamborilero, el altar de muertos, el templo de Pótam iluminado, las cruces del cementerio y las señoras cocinando.

Curioseando por el centro nos encontramos las pinturas de la iglesia de Tórim por el pintor Sepúlveda de 1998,  otra del templo de Bácum, por G. Fierro y un dibujo del valle agrícola con danzante venado que publicó el profesor Santos García Wikit.

Sabroso guacabaqui, carne con chile y tortillas de harina sobaqueras degustamos  en la ramada de la cocina comunal mientras observábamos armonioso ritmo de manos haciendo bolas de harina, extenderlas, tortearlas, tirarlas al comal, retirarlas y doblarlas para servir a los comensales bajo la supervisión de la jefa  Chayito Hernández y demás grupo de señoras.

En la acera de enfrente bajo dos ramadas de horcón y carrizo se ejecutaban la danza del Venado y Pajkola por Obeth Emanuel Ochoa Molina y Jesús Arturo Mendoza Bajeca ambos de Vícam Estación, indicando serlo porque sus mayores se los inculcaron y por decisión personal en esta tradición.

Al caminar por las calles de poblado rumbo a la ribera del río Yaqui por fin encontré a  un bella yaquecita para el artículo de la Flor de Capomo, ramadas tradicionales y viejos muros de adobe señalando su historia; las manzanas donde estuvieron la plaza, los cuarteles, la cárcel y el hospital militar construido para la Primera Zona Militar del Noroeste a fines del siglo XIX por el ejército de Porfirio Díaz Mori.

 Que amablemente sus habitantes refirieron para mi libro sobre la arquitectura militar ya que la Secretaría de la Defensa Nacional no contestó la solicitud de información por Ley de Transparencia y Derecho a la Información enviada el año pasado.

Músico y cantadores mayores en el Encuentro de Venados y Pajkolas en Tórim. 


Saturnino Matuz y Domitila Molina moderando la mesa de trabajo.


Pajkola Mayor yoreme.

Danza del Venado por maso de Vícam Estación.


Danzante pajkola con su músico de tambor y flauta.

Chayito Hernández sirviendo su exquisita Carne con chile.

Salustriano Matuz  y demás participantes degustando sabroso guacabaqui.

Organizadores, invitados de Hermosillo y promotores culturales yaquis.

Trinidad Ruiz y Mónica Villegas.

Exposición de fotografías por Trinidad Ruiz.


Publico de los pueblos nativos admirando las danzas.

Público nativo juntado en la ramada de la Pajkola tradicional.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción  de este artículo y fotografías, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista Protector de Ballenas en el Mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photos is required by a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism Art, Ecologist in the Sea of Cortes Whales Protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA (Secretaria de Cultura) en 2014.Facebook: Francisco Sanchez; T:@archfcosanchez.


Celebración del “Día Mundial del Arte” en México

Escrito por arkisanchez 08-05-2017 en arte. Comentarios (0)

Estimados bloggers: El pasado 15 de abril se celebró “El Día Mundial del Arte” para conmemorar el natalicio, en 1542, del gran artista renacentista italiano, Leonardo da Vinci, con un programa para promover la Pintura, Escultura, Fotografía, Teatro, Letras, Música y talleres didácticos instituido por la Asociación Internacional de Arte. Traducción de International Art Association.

Se ignora la razón por la cual excluyen el Arte de la Arquitectura: -La Madre de todas las Artes- y -El Arte que se habita-, porque el homenajeado fue ingeniero-arquitecto y urbanista de ciudades renacentistas, génesis de  las ciudades coloniales en la ex Nueva España y posteriormente República de México.

En México, sólo el Museo José Luis Cuevas  celebró  el acontecer con una muestra de arte moderno que pueden ver en su página web, lamentablemente, en nuestra Sonora mágica maravillosa de la gobernadora Pavlovich, pasó desapercibido por ignorancia de la Dirección de Cultura Municipal de Cajeme, el gremio de creadores, las asociaciónes APALBA, APSS, instituciones tecnológicas, universitarias y la Dirección de Artes Visuales del Instituto Sonorense de Cultura, cimientes de la cultura regional y global liberal.

En lo particular: ¿Cómo ignorar tan memorable fecha si por medio siglo nos hemos dedicado a la belleza renacentista y a la  belleza convulsiva surrealista, y por 13 años  narrando  600 crónicas y críticas al  cosmos artístico  y arquitectónico en la ex provincia de Ostimuri?: ¡Jamás!

Pero como el tema del Arte es extenso por los 12 milenios de expresiones artísticas de las culturas del Desierto de Sonora, seremos regionalistas enfocándonos al arte hecho en Estación Corral por Juan Buitimea, el de Héctor Martínez Arteche y del arquitecto Francisco Sánchez López en Cajeme, sin menospreciar a cientos de creadores plásticos que según el alcalde Faustino Félix son representados por Irma Arana, o a los independientes  sin representación alguna porque desconocen  a la anterior y se declararon en inconformidad ante el Ayuntamiento de Cajeme, ejerciendo el fabuloso oficio de pintar, porque la otrora expresión humana que buscaba plasmar la belleza renacentista asimilada en la formación académica y génesis del arte sonorense, está evolucionado a teorías conceptuales y otras tendencias del Arte Contemporáneo.

El arte cajemense inició en forma autodidáctica pintando paisajes en biombos japoneses, bodegones, florales, naturalezas muertas, retratos de algún militar familiar y  con piezas de Arte Chino de Catón, para decorar  las casonas porfiristas en la colonia agrícola de Cócorit durante la primera década del Siglo XX.

Las expresiones plásticas del arte cajemense actual, si bien consideradas arte contemporáneo que nos toca vivir, son la continuidad de las tendencias realista, costumbrista, abstracta, expresionista, figurativa, surrealista, México rural, collages, arte objeto, arte callejero e instalación, realizadas por las generaciones post presa del Oviachic, la del orgullo cajemense y los de la realidad virtual que conforman la pirámide egipcia plástica en una sociedad como la de Cajeme que rehúsa  las vanguardias en las Bellas Artes.

En el 2006, el maestro Arteche en su taller de Cócorit refirió al estar recabando su biografía: “El artista en Sonora no está preparado para crear”: Once años después, tal vez tenga razón, porque el arte local se encuentra en un contexto cultural conservador religioso de la cultura Camp católica sin expresar el paisaje regional o urbano; confronta la fotografía digital versus el boceto a mano alzada para pintar motivos naturalistas y la figura humana; no expresa la magnífica luminosidad ambiental, desértica y consiguientemente, produce obras de ilustración agradables a la vista, y últimamente, un culto por la fealdad figurativa exhibido en exposiciones publicas auspiciadas por diferentes asociaciones civiles promotoras de la cultura.

Por otro lado, y siendo más objetivos, realistas y critico: ¿Para qué festejar el Día Mundial del Arte en Ciudad Obregón o en el neo Cócorit yori (mestizo) aburguesado?

Si varios murales de Arteche y de Francisco Romero Meneses están en deplorable y bochornoso estado de conservación, abandonados  a su suerte por la asociación civil Esperanza Arteche de su hija Alina, y el magnífico mural teosófico masón fue destruido a pesar de haber sido uno de los más hermosos pintado en 1945; las esculturas urbanas perdiendo su pátina de bronce por consecuencia de haberlas pintado al cobre “Comex” y las fuentes artísticas futuristas expresivas de su época en los 1950 fueron demolidas. Junto a otras atrocidades contra el Arte Hecho en Cajeme, patrimonio cultural de Sonora.

Pero eso sí, persiste la tradición sonorense más arraigada: El arte de la destrucción del patrimonio urbanístico y arquitectónico histórico edificado, como  sucederá con  la plaza Ignacio Zaragoza y la Escuela Cámara Junior de la moderna comisaría de Cócorit, junto al arte de “pastelear” las fachadas modernistas nativas en un neo colonial mexicano en perjuicio de la poca arquitectura original aún en pie.

A consecuencias de la planificación por el gobernador Eduardo Bours basada en la cultura tradicional Yaqui como producto folclórico para la mercadotecnia turística e inmobiliaria a partir del Museo de los Yaquis, (sin ellos, por radicar en la Loma de Guamúchil)  para el turismo de los cruceros que atracarían en la Marina de Guaymas y transportarlos a la comisaría para degustar empanadas, raspados y tortillas de harina sobaqueras e incentivar la economía municipal en un paisaje urbano con arte callejero de pájaros en algunas hermosas fachadas estilo Neoclásico cocoreño artesanal.

¡Lugar de ceibas, álamos y encanto hechizado!, que me recuerda el grabado: “La Verdad torcida y deformada”, de José Clemente Orozco, por  motivos de  los 400 años de la fundación de Cócorit, y el bello mural “Catarsis”. describiendo  –Al mundo de horror, embrutecido y caótico.-, en el Palacio de Bellas Artes, del Distrito Federal. Vigente en la contemporaneidad de Ciudad Obregón y de la colonia porfirista agrícola de Cócorit cuya fecha de fundación hace 4 siglos es falsa por inexistente.

Dos famosos surrealistas: Salvador Dalí pintado por Hugo Schwarzbeck y Francisco Sánchez López

Panorámica de la Escuela Primaria Cámara Junior próxima a demolerse en la Plaza de Cócorit. Sus dos primeras aulas de 1967 son presuntamente prototipo de Aula Rural de México diseñada por el arquitecto Pedro Ramirez Vázquez.

Monumento y busto escultórico de Benito Juárez en la Escuela Cámara Junior de Cócorit, que también será demolido.

10 Gráficas dedicadas al poeta Pablo Neruda en 1976 por el maestro Héctor Martínez Arteche.  Colección privada en venta por si está usted interesado en este magnífico muralista mexicano ya fallecido.

El gran Arte de la Arquitectura contemporánea de Ciudad Obregón, Sonora.

Mural de Arteche dañado por su técnica, tiempo, clima y la falta de interés en restaurarlo por la directiva de la biblioteca, gobierno del estado de Sonora y la asociación Esperanza Arteche de su hija Alina, poseedora de los derechos de autor por herencia.

Magnífica instalación conceptual: En el suelo quedó  la pedacería del mural al esgrafiado del maestro Arteche en la Biblioteca Pública "Jesus Corral Ruiz" de Ciudad Obregón. 

El Arte del Realismo Mágico y  la belleza convulsiva Bretoniana por el autor y artista exhibiendo cuando existían "Los Famosos e Internacionales Artistas del Festival Alfonso Ortiz Tirado" en la plaza de armas de Álamos, fueron expulsados por política del programa Pueblos Mágicos de México.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor SEP-509989-78 del titular Arq. Francisco Sánchez López. Se prohíbe la reproducción de este artículo y fotografías. Se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte en el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989-78 of his holder Arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photography is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement, El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014. Facebook: Francisco Sanchez; T: @archfcosanchez



Exposición “Presencia del Arte de Una Generación” en Ciudad Obregón, Sonora.

Escrito por arkisanchez 08-05-2017 en arte. Comentarios (0)

Estimados bloggers: En verdad les digo que después de reírme a carcajadas por la caricatura gráfica de la famosa  leyenda urbana del # 41 durante el porfiriato, situada arriba del mingitorio, se inauguró la exposición de pintura “Presencia del Arte de Una Generación”, montada por la asociación civil Generación XVII de la Escuela Preparatoria La Salle con la presencia del rector Salvador Valle Gámez y la presidenta Ana Catalina Valenzuela Valenzuela en las dos salas del Museo de Sonora en la Revolución dirigido por Priscila Valenzuela.

La curaduría de esta primera colectiva fue por selección de 38 obras presentadas por 11 participantes con el fin de darse a conocer y participar en forma altruista con el -Proyecto de erradicar la violencia contra las mujeres de Cajeme-: Sandra María Pérez León, Ennia Bonzon Samaniego, Mónica Acosta Bórquez, Martha Téllez, Angie Rojas Pablos, Sara María Ceballos Almada, Graciela de Inukai, Beatriz Inukai, Ana Cristina Grajales Cruz y los pintores Moisés Pérez Gaxiola  y Juan Basurto.

La museografía se basó –En una muestra no muy formal, relajada, decorativa, mostrando técnicas, texturas, sin mensaje propio como collage de  pinturas y demás trabajos escolares  de alumnos de las maestras Dora Luz Sarmiento y Claudia Encinas.- Indicó Salvador Escalante acompañado por Gilberto Beltrán y el personal del museo.

Para la crítica de arte las obras que equilibraron el valor artístico con el valor estético fueron: Conciencia Ambiental, de Angie Rojas y la más bella de todas; Feliz cumpleaños, de Graciela de Inukai; Tristes recuerdos, de Sandra Pérez León Gutiérrez; Ladrillos y Palacio, del doctor Juan Basurto.

Las mejor logradas: La Retirada e Inspiración, de Ennia Bonson;  Reconstruyéndose  y Pensando con el corazón, por Sara María Ceballos; Figuras y Pájaros, de Mónica Acosta; Brazos cruzados, por Cristina Grajales; Catalina, de Moisés Pérez; Factor Sorpresa, por Angie Rojas; el dibujo lápiz de una mujer recostada, la pintura de magnífico lobo; la abstracción en colores verdes y el dibujo erótico de dos féminas.

Durante el vino de honor platicamos con el rector Salvador Valle porque en su discurso inaugural refirió la Belleza de la teología cristiana: -La Belleza no es el cuadro sino lo que está en medio del espectador, siempre hay que buscar lo bello y la plenitud de la belleza en Dios.-

¿Cuál le gusta más?

-Encuentro mucha calidad, las técnicas a lápiz y mixtas que dominan llamaron mi atención y expresan  muchos sentimientos.-

Así mismo con Ana Catalina Valenzuela; ¿Cuál es el propósito de la exposición por la asociación que preside?

-Exponer el arte de una generación lasallista compuestas por artistas y familiares de los agremiados.-

¿Cuál le gustó?

-La obra de Sandra Pérez de León Gutiérrez y la de Sara María Ceballos Almada por la frescura me llamo mi atención.-

Para conocer a algunas de las pintoras emergentes en la historia del Arte Cajeme, se entrevistó a Sara María Ceballos Almada, navojoense egresada de la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad del Valle de México en Hermosillo. 

¿Dónde estudió pintura? Le inquirí.

-Soy autodidacta, he tomado clases de dibujo y pintura con el maestro Luis Martín López Sahagún a quien le modelé la obra Noelia. (Hermoso retrato que colecciono) 

¿Qué piensa de su arte?

-Es mi primera exposición, es colorido, regular, que  refleja sentimientos y  me hace muy feliz.-

A las mismas preguntas antes citadas, Sandra María León Gutiérrez, contestó: -Estudie con la maestra Elsa Cacho en la Academia de Arte y Oficios; acrílico y óleo con la maestra Dora Luz Sarmiento y dibujo a lápiz con Ebeth Roldan; Tengo nueve años pintando y he participado en 19 exposiciones colectivas y una individual en la Academia Elsa Cacho.-

-Pienso que mi arte ha avanzado mucho pero puedo lograr mucho más… Mi favorita es Tristes recuerdos porque representa momentos tristes aunque la vida sea muy coloreada; me gustaron el dibujo del Papa y Reconstruyendo de Sara Ceballos.

Cómo he seguido su trayectoria desde su infancia le mencioné que tiene talento y futuro en el arte pero si quiere ser profesional es recomendable estudiar la licenciatura en Artes Plástica en la Universidad de Sonora, en la Universidad de Arizona u otras mexicanas.

Cristina Grajales Cruz, respondió: Estudié Diseño Gráfico en el Instituto Tecnológico de Sonora: Mi arte va por buen camino aunque quisiera hace más obra manual pero soy digital por la profesión que ejerzo. Es mi primera exposición y de mis obras presentadas me gustó “El tigre de BengalaBrazos cruzados.-

Entre el público se inquirió por las preferidas, respondiendo Priscila Valenzuela: Feliz Cumpleaños, de Graciela de Inukai; Victoria Valdivia Esquer, estudiante de preparatoria del Tecnológico de Monterrey: Tristes Recuerdos, de Sandra Pérez León Gutiérrez, la mujer recostada y un bodegón.

Lamentablemente las obras de la sala principal sólo duraron una noche impidiendo mejor opinión del resto de ellas para esta crónica al ser desmontadas para la exposición de vestidos usados y coleccionados por Irma Arana en los últimos 50 años.

Se mostró un arte decorativo y conservador tipo ilustración con pobre manejo de la luz por aficionadas y principiantes en este difícil oficio de pintar, pero se les da la bienvenida al arte cajemense.

“Conciencia Ambiental”, de Angie Rojas, la más bella de la exposición.

Expositoras de “Presencia del Arte de Una Generación” en el Museo de Sonora en la Revolución. 

Inauguración de la exposición en el MUSOR.

Generación XVII de la Escuela Preparatoria de La Salle en Ciudad Obregón. 

Priscila Valenzuela y el rector Salvador Valle Gámez subiendo los peldaños a la Gloria y Belleza

Sara María Ceballos Almada (Noelia) posando junto a su obra Reconstruyéndose.

Sandra María León con su obra “Tristes recuerdos” de las más gustadas.

Cristina Grajales Cruz con "Brazos cruzados" y resto de sus obras expuestas.

“Noelia” Retrato por el artista Luis Martín López Sahagún.

Sara María Ceballos Almada con su obra “Pensando con el corazón”.

Priscila Valenzuela: Feliz Cumpleaños, de Graciela de Inukai

Victoria Valdivia Esquer gozando de las obras que apreció.

Victoria Valdivia Esquer apreció “Tristes recuerdos” de Sandra Pérez León Gutiérrez.


Victoria Valdivia Esquer gozando de la mujer recostada, no supe de quien es.

Sandra María León felicitada por sus padres.

Público asistente en esta exposición de arte hecho en Cajeme.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción  de este artículo y fotografías, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista Protector de Ballenas en el Mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction  of this article and photos  is required by  a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism Art, Ecologist in the Sea of Cortes Whales Protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA (Secretaria de Cultura) en 2014.Facebook: Francisco Sanchez; T:@archfcosanchez.


¡En Pañales está La Promoción Turística de Ciudad Obregón, Sonora!

Escrito por arkisanchez 07-05-2017 en arte. Comentarios (0)

Estimados bloggers: En verdad me da gusto asistir a los eventos culturales promovidos por el Museo de Sonora en la Revolución ubicado en ex residencia de Francisco Obregón por el Paseo Náinari, convertido en una zona comercial minimalista importante de  Ciudad Obregón, como fueron la exposición de fotografía  histórica de Cajeme coleccionada por David Munguía y en el jardín-palmar del portal con arcos bajos de medio punto estilo neocolonial mexicano, el “Pabellón Turístico Semana Santa en Cócorit 2017”, -con el propósito de promocionar las bondades de los destinos, atractivos turísticos, la gastronomía local y redimir zonas turísticas del municipio.- Anunciado pomposamente por docenas de empresas turísticas, patrocinadores, gobiernos, asociaciones civiles y demás personajes que componen este sector comercial.

En su recorrido por la docena de mesas bajo carpas rojas de la CocaCola y poca asistencia del público cajemense después de la apertura oficial, observamos primero, la Casa de la Cultura Municipal sin el programa de Semana Santa al no haber sido entregado por la editorial y sin nada que exhibir; un pequeña mesa con bisutería hecha por Antonio Ortega Vergara; la pintura de una mujer danzante venado yaqui con atuendo sensual, sin valor artístico y repudiada porque en la Ley Yaqui no permite a sus mujeres bailarla y en Cajeme se está corrompiendo sin que los yaquis reclamen su derecho de autor y respeto a esta tradicional danza religiosa y ceremonial que cualquier yori la baila.

Seguidos por el negocio de Pony-Cycles de la plaza Zaragoza y las empresas eco turísticas locales por la carretera a Rosario Tesopaco: Río Piedra Campestre con parque acuático, mirador escénico en del Dique 10 y la  EcoCamping Inn (Campamento Ecológico y Hostería, traducción libre)  tipo de rancho en encuentro con la naturaleza, safari sin especificar la fauna espero no sea para el turismo cinegético, parque para acampar, restaurante, paseos en carretas jaladas por burros y demás amenidades, a cargo de Aimeé Rendón Cardel.

El negocio “Julieta Arte Mexicano” con vestidos típicos mexicano del sur y algunas blusas bordadas; venta de libros por el Museo de Sonora en la Revolución; otra mesa vendiendo coyotas Doritas y la del Instituto de la Mujer mostrando bisutería, botellas decoradas, manualidades en Fomi y material periodístico reciclado.

El puesto de la asociación My World México (Mi mundo México) fomentando objetivos del desarrollo sustentable por Ariel Humberto Avilés Cantú; Recrearte, por María Antonieta Ruiz Félix, mostrando artesanías de porta llaves, llaveros, tazas, juegos de Memorama, cuadros con dibujos naïf de la ciudad y de Cócorit, blusas bordadas por mujeres de Vícam Estación, pan y coyotas Don Mario como típica cocoreña. Adjunto a otra exhibiendo bolsitas con carne cecina, salsa Valentina y coyotas Doritas; sumandose la de cuatro estudiantes de la carrera de Administración de Empresas Turísticas del Instituto Tecnológico de Sonora instruyendo sobre el proyecto escolar “Corredores Turísticos”.

Magnífico Planisferio Celeste me regaló la amable gerente del Planetario de Cajeme, María Flores Chong, porque me gusta ubicarme en el Universo observable por medio de la magnífica Constelación de Orión.

Junto a la Oficina de Convenciones y Visitantes, atendida por Aratzmi López Zapien, promoviendo artesanía local de figuras en palo fierro de los seris o concáac, chiltepines, bacanora de Tesopaco, coricos, coyotas Moza, calendario del urólogo Carlos Cota, postales de la tribu Yaqui por la empresa Yoemía y el panfleto “Tour de los Espartanos de América, Nación Yaqui” (Increíble nombre) recorriendo iglesias y ruinas militares de los Ocho Pueblos, la mega estatua del Danzante Venado en el parador turístico Loma de Guamúchil (que los lideres etno oficialistas desprecian cuando les faltan espacios para vender sus pocos productos artesanales propios). 

Concluyéndose con la mesa de Tecnología de la Información y Comunicación; la Secretaria de Desarrollo Municipal a cargo de Yarely Valenzuela y Sandra Villaseñor de la Comisión de Fomento al Turismo que nada tenían que ofrecer excepto las páginas Web y el marco musical versátil por el dueto Marcos y Yarel de la Universidad Tecnológica Sur de Sonora y La Tuna del Instituto Tecnológico de Sonora.

¡Oh, decepción! Por lo expuesto en él se puede deducir que nada tenemos que hacer en el competitivo mundo del turismo regional, nacional y estadounidense al estar fuera del mercado a pesar de la promoción o fomento por la  Oficina de Convenciones y Visitantes, de Ciudad Obregón, la Secretaría de Desarrollo Económico, el gobierno de la gobernadora Claudia Pavlovich y del alcalde Faustino Félix.

Como pueden ver, estamos en pañales en materia turística porque: ¿Quien en su sano juicio gastará miles de dólares para venir a Cócorit o a la región desde los Estados Unidos,  Canadá y sur de México para conocer y saborear la oferta ofrecida en este pabellón?

 Muy pocos, según estadísticas oficiales-

Se plantea y es un hecho lamentable la errónea decisión de  remodelar la plaza Ignacio Zaragoza con trazo de plaza colonial Novo hispana y republicano de la ex colonia agrícola del porfiriato, en un parque lineal que se han homologado en la ciudad y  destruir el plantel escolar Cámara Junior para auditorio con exhibición de la cultura mestiza obregonense y en el estrado bailes gruperos.

La cultura nativa cocoreña nadie la conoce y desapareceran reminiscencias del porfiriato practicada  por los niños cada año de graduación. El cocoreño no tiene vocación de servir al turismo y ni está capacitado por estar dedicado al negocio agropecuario mejor remunerado y de su agrado.

Por alguna razón, el turismo en el municipio de Cajeme, comisaría de Cócorit y de la ciudad no despega  por más costosos proyectos de planificación turística regional nada baratos realizados por firmas de arquitectos fuereños, que prácticamente se pueden ubicar dos zonas: Una, en la margen del río Yaqui, seco desde 1976, a pesar de la norma ecológica obligando un mínimo caudal de agua rodante. Y la otra, la costa del golfo de California.

Ya se han realizado los proyectos de Corredor Cócorit-Esperanza-presa El Oviachic, el más visitado por el turismo clase media y baja de Semana Santa y fines de semana laboral regional por no contar con capital extra para vacacionar en San Carlos, ir de compras a Tucson o practicar la ludopatía  en Las Vegas, Nevada.

El Plan de Desarrollo Turístico Municipal de Cajeme, Cócorit Pueblo Mágico de México, rechazado y el programa cancelado y Cócorit Centro Histórico, sin fructificar ninguno de ellos, en los trienios de Manolo Barro, Rogelio Díaz Brown y el actual de Faustino Félix.

Aunados al programa Tesoros de Sonora por  los Comisión de Fomento al Turismo estatal, supuesta promotora de la remodelación y destrucción del patrimonio cultural de Cócorit, que si bien no ha sido catalogado, es debido a la falta de interés político de los últimos cinco alcaldes. Tal y como se hizo en la ex plaza Morelos convertida en Plaza Cívica Álvaro Obregón sin gente en sus sitios de esparcimiento y usada por carpas para orar a Dios, mercado de artesanías de Oaxaca, protestas de inconformidad contra el municipio y demás actividades que nada tienen que ver con el uso recreativo de esta plaza para el que fue designado en 1925. 

Vista al Pabellón Turístico Semana Santa en Cócorit 2017.

En los jardines del Museo Sonora en la Revolución.

Recrearte y demás mesas de exhibición artesanías y coyotas.

Estudiante de Turismo en el ITSON.

Oficina de Convenciones y Visitantes de Obregón.

Eco Camping Inn (Campamento Ecológico y Hostería)

Vocalista Yarel, Priscila Valenzuela, directora MUSOR y  Yarely Valenzuela y Sandra Villaseñor.

Dueto Marcos y Yarel de la Universidad Tecnológica Sur de Sonora.

La Tuna del Instituto Tecnológico de Sonora.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor SEP-509989-78 del titular Arq. Francisco Sánchez López. Se prohíbe la reproducción de este artículo y fotografías. Se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte en el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989-78 of his holder Arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photography is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement, El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual:www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014. Facebook: Francisco Sanchez; T: @archfcosanchez