Cronista de Arquitectura, Arte y Ballenas de Sonora. México y USA.

Lo Mejor del Festival Ortiz Tirado 2014 en Álamos (Concluye)

Estimados bloggers: Con tristeza les indico que hoy concluyo con esta narrativa del festival tradicional de invierno en el estado de Sonora. Ya no habrá más de éstas, en protesta contra el Ayuntamiento de Álamos e Instituto Sonorense de Cultura porque nos corrieron de la "Calle de los Artistas" en forma abusiva, omitiendo el arte para dar cabida a la cultura de la cerveza. 

Los días calurosos de invierno en nuestro hábitat están propicios para concluir la narrativa a lo mejor de los conciertos de arias operísticas y espectáculos musicales llevados a cabo en el teatro renacentista del palacio municipal durante XXX Festival Cultural Alfonso Ortiz Tirado, en la ciudad colonial de Álamos.

¡Bravísimo! A la soprano costarriqueña Íride Martínez, como solista cantando con su excelente voz: Una Voce Poco Fa, del Barbero de Sevilla, por Gioachino  Rossini, y O Luce di Quest Anima, de Linda, en Chamouix, por Gaetano Donizetti, referente a un pintor pobre y enamorado.  Opino que fue la mejor voz y de grata presencia escenográfica trasmitiendo a su público el romanticismo del siglo XIX. Así mismo, en dúo con el  tenor ruso Khachatur Badalyan, interpretando O Nuit Divene, de Romeo y Julieta, por Charles Gounod y Dúo y Jota, del Dúo de la Africana, por Manuel Fernández Caballero. Badalyan es solista de la Opera de Moscú que también nos deleitó con su poderosa voz: La Donna e Moblite, de Guiseppe Verdi, y No Puede Ser, de La Taberna del Puerto, por Pablo Sorozabac.

¡Bravísimo! A la puesta en escena de la famosa opera cómica, Elixir de Amor, de Gaetano Donizetti, en el escenario del Templo propicio para su presentación debido a la decoración barroca de la fachada este de la parroquia de la Purísima Concepción y la nueva tecnología audio. La ópera fue referente a un pueblo de Italia del siglo XIX y un drama amoroso entre: Adina, la rica ganadera, interpretada por la soprano Jéssika Arévalo; Nemorino, su campesino enamorado, por el tenor Christopher Roldán, cantando también la hermosa aria Una Furtiva Lágrima; el pretendiente, sargento Belcore y su pelotón de soldados gay, por el barítono Tomás Castellanos; Dulcamara, por el bajo Luis Castillo,vendedor ambulante de pócimas insinuando risiblemente que el elixir era Bacanora; la campesina Giannetta, por la soprano Valeria Quijada, y demás personajes pueblerinos del coro. Dirigidos por la batuta de Christian Gohmer, director de la Orquesta Filarmónica de Sonora. Aunque la anunciaron como la primera ópera presentada en Álamos, recuerdo que hace dos  años montaron la zarzuela  La Mulata de Córdova, compuesta por Xavier Villaurrutia y Agustín Lazo, armonizada con música de José Pablo Moncayo, en el mismo apacible lugar.

¡Bravísimo! A la mezzosoprano norteamericana Joyce DiDonato al regalarnos un excelente recital de canciones clásicas como El Amor y El Majo Celoso, compuestas por Fernando J. Obradors, y la Trilogía de Beaumarchais  de Wolfang A. Mozart. Con mucha razón es considerada una gran intérprete de las óperas de Rossini, Händel y Mozart y --la Mejor Solista Vocal de Música Clásica por los Premios Grammy--. Acompañada por su virtuoso pianista David Zobel, graduado en los conservatorios de Toulouse y Nacional de París,  ganador de “La Máscara de Oro” por la mejor ópera y presentándose  en Álamos con largo historial de conciertos en Francia, Alemania y Rusia. Las más de 700 personas en el teatro les aplaudímos entusiasmados sin exclamar ¡Bravo! Por orden del instituto y desafortunadamente, se tuvo que abandonar el recinto para viajar a la ciudad de Navojoa por falta de alojamiento.

Pero, al bajar por el vetusto callejón, en la esquina iluminada del palacio municipal, se encontraban los esposos Mercedes Esquer y Elia Casilla. Al saludarlos ofrecieron amablemente transporte a Navojoa. Los acompañé a observar la segunda parte del concierto transmitido en pantalla portátil y conducido por Magali Romano para la televisora Telemax. Mientras la juventud alegre, con bote en mano, esperaban impacientes, el inicio de la Callejoneada con la Rondalla Dr. Alfonso Ortiz Tirado.

¡A bárbaro! El grupo Habana Café porque para cuando arribamos a su concierto, entusiastas admiradores los escuchaban; docenas de parejas y personas solas bailaban a su ritmo tropical cubano con mezcla de jazz frente al escenario del Templo, gozando del gran ambiente musical el primer sábado de febrero. Repitiéndose las ovaciones por más de tres mil personas.

La noche de la clausura, el gobernador Guillermo Padrés Elías, entregó un merecido reconocimiento al director de la Orquesta Filarmónica de Sonora, Enrique Patrón de Rueda,  por los cinco años de colaborar con el Festival Alfonso Ortiz Tirado. ¡Enhorabuena! Fue una noche de apoteosis: En La Alameda, al sorbo de un sabroso champurrado servido por los esposos Bayori, se miraban cientos de personas festejando con música regional; en la plaza de armas, otros miles; en las calles vecinas: Docenas de jóvenes bailando al ritmo de la tambora sinaloense. Todos convirtieron al centro histórico en una extraordinaria borrachera colectiva costumbrista sonorense, dejando miles de botes de cerveza sobre calles impregnadas de historia. ¡Fantástico! Ya es tiempo para que el comité organizador convoque a la creación de la ópera “Álamos”, o nos complazcan con la ópera “Moctezuma”, de Antonio Vivaldi.

Pie de foto 1: Soprano Íride Martínez interpretando la aria: O Luce di Quest Anima, de Linda, en Chamouix, por Gaetano Donizetti. La mejor voz del festival.

Pie de foto 2: Mezzosoprano Joyce DiDonato cantando El Amor, de Fernando Obradors. Hermosa voz, elegancia y dramatización en el concierto de clausura del FAOT-2014.

Pie de foto 3: Giannetta, interpretada por la soprano Valeria Quijada, en la ópera Elixir de Amor, de Gaetano Donizetti, en el escenario del Templo.

Pie de foto 4: tenor Christopher Roldán en su papel de Nemorino, Giannetta Adina, interpretada por la soprano Jéssika Arévalo en la ópera Elixir de Amor.

Pie de foto 5: Personajes pueblerinos del coro en la ópera Elixir de Amor.

Pie de foto 6: Noche de clausura Festival Alfonso Ortiz Tirado en Álamos.

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería! Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy! Architect, photographer, artist of magical realism art, ecologist in  the Sea of Cortes´ whales protection, cultural journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

E-mail: artecajeme@yahoo.com, Facebook: Francisco Sanchez;Twitter: archfcosanchez. 

Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com;www.arkisanchez.wordpress.com; www.sanchezarchitecture.blogster.com; www.arkisanchez.blogdiario.com; Website: www.arqsanchez.8m.com


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: