Revista Crónicas de Arte y Arquitectura.

El juego del Chicken Shit de San Carlos, Sonora

Esitmados bloggers: No pude subir la semana pasada la crónica semanal acostumbrada por un golpe de calor sufrido que me sacó de toda onda por unos días.  

 

¡Turismo medico en San Carlos y cultural en Guaymas!.

 

A la hora del caluroso tardecer, rumbo a casa,  el cielo al oriente de la ciudad estaba negruzco anunciando la refrescante lluvia veraniega que nunca llegó porque solo lloviznó  aumentando el calor por la humedad. ¡Ni Modo!

A consecuencias de un fuerte golpe de calor no pude publicar  el domingo pasado, porque  tuve que practicar el turismo medico en San Carlos y  el cultural e histórico en el puerto de Guaymas, transformado con la modernidad, donde pude observar obras portuarias y enterarme de la ruta del arte del Festival Mar Bermejo  para celebrar un aniversario más de la gesta heroica del 13 de julio de 1854.

Muy mareado recorrí  el viejo malecón Malpica, hoy, bello e inmenso espacio urbano de esparcimiento con formidables perspectivas panorámicas a la contaminada bahía y centro histórico, lamentando el contraste de su arquitectura histórica neoclásica con sus recientes falsos portales coloniales frente a la Marina Guaymas. Notando el cambio de lugar de la estatua al bronce repintada al esmalte café del general José María  Yáñez y la del  “El Pescador” sin su pátina fundida por el escultor español Julián Martínez en  su nuevo pedestal-glorieta para automóviles, en la cual, se necesita subirse a una escalera de cinco metros de altura para leer la placa con la canción “La Barca de Guaymas” que aún llevo en mi sensibilidad por su melancolía musical cada que salgo del puerto.

En los pasillos interiores del Palacio Municipal, antigua Casa Consistorial y Prisión Civil proyectada por el ingeniero Arthur Wrotnowski, entre 1889 a 1902,  se montó la magnífica exposición “Lucha por la Independencia en los Litorales Mexicanos”   del Museo Itinerante de la Secretaría de Marina, Unidad de Historia y Cultura Naval, con el lema: “Navegar por los Mares del Conocimiento”. Tienen razón estos marinos porque fue muy didáctica porque andaba buscando información sobre la transportación y ruta naval de esclavos yaquis por el barco de vapor y cañonero “Tampico”.

 Para mi suerte de fotógrafo encontré en la fantástica información las batallas navales de Acapulco, Mazatlán, San Blas y de Veracruz junto a los vapores “Guerrero” y “Morelos”. Espero la monten el Museo de Sonora en la Revolución  por su acervo cultural e histórico valioso. ¡Gracias!

Ahí mismo, me saludé  al arquitecto Pedro García, colega del Colegio de Arquitectos de Guaymas y ex presidente de la Sociedad de Historia guaymense, invitándome  a asistir a una mesa redonda sobre la fecha heroica en la Casa de la Cultura ya que ha leído en mi blog mis crónicas culturales.

En esta bella casa saludé a las pintoras Maria Luisa Polanco, directora de la institución y a Viky García mientras montaba la exposición “Cada Quien su Cruz”, por el artista plástico  hermosillense, Francisco Ruiz, con 16 cruces a la terracota, cerámica a la alta temperatura y policromados para expresar una interesante iconografía de personajes y objetos  según visión de este autor que admiro:  La más bella fue: “Sincretismo Maya”, y las mejores logradas fueron:  “Fugitivo a la Contaminación”, “En los Restos  que Vivimos”, “Vaticano en Llamas”, “Tiempo al Tiempo”, “En la Imaginación de los Naturales”, “Los Gregorianos” y “Conociendo a Cristo” por conjugar los valores artísticos y estéticos.

En la galería Rosalva S. De Vizcaíno, observé la exposición de pintura “Val”, del hermosillense Darío Val, pero, como ya la expuso en la galería del Instituto Tecnológico de Sonora no la reseño pero le coleccionaría ““Se Llamaba Inmaculada aquella Puta”, por su bello trazo negro y pequeñas manchas rosas.

Lamento,  no poder haber asistido al vestíbulo  del Auditorio Cívico Municipal para observar las macros instalaciones  “Diálogos Fortuitos”, del artista esperanceño Alejandro Ballesteros, ni a la de “Sin Límites”, de los Pintores Guaymenses en la planta alta del palacio y  “Pendones”, --El rescate de las islas de Guaymas--, por la asociación Islas del Golfo de California, Áreas de protección de la Flora y la Fauna.

Antes de partir a mi  pueblo costero favorito de Sonora, fui al restaurante SE para degustar el buffet de  ensalada, spaghetti y pizzas mientras admiraba la  decoración basándose en billetes monetarios antiguos y modernos de México y de otras naciones. Al salir, caminé  un rato por el centro histórico notando los cambios actuales y clamando la falta de mantenimiento de los bellos edificios bancarios sobre la avenida Serdan en vías de destrucción. ¡Lastima!

Pero, aproveché el viaje  para platicar con mi única gran amiga, Clarita Quibriera y José Luis mientras saboreábamos sabroso cafecito en la Ferretería  “Coliseo”.

El olor a brisa marina de la bahía de San Francisco en San Carlos, fue sustituido por los fétidos hedores a aguas negras encharcadas en los arroyos y playa molestando el sentido del olfato que aumentó mi malestar hasta que fui atendido por mi buen amigo y doctor geriátrico José Luis Canale Escalante, mi única seguridad social de la Revolución Mexicana curándome los desmayos, la desnutrición y deshidratación producida por el caloron en Cajeme provocando la pérdida de la realidad cotidiana y de paso revisarme el jovial corazón.

Después de ver fotos del oráculo  pulpo Paúl alemán del mundial futbolero de la  naquería nacional recordé el famoso juego  del “Chicken Shit”, (caca del pollo) del ex bar “Stellas by the Sea”, en los ´80, porque esta singular ave no pronosticaba  nada, ni siquiera el clima: Nos hacia ganar las apuestas  defecando en un  cuadro del tablero tipo damas chinas. Ja, ja, ja.  El próximo mundial en Brasil, al tablero le pondremos el logotipo de cada selección  y pedirle al pollo que defeque en el ganador de la copa.

 

Pie de foto: Estatua al bronce del general José María Yánez en su nuevo sitio integrado al nuevo fabuloso Malecón Malpica frente a la contaminada bahía y Puerto de Guaymas. 

 

Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me la roben!

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo concentimiento por el autor,   mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Agrupación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México.

 

 

 

 

Comentarios

Arq. Francisco Sánchez López. Le saludo y felicito por su labor, siempre amena y fina. Como puedo contactar mail de Soc. Historia de Gauymas o a quien Ud menciona?

Añadir un Comentario: