Cronista de arquitectura. arte y ballenas de Sonora. México

Día Mundial del Medio Ambiente en Sonora es una ironia mas

 Estimados bloggers: Que tal, otra vez más navegando en la web on para mostrarles a ustedes algo historico de la tribu yaqui de Sonora  vista desde la perspectiva de un arquitecto plástico y ecologísta.

Espero que sea de su agrado, ya que esta escrita con libertad para informar a todos ustedes que viven fuera del terruño que los vio nacer, pero sienten ese sentimentalismo por Cócorit, Esperanza, Providencia, Cajeme, Ciudad Obregón y otros pueblos serranos y del Valle como Quetchehueca.

 

No cabe duda que el estado de Sonora es ideal para los grandes negocios que dañan el medio ambiente, como el de los camiones urbanos que aumentaron el 25 por ciento su tarifa, porque a pesar de los camiones nuevos de color rojo de la ruta Nueve, los cinco pesos que cobran no los valen y entre ellos circulan las unidades chatarras cobrando el mismo precio. Las y los usuarios sienten que este incremento es una afrenta a los grupos sociales de menor ingreso, porque utilizamos un servicio deficiente y caro, sí, más caro que en Arizona ¡Qué bárbaros son! Se les pasó la mano.

En la semana que pasó rápidamente --Como lo hace nuestro existir--, se celebraron el Día Mundial del Medio Ambiente, el Día de la Libertad de Expresión  y el 2 de junio que no se olvida. El primero  parece ser una cruel ironía porque en Sonora  su biodiversidad y ecosistemas  están degradados y contaminados y muchas especies en vías de extinción. El  río Yaqui  seco está provocando la  extinción de varias especies de pescados, su flora está  muerta, la fauna emigró  y nadie, absolutamente nadie, quiere tomar la responsabilidad ambiental, civil  y política para reparar el daño irreversible de este importante ecosistema.

Según la autoridad estatal de Hermosillo, Sonora, en el estado se producen miles de toneladas de basura drenaje urbano, agroquímicos  y residuos tóxicos que las empresas están depositando en cañadas y cañones, en ríos y arroyos, en parajes del desierto, en esteros, playas, bahías y ensenadas provocando una mortandad de especies marinas, a pesar de que tenemos todo un marco legal en materia ecológica que nadie usa en Sonora, porque el interes de progreso urbano con millonarias utilidades es prioritario a la conservación y protección del desierto de Sonora.

Como ejemplo tenemos a nuestra bellísima bahía de Guaymas, "El sanitario más grande del mundo",  y una de las más contaminadas  está siendo maquillada para ser un futuro destino turístico para yates y cruceros de lujo que desembarcarán miles de turistas cultos con conciencia ecologista pro conservación del mar de Cortés que olerán los milles de metros cúbicos de escremento y aguas negras acumulados por más de cien años en la bahía, pero eso sí, nos exigirán  un mar y playas limpias.

En este  5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, las y los sonorenses tenemos el derecho a una medio ambiente sano como garantía constitucional por eso nos oponemos a la instalación de un CIMARI en Sonora  para recibir miles de toneladas de contaminantes peligrosos y residuos tóxico como basura industrial que no producimos. Que nadie la quiere pero como es buen negocio para extranjeros sin arraigo ni cariño por la tierra, quieren poner a funciona con complicidad con SEMARNAT que autorizó el cambio de usos de suelo de monte bajo de agostadero a deposito de tóxicos avalado por el actual gobierno del estado a pesar de que tenemos una ley estatal de ecologia y demás lindezas que sólo sirven en el papel escrito. Tenemos el estero El Soldado en la comisaría de San Carlos que ha sido dañado por empresarios de Guaymas al construir la carretera nueva sin permiso y actuando con alevosia y ventaja e impunidad para dañar a este maravilloso ecosistema marino vital para las especies del mar.

La lucha por la protección de ballenas y delfines en el golfo de California se está perdiendo porque no se puede luchar con el gran capital depredador  que quiere invertir en el desarrollo industrial costero contaminando al mar y bahías en Puerto de la Libertad afectando al hábitat de las ballenas de aleta, a los delfines libres y lobos marinos. La Comisión Internacional Ballenera no ha podido detener la caza comercial y “científica” de ballenas y delfines por Japón, Estados Unidos  y otros países balleneros.

Semarnat no puede detener  la moda de capturar delfines para delfinarios que practican la delfinoterapia pero tambien son muy buen negocio a ser entrenados porque se compran a 400 dólares y se revenden a 45 mil dólares en seis meses.

“Mejor ponte a escribir tus crónicas y críticas de arte, --impertinente escritor-- y no abordes temas tan difíciles de comprender por los que no tienen conciencia ecológica, ¿A quién le importa, en verdad, tus ballenas y delfines, tus crónicas y crítica de arte?

Si por enseñar al pueblo de Cajeme a cuestionar el arte exhibido en galerías, la arquitectura anti estética construida  y ser ecologista protector de  cetáceos en Sonora, cometiste un --suicidio laboral, social y político".

¡Dónde está, pues, la libertad de expresión?

La libertad de expresión es una utopía en Sonora.

¿Para qué celebrar este día?

 Asistí a la mesa redonda “Cócorit  a Través de la Historia”, por los cronistas José Escobar Zavala y Humberto Ramírez, el profesor Roberto Fierros Moreno y  el escritor Silverio León Jaime.  Llamó la atención el desacuerdo con las fechas de la fundación de esta misión, porque para el comité organizador  fue el 27 de mayo de 1617 y para el  profesor Fierros el 31 del mismo mes y año. 

Para los ponentes, los jesuitas concentraron a la tribu yaqui en once rancherías  nativas  para establecer luego las ocho misiones... Pero,  el urbanismo histórico nos indica, que los yaquis habitaron 80 rancherías a lo largo del río Yaqui y fueron ellos mismos quienes concentraron a la población en once grandes rancherías como estrategia militar para contener la inminente invasión española que observaron en las misiones de la tribu mayo;  una vez lograda la paz y la anuencia para la entrada de los jesuitas, éstos fundaron las  ocho misiones que hoy son los 8 pueblos tradicionales.  Cócorit fue misión de visita con un altar de adobe bajo una ramada  y años después se edificó un pequeño templo.

Mientras un gato blanco caminaba sobre la cornisa de una antigua  fachada semidestruida, los integrantes del panel narraban su historia en una tarde fresca durante el crepúsculo: El cronista Escobar aludió a los pioneros de Cajeme que vivieron primero en este pueblo y después se cambiaron a Ciudad Obregón. El profesor Fierros se refirió a “La noche triste” del capitán Diego Martínez de Hurdaide en el sitio de  Agua Caliente, en 1533,  al ser derrotado por los yaquis... Añadió: “Cócorit fue importante pueblo por ser entrada a la sierra  y a la misión de Móvas, contribuyendo con la fundación de la misión  de Loreto...”. Terminando  su participación, al señalar: “fue una  injusticia y barbarie cometida contra el pueblo de Cócorit, al quitarle el nombre antiguo para designarlo como Municipio de Cajeme...”.

El escritor Juan Silverio León relató: “Son 390 años del bautizo de un pueblo desde el punto de vista de los yaquis... No todo lo que los sacerdotes  hicieron es bueno y no todo lo hicimos... La evangelización fue la enseñanza de una espiritualidad... Cócorit ha ido de la mano del indio,  es un pueblo yaqui...”. Y Humberto Ramírez nos mostró un audio visual de los personajes del pueblo.

Cuando estudié la problemática de vivienda en las Comunidades Yaquis para mi tesis profesional, noté que la historia  de la guerra de exterminio y deportaciones fue escrita por el vencedor español y mexicano, pero yo la escribí al revés, desde el punto de vista de los yaquis  porque  ellos nunca redactaron su verdad histórica. Cócorit es un ejemplo palpable de la colonización blanca como arma de guerra por  militares porfirianos y de la revolución Mexicana, su sitio actual es una planificación  militar moderna, de lo antiguo nada quedó, fue  todo destruido.

Deseo compartir con ustedes el modo y sentir de una madre yaqui con este poema: --Odien al “yori”, / porque éste ha matado a los padres, / a los abuelos, a los hermanos/ y a los parientes. El “yori”, es el que siempre/ nos ha hecho daño con las guerras, / nos a quitado las tierras, las cosechas, / el ganado, los pastos y las maderas, /sometiéndonos a toda clase de torturas y vejaciones--. (Tomado del libro La Tribu Yaqui de Sonora, por Alfonso Favila).

Pie de foto: Antigua Casona de Cócorit. Fotografía por arquitecto Francisco Sánchez López. Tambien artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de cortés, escritor de guías turísticas, cronista y crítico de arte, suplemento cultural Quehacer Cultural, periódico El Diario del Yaqui, de Ciudad Obregón, Sonora

Comentarios

es una lastima ke no haya gente leyendo esto, abre una cuenta de facebook, explayate donde esten los ojos!!!

S UN ASCO ESO

Añadir un Comentario: