Cronista de arquitectura. arte y ballenas de Sonora. México

Los famosos e internacionales Artistas del Festival de Álamos, Sonora

 

Estimados (as) bloggers: con mucho gusto escribo esta narrativa sobre  el arte del festival Ortiz Tirado en Álamos, espero que les guste y que el año que entra nos visiten, porque somos los Artistas del  Festival reconocidos internacionalmente porque cada año, turistas de Canadá o de Estados Unidos, vienen a este evento culto para llevarse una obra del arte expuesto. Más esto, no es un gran negocio porque este año, casi no hubo compradores como uno quisiera para solventar los gastos que ocacionan la estancia en este "Pueblo Mágico de Sonora" y los gastos de producción de las obras, su montaje y tiempo dedicado a ellas, pero en fin, espero que lo gozen y les sirva de algo, porque si logro inspirarlos, ya es ganancia, porque el arte en comunicación con el público. Gracias

Tengo mucha obra de acuarelas y dibujos a tinta china a su disposición.

 

La Ruta del Arte y  los Artistas del Festival de Álamos.

 

Creo que  la versión número 23 del Festival Alfonso Ortiz Tirado en Álamos ha sido el mejor en su historia por la calidad de los conciertos de gala operísticos en el Palacio Municipal, eventos musicales en el atrio de la iglesia La Purísima Concepción, en el Foro alterno y en La Alameda durante días asoleados o nublados con  intenso frío nocturnal  del invierno en la región serrana del desierto de Sonora, a  donde fui para adquirir más cultura clásica  y extasiarme con el arte expuesto en las  16 exposiciones  de la Ruta del Arte auspiciada  por el Instituto Sonorense de Cultura y el arte expuesto en la Plaza de Armas  por los famoso e internacionales Artistas del Festival de Álamos.

¡Bravo!, ¡Bravísimo! Es mi exclamación al  conciertos de gala de la clausura, porque  -Extasió mi espíritu errante en busca de la belleza-, por la  mezzosoprano Carla López-Speziale, el tenor Armando Mora y el pianista Pablo Singer,  deleitándonos con melodías de opera y  mexicanas de María Grever y a petición del público, que de pie aplaudía sin cesar, terminó el festival con la  canción “Granada”, ovacionada por el gobernador  Eduardo Bours, su distinguida esposa Lourdes Laborin, su gabinete de lujo  y demás invitados especiales.

¡Bravo!, exclamo tres veces para las sopranos Sarahí Salgado, la cajemense Margarita Estrada, el barítono Emmanuel Mayoral y al pianista Daniel Villegas  por el repertorio musical de “La flauta mágica, “La tabernera del pueblo”, “El barbero de Sevilla” y ”Mefistofeles”, en la noche de gala de la Universidad de Sonora.

No cabe duda que el espíritu de este Festival  es la cultura plástica  presentada por las dos  propuestas arriba señaladas por la  cantidad de pinturas, esculturas, grabados y fotografías  montadas en  casonas coloniales y edificios históricos, donde asistí a la inauguración de la exposición gancho “Fusiones”, por  los pintores Valdimir Cora y Jazzamoart en  el Museo Costumbrista  con obras  figurativas y abstractas carentes de estética  por su deformaciones de la figura humana y su colorido violento. Tampoco me agradó el mural pintado con aberrantes abstracciones  efectuado en honor del  homenajeado  Carlos Prieto, porque no lograron expresar  la belleza musical de este  gran violonchelista.

En el Palacio Municipal observé las pinturas de la V Bienal de Artes Visuales de Sonora  previamente criticadas. Subí las escalinatas del callejón contiguo a este  edificio para llegar a la Casa de la Cultura y  ver las exposiciones: Tekne de los artistas jóvenes y  la colectiva “La música se ve”, de los Artistas Plásticos de Álamos. Baje de la cima para llegar al Museo de la María Félix y ponerle atención la exhibición  “Sonora”, por  los Pintores Independientes de Guaymas, crucé la calle para llegar al restaurante La Puerta Roja y admirar la exposición “Sensibilidad: Las Artes”, de Rito Emilio Salazar. Con el tiempo en contra para  no perder  la banca, le eché un vistazo a  la colectiva de la Asociación de Artistas Plásticos del sur de Sonora en la  Biblioteca Pública para luego ir al Hotel Colonial y ser atendido cordialmente por Carmen María Gámez Ramírez durante un recorrido emocional por la exhibición  La “Frontera desconocida”, de los artistas de Nogales y la de fotografía documental por Oscar Monroy y Sofía Monroy.  Doble la esquina de la calle llena de historia para llegar al restaurante Polos para conocer la visión  fotográfica de la exposición  “Cromática Sonorense”, de Mario Sánchez Luna; Pasé frente al museo para cruzar la calle  al restaurante Las Palmas, pero me detuve para darle  el  paso libre a un jinete de a caballo por si las dudas hace lo que Gaspar el burro del festival y extasiarme con  los magníficos grabados  de  Adriana Salazar La Madrid en su propuesta “Sueños del pasado”, joven artista que le veo un prometedor futuro en la plástica sonorense por su trabajo  armonioso y bello.

El arte Sacro en el Hotel la Casa de los Tesoros y la de Margo Finlay están repetidas, lamento no asistir a la exhibición “Libertad relativa”, de Karla Inés Yescas en la galería Tacubaya, a la de Roberto Bloon, ni  la colectiva de la Asociación Sonorense  de Artes Plásticas  en el Mercado de las Artesanías ni a  “La fiesta de las mascaras”.

Tengo por norma  no dar pleitesía a nadie en el mundo, pero debo mencionar que fue una muy grata la inesperada visita del Gobernador Eduardo Bours a la plaza  recorriendo casi todos los  puestos y mirando de soslayo al arte expuesto, lo noté   muy jovial, amable y feliz. Distraje su atención  para que posara frente a mis acuarelas e ipso facto aceptó  con gusto para luego darme las gracias mientras nos despedíamos cordialmente.

La otra propuesta del festival de la Sonora culta, fue la gran exposición de pinturas por los Artistas del Festival de Álamos en la Plaza de Armas, presentando al público  cientos de obras plásticas que junto a la Ruta del Arte transformaron a esta ciudad colonial en el centro artístico más importante del noroeste de México.

Nuevamente estos  artistas independientes se reúnen para exhibir su arte al pueblo alamense y a los miles de visitantes y turistas  que deambularon en la plaza durante los días del festival. Para que usted los conozca, externo sus opiniones a las preguntas ¿Qué piensas de tu arte? y ¿Qué  los motiva a exhibir  en la Plaza de Armas de Álamos?

El pintor egresado de escuela La Esmeralda de la Ciudad de México, Luis Martín López Sahagún, respondió  mientras espera vender algunos de sus magnificas pinturas realistas de caballos y flora sonorense: “El arte en esta plaza es el contacto con la gente porque para el artista es fundamental ver y ser visto;  El arte es para ser expuesto  y no puede ser comprendido porque como dijo Picasso: -No puedes entender el canto de un pájaro, sólo te gusta o no-; Álamos durante el festival es un centro de arte por ambas exposiciones por diferentes artistas donde tienes acceso a lo que se hace en  Sonora y en México. La mejor obra es “Noche de Luna”. Magnífica pintura  realista de un caballo galopando libremente. -¡Qué hermoso caballo!- Exclamó la señora Lourdes Laborin de Bours durante su paso por la plaza, y  tiene mucha razón, porque es más bello que los pura sangre de la cabalgatas y los bailadores.

Ricardo Valenzuela Payan  el mejor acuarelista de Sonora y seguidor del estilo Pueblo mexicano con licenciatura  en  Artes Visuales del Instituto Tecnológico de Sonora y de la Universidad de Guadalajara, después de invitarnos  unos sabrosísimos burritos de machaca hechos por su amable esposa, opinó: En mi arte la dirección de mi sentir es enfocarme a mi estilo y la síntesis de mi plástica, es  decir poco con unas cuantas manchas y líneas; No dejo de admirar a mi pueblo, es por esto, que mi obra se enfoca en ellos;  Por 13 años me ha motivado el contacto directo con la gente del festival y el pretexto que tiene mi obra para acercarme a mis colegas pintores; Es importante que las autoridades enfoquen su mirada a todos en general y no nada más a un reducido número de artistas, ya que la unidad artística depende el crecimiento cultural de un pueblo; Mis mejores obras son “Pleito en Casa” y “Rana cazando la luna”.

Alejandro Ballesteros, pintor  profesional surrealista y grabadista  egresado del ITSON, al indicarle las preguntas, contestó: “Mi arte está en evolución, no sé a donde me va a llevar, la intriga es muy seductora; En el transcurso del festival me he tocado con otras tendencias y materiales que rompen con lo enseñada en la academia; Me motiva el contacto con la gente, recordar de donde vengo y   que el público vea  mi arte en la plaza y no en galerías de la elite.

Edgar Josué Herrera Padilla  es un profesional en las Artes
Visuales y uno de los mejores retratista sonorenses  creador de la pintura retórica expresada al carbón, acuarela, pastel y grabados. Después de haber terminado el retrato de  una bella dama, señaló: “Es la expresión de mis sentimientos y forma de pensar dentro de la sociedad en la que todos estamos inmiscuidos en lo que estoy si y no de acuerdo, así como, el tema de la mujer: Su grandeza en comparación con el hombre que me parece que es lo más importante dentro de mi obra retórica; Me motiva el compañerismo con los que fueron mis maestros y son mis amigos y las personas  interesantes que conoce uno en Álamos y que están el las artes en general”

Francisco Sánchez López es arquitecto plástico titulado en la Universidad de Guadalajara, colaborador cultural y cronista de arte en este suplemento dominical, después de degustar delicioso bacanora  Pascola de Rosario de Tesopaco para mitigar el frío, indicó: “Mi arte está realizado dentro de la tendencia del realismo mágico para crear la belleza convulsiva por medio de acuarelas y dibujos a la tinta china. Me motiva venir a  cada festival porque mientras se expone,  hay  compañerismo y amistad entre los pintores  unidos por la pasión de nuestro arte.  Se aprende mucho por la critica a mi obra por Payan y el maestro Arreche y las   miles de personas que la aceptan o la rechazan según sus gustos y presupuesto. Esta exhibición pública es una de las más extensas en Sonora con muchas obras que equilibran los valores plásticos y estéticos: Mis mejores obras son las acuarelas y dibujos a la tinta china  del danzante venado yaqui,  cocinas de hacienda y  la bellísima arquitectura histórica de Álamos.

Me dio gusto conocer a  la nueva generación de   artistas que hoy concurrieron a la plaza con su propuesta joven de  Jesús Manuel Osuna González y Rosa Isabel Vázquez Rascón, de la Universidad Veracruzana. Para él, arte es la forma de expresión y la relación del hombre con su sociedad por medio del estilo figurativo y retratos. “Lo interesante de este sitio es que tengo una puerta abierta para exponer  e intercambiar puntos de vista y participar en el Festival FAOT”. Ella, sólo mencionó: Álamos es un lugar importante para vender.

A la pintora  Martha Acedo Félix,  la motivó exponer la oportunidad  para darse a conocer y vender sus cuadros. Para Ildegardo Covarrubias Mariscal, pintor de bodegones y florales, lo motivó el mercado para vender sus obras. A extraordinaria  pintora de la fauna, Tania Guzmán, señaló: “Vine a exponer porque hay muchos artistas y como mi obra es buena, aquí estoy”.  El escultor Héctor Vincenth Jeans, exteriorizó: “Mi arte es algo personal, más intimo, no vanguardista, la gente se identifica con ellas, pueden ser pobres en los material pero muy rica en plasticidad. Lucero Diez  arribó a la plaza para comercializar sus grabados modernos  por la importancia de este festival. Y finalmente el pintor Abraham Balderrama vino porque le encanta realizar retratos.

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: