Revista Crónicas de Arte y Arquitectura..

Desde Cajeme: Marry Christmas/Feliz Navidad

Escrito por arkisanchez 03-01-2006 en General. Comentarios (0)

¡Feliz Navidad!

El desfile navideño de yates.

Santa Claus en San Carlos.

 

Hoy es Navidad bajo este benigno frío,  espero que la hayan disfrutado en todo su esplendor, porque sólo se necesita  buena voluntad personal  para con los demás. No hay que odiar a nadie porque todos nos vamos a morir tarde o temprano.  ¡La incógnita es cuando y como! Por doquier abundaron  los mensajes sublímales  y porque no, también las ofertas comerciales, invitándonos a disfrutar la  Noche Buena en el seno de la familia.

Por las enseñanzas La Sallistas sobre la vida y obra de Jesucristo, base del catolicismo mundial y los principios existencialistas asimilados a través de los años, he disfrutado de otras  Navidades en Puerto Vallarta, Cabo San Lucas, Guadalajara y en San Carlos donde en este último, recuerdo cuando personifiqué a Santa Claus, para otorgar miles de regalos y golosinas con frutas a la niñez y a sus parientes pobres en los asentamientos del basurero, los Ranchitos y en el campamento de La manga, como gesto cordial del grupo social altruista al que pertenecí por varios años durante mi deambular por ese pueblo costero.

La Navidad en San Carlos tiene dos manifestaciones muy diferentes entre sí, una, la de la familia católica mexicana que celebra la Noche Buena con una suculenta cena, claro, los que pueden pagarla, y la otra, el residente norteamericano protestante y católico que inicia la fiesta de Navidad con un desfile de yates y veleros decorados e iluminados navegando por las bahías de San Carlos y San Francisco, mientras que en las playas de El Crestón y Las Coloraditas, de la Posada y  en los riscos de Vista Hermosa, el residente y los turistas con su  fogatas y algarabía, festejaban y vitoreaban a sus amistades o familiares atrevidos y valientes, que presentaban una diversión original que  ya es una tradición náutica en el pueblo.

Recibir una invitación de huésped del capitán o del dueño del yate, era un gran honor y  prestigio social en la comunidad, por ser el evento uno de los más importantes de San Carlos, que inició el señor John Zuckerman y  sus amigos, bajo un  protocolo náutico en el club de Yates, del cual,  en plan de broma le señalábamos: “El único club de yates en el mundo, donde no se tenia que poseer un yate  para ser miembro”.

El desfile de unas 15 embarcaciones comenzaba en la tarde con un buffet de botanas y bebidas en la proa, al sonar la sirena del yate líder, cada uno de los invitados se acomodaba en su lugar previamente señalado por el capitán, para salir,  a baja velocidad por la bahía de San Carlos a mar abierto poco después del atardecer pero al navegar al norte del islote  León Echado, el fío era  tan intenso  que calaba todos  los huesos. Para contrarrestarlo, consumíamos un deliciosos ponche a base de ron con mantequilla y agua hervida. ¡Que bellos se veía San Carlos desde el mar con sus luces multicolores, las fogatas, los juegos pirotécnicos y las estrellas del firmamento!.

Concluido el desfile la cena  navideña comenzaba en la casa club del sector Caracol Turística, frente al mar, con  suculentos platillos de la cocina norteamericana, pero como terminaban muy temprano, los pocos mexicanos que recibimos tal distinción, después de aquí, buscábamos alguna otra cena con las familias de sancarleños que la iniciaban a las doce de la noche.

¡Jo, Jo, Jo – Jo, Jo, Jo.  Soy Santa Claus!  Era la  tonada musical que cantaba y bailaba  en la caja de una pick up acompañado por Rodolfo el Reno, durante el recorrido altruista anual, para llevar algo de felicidad a las docenas de familias pobres y victimas del colonialismo y así, mitigar un poco la miseria con la que recibían la  Navidad.

Tal acontecer se iniciaba  con un  sabrosísimo desayuno buffet  con champaña, muy al estilo norteamericano, en los jardines de una residencia en el sector Caracol Península, donde, a la orden del comité, sobre la ropa, me ponía dos almohadas, barba y bigotes de algodón con el gorrito rojo en la cabeza, la chamarra, pantalones y botas de Papá Noe. Salíamos los dos personajes saludando y deseando felicidad a todos los integrantes del grupo y visitantes que se juntaban para observar el inicio de una gran aventura que ha cambiado mi forma de ser, dejando la arrogancia típica del cajemense  por  algo más de  humildad.

Al bajar del cerro, a lo largo de la antigua carretera, se juntaban muchos residentes y turistas para ver pasar y saludar a Papá Noe y al Reno y tratar de identificar, a quienes les tocó ese año. ¡Feliz Navidad!, Saludaba a todos.

Continuábamos el recorrido por el camino de terrecería frente la Hotel Fiesta, hasta llegar al asentamiento del  basurero, compuesto de varias familias de pepenadores que habitaban cuartos  de lámina negra y cartón, donde, minutos después de  estacionarnos, madres con hijos en brazos y un chamaquero, se juntaban alrededor de la camioneta para posar o bailar con Santa Claus y repartir cientos de regalos. Lo más curioso de esto era  que con tanto ruido, asustábamos a un cochi jabalí domesticado, el cual, desde el corral, se arrojaba sobre el grupo para clavar sus colmillos en algunas piernas, saltar adentro de la caja de la camioneta era la salvación.

Del basurero continuábamos el recorrido navideño en Los Ranchitos, poblado por albañiles y peones, para otorgándoles sus  regalos y continuar nuestro fascinante viaje, rumbo al cerro Tetas de Cabra y llegar al campamento de pescadores de La Manga, donde, por ser el 25 de Diciembre, la única calle, estaba vacía y silenciosa, pero de repente, unos niños de las primeras familias que nos observaban, gritaban a todo pulmón por tres veces: ¡Santa Clos! Mientras corrían a todo lo largo del camino e internándose entre las casas hasta la playa,  anunciando nuestra llegada. Decenas de niños y niñas, asombrados, se asomaban por entre las ventanas, puertas o desde las faldas de las madres, para  verme bailar, cantar y exclamarles ¡Feliz Navidad!   Desordenadamente corrían hacia los carros gritando: ¡A mí, a mí, a mí! Se aproximaban a mí alrededor y nuestras  señoras del grupo, los formaban en dos colas para recibir sus regalos,  a los que todavía estaban de brazos, los sostenía para la foto del recuerdo, pero, al mirar mi rostro, asustados soltaban el llanto. 

Fue muy placentero  actuar de Santa Claus en la Navidad, créanmelo, porque al arribar a los citados asentamientos, se observa la ominosa pobreza, desnutrición y suciedad en la que estos mexicanos residían, las escenas  eran lastimosas para la sensibilidad del artista, pero, al regreso, uno estaba en paz consigo mismo y con el Cosmos, por el altruismo con el que se entregaban los regalos, relegando a un segundo plano, la importancia personal y social, para ser más modesto  y compartir algo de dicha con estos seres humanos, al menos un día del año, tal y como lo indicó Jesucristo.

Pero la fiesta del grupo  seguía en los jardines de otra residencia para botanear mariscos y ceviche de pescado o marlin ahumado, hasta ya entrada la tarde y pasar a cena Navidad, que es cuando la celebran los residentes extranjeros, con platillos a base de pavo o  prime rib al horno acompañados con una variedad de pasteles durante el atardecer rojo-anaranjado en el maravilloso y fantástico Mar de Cortés que tanto añoro.

 

Pie de foto: El autor de esta colaboración disfrazado de Santa Claus en las playas de San Carlos. Foto colección particular.

 

No a la importacion de defines a Mexico

Escrito por arkisanchez 20-12-2005 en General. Comentarios (0)
 estimados Bloggers: con un cordial saludo, adjunto este correo ayuda o SOS que me envian varios grupos de ecologistas del D.F. para unirnos a que no se permita la importacion de delfienes.Amigos:El jueves 8 de diciembre se aprobó en el Senado de la República una iniciativa de decreto que adiciona un artículo a la Ley General de Vida Silvestre, para quedar como sigue: Artículo 55 bis.- Queda prohibida la importación, exportación y reexportación de ejemplares de cualquier especie de mamífero marino y primate, así como de sus partes y derivados, con excepción de aquellos destinados a la investigación científica, previa autorización de la Secretaría.
Artículo 60 bis.- ...
........
Ningún ejemplar de primate, cualquiera que sea la especie, podrá ser sujeto de aprovechamiento extractivo, ya sea de subsistencia o comercial, con excepción de la captura para actividades de restauración, repoblamiento y reintroducción de dichas especies en su hábitat natural, tal como lo marca el artículo 85 de esta ley.
 Esta iniciativa fue presentada en el año 2003 por el Diputado Federal Diego Cobo Terrazas y fue aprobada en la Cámara de Diputados, pero al pasar al Senado para su ratificación se recibió mucho cabildeo por parte de los delfinarios que impidieron su aprobación en la Cámara alta, hasta la semana pasada.Sin embargo, ya hay de nuevo reacción por parte de los delfinarios y sus aliados en la SEMARNAT, principalmente de la Dirección de Vida Silvestre, por lo que el día de ayer, el Secretario José Luis Luege Tamargo se  pronunció en contra de esta Ley aduciendo que acabaría con la inversión de muchos delfinarios que a veces es de millones de dólares.Esta afirmación no sólo es inexacta, sino peligrosa, ya que aún falta que el Ejecutivo, es decir, el Presidente Fox publique esta Ley en el Diario Oficial de la Federación, para que se convierta el Ley efectiva. Si no se publica quedará en sólo un intento. Después de saber las declaraciones del Secretario Luege podemos pensar que impedirán que esta Ley se publiqueAhora bien COMARINO apoya esta iniciativa y pedimos de la misma forma su apoyo por los siguientes motivos:1.- Las empresas mexicanas que se dedican al “negocio” de los delfinarios, representan, a nivel mundial, un foco rojo  en lo que respecta a la conservación de delfines, ya que es sabido que son precisamente  estas empresas mexicanas las que han hecho un consorcio trasnacional de tráfico de delfines2.- Desde 1970 y hasta 2002 no hubo ninguna regulación en México para esta actividad, por lo que los delfinarios proliferaron y se realizaron infinidad de capturas en esos 30 años, y básicamente en los últimos 10 años, que ni siquiera están cuantificadas. No existen registros fidedignos que nos permitan hacer una historia real de capturas.3.- No fue sino hasta enero del 2002 que se prohibió capturar mamíferos marinos con fines comerciales, que se detuvo el saqueo de nuestros recursos marinos. Para ese entonces ya se realizaban importaciones de Cuba, ya que se conseguían más baratos. La prohibición de capturas tiene un fuerte fundamento a nivel internacional, y científico, ya que en el año 2003 la UICN, en su programa de cetáceos 2003-2010 reconoció que era preocupante la extracción de delfines para la industria del cautiverio, y dejó claro que, la captura equivale a una cacería, ya que son individuos que se pierden para el grupo, y por tanto es un atentado para su supervivencia. México prohibió capturas aún antes de que los científicos dieran a conocer este comunicado, por lo que debe alabarse esta medida de conservación para los mamíferos marinos.4.- La industria del cautiverio se nutre de las capturas del medio silvestre, sea donde sea.Por lo mismo en julio del 2003 México protagonizó el mayor tráfico de delfines de toda la historia en el mundo, al importar 28 delfines en un solo embarque que provenían de las Islas Solomón, país que se encontraba en guerra intestina y de lo cual se aprovechó la industria del cautiverio, que pagó con tres monedas por la vida de estos delfines. Se calcula que la captura fue de unos 200 delfines, con una gran mortalidad. Hoy al menos seis de ellos han muerto y algunos de  los demás resultaron positivos a morbilivirus y toxoplasmosis, representando un riesgo para el Área Natural protegida de Parque Nizuc donde fueron colocados. Como resultado de este escándalo internacional el primero de diciembre de este año el gobierno de las Islas Solomón decretó la prohibición de exportaciones de delfines para estos fines comerciales, lo cual, demuestra una gran sensibilidad política, y entendimiento  de los riesgos para las poblaciones de delfines.Hoy es conocido el hecho de que, en Japón se realizan matanzas brutales de delfines en la provincia de Taiji. Se ha descubierto que gran parte de estas matanzas están financiadas por la industria del cautiverio, ya que pagan más dinero por un delfín vivo a los pescadores, que lo que sacan por la carne para consumo humano. Así, los delfinarios se han convertido en financiadores de una de las más grandes y brutales masacres de delfines  que año con año se realizan en Japón. Y México no esta exento: en el año 2000 llegaron 4 delfines, para  “Aleta Bay” en Isla Mujeres. Las cuatro están muertos hoy. Peor aún, este año 2005, en el mes de agosto llegaron a México 7 delfines provenientes de Japón, para dos delfinarios en Nuevo Vallarta. Así, las empresas mexicanas están ya financiando estas masacres, y no es cierto que se convierten en salvadores de los delfines al llevárselos vivos a un delfinario. Vivos sí, después de haber pasado por el mar de sangre y haber visto a sus pares morir degollados, o ahogados. Vivos en un encierro de por vida en donde harán suertes para comer de la mano del hombre hasta su muerte, en un encierro artificial.5.-Los países que han aportado delfines a la industria mexicana son básicamente Cuba, las Islas Solomón y Japón, todos ellos caracterizados por su falta de sensibilidad para conservar la vida y venderla a cambio de unas monedasComarino piensa que, de la misma forma que México  acertadamente prohibió las capturas en aguas mexicanas, debe ser coherente con su política de conservación y evitar, en el ámbito de su competencia las capturas, que además se caracterizan por ser muy violentas y con gran mortalidad, aún en aquellos individuos que logran escapar a ella . Lo que no se quiere para nuestra casa, no s

La tribu Yaqui en las Naciones Unidas de Nueva York

Escrito por arkisanchez 15-12-2005 en General. Comentarios (9)

Me da gusto que los yaquis exijan su derecho de posesión  natural e histórico a su territorio ancestral, por el que lucho Cajeme y tetabiate, el cual dibuje en 1977 para ellos. Acudirán a las Naciones Unidas en Nueva Cork para que se les escuche y se les resuelva bajo el derecho internacional ya que el actual gobierno federal no tiene la voluntad política de respetar sus derechos contra la infame expropiación de terrenos que dolosamente y arbritáriamente decretó el Presidente Zedillo engañado por el nefasto ex gobernador Beltrones, que atentó contra ancianos, mujeres y niñez yaqui. Y así quiere venir a Sonora como candidato al Senado por el estado. Espero que cuando venga a Vicam o Potam no se le deje entrar.  

 

el fantasma de la mujer yaqui en la casona del museo de los yaquis en Cócorit

Escrito por arkisanchez 15-12-2005 en General. Comentarios (16)

El fantasma del Museo de los Yaquis en Cócorit.

 

La noche fría con un viento del norte y oscura, polvo por doquier levantado por los carros chocolates, las casas con puertotes y ventanas cerradas, perros echados y dormidos un in describible murmullo tal vez por las hojas de los árboles fue lo que presencié durante horas nocturnas para observar la Aparición de la mujer yaqui, según cuenta la leyenda.

La espera par fotografíala fue prolongada sintiendo el frío decembrino, Me situé en la esquina de las calles frente a la casona del antiguo Hotel Cócorit,  hoy el Museo de los Yaquis, donde se aparece ciertas noches de luna, poca gente caminando desde el puente peatonal sobre el canal Porfirio Díaz hacia la plaza principal unos callados y otros, solo un murmullo de Buenas noches, señor.

No tuve éxito en observar este legendario fantasma del Cócorit de antaño, que es el espíritu errante de una india nativa que se aparece flotando sobre la banqueta  desde el árbol guamúchil hasta la casona del museo.

Es impresionante la apariencia de esta mujer nativa, de pelo negro y ojos grandes, nariz aguileña, alta, robusta, con trenzas y rebozo, vestida a lo antiguo, que fue muerta en uno de los tantos combates entre los yaquis y el hombre blanco que usufructo sus tierras por la guerra de exterminio y deportación. Tal vez, fue ella, gente de Tetabiate que atacó el pueblo de Cócorit y lo incendió.

En esta época navideña, seguiré con la intención de fotografiar este fantasma o aparición de la casona neoclásica del Museo de los Yaquis.

Francisco.

 

 

The Sea of Cortés whales are in danger!

Escrito por arkisanchez 14-12-2005 en General. Comentarios (0)

.......................................................................................................................................
Estimados bloggers: incluyo un correo que me mandaron los ecologistas de Puerto Libertad en su  lucha por la conservación del golfo de California.

Está en Ingles, pero pueden solicitar su traducción.

 

BY TALLI NAUMAN/The Herald Mexico

El Universal
Lunes 12 de diciembre del 2005

I wonder how the new National Action Party (PAN) presidential candidate
Felipe Calderón will react to the latest proposal for a liquefied
natural gas and pipeline project in northwestern Mexico.

Seeing as how Calderón is the former Energy Secretariat and should know
something about the folly of such schemes, he must see it as the Trojan
horse that it portends to be for the state of Sonora, where
Institutional Revolutionary Party (PRI) Gov. Eduardo Bours has promoted it as a boon.

At the very least, the project deserves to be a presidential campaign
issue. It is being undertaken in the small town of Puerto Libertad on the Gulf
of California by the same investors who were rejected across the gulf in
Rosarito, Baja California not long ago, mainly because of concerns over
environmental health and quality of life.

The U.S.-based DKRW Energy, with former Enron personnel, and El Paso
Gas are cooperating to install the LNG facility and pipelines.

As if that weren't enough, Arizona Clean Fuels Yuma (ACFY) has signed a
memorandum of understanding with current Energy Secretary Fernando
Canales to build, maintain, operate and own a US$650 million oil pipeline from
Puerto Libertad to Tacna, Ariz., near Yuma, for the first refinery to
be built in the United States in 30 years.

As the Reuters news agency noted last month in coverage of the year-old
bid, permission for the ACFY activities apparently contradicts the Mexican
Constitution, which prohibits foreign companies from running operations
involving domestic petroleum.

Explosions, air pollution, oil spills, damage to indigenous ancestral
sites, interruption of fishing, destruction of marine mammal habitat, and
conflicts with tourist trade are just some of the threats people fear in the
affected area. The potential negative impacts seem to outweigh the several dozen
jobs that would be created in an energy transportation project designed
mainly to benefit markets in the United States rather than to serve demands in
Mexico.

Giant tankers bearing liquid natural gas (LNG) from far-off lands would
pass into the Gulf of California every five days past the protected islands
of Angel de la Guarda and El Tiburon, disrupting the sensitive
reproductive cycles of whales, sea lions, edible fish, migratory birds and countless
other critters that depend on the unique conditions there.

The late oceanographer Jacques Cousteau once called the gulf the
world's aquarium, and the communities on its shores depend on the abundance of
its wildlife for the fishing and tourist industry.

The barely 3,000 residents of Puerto Libertad have already experienced
high rates of asthma and other disorders that they trace to the
fossil-fueled power plant replacing a mangrove estuary in the town. Although use of
the cleaner imported gas could replace the present burning of smutty fuel
oil in the port, many local people are dead set against an additional source
of risk in their community.

The proposal comes after Californians warded off several attempts to
place LNG terminals off their shores and after stiff opposition in Baja
California to two Pacific Coast LNG projects, both of which are conceived to
supply gas to U.S. markets.

Explosions from the highly flammable process and degradation of ocean
water
are not the least of residents' worries, as the LNG company stakes out
its territory in Sonora. The Seri Indians of the area have little to gain from
allowing pipelines to cross their territory.

It remains to be seen how environmental authorities will respond to the
challenges being posed in the environmental impact statement submitted
for the plant that would convert the super-cooled liquid into vapor for the
pipelines.

But it's clear that public opinion among Puerto Libertad residents is
becoming polarized on the questions. Members of the local non-profit
Amigos
en Libertad who are demanding respect from developers are served with
bribes and threats, the standard fare for environmental advocates in the gulf
region.

It won't be long until the projects are better known and a critical
mass ofopposition is reached, making a presidential campaign issue out of
them.

As unwanted as the strife may be, it seems necessary in order to get
the problem out in the open and allow for public participation in the
decision making process.
Talli Nauman is a founder and co-director of Journalism to Raise
Environmental Awareness, a project initiated with support from the John
D. and Catherine T. MacArthur Foundation. She is the Americas Program
Associate at the International Relations Center. (talli@direcway.com)